Archivo de la etiqueta: vídeo



En la muñeca: Ulysse Nardin Marine Torpilleur

 

Vamos a ver los primeros modelos de una nueva gama de la manufactura: Ulysse Nardin Marine Tourpilleur, con vídeo, fotos en vivo y precios.

 

De Ulysse Nardin no se habla tanto como de otras marcas, seguramente porque su marketing no es tan sonoro ni tan persistente como el de otras casas relojeras. La manufactura prefiere que sean sus productos los que hablen por ella, y sobre todo sus innovaciones. Y es que Ulysse Nardin es una de las grandes innovadoras de la relojería, a la que debemos, por ejemplo, el uso del silicio en el escape de áncora y en el órgano regulador fundamentalmente.

El silicio es un elemento excelente en estas piezas clave del reloj porque es antimagnético, es más duro, más resistente a la corrosión, aguanta mejor las sacudidas y, sobre todo, no genera fricción como el metal, y por tanto no necesita lubricación. A pesar de que los lubricantes actuales son muy buenos, siguen siendo uno de los causantes de que tengan que pasar los relojes por el servicio técnico, ya que se van deteriorando con el tiempo.

Ulysse Nardin, a partir de su capacidad de innovación y fabricación, ha creado excelentes calibres propios que además de ser cronómetros certificados por el laboratorio COSC pasan un control propio de la manufactura, que dura siete días y tiene criterios más exigentes que los del COSC y que además abarcan inspección estética, pruebas de hermeticidad, de vacío y de presión. Uno de ellos es el calibre UN-118, que es el que mueve al Marine Chronometer y que ahora también alimenta el nuevo Marine Torpilleur.

Este torpedero es una versión del Marine Chronometer que por supuesto sigue estando inspirada en los cronómetros marinos, que son el origen de la manufactura. Pero tiene un estilo más moderno, no tan clásico. Es igualmente elegante -según y cómo, incluso más- pero más dinámico. La caja es de acero y está construida de una sola pieza, con 42 mm de diámetro y poco más de 10 de altura. Esta toda pulida a espejo y lleva en el lateral una plaquita con el número de fabricación, como es costumbre en la manufactura. El bisel es puramente decorativo, ya que no gira. La corona lleva el logotipo grabado y es roscada. Aún así la hermeticidad es de sólo 50 metros. Aunque no es un reloj pensado para meterte en el agua con él, creo que la hermeticidad debería ser al menos de 100 metros, por principio.

El Ulysse Nardin Marine Torpilleur viene con esferas lacadas en color blanco o azul. La disposición corresponde a la de un cronómetro marino, con una subesfera del pequeño segundero más grande de lo que es habitual, que además aloja la ventana de fecha. Las agujas son también de cronómetro. En la versión de esfera azul las agujas están rodiadas, mientras que las de la esfera blanca están azuladas. Como siempre ocurre, la lectura en la esfera blanca es mejor que en una más oscura, pero la azul es muy elegante.

A las 12 horas aparece el registro de la reserva de marcha, que es de 60 horas. Suficiente si te cambias el reloj el fin de semana, porque cuando llega el lunes sigue funcionando. La parte alta y baja de la reserva están señaladas en rojo con las palabras Bas y Haut. También aparece en rojo el año de fundación de la manufactura. El uso del rojo hace la esfera más dinámica, ayudado por los numerales romanos alargados y la minutería, muy delgada.

Si giramos el reloj podemos ver el calibre UN-118, que como ya he dicho es un gran calibre automático. Los puentes están achaflanados y decorados con Côtes de Genéve circulares, además de sujetos por tornillos azulados. El rotor está decorado con dos anclas, el símbolo de Ulysse Nardin.

El escape está fabricado con Sigatec (que es un proyecto empresarial en conjunto con Mimotec), con el material llamado DIAMonSIL. Es un silicio recubierto de diamante sintético, una tecnología que permite dar forma a piezas especialmente concebidas para conceptos de alta tecnología. Entre otras ventajas no necesita lubricación y su duración es aún mayor. El volante si sitúa bajo un puente y presenta una rueda de inercia variable con ajuste con 4 tornillos, además de un muelle de silicio.

El reloj se presenta con correa de piel con cierre plegable, muy bien hecho para que no abulte mucho. No se nota que llevas la triple estructura de metal. No se puede decir nada que le dé más mérito. Y por supuesto se lleva muy bien en la muñeca. Es elegante y llamativo a la vez.

Su precio también es inferior a lo que es habitual en la marca. Ambas versiones del Ulysse Nardin Marine Torpilleur  tienen un precio de 6.900 euros., No está nada mal para un reloj de vestir de inspiración clásica pero a la vez muy actual. Es atractivo, con personalidad y sobre todo con un calibre a la última. Los relojes ya están disponibles. Más información en UlysseNardin.com.

 

 



Los Baume & Mercier Clifton Club con vídeo, fotos en vivo y precios

 

Vamos a analizar los nuevos Baume & Mercier Clifton Club, la gran apuesta de la casa para atraer a un público joven con una propuesta que mezcla los relojes de corte deportivo con un aire más formal.

 

Baume & Mercier es una de las casas relojeras suizas históricas. De hecho es la sexta más antigua. Sin embargo toda esa herencia no le ha evitado un devenir comercial con altibajos, particularmente desde comienzos de este siglo. Pero cuando todo el mundo -o al menos muchas voces de la industria- pensaba que la marca no iba a levantar la cabeza dio un giro notable y comenzó a lanzar productos bien pensados, bien ejecutados y a precios cada vez más atractivos.

Para mujer fue la línea Promese, pero para hombre lo más significativo fue el lanzamiento de la gama Clifton. Los Clifton presentan una caja inspirada en los modelos de los años 50, pero con un corte muy actual. Los relojes estaban (y están) muy bien hechos y son muy atractivos, así que la casa ha ido expandiendo la colección dotándola de todo tipo de complicaciones.

De hecho en Horas y Minutos hemos cubierto unos cuantos modelos de los Clifton, porque a mí me gustan mucho. Uno de los primeros vídeos que hice en esta página fue el del Clifton Retrograde (éste de aquí). También hemos visto -por ejemplo- el Cronógrafo con Calendario Completo (aquí) y, este mismo año, el GMT Power Reserve.

Sin embargo los Clifton apelan a un rango de edad que se acerca a los 30 años, y Baume & Mercier necesitaba un reloj para gente más joven, entre los 20 y los 30. Uno de los argumentos de venta de la casa es que sus relojes son relojes para regalar, para remarcar los hitos importantes de la vida. Sin embargo con los Clifton Club se quiera que los jóvenes profesionales lo vean como el primer reloj que se pueden comprar ellos (sin esperar que alguien se lo regale), y que le sirva tanto para el trabajo como para el ocio. Y ahí es donde los Clifton Club son, en mi opinión, un acierto.

Afortunadamente la casa no recurre a ningún modelo histórico oscuro, o vintage u otras herramientas de marketing habituales en la relojería. Simplemente lanza un reloj con aire deportivo  pero que permite utilizarlo en el día a día, bien construido y muy atractivo.

Baume & Mercier ha creado una caja de 42 mm de diámetro pero de tan solo 10,3 mm de altura. Esto, junto con las asas cortas y curvadas hace que el reloj se adapte perfectamente también en muñecas pequeñas. La caja es hermética hasta 100 metros, lo que encaja con la idea de reloj para todo uso.

El Clifton Club tiene un bisel unidireccional de 120 clics, 2 por segundo, para hacerlo muy preciso. Esto es algo que encontraríamos en un reloj de buceo, pero en sí el reloj no es un es un reloj de inmersión. Sin embargo, como la profundidad máxima a la que se baja cuando se hace buceo recreacional suele ser de 40 metros, el reloj cumple perfectamente. Y eso como máximo, porque casi ningún buceador turístico baja más allá de los 20 metros.

Hay que decir que precisamente por la escasa altura de la caja el bisel es muy delgado, de manera que girarlo no es sencillo porque tienes que afinar mucho con los dedos. Pero como digo, no es algo que se vaya a usar habitualmente. Sea como fuere, hay un par de cosas que agradecer a Baume & Mercier: podría haberse limitado a una hermeticidad de 50 metros, pero ha querido que sea de 100 (que por cierto es el primer requisito para un reloj de buceo). También se podría haber ahorrado el tratamiento fotoluminiscente del segundero, y sin embaro lo ha añadido también. Se nota que la casa ha querido lanzar un oferta muy potente con estos relojes.

Las cajas son de acero y mezclan superficies pulidas con satinadas para darle una presencia más refinada. Hay también una versión con recubrimiento en ADLC  que le dota de una resistencia mucho mayor al uso diario. En realidad el ADLC es una versión del DLC desarrollado específicamente para los artículos de lujo, entre ellos los relojes. DLC significa Diamond Like Carbon (o sea, carbono duro como el diamante). La A viene de Amorfo, por la disposición de las fibras que le dan ese extra de dureza y resistencia.

Hay un elemento que es común a todos los Clifton Club: el color naranja, que aparece siempre en la esfera, en el bisel y en algunos casos también en las correas. La esfera está muy bien pensada. Los minutos se sitúan sobre un bisel elevado y remarcado por una línea naranja para dar profundidad al dial. Esta profundidad se remarca por los índices aplicados, entre los que resalta el de las 12, que es en realidad la letra griega Phi, que simboliza el equilibrio y es el logotipo de la casa. Por último en el centro de la esfera hay un rebaje pensado para aumentar la sensación de tridimensionalidad, y que limita la longitud de la manecilla de las horas. Y por encima de todo sobrevuela la manecilla de los segundos, siempre en naranja.

Tanto las manecillas (incluida la de los segundos) como los índices están recubiertos de SuperLuminova, en cantidad suficiente como para que la lectura en la oscuridad sea intachable.

El Clifton Club se mueve gracias a un movimiento Sellita SW 200, con una frecuencia de 4 hercios y una escasa reserva de marcha de 38 horas, cambio rápido de fecha y parada de segundero. Es un movimiento más que probado, que funcionará perfectamente durante años. El calibre está tapado por un fondo con el escudo de la colección.

Hay que añadir que hay una versión del Clifton Club con esfera azul, pero desafortunadamente no estaba disponible para el artículo. Como ya he dicho el reloj es muy satisfactorio en la muñeca, bien equilibrado y atractivo, para el que lo posee y para el que lo ve. Los precios son igualmente atractivos, ya que comienzan en 1.950 euros  la versión más barata, con correa de piel, 2.100 euros para las versiones con brazalete y 2.250 euros para versión con ADLC y correa de caucho.

Baume & Mercier ha apostado fuerte por los Clifton Club, y yo creo que tienen argumentos para tener éxito. Es verdad que se mueven en un segmento donde hay muchos pesos pesados y en los que los precios son cada vez más agresivos, pero creo con la promoción adecuada (recordemos aquí la acertada unión con el medallista olímpico Saúl Craviotto) el producto calará. Y se lo merece. Más información en Baume&Mercier.es.

 

 



Blancpain presenta el documental “Gombessa IV Genesis”

Desde la presentación del Fifty Fathoms, el primer reloj moderno de buceo, en 1953, el compromiso de Blancpain con el mundo submarino se ha visto reflejado en su deseo de contribuir al conocimiento y conservación de este fascinante universo. Por ello, la marca promueve un gran número de actividades científicas significativas, incluyendo el Proyecto Gombessa, liderado por Laurent Ballesta, que ya han dado lugar a tres grandes expediciones.

 

Laurent Ballesta y su X-Fathoms

En el marco de la expedición Gombessa II, en 2014, el equipo de Laurent Ballesta viajó al paso sur del atolón de Fakarava, en la Polinesia Francesa, con el fin de estudiar la reproducción anual de los meros disfrazados. Durante aquella expedición, los investigadores se sorprendieron al detectar una densidad inusual de tiburones grises de arrecife de hasta 700 ejemplares, la mayor densidad de esta especie nunca observada. El equipo también se sorprendió al contemplar su comportamiento de caza, que parecía estar coordinado.


Para desarrollar estas observaciones y entender mejor la ecología y comportamiento de los tiburones grises de arrecife, Blancpain decidió realizar una donación adicional a Ballesta y su equipo de 250.000 euros, vinculada a la primera edición limitada del reloj Blancpain Ocean Commitment. La mitad de la donación financió el proyecto intermedio Gombessa IV Genesis, que tuvo lugar en junio-julio de 2016, y permitió el desarrollo y validación de innovadores protocolos científicos y técnicas de observación. La segunda mitad de la donación, junto con una financiación completa de la expedición financió el programa habitual Blancpain Ocean Commitment, que actualmente se utiliza en la mayor expedición Gombessa hasta la fecha, Gombessa IV.


Mientras tanto, y con motivo del Día Mundial de los Océanos, Blancpain nos invita a descubrir el exclusivo film de 26 minutos de duración, Gombessa IV Genesis, con imágenes únicas de la actividad nocturna de los tiburones durante este excepcional encuentro que reúne a 18.000 meros, 700 tiburones grises de arrecife, y un grupo de audaces buceadores e investigadores. ¿Un frenesí caótico de alimentación o una gran cacería organizada? Más información en la web dedicada GombesaIV-Genesis.



Los relojes de Mr Jones Watches, con vídeo y precios

 

Yo no suelo hablar de los llamados “relojes de moda”, pero los de Mr. Jones me han encantado. El segmento de relojes de moda tiene una oferta infinita en la que destacar cuesta mucho, y eso es precisamente lo que ha conseguido Mr. Jones con sus relojes.  Mr. Jones es una empresa  londinense que surgió con la idea de que, ya que tenemos móviles donde mirar la hora exacta, los relojes pueden ofrecer algo distinto. Y lo hacen: esferas con diseños diferentes a los que estamos acostumbrados, buenos acabados, detalles cuidados y precios muy asequibles.

Todos los relojes de Mr Jones Watches tienen la misma caja de acero quirúrgico y asas integradas. La empresa es muy abierta sobre el origen de sus relojes: “diseñado en Londres y fabricado en China”. Hay siempre un terror mítico sobre la calidad de las cosas fabricadas en China. Y no hay por qué: depende del control de calidad al que estén sometidos. El iPhone está fabricado en China pero -salvo baches anecdóticos- su calidad es intachable. En el caso de los relojes de Mr Jones la calidad es bastante mejor de lo que cabría esperar. La fabricación en China se alterna con la producción en Londres, ya que la empresa tiene un pequeño equipo que lleva a cabo los relojes de edición especial y unos cuantos de la colección estándar. Son estos de aquí.

Los relojes miden 37 mm de diámetro por 46 de largo, por lo que son piezas que están en el límite de ser pequeñas. Si en el futuro hubiera también de 39 ó 40 milímetros serían ideales, pero entiendo que cuando estás haciendo relojes tan baratos, que no superan los 200 euros, tienes que amortizar bien la maquinaria antes de cambiarla.

Pero los diseños son tan buenos que no importa mucho. El más discreto de ellos -y sin embargo llamativo- es el The Accurate, con el famoso tema del Memento Mori (recuerda que vas a morir). La manecilla de las horas forma la palabra remember y la de los minutos you will die. Además cuando miras la hora te ves a ti mismo, porque la esfera es un espejo. En realidad la idea es que, sabiendo que de esta no salimos vivos, lo que deberíamos hacer es disfrutar de cada día. O, como habitualmente se dice también en latín, Carpe Diem.

Otro ejemplo de cómo Mr. Jones se aparta de los diseños tradicionales es el reloj Sun and Moon. Al igual que podemos encontrar en relojes antiguos, los cuerpos celestiales indican el paso del día y de la noche. La ventana está dividida en 12 unidades que van de las 6 de la mañana a las 6 de la noche, que son señalados por el Sol y la Luna.

Por su parte, la manecilla central indica los minutos.  En el Sun and Moon se han añadido además elementos de paisaje. Durante el día se ven pájaros o caballos y por la noche animales relacionados con la oscuridad como el gato o la lechuza. El reloj es francamente bonito, el diseño es delicado sin ser cursi y es mi favorito sin duda.

Pero además Mr. Jones también ofrece relojes mecánicos a los mismos precios asequibles. Uno de ellos es The Green Man, El Hombre Verde, el motivo escultórico tan común desde finales del Imperio Romano  y que presenta una cara rodeada o de la que nacen hojas. En este caso Mr Jones ha usado las imágenes creadas por el artista victoriano William Morris.

El reloj utiliza un movimiento Seagull ST 1721  mecánico que integra una hora saltante. De verdad que a veces te preguntas por los precios de la industria relojera. los Seagull no son precisamente los calibres mejores del mundo, ni los mejor acabados. Pero que puedan ofrecer una complicación como la hora saltante en este nivel de precios es llamativo. Es lo que tiene fabricar millones de piezas al año. La hora aparece en los dientes superiores, mientras que en los inferiores  se muestran los minutos agrupados de cinco en cinco. Todo ello en una caja terminada en PVD negro para ofrecer mejor contraste con la esfera. Se mueve a 3 hercios y tiene una reserva de marcha de 42 horas. En efecto la hora es difícil de leer, pero ya hemos dicho que ese no es el principio que rige Mr Jones.

Por último el reloj The King, otro de los éxitos de la casa y que tiene una versión femenina, The Queen. Utiliza el mismo movimiento de hora saltante, que en este caso aparece en el corazón del rey. Pero para mostrar la hora emplea cartas.

El as es la hora en punto, el 10 de tréboles negro indica los diez minutos, un as y un dos los veinte minutos. Tres dieces indican la media hora, mostrando ladeldiez de corazones rojo para no confundirlo con la carta que indica los diez minutos. Un as y un cuatro indica menos veinte -o sea, 40 minutos transcurridos- y un as y un cinco, menos diez.

Los relojes de Mr Jones quedan muy bien en la muñeca, aunque como ya he dicho caen del lado pequeño. Eso tiene la ventaja de que los hace atractivos también a mujeres, y eso que la marca tiene incluso un tamaño más pequeño aún. Y debido al tamaño de la caja la correa es también estrecha, de tan solo 18 milímetros. Pero para mí son defectos menores si lo comparamos con lo mucho que ofrecen.

Aunque la forma de las cajas es siempre la misma, hay que agradecer el que la casa se preocupe de que haya variedad. Así podemos encontrar cajas cepilladas, pulidas a espejo o recubiertas de PVD.

Por último los relojes vienen muy bien presentados, con una caja de cartón mucho más elegante que las habituales de plástico. Una cinta identifica el reloj para darle un toque menos industrial, y las instrucciones son del mismo tamaño de la caja. Nada que ver con lo que se suele encontrar en el mercado. El envoltorio las hace perfectas para regalar.

Los relojes de Mr. Jones se venden a través de la web de la propia marca. Los precios están empiezan en las 145 libras y, salvo algunas ediciones especiales, no superan las 200 libras. Eso quiere decir que puedes tener un reloj con un diseño muy especial por un precio inferior a 200 euros, e incluso uno mecánico por menos de 250 euros. No se puede pedir más. Más información en MrJonesWatches.com.



El nuevo smartwatch TAG Heuer Connected Modular 45, con fotos en vivo y precios

 

Ha sido sin duda uno de los lanzamientos más esperados y desde luego de los más sonados: el nuevo TAG Heuer Connected Modular 45, la segunda versión del smartwatch de la marca que ha mejorado notablemente sus prestaciones y además es fácilmente intercambiable con versiones mecánicas.

 

El lago Lucerna

Jean-Claude Biver durante la presentación

La presentación del TAG Heuer Connected Modular 45 tuvo lugarpor todo lo alto en Brunnen, al borde del lago Lucerna. No sólo es un lugar maravilloso (la verdad es que toda Suiza es pura postal), sino también con un significado especial porque atravesando el lago desde Brunnen se encuentra el lugar donde se fundó la Confederación Suiza. No ha sido una elección arbitraria porque desde la aparición del primer TAG Heuer Connected (cuya presentación vimos aquí) la idea que ha querido transmitir la casa es la de #ConnectedtoEternity, conectado a la eternidad. Con el primer reloj se ofrecía el que, si pasados dos años se quería cambiar el conectado por uno mecánico, bastaba pagar 1.350 euros para llevarse un Carrera de tres agujas. Pero ahora TAG ha ido más allá.

El primer TAG Heuer Connected

En efecto ahora es distinto, y lo es ya desde el nombre: Modular hace referencia a que el reloj es completamente personalizable: correas, asas, caja y, por supuesto, esfera. Y lo mejor es que hay dos relojes mecánicos que tienen las mismas hechuras y por tanto se pueden intercambiar sin problemas. Por ahora los dos relojes mecánicos disponibles son un Carrera Calibre 5 de tres agujas y fecha y el TAG Heuer Heuer 02T Chronograph Tourbillon, el tourbillon que revolucionó el mercado cuando apareció por un precio de 15.000 euros. Pero seguramente en el futuro habrá más modelos disponibles.

TAG Heuer Carrera Calibre 5

TAG Heuer Heuer 02T Chronograph Tourbillon

La otra parte del nombre, 45, hace referencia al diámetro del reloj. Es por tanto un milímetro más estrecho que su hermano mayor, y además ha reducido su altura por lo que se lleva mucho mejor. Esto era una obligación porque el Heuer 02T ya existía y tenía esa medida, así que no habría encajado de otra manera. Durante la presentación Jean-Claude Biver afirmó con la rotundidad que le caracteriza que habría un smartwatch para mujer de 39 mm de diámetro. Esto es realmente interesante porque abre la puerta a que haya más módulos mecánicos (de hecho hasta ahora esa era la medida del Calibre 5 de 3 agujas) y sobre todo amplía el mercado de muñecas, que incluso siendo de hombre se pueden sentir amedrentadas por un diámetro de 45 mm. Y planteará un reto de legibilidad, porque el tamaño físico de la pantalla se va a reducir notablemente. Será necesario, creo yo, aumentar la resolución.

Pero volvamos a lo que nos ocupa, que es sobre todo la modularidad. Decía antes que se podía elegir e intercambiar todas las partes del reloj, pero no es del todo cierto: el bisel que se elija en la caja será siempre el mismo. Es una pena que no sea también intercambiable porque al ser tan ancho define mucho la personalidad del reloj, pero imagino que no se podía hacer sin comprometer su integridad y, lo que es aún más importante, su hermetismo. Y es que el Connected Modular 45 es estanco hasta los 50 metros, por lo que se puede nadar con él e incluso bucear.

Y la personalización abre un nuevo debate interesante y que hay que ver cómo se desarrolla en el futuro. Según dice la marca se podrá elegir entre las 11 opciones disponibles en las boutiques de la marca o las 56 disponibles online. Claramente esto es un movimiento hacia la venta online que veremos cómo se toman los distribuidores porque de entrada parece que van a competir con menos armas. A decir verdad tiene sentido porque la venta de los productos electrónicos tienen menos margen, para el distribuidor pero sin duda para el fabricante, que tiene que incurrir en los enormes costos del desarrollo tecnológico. En el caso del TAG Heuer Connected Modular 45 la manufactura afronta sola la adaptación de sistema operativo, y ese coste se tiene que repercutir en el producto final; de ahí el menor margen.

El resultado de ese conflicto lo veremos de aquí a un año, o quizá menos, pero de lo que no cabe duda es de que hay una tendencia cada vez más acusada hacia la venta online de artículos de lujo (muy popular en Estados Unidos, no tanto en Europa) que generará tensión -una más- en el mercado.

Hay una cosa de la que en TAG se siente legítimamente orgullosos: el TAG Heuer Connected Modular 45 luce a las 6 y por debajo del bisel la leyenda Swiss Made, algo que no ocurría con el primer modelo. Eso no quiere decir que el reloj esté enteramente desarrollado en Suiza porque sigue lógicamente dependiendo de Google y sobre todo de Intel para la maquinaria. Pero ahora en TAG hay una sección dentro de la fábrica (que estaba vacía cuando visité las instalaciones) en la que ensambla y termina los relojes, de manera que puede grabar el deseado lema que tanto significa en relojería.

En la siguiente página seguimos hablamos de personalización, además del software y usabilidad.

 



Los 60 segundos de Rolex en los Oscars: otro éxito de la marca

Como supongo que nadie ignora, el domingo por la noche se celebró la esperada ceremonia de entrega de los Oscars. En lo que a nosotros concierne esta ceremonia marca el inicio de la presencia de Rolex en los Oscars como patrocinador, y para celebrar la ocasión creó un anuncio de nada menos que de 60 segundos resumiendo parte de sus apariciones en películas.

 

Goldfinger, 1964

Ver a Rolex en los Oscars resulta tan natural que parecería que estado ahí en todas las ediciones. Rolex inventó el marketing de relojes (bueno, casi podríamos decir que inventó el Marketing, con M mayúscula) y siempre ha tenido un ojo impecable para elegir qué eventos esponsorizar y con qué nombres relacionarse. Por ejemplo su patrocinio del tenis, perfectamente asimilable a sus rasgos de elegancia y por supuesto de precisión (aquí vimos su por ahora última gran aparición en este deporte). Por eso todo el mundo se sorprendió cuando pasó a ser imagen de la Fórmula 1, pero fue un golpe de genio porque la exposición es máxima sin grandes exigencias a cambio: mientras que Omega ha desarrollado (y sigue haciéndolo) excelente tecnología para medición de competiciones de la que se siente justa y merecidamente orgullosa, tal como vimos aquí y aquí, la sola presencia del nombre de Rolex y quizá un reloj convencional en la pista le sirve para que le atribuyan ese intangible de “la máxima exactitud necesaria en un evento deportivo”. No se puede lograr más con menos.

Ahora la marca coronada ha decidido esponsorizar otro acontecimiento global: los Oscars. Y por supuesto nuevamente le va que ni pintado, porque dónde mejor para encontrar un Rolex que entre el mundo del glamour y la fama en el que además se entregan muchas estatuillas que provocan innumerables momentos de felicidad. Asociar todo esto con una marca de relojes no tiene precio (bueno, seguro que lo tiene y seguro que exorbitante), y Rolex ha dado nuevamente en el clavo haciéndose con ello. Probablemente ha hecho crujir los dientes de envidia a más de una marca competidora, porque ver a los Rolex en los Oscars significa que los Oscars se van a asociar a partir de ahora con los Rolex y con nadie más.

Para remarcar aún más la idea de la toma de posesión de la marca, Rolex lanzó un montaje de 60 segundos con momentos de distintas películas en las que aparecen e incluso se nombran sus relojes. Así podemos ver a Peter Sellers, Paul Newman, Bill Paxton (triste y repentinamente fallecido el sábado) o Harrison Ford, entre otros, llevando un Rolex. Pero lo más llamativo es que no llevaban los relojes porque estuvieran patrocinados por la marca, sino que los llevaban ellos (y ellas) por su propio gusto.

Fotograma de Argo – 2012

Por supuesto no están todas las apariciones porque entonces no sería un vídeo de 60 segundos sino de 60 minutos. Por ejemplo aquí arriba vemos un fotograma de Argo, que en 2013 ganó el Oscar a la mejor película. Y, salvo el Casino Royale y Peter Sellers de 1967, no hay nada de James Bond (ni siquiera este Casino Royale se puede considerar una auténtica película de James Bond). Seguramente será un problema de copyrights. Sí es gracioso cómo en Apollo XIII, en la que como sabemos todo el protagonismo -merecido e históricamente cierto- se lo lleva el Omega Speedmaster, el vídeo ha conseguido colar un Rolex GMT Master.

En definitiva: Rolex en los Oscars es otro indudable acierto de la marca, que una vez más y de manera discreta hace saber quién manda en todo esto. Os dejo a continuación el vídeo para que podáis echar un rato tratando de averiguar qué películas y qué actores aparecen. Más información en la web dedicada de Rolex.com.



En la muñeca: Mustang P51 de REC Watches

Qué bueno es poder traer marcas independientes a la web, especialmente si tienen una oferta fresca y diferente, como ocurre en el caso del Mustang P51 de REC Watches, del que vamos a ver sus características técnicas y precio, tanto en vídeo como con fotos exclusivas.

 

El Mustang P51 fue un cazabombardero americano importantísimo durante la Segunda Guerra Mundial por su versatilidad y sobre todo por su superioridad frente al enemigo. Equipó las fuerzas aéreas de numerosos ejércitos y estuvo en activo en muchos países hasta los años 70, a pesar de que su tecnología había sido ampliamente superada.

John Najjar, el jefe de diseño de la Ford durante 40 años y entusiasta del Mustang P51 fue quien sugirió el nombre de Mustang para nombrar el nuevo vehículo deportivo de Ford, que finalmente vio la luz en 1964 y que ha acabado siendo tan icónico como el avión de combate. Hoy en día se sigue vendiendo, ya en su sexta generación.

La empresa danesa REC-Watches  tiene como lema Recover, Recycle and Reclaim. Es decir, recuperar, reciclar y rehabilitar. Lo que hacen es recuperar coches que ya son chatarra y cortar trozos de metal para reciclarlos en forma de esfera de reloj. Sus primeras colecciones están basadas en el Mini Cooper, pero con el Mustang  P51 han tomado trozos de metal de coches Mustang de 1966 abandonados para convertirlas en las esferas del reloj. De esta manera cada pieza se hace única, porque ninguna trozo es igual que otro, y el reloj es aún más personal.

La caja con forma de cojín mide 46,8 mm por 50,6 mm. No es en absoluto pequeña, pero seguramente si la hicieran con un tamaño menor perdería parte de su personalidad y además se haría mucho más difícil de leer la hora. El acero de la caja está recubierto por con PVD negro, que ofrece muy buen contraste con el color del acero y además disminuye la sensación de tamaño.

En los laterales se puede ver por un lado el nombre de la casa y por el otro, además de la corona con el logotipo de REC Watches grabado, una decoración sutil hecha a imagen de las luces de freno del Mustang. Y por eso el borde superior de la carrura sobresale un poco, para recordar el maletero del vehículo. De la misma forma que encima del nombre también sobresale: recuerda al capó delantero y añade simetría a la caja.

Pero claro, lo más llamativo del Mustang P51 es la esfera. Aquí es donde luce el metal recuperado de los Mustang. Se ha incorporado al reloj procurando que conserve lo más posible la pátina de óxido y deterioro original, pero con un tratamiento para que el óxido no se extienda a las demás partes del reloj. El diseño de los registros es todo un hallazgo, porque la subesfera de la hora replica perfectamente el velocímetro del vehículo. Incluso los numerales son los de los minutos, que recuerdan más a los kilómetros.

Por debajo se sitúa la fecha en una ventana abierta para simular el cuentakilómetros. Por encima encontramos dos placas: la de la derecha con el nombre de la marca, y la de la izquierda para identificar el vehículo que sirvió para crear el reloj: por debajo del año se puede ver el número de chasis. Así el dueño del reloj puede conocer la historia exacta del vehículo utilizado desde que fue localizado por REC Watches. Muy buen detalle del fabricante porque refuerza la singularidad del reloj y la sensación de unicidad. porque hace aún más personal el reloj.

A las doce nos encontramos un registro de la reserva de marcha que también imita el del vehículo original. Tanto esta manecilla como la de los minutos son naranjas, como las agujas originales. El color se repite en la punta del segundero y en la flecha a las seis que indica la fecha. La lectura es sorprendentemente muy buena. Eso sí, no tiene tratamiento luminiscente para leer en la oscuridad, pero es que rompería la estética del reloj. El cromado del marco de los dos registros termina por dar el toque necesario para simular el panel del instrumentos del vehículo.

Si volvemos a la reserva de marcha del Mustang P51 nos daremos cuenta de que está invertida: el punto máximo está a la izquierda y el de mínimo a la derecha. Esto se debe a que el indicador se ha dado la vuelta para poder encajarlo en el diseño de la esfera. El movimiento elegido es un Miyota 9130, un calibre perfectamente solvente que incorpora, además de la indicación de reserva de marcha y fecha, parada de segundero al ajustar la hora, lo cual se agradece para que la puesta en hora sea exacta. Lo que ocurre es que al tener un diámetro de tan solo 30,2 mm se queda pequeño en la caja del Mustang P51. Por eso se le ha dado la vuelta. Y por eso la corona queda descentrada.

El reloj también se puede dar cuerda manualmente, si hace falta. Otro buen atributo del reloj. La decoración del rotor recuerda a las llantas de aleación, mientras que la tapa del motor está decorada con unas franjas que a su vez recuerdan la calandra del Ford Mustang. Por lo demás el volante se mueve a 4 hercios y ofrece una reserva de marcha de 2 días.

El Mustang P51 añade otra comodidad: el cambio de correas es extremadamente sencillo, ya que tirando del pequeño gatillo ubicado en uno de los extremos del muelle de la correa esta se libera. La empresa vende sus propias correas personalizadas, así que cambiar de aspecto el reloj es muy sencillo (y tentador).

En la muñeca el reloj tiene mucha personalidad, por su tamaño y por su atractivo diseño. No es pequeño en absoluto, pero tampoco resulta descomunal como muchos relojes de su tamaño. Es realmente un reloj distinto que atrae inmediatamente; a quien lo lleva y a quien lo mira.

Además, el reloj viene en una caja muy bien lograda, muy distinta a lo que suele ser habitual en este tipo de marcas. Sin duda no vas a tirar la caja que lo protege durante el transporte, seguro que se queda en alguna estantería de la casa. Quiero decir que eso ya lo hace cualquier aficionado a la relojería, porque conserva la caja aunque sea la de papel de fumar que trae un Vostok, por ejemplo, así que desde luego que la caja del Mustang P51. Pero me refiero incluso al usuario casual, el que se compra el reloj porque le gusta; ese también conservará la caja de metal, que seguro que sirve para guardar algo dentro.

Existen tres versiones del reloj, y todas se venden en la web del propio fabricante. Su precio es de  1495 dólares, que al cambio son unos 1.400 euros. En definitiva el Mustang P51 es un ejemplo de cómo se puede ofrecer algo original, personal y a buen precio. Sólo hace falta tener originalidad y ganas de llevar el proyecto adelante. En Basilea veré el nuevo reloj, que también promete. Más información en RECWatches.com.

 



Lo más destacado del SIHH 2017

El pasado viernes cerró sus puertas el Salón Internacional de la Alta Relojería (SIHH 2017) y es un buen momento para hacer un repaso de lo que más ha llamado la atención, tanto en productos como en empresas.

 

Nuevamente el SIHH 2017 ha crecido en tamaño: 30 marcas, comparadas con las 23 del año pasado y 14 del anterior. No es que me vaya a quejar de ver relojes en un marco tan magnífico como es el del Salón, pero la verdad es que para cuatro días resulta excesivo. De hecho muchas de las marcas independientes tenían un cuarto de hora para su presentación que consumían hablando del producto, no enseñando el producto. Esto es bastante frustrante porque lo que queremos ver es el reloj en vivo, no tanto los vídeos promocionales. Y debe serlo también para las marcas porque la sensación es que el mensaje, sencillamente, no cala.

Grönefeld 1941 Remontoire con esfera personalizada

En este SIHH 2017 hemos visto un interesante movimiento por parte de las marcas, que buscan un realineamiento de sus productos para adaptarse mejor a los difíciles momentos actuales (que ya expuse en este artículo). Así, se ha optado más por materiales y formas que por estrictamente movimientos. Esto tiene sentido porque la mayor parte de quien compra relojes busca un buen producto, a buen precio y de una marca reconocida, pero no está tan pendiente de los movimientos que animan dichos relojes.

Nuevo Piaget Polo S Chronograph con recubrimiento DLC

De hecho no hemos visto grandes propuestas ni siquiera entre los independientes. Entre estos seguramente lo más llamativo ha sido MB&F con su  HM/ Aquapod, un reloj con forma de medusa, y H. Moser & Cie con su Swiss Mad Watch cuya caja está fabricada con queso suizo.

Ha habido dos casas que sin duda han hecho la guerra por su cuenta: Lange, la reina sajona, y Vacheron Constantin. Lo que han presentado en este SIHH 2017 reafirma, por si a alguien todavía no le había quedado claro, que estamos ante las dos mejores casas relojeras del mundo, con diferencia. Y en el caso de VC, al menos este año, aún más porque han presentado 3 relojes con complicaciones astronómicas y 3 con sonerías. Una brutalidad.

Sin duda el Celestia Astronomical ha sido la estrella del salón con sus 23 complicaciones astronómicas: desde las mareas hasta los solsticios y el zodíaco, pasando por la ecuación del tiempo y un calendario perpetuo, por ejemplo. Y encima en un reloj que se puede poner en la muñeca. Espectacular.

También ha presentado tres Metiers d’Art Esferas Celestiales de Copérnico, basados en la teoría heliocentrista y que sirve para mostrar una vez más la excelencia técnica de Vacheron cuando hablamos de decorar esferas. Son una preciosidad los tres.

Además ha presentado un Patrimony Calendario Perpetuo con esfera color antracita. También ha presentado su primera Gran Sonería, la altísima complicación que reproduce un sonido automáticamente cada hora y cada cuarto de hora. También incluye una Pequeña Sonería (sólo suena cada hora) y un repetidor de minutos. Y como remate un modelo con tourbillon y repetición de minutos, con una decoración espectacular.

Lange ha tenido, como todos los años, su producto héroe, el Tourbograph Perpetual Pour Le Mérite, en el que aúna un cronógrafo rattrapante con un calendario perpetuo y el mecanismo de huso y cadena para proveer de fuerza constante al volante. Una maravilla que puesto en la muñeca no hace sino mejorar cada vez que se le mira.

También ha presentado un 1815 con calendario anual y el Lange 1 con indicador de día y noche: aprovecha el disco de las fases lunares para indicarlo. Una solución sencilla y muy bonita.

IWC ha relanzado la colección Da Vinci pero con caja redonda, no con forma de tonel como la conocíamos hasta ahora. Fue en los años 80 cuando tenía forma circular, y la verdad es que los relojes tienen aire muy ochentero. La manufactura hace este año mucho hincapié en los relojes de mujer, pero también ha lanzado relojes con complicaciones.

Da Vinci Tourbillon Rétrograde Chronograph

Jaeger-LeCoultre también ha lanzado relojes de mujer dentro de su colección Rendez-Vous, pero sobre todo una línea Master Control renovada y con precios atractivos que seguro le va a ayudar a llegar a clientes más jóvenes.

Otra sorpresa más que agradable nos la ha dado Baume & Mercier. Le hacía falta conectar con generaciones más jóvenes y lo quiere hacer (y yo creo que con buen criterio) con los Clifton Club, unos relojes de corte deportivo con una buena gama de colores y brazaletes y 100 metros de hermeticidad. Un nuevo contendiente en un difícil mercado, pero con buenos argumentos para triunfar.

Otro hallazgo ha sido el de Montblanc, que ha tomado el vacilante Time Walker, le ha lavado la cara y ha conseguido un reloj renovado, fresco, deportivo, atractivo y a buen precio. Al igual que los Clifton que acabamos de ver, los nuevos TimeWalker pueden dar mucha guerra en el mercado.

Por su parte Piaget está de celebración. Ya anticipamos en este artículo el comienzo de los fastos para celebrar el 60 aniversario del Altiplano y en el SIHH 2017 hemos visto numerosos modelos, preciosos, que seguro que son sólo el anticipo de muchos más.

Por último, Panerai ha presentado el LAB-ID, un modelo realmente único: la caja está hecha de CarboTech, un material que ha había usado antes, pero el calibre también está hecho a base de carbono, lo que le permite prescindir de la lubricación. Es decir, logra el Santo Grial de la relojería.

El Lab ID es una edición limitada a 50 unidades, con un precio de 50.000 euros cada uno y una garantía de 50 años. Como decía un reloj único.

Todos estos modelos -y otros que no se han mencionado- los iremos analizando en el futuro, seguramente mezclándose con los que se vayan anunciando para Basilea. ¡Otro año fructífero!



En la muñeca: Longines Railroad 2016

longines-railroad-8-horasyminutos

Baseworld 2016 no fue una locura en cuanto a novedades; tampoco en las marcas del grupo Swatch. Pero las que hubo fueron interesantes, como este Longines Railroad que vamos a ver. Es una reedición de un modelo ya existente y, como casi siempre ocurre con Longines, es todo un acierto.

 

longines-railroad-7-horasyminutos

El nombre de Longines Railroad tiene un trasfondo histórico muy relevante, porque no es difícil imaginar la importancia de los relojes en el mundo de los ferrocarriles. Cuando la red de trenes se expande a lo largo y ancho del globo se puso de manifiesto que saber la hora exacta era imprescindible, porque los horarios mal ajustados significaban, casi indefectiblemente, un accidente. El 18 de abril de 1891 en Kipton, Ohio, un diferencia de cuatro minutos entre los relojes de los conductores tuvo como resultado un accidente en el que murieron 11 personas. Esta tragedia llevó a las autoridades a la creación de un estándar para los relojes usados por el personal ferroviario relevante.

Los criterios que se debían cumplir eran sin duda exigentes, como corresponde a la magnitud del peligro que se quería evitar:

Tener una esfera abierta, sin ningún elemento que impidiera la correcta lectura de la hora. El tamaño tenía que ser de 44,86 mm o de 43,18 mm.

– Esfera blanca, manecillas negras, numerales arábigos.

– Corona a las 12 horas.

– Tener un mínimo de 17 rubíes, doble rodillo, rueda de escape de acero y regulador micrométrico.

– Estar ajustado al menos en 5 posiciones.

– Compensación de temperatura de 34 a 100 grados Fahrenheit (1-38 grados Celsius).

– Variación máxima de +/- 30 segundos a la semana.

longines-railroad-11-horasyminutos

Lógicamente estas especificaciones se aplicaban a relojes de bolsillo, que eran los que había entonces, y no fueron adoptadas por todo el mundo, pero todos los países sí que implementaron sus propias medidas. Después, con la aparición de los relojes de de pulsera, se siguió aplicando la normativa. De ahí que en los relojes apareciera la abreviatura R. R., que indicaba que habían sido aprobados para funcionar en el ferrocarril.

longines-railroad-2-horasyminutos

Ahora carece de importancia, claro, porque todo el tráfico ferroviario está computarizado y controlado por satélites y GPS, pero hasta el último tercio del siglo pasado toda la ingente labor de coordinación se basaba en los relojes. En 1966 apareció un Longines Railroad que cumplía con los criterios establecidos. Es éste:

longines-railroad-1966-horasyminutos

El nuevo Longines Railroad presentado en Baselworld 2016 es prácticamente idéntico al anterior, pero con unos cambios para ponerlo en sintonía con estos tiempos. En primer lugar la caja de acero tiene 40 mm de diámetro, no 35 como en el modelo original. Como el calibre, del que hablaremos luego, es muy delgado, la altura de la caja no llega a los 10 mm, por lo que el reloj resulta perfecto para llevarlo con ropa formal. A ello ayuda el que toda la superficie de la caja esté pulida, lo que lo aleja de la idea de reloj-instrumento y lo acerca al trabajo de oficina.

longines-railroad-1-horasyminutos

longines-railroad-3-horasyminutos

longines-railroad-9-horasyminutos

La esfera tiene un color blanco roto sobre la que se han pintado las 24 horas, como es preceptivo. El cero en vez de las 12 tiene todo el sentido porque en el horario militar de 24 horas la media noche son las cero horas. Las agujas negras tienen el tamaño original. La de las horas es deliberadamente corta para que pueda señalarlas todas, de las cero a las 12 y de las doce a las 24. Además Longines se ha resistido a la tentación de añadir una ventana de fecha, lo que es muy de agradecer porque así la esfera queda perfectamente equilibrada. La única pega que le pongo es haber incluido la palabra Automatic, una manía habitual de las marcas. Como si el que paga por un reloj se le olvidara de repente que su reloj no necesita que le den cuerda.

longines-railroad-13-horasyminutos

Como el calibre es automático ya no tiene el nombre 280, sino 888. Supongo que la denominación tiene toda la intención porque Longines es muy popular en Asia y allí el 8 es un número de la suerte. Así que 888 es para ellos como para nosotros el 777. Longines no crea movimientos propios sino que usa los que ya tiene ETA, pero en este caso el 888 se ha desarrollado en exclusiva para Longines y sólo ella lo usa, lo que añade exclusividad. Es por ejemplo el que usa en el Heritage 1969 que vimos aquí. Su verdadero nombre es ETA A31.L01 y es un variación del 2892-2, uno de los mejores calibres de ETA que hemos visto usar por marcas como Breitling o IWC. Para el 888 se le ha bajado las alternacias de 28.000 a 25.000 de manera que llegue a las 64 horas de reserva de marcha. En este caso, sin embargo, no puede ver porque Longines lo ha tapado con un grabado de un tren de vapor, como se solía hacer en los antiguos relojes de ferrocarril.

longines-railroad-6-horasyminutos

Como ya he dicho el reloj queda estupendamente en la muñeca. Algo tiene Longines creando sus relojes -especialmente los de la colección Heritage- que siempre acierta, y este RailRoad no es una excepción: en cuanto te lo pones te enamora. El reloj ya está disponible en las tiendas y su precio es de 1.580 euros. Desde luego hay muchos relojes mecánicos por mucho menos dinero, pero pocos combinan una presencia con tanto encanto y tal equilibrio entre lo contemporáneo y lo retro. Más información en Longines.es.

longines-railroad-10-horasyminutos



En la muñeca: Bell & Ross BR 126 Officer Brown

bell-ross-br-126-officer-brown-7-horasyminutos

Bell & Ross ha lanzado una versión de sus BR 126 que ha pasado más o menos desapercibida, o por lo menos no ha sido publicitada como las otras novedades de la marca. Y, sin embargo, para mí es el objeto de deseo de este año: el precioso BR 126 Officer Brown que vamos a ver en vídeo y con fotografías exclusivas, además de su precio.

 

bell-ross-br-126-officer-brown-3-horasyminutos

En primer lugar hay que poner en perspectiva al BR 126 Officer Brown. Como ya saben los que siguen a Bell & Ross y a Horas y Minutos, además de su forma icónica cuadrada de los BR 01 -cuya versión más llamativa de este año ha sido el BR 01 Burning Skull que vimos en esta entrada con fotos en vivo-  Bell & Ross tiene una línea muy completa de relojes de caja redonda. La inspiración es siempre vintage, ya sea de la Primera Guerra Mundial (éste ha sido el último que hemos visto en vídeo), la segunda o, como en el caso que nos ocupa, con aire entre los años 40 y 60 del siglo pasado (como éste). Dado el éxito de sus relojes redondos Bell & Ross siempre lanza varios modelos por temporada. Este año ya hemos visto los Aéronavale, con sus esferas azul marino, y ahora le toca el turno a este BR 126 Officer Brown, que es singular por varios motivos.

El BR 126 Officer Brown comparte la misma caja de acero pulido que sus compañeros de colección, pero esta vez tiene 41 mm de diámetro. Es una medida prácticamente universal, pero hay que tener en cuenta que las asas son rectas, por lo que la caída de la correa comienza más lejos de la caja que en otros modelos. Esto puede suponer un problema en muñecas más pequeñas, pero en general el reloj no va a dar problemas de acomodo.

bell-ross-br-126-officer-brown-2-horasyminutos

bell-ross-br-126-officer-brown-8-horasyminutos

Otra característica de esta colección es el cristal con forma de domo que se levanta de forma notoria sobre el bisel, pero una vez más y con muy buen criterio Bell & Ross utiliza para su construcción el zafiro, no los cristales minerales de Hesalite. Así el reloj mantiene su aire retro pero a salvo de los frustrantes arañazos, a los que los cristales minerales tienen particular apego. Los pulsadores del cronógrafo son de pistón, una vez más en línea con el estilo de la época.

bell-ross-br-126-officer-brown-6-horasyminutos

bell-ross-br-126-officer-brown-5-horasyminutos

¿Qué hace entonces diferente a este BR 126 Officer Brown? La esfera. En primer lugar, claro, el color, un chocolate que le sienta estupendamente. No es la primera vez que Bell & Ross utiliza el marrón: unos párrafos más arriba hablaba del WW 1 Edición Limitada, donde lo mezclaba con una apertura sobre el movimiento y numerales de época. Y dentro de la colección Vintage BR hace unos años los modelos Falcon también presentaron ese tinte. Pero a ninguno le queda como al modelo que ahora vemos.

bell-ross-br-126-officer-brown-1-horasyminutos

A las 3 horas aparece la subesfera del pequeño segundero y a las 9 el contador de 30 minutos del cronógrafo. Para que la lectura sea perfecta las dos subesferas tienen un tono plateado con decoración circular, de manera que la lectura sea impecable. Como siempre en Bell & Ross, por otra parte. Sin embargo la esfera carece de numerales, salvo en el contador del cronógrafo. Esto, salvo que yo esté equivocado, es la primera vez que ocurre en la colección Vintage, en la que al menos aparece el número 12 que en este caso se ha sustituido por un índice de bastón doble. Pero es que además el pequeño segundero tampoco tiene ningún numeral, y esto también es único en la colección.

bell-ross-br-126-officer-brown-10-horasyminutos

El resultado es un cronógrafo muy elegante, con un aire atemporal que se reafirma por el uso de los índices de bastón metálicos y sus manecillas de longitud perfecta, que además están recubiertas de SuperLuminova. Como es tradicional en Bell & Ross el Officer Brown incluye una ventana de fecha circular, pero como también es tradición en la casa, y que muchas otras marcas de su segmento de precio deberían imitar, el color de la ventana es el mismo que el de la esfera, así que encaja muy bien.

bell-ross-br-126-officer-brown-12-horasyminutos

bell-ross-br-126-officer-brown-13-horasyminutos

El  BR 126 Officer Brown es estanco hasta 100 metros, lo que es de agradecer. No es un reloj que te compras para llevártelo a la playa, pero si le cambias la correa sin duda te hace un buen servicio dentro del agua, si tal es tu deseo.  A pesar de esa hermeticidad el reloj trae un cristal de zafiro en el fondo para ver el movimiento. Es el BR.Cal-301, es decir, un ETA 2894-2. Es por supuesto automático, se mueve a una frecuencia de 4 hercios y está razonablemente bien decorado, con perlado en los puentes y rotor con Côtes de Genéve y el nombre de la marca grabado.

bell-ross-br-126-officer-brown-4-horasyminutos

Como ya he dicho antes el reloj se lleva muy bien, se ata perfectamente a la muñeca gracias a su correa de aligátor y da gusto mirarlo. Al haber minimizado el diseño, quitando los numerales, también se rebaja el carácter más informal de estos relojes, porque es precisamente los grandes numerales los que los separan de ser relojes de vestir. El BR 126 Officer Brown puede cumplir perfectamente como reloj de vestir puros porque, aunque la parte de cronógrafo sea ineludible, su sobriedad y el atractivo efecto del marrón lo convierten en un perfecto compañero de reuniones de trabajo. Más aún, seguro que alguien va a preguntar por él. Y qué mayor placer que ser preguntado por tu reloj, ¿verdad?

bell-ross-br-126-officer-brown-9-horasyminutos

El Bell & Ross BR 126 Officer Brown es una edición limitada a 500 unidades. Su precio es de 3.800 euros,  no más caro que otros modelos de la misma colección pero con la exclusividad añadida que da el ser una colección limitada. Se puede adquirir en la tienda electrónica de la marca o en las tiendas físicas que la distribuyen. Se me ocurre que Bell & Ross podría hacer una versión GMT en la que la subesfera del cronógrafo fuese la de 24 horas. O simplemente una versión con pequeño segundero a las 9, aunque con la subesfera en marrón. Veremos que nuevos desarrollos nos trae la marca. Más información en Bell&Ross.es.

bell-ross-br-126-officer-brown-11-horasyminutos



En la muñeca: Piaget Polo S. Modelos y precios

piaget-polo-s-10-horasyminutos

Uno de los lanzamientos más comentados del año ha sido el de los nuevos Piaget Polo S. Aunque ya hablé de los dos modelos cuando se lanzaron, ahora he tenido la oportunidad de probármelos y examinarlos de cerca, así que os los presento con fotos y vídeo exclusivos junto con mi opinión personal sobre ellos.

 

piaget-polo-s-21-horasyminutos

Para los que no conocen la historia de la marca hay que aclarar en primer lugar que los Piaget Polo S no surgen de la nada. Bien al contrario, Piaget lanzó el Polo en 1979 con un innovador diseño en el que todo era brazalete, con la caja incrustada y surcado por unas nervaduras que lo identificaban inmediatamente. Fue un éxito casi instantáneo como reloj deportivo de lujo y tuvo por tanto numerosas versiones. En 2009 aparecieron las versiones Polo 45 que conservaba las señas de identidad del modelo pero con una presencia más poderosa: la caja es de 45 mm y está construida en titanio y acero, mientras que sobre la esfera negra se imponen unos índices y numerales grandes, además de una apertura de fecha triple. Las nervaduras originales se mantuvieron en la caja.

piaget-polo-historia-horasyminutos

Ahora Piaget lanza los nuevos Polo S. La ese viene de steel, porque todos los modelos están realizados en acero. El lanzamiento ha recibido muchas críticas porque el modelo no tiene nada que ver con los Polo originales y porque recuerda demasiado al Nautilus y al Aquanaut de Patek Philippe o, de manera más lejana, al Royal Oak de Audemars Piguet. En realidad la formas del reloj tienen más que ver con la línea Emperador de la propia Piaget. Además, como la caja está separada del brazalete, hubiera tenido más sentido asociar los relojes a los Emperador, pero este nombre es más difícil de pronunciar en otros idiomas (porque el original es en español). También podrían haber buscado un nombre nuevo, pero “Polo” se asocia inmediatamente con el deporte y el lujo, que es el origen del reloj. Y no hay que olvidar la implicación de la marca en este deporte desde hace décadas, por lo que le es muy querido y necesariamente le obliga a tener un reloj con ese nombre.

piaget-polo-s-comparativa-horasyminutos

Piaget sufre en mi opinión lo que podríamos llamar “la infección del Altiplano”. Sus logros con este icónico modelo y los movimientos ultradelgados que lo animan son tan omnipresentes que oscurecen las demás colecciones de la marca. Cuando presenté los excelentes Piaget Limelight Stella  (en esta entrada) comentaba cómo las hechuras del reloj eran las mismas que las de los Gouverneur, unos relojes magníficos de los que, tras su presentación hace cuatro años, nunca más se supo. Con la línea Emperador pasa lo mismo: parece estar durmiendo el sueño de los justos, salvo el Emperador Coussin XL 700P presentado este año. De hecho las colecciones Emperador y Gouverneur ni siquiera tienen un sitio propio en la web de Piaget, sino que están agrupadas bajo un genérico “Relojes Black Tie”. Entiendo la idea de “relojes de etiqueta”, pero hoy en día hay que dar más visibilidad al producto y sobre todo separar colecciones para remarcar su personalidad. Esa visibilidad sí se le ha dado al Altiplano y ahora también a los nuevos Piaget Polo S.

Piaget-Limelight-Stella-15-Horasyminutos

Limelight Stella

Piaget Emperador Coussin Ultra Thin Minute Repeater

Piaget Emperador Coussin Ultra Thin Minute Repeater

Piaget Gouverneur Tourbillon Moonphase

Piaget Gouverneur Tourbillon Moonphase

piaget-polo-s-4-horasyminutos

Ahora bien, salvo que estemos buscando específicamente algo antiguo o fuera de producción, cuando vamos a comprar algo no lo empezamos a comparar con las versiones anteriores. Si voy a comprar un Volkswagen Golf (por usar otro icono comercial) no voy a decir “es que las formas exteriores del anterior modelo…” o “es que el salpicadero antiguo…”. Es absurdo, si te gusta algo más antiguo entonces eso es lo que buscas e intentas conseguir. Si quieres un producto nuevo es porque te gusta ese producto, no sus versiones anteriores. Y en mi opinión el Polo clásico (no así el Polo 45) estaba anticuado y necesitaba un más que urgente lavado de cara.

piaget-polo-s-17-horasyminutos

Voy a poner otro ejemplo: en 1982 Omega renovó su línea Constellation; el nuevo modelo Manhattan no tenía nada que ver con el anterior (ahora resucitado en forma de Globemaster), y sin embargo nadie cuestiona hoy su legitimidad. Cuando entrevisté a Edouard Meylan, Director General de H. Moser & Cie (aquí tienes la entrevista completa) me dijo, con una franqueza poco común en una persona en su posición: “Todo el mundo me decía ‘respeta la esencia de Moser, respeta la esencia de Moser’. Vale, vale, lo respeto;  pero ¿cuál es la esencia? Porque lo verdaderamente esencial aquí es que Moser se moría y necesitaba crear modelos que la gente quisiera comprar. No se vive del nombre, por importante o distinguido que sea. […] Nosotros no vivimos de los coleccionistas. Yo quiero acabar el ejercicio sin stocks. Esa es la forma de sacar una empresa adelante”. No se puede decir más claro: lo que quieren las marcas es vender relojes, y por ello el Piaget Polo S está claramente dirigido a un público mucho más amplio que sólo los seguidores de la marca o los coleccionistas.

piaget-polo-s-12-horasyminutos

Esa intención se nota especialmente en los nuevos embajadores del Polo: nada menos que 9, de todas las razas y profesiones. El más destacado de ellos es sin duda el canadiense Ryan Reynolds, pero lo que es evidente es que la manufactura ha querido crear con los Piaget Polo S un reloj que tenga una aceptación extensa en todos los mercados. Esto es esencial en un momento en el que las ventas son cada vez más escasas y difíciles y por tanto las marcas no se pueden permitir resbalones con diseños que luego no se vendan en algunos mercados; ahora todas las ventas son necesarias. ¿Se le podría haber pedido a Piaget más riesgo a la hora de diseñar el nuevo Polo? Sin duda ninguna. Hace un par de días vimos los relojes de aniversario del Nautilus de Patek (aquí) y el parecido de la esfera es demasiado claro. No es una copia, pero el diseño del Polo como reloj deportivo de lujo es, digamos, conservador. Más ruptura hubiera sido mejor recibida, al menos desde los ojos de los aficionados a los relojes y a la relojería como tradición histórica. Pero recordemos: ese aficionado en absoluto tiene (tenemos) más legimitidad que aquel que entra en la tienda y lo que quieres es comprarse un buen reloj de una buena marca que le transmita aquello de lo que tanto hablamos cuando hablamos de relojes. Hay que hacer un constante ejercicio de humildad y bajarnos del pedestal en el que nos encanta estar. Es bueno recordar todo lo que hay detrás, pero no por ello desdeñar a quien no lo conoce y menos aún sus gustos.

En la siguiente página veremos si el reloj está al nivel de lo que se le exige.

piaget-polo-s-2-horasyminutos

piaget-polo-s-9-horasyminutos

piaget-polo-s-15-horasyminutos



En la muñeca: IWC Pilot’s Watch Timezoner Chronograph

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-9-HorasyMinutos

IWC presentó en el pasado SIHH 2016 de enero toda una colección de relojes de piloto entre los que destacaba este Pilot’s Watch Timezoner Chronograph, con una complicación de zona horaria muy poco vista a la que además añadió un cronógrafo flyback. Es decir, una pieza muy atractiva que vamos a diseccionar con fotos, vídeo y precios.

 

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-2-HorasyMinutos

Si te dejan el Pilot’s Watch Timezoner Chronograph y no te dicen nada sobre cómo funciona puedes estar un rato dándole vueltas, jugando con la corona y terminar frustrado. Cuando uno ve ciudades en el bisel inmediatamente piensa en un reloj que te da la hora de al menos 24 zonas horarias y que las manejas con la corona. Sin embargo cuando la giras ves que el bisel no se mueve, que sólo se mueve la manecilla horaria y la de la punta de flecha roja que NO marca una segunda zona horaria. Entonces, ¿cómo funciona el Timzoner?

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-12-HorasyMinutos

Las pistas hay que encontrarlas en el nombre del reloj: Timezoner Chronograph; es decir, un cronógrafo que localiza horas. Y es que el bisel no te da todos los husos horarios, sino que, girándolo, sólo te dice la hora de la ciudad que quieras. En realidad es una tecnología que IWC compró a Mike Vogard, creador de los relojes Vogard, pero que ha mejorado enormemente. En los relojes de Vogard el funcionamiento era esencialmente el mismo, pero mucho menos refinado: el bisel tenía un protector que había que abrir para poder activar el bisel (como el gatillo de las coronas de Panerai, pero mucho más basto). Aunque la tecnología era muy prometedora Vogard no tenía dinero suficiente para seguir adelante con ella por sus propios medios, así que vendió la licencia a IWC. Huelga decir que la casa fundada por Florentine Ariosto Jones en 1868 refinó la tecnología hasta llevarla mucho más allá de lo que era originalmente. Casi 150 años creando piezas mecánicas se tienen notar por algún lado, ¿verdad?

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-1-HorasyMinutos

El funcionamiento del Timezoner Chronograph es muy sencillo y a la vez muy fiable: una vez que se ha sincronizado tu hora de origen con la ciudad que figura en el bisel, presionando con el índice y el pulgar vas girando el bisel en un sentido o en otro para llevar la ciudad donde te encuentres hasta las doce. Al hacerlo la manecilla horaria y la de 24 horas, que tiene la punta roja, se van moviendo junto al bisel. Está manecilla está muy bien resuelta porque es visible de un vistazo gracias a su llamativo lacado en rojo, pero sin embargo no molesta la lectura de la hora. Sí que podría interrumpir la lectura de los tiempos del cronógrafo si coincidieran las tres manecillas, pero con simplemente girar el bisel, leer y volver a girarlo se acaba el problema. Porque el giro es rapidísimo.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-6-HorasyMinutos

El engranaje que hace posible el movimiento está muy bien realizado: se mueve de manera sencilla y sin esfuerzo pero a la vez cada vez que llega a un nuevo punto horario queda anclado firmemente, sin holguras. Y es que este Timezoner Chronograph ha tomado también el bisel giratorio interno del Aquatimer, llamado SafeDrive,  de manera que el bisel interior controla el movimiento del externo. El resultado es, como digo, un verdadero placer de usar. Es decir, el Timezoner Chronograph no te da la hora en todo el mundo de manera automática, pero qué te puede gustar más que interactuar con el reloj todo el rato.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-7-HorasyMinutos

Además el bisel señala también las zonas que tienen horario de verano con una S (de Summer, en inglés, o Sommer en alemán). Basta con deslizar el bisel hasta hacer coincidir la S con el triángulo de las 12 (obligado en un reloj de piloto) para tener la ciudad en horario de ahorro de energía. ¿Sencillo, verdad? Pues es una nueva patente de IWC. Pero además el Timezoner es un cronógrafo flyback, es decir, que la manecilla central vuelve a cero presionando el botón a las cuatro sin tener que parar primero la marcha. El cronógrafo puede medir tiempos de 60 minutos y hasta 12 horas, que se leen en la subesfera a las 12. Todo ello gracias al calibre automático de manufactura 89760 que se mueve a 4 hercios y tiene 68 horas de reserva de marcha. Está tapado por una imagen del avión Junkers JU 52, que en los años 30 volaba por los cinco continentes. Es por tanto una imagen perfecta para el reloj.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-4-HorasyMinutos

El Timezoner Chronograph tiene una caja de acero 45 mm de diámetro y 16 y medio de altura, lo que directamente le coloca dentro de la gama de relojes grandes. Pero el color negro ayuda a reducir la sensación de tamaño, mientras que los pulsadores de cronógrafo no son de pistón, lo que también reduce visualmente la superficie. Lo mismo se puede decir de la corona que, sin ser pequeña, tiene un tamaño que no aumenta visualmente las dimenosiones del reloj.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-3-HorasyMinutos

Pero sobre todo está bien equilibrado, asentándose bien sobre la muñeca en no poca medida gracias a la correa negra de Santoni, que se cierra sobre la muñeca mediante su hebilla desplegable. El Timezoner Chronograph se lleva por tanto muy bien sobre el pulso, y además tiene una apariencia marcada pero incluso sobria para sus hechuras. Tiene un precio de 13.500 euros, por el que te llevas un reloj con calibre de manufactura, con cronógrafo y con una complicación tan poco vista como atractiva. El reloj ya está disponible en la boutique de la marca. Más información en IWC.es.

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-11-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-10-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-13-HorasyMinutos

IWC-Pilots-Watch-Timezoner-Chronograph-8-HorasyMinutos

 



En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-20-Horasyminutos

Este año se cumple el 85 aniversario del Reverso de Jaeger-LeCoultre, uno de esos  iconos de la relojería reconocible inmediatamente. Para celebrarlo la manufactura ha lanzado el Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon que es aún más espectacular que el que presentó hace ya unos años. Vamos a repasar sus características y precio.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-19-Horasyminutos

Se sabe que un diseño está logrado cuando su impacto visual es instantáneo. Pero conseguir que un diseño dure décadas -85 años, en este caso- permitiendo infinidad de variaciones sin afectar su esencia, eso es una guerra distinta. Y si además el ámbito del diseño es la relojería, entonces estamos hablando de deidades. Eso es el Reverso, una deidad de la que he hablado muchas veces en Horas y Minutos porque con este reloj, como dice la canción, tengo una debilidad. Y el Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon es la cumbre del modelo (por lo menos por ahora).

La caja del platino del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon ha adelgazado notablemente desde la versión anterior. Donde antes te encontrabas con un reloj de 55,4 de largo, 36 de ancho y nada menos que 16 mm de altura, ahora las dimensiones largo x ancho x alto son 51.1 X 31 X 12.4  mm., con un fondo levemente curvado para que se adapte mejor a la muñeca. Y encima el reloj lleva mucho más dentro, con lo que el esfuerzo de la manufactura es aún más notable.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-4-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-7-Horasyminutos

El anverso del reloj -si consideramos el anverso la posición en la que la corona está a las 3- tiene una presencia clásica, con una esfera horaria granallada y agujas delfín en acero para una lectura perfecta de la hora. En la esquina superior derecha se ve el barrilete con la JL de Jaeger, que proporciona 38 horas de reserva de marcha. El muelle real queda a la vista, así que se puede ver cómo se tensa cuando le das cuerda.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-2-Horasyminutos

Enfrente tiene un disco de 24 de día y noche, representado simplemente por una luna y un sol. Todo el conjunto bebe del Art Deco, como corresponde a un reloj que apareció en 1931.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-3-Horasyminutos

El movimiento primario del Gyrotourbillon es una rotación de un minuto, lo que como es habitual se utiliza para insertar un pequeño segundero. En este caso la lectura no es la más sencilla porque simplemente hay dos bloques de números que van del 25 al 35 y del 55 al 05, mientras que el resto es sólo un reborde con dibujo de ferrocarril. El segundo lo marca una flecha azul a la izquierda, un triángulo equilátero en acero azulado.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-21-Horasyminutos

En el anverso del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon sólo la parte superior está esqueletada mientras que la inferior tiene un guilloché en rayos de sol -el motivo más repetido en todo el reloj-, pero aún así la sensación de profundidad es notable porque la esfera horaria está por encima de los puentes y debajo de estos queda el plano del Gyrotourbillon. El conjunto da la impresión de que el fondo queda muy, muy abajo. Ello es también porque el fondo de la caja, con una clásica decoración Art Deco con forma de sol en el que la parte central está pulida para que, al pasar la luz, se refleje sobre el Gyrotourbillon y permita una aún mejor contemplación del mecanismo.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-6-Horasyminutos

 

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-14-Horasyminutos

El reverso del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon es un canto a las labores artísticas de la manufactura. De hecho Jaeger lo enmarca dentro de la colección Hybris Mechanica, la colección que alberga los desarrollos más técnicos y las artes decorativas más especializadas.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-18-Horasyminutos

Esta faz del reloj se encuentra totalmente esqueletada y cada una de las piezas decoradas. Resalta especialmente el grabado de los puentes; no queda ni un milímetro que no haya sido tratado, pero el resultado es discreto y sin caer en el barroquismo. En la esquina superior derecha hay una indicación de 24 horas y de día y noche, distinguidas por el color amarillo y azul respectivamente. La lectura de la hora no es tan fácil como en el anverso, pero el facetado de las agujas hace que no se pierdan en el mar de estímulos visuales de la esfera.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-16-Horasyminutos

Pero el foco de atención recae, claro, sobre el Gyrotourbillon. El Gyrotourbillon lleva la invención de Breguet al máximo en su lucha por contrarrestar los efectos de la gravedad: mientras la caja exterior hace un giro completo cada minuto, el eje interior obliga al espiral semiesférico a rotar una vez cada 12,6 segundos. Es decir, casi 5 veces por minuto y 5,4 segundos más rápido que la primera versión del Gyrotourbillon.  Eso hace que el tourbillon tenga un ritmo frenético e hipnotizante. Y como los dos ejes que lo mueven son externos, da la sensación que el mecanismo está flotando. Es decir, una auténtica maravilla.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-1-Horasyminutos

Dentro del tourbillon se ve el espiral esférico montado sobre el Gyrolab,  un volante no cerrado para reducir la fricción del aire y  compuesto  de dos secciones con la forma, una vez más, de J y L. Ya lo presenté cuando hablé del Geophysic True Second (aquí) y en vídeo cuando hablé del Geophysic True Second Universal Time (el vídeo puedes verlo aquí). Para que toda esta proeza quepa en una caja que -recordemos- ha encogido sus medidas con respecto a su hermano mayor, el tamaño del conjunto del Gyrotourbillon ha disminuido nada menos que un 30%, lo cual es casi increíble.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-15-Horasyminutos

A pesar de toda la maravilla que lleva dentro el Reverso tiene unas medidas perfectamente llevables, como ya he dicho, y aunque la caja es de platino el reloj es muy ligero. Por supuesto en la muñeca es espectacular. Por supuesto la máxima excelencia técnica y los mejores materiales tienen un precio. El Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Gyrotourbillon tiene un precio de 270.000 euros, y es una edición limitada a 75 unidades sólo disponible en las boutiques de la marca. Pero nada nos impide soñar, ¿verdad? Más información en Jaeger-LeCoultre.es.

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-12-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-13-Horasyminutos

Jaeger-LeCoultre-Reverso-Tribute-Gyrotourbillon-9-Horasyminutos

 



En la muñeca: Dietrich OT Carbono. Modelos y precios

Dietrich-OT-Carbono-2-Horasyminutos

Una nueva vuelta sobre el tema del “Tiempo Orgánico”, la inspiración de Emmanuel Dietrich para sus relojes. Nos llegan ahora los Dietrich OT Carbono, y como siempre con un montón de correas a elegir. Vamos a ver los modelos y los precios.

Dietrich-OT-Carbono-4-Horasyminutos

Emmanuel Dietrich es un diseñador con una carrera muy interesante, en la que también ha diseñado relojes para otras marcas. En 2009 decidió crear sus propios relojes, que se lanzaron en 2014, y cuya presentación en España recogimos en este artículo con fotos en vivo. Son los OT, que significa Organic Time. En realidad Dietrich OT Carbono no es el nombre oficial, tan sólo una manera de identificarlos y distinguirlos.

Y es verdad que el diseño tiene mucho de orgánico, porque la caja tiene una forma nada común, con el cristal de zafiro siguiendo la silueta de la caja. Debe ser cara de fabricar, porque no es una mecanización al uso ni mucho menos. Además tiene un tamaño notable: 46 mm de ancho por 48 de largo casi 14 de alto. No pasa desapercibido, pero esa es la idea precisamente.

Dietrich-OT-Carbono-19-Horasyminutos

Dietrich-OT-Carbono-10-Horasyminutos

Los OT comenzaron siendo de acero recubierto de PVD para pasar después al carbono y al carbono luminiscente, que son los modelos que estamos viendo. Cada Dietrich OT Carbono va seguido de un número que se distingue por el color de las manecillas que en las versiones luminiscentes comparten color con el que aparece en el carbono. El OT 1 tiene las manecillas verdes, el OT 2 en rojo, el OT 3 en amarillo, el OT 4 en azul y el OT 5 en marrón.

Dietrich-OT-Carbono-12-Horasyminutos

La otra gran parte orgánica del reloj es la esfera, que está construida de abajo arriba en cuatro niveles que le dan mucha profundidad. Está atravesada por unos ejes en forma de equis que recuerda a las raíces de un árbol o incluso una telaraña gruesa. No es de extrañar por tanto que la punta de las manecillas tengan forma de hoja.

Dietrich-OT-Carbono-3-Horasyminutos

Dietrich-OT-Carbono-8-Horasyminutos

Además están generosamente cubiertas de SuperLuminova, lo que permite leer la hora en la oscuridad sin ningún problema. Son sólo las manecillas las que se ven porque los índices están impresos sobre el cristal de zafiro. También se mueve el pequeño disco entre las 9 y las 10, que es un indicador de 24 horas.

Dietrich-OT-Carbono-16-Horasyminutos

Es muy curioso que un tres agujas como estos Dietrich OT Carbono tenga un contador de 24 horas, pero es que así es el movimiento Miyota que integra, y que también se ve en los relojes de Seven Friday. Tiene una pequeña apertura sobre el escape. Como el reloj se mueve a 21.600 alternancias a la hora -es decir, 3 hercios- resulta muy fácil ver el movimiento del áncora. Es como si hubiera unos bichillos muy ocupados en las raíces del árbol. El calibre, que tiene una reserva de marcha de 48 horas, tiene también un pequeño segundero sin parada, que en este caso está represantado por una estrella a las 4.

Dietrich-OT-Carbono-15-Horasyminutos

Aunque no tiene la caja de carbono no me gustaría dejar pasar mi favorito, que es el OT 5 (que ya presentamos el pasado diciembre en este artículo. El conjunto de bisel de bronce con los tonos marrones de la carrura y los colores en cobre de la esfera me resulta especialmente atractivo.

Dietrich-OT5-1-Horasyminutos

Dietrich-OT5-2-Horasyminutos

Dietrich-OT5-3-Horasyminutos

Otra de las peculiaridades de los Dietrich OT Carbono es el sistema de colocación de la correa, que es muy sencillo. Dietrich ofrece un montón de correas a precios muy razonables. Las más baratas, las de nylon, valen 100 euros, mientras que las de piel tienen un precio de 150 euros, incluso una de serpiente. Si nos vamos a las de Aligátor el precio llega a los 390 euros. Por esos precios, quién no se compra un par de ellas. Y sin que te haga falta una herramienta especial para montarlas.

Dietrich-OT-Carbono-7-Horasyminutos

Dietrich-OT-Carbono-17-Horasyminutos

Dietrich-OT-Carbono-18-Horasyminutos

Es obvio que el diseño tan peculiar del reloj no es para todo el mundo, pero a mí me gusta. Me parece original, queda bien en la muñeca y, mientras no lo quieras llevar con traje el reloj se va a adaptar a todo tipo de ropa.

Dietrich-OT-Carbono-11-Horasyminutos

Y los precios de los Dietrich OT Carbono no son descabellados para un producto poco visto. Los OT de primera generación cuestan 1365 euros, salvo el OT 5 que como tiene bronce sube a 1.685 euros. Si se quiere un modelo OT carbono el precio se queda en 1995 euros, mientras que si subimos al carbono luminiscente el precio es de 2.185 euros. Me permito recordar que los relojes se pueden comprar online en la web de su creador, pero allí los precios están en francos y por lo tanto hay que traducirlos a euros y añadirles el IVA español -que te liquidará la agencia de transportes-. Entonces te das cuenta de que mejor lo compras aquí. Más información en Dietrich.com

Dietrich-OT-Carbono-12-Horasyminutos

Dietrich-OT-Carbono-14-Horasyminutos

Dietrich-OT-Carbono-20-Horasyminutos



En la muñeca: Bell & Ross Vintage BR Aéronavale

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-portada-Horasyminutos

Es innegable que la forma icónica de los relojes de Bell & Ross es la cuadrada, como los indicadores de los aviones. Pero casi igual de reconocibles son sus modelos vintage redondos, ¡y qué bonitos son! Buena prueba de ello son los nuevos Vintage BR Aéronavale 123 y 126 en azul. Vamos a ver los dos modelos y sus precios.

 

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-1-Horasyminutos

Los nuevos Vintage BR Aéronavale honran, como indica su nombre, a las fuerzas aeronavales, y por tanto apela a los colores tradicionales en los uniformes marinos. Por un lado el azul, la base de la mayoría de los blasones e insignias tanto marinas como aerotransportadas, y por otro el oro, utilizado en los uniformes de gala por su significado de gallardía, nobleza y victoria. Tres características que busca todo militar, y no en ese orden necesariamente.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-2-Horasyminutos

Vintage BR 123 Aéronavale

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-3-Horasyminutos

Vintage BR 126 Aéronavale

Los cuatro modelos Vintage BR Aéronavale comparten las mismas características: caja de acero pulido de 43 mm de diámetro; bisel de acero con un aro de aluminio anodizado azul con una escala muy legible en dorado. El cristal superior es, como siempre en Bell & Ross, de zafiro con tratamiento antirreflectante. La forma es de domo, imitando los cristales de Hesalite para un resultado realmente bonito.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-9-Horasyminutos

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-4-Horasyminutos

Pero es en las esferas de los Vintage BR Aéronavale  donde Bell & Ross se ha lucido de verdad, porque presentan una base azul con decoración rayos de sol sobre la que se han aplicado los índices y numerales dorados para crear un contraste elegante y muy, muy atractivo. El dorado también aparece en las manecillas, incluso las del pequeño segundero o del cronógrafo. En éste último, además, perfila la ventana circular de fecha, lo que aporta un toque extra de elegancia.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-5-Horasyminutos

Los índices, numerales y manecillas están satinados. Parece un detalle sin importancia, pero hace que la lectura sea mucho más fácil en cualquier circunstancia. Incluso con luz solar directa. Y además le da un aspecto mucho más distinguido.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-6-Horasyminutos

Las agujas horarias están tratadas con SuperLuminova. Se ven perfectamente en la oscuridad, pero al ser los únicos elementos luminiscentes leer la hora puede ser complicado en según que momentos. Un reloj con estilo retro no está precisamente pensado para la practicidad y es más que frecuente encontrarlos sin ningún tipo de tratamiento. Así que se agradece la inclusión del lumen.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-7-Horasyminutos

Ambas versiones del Vintage BR Aéronavale integran calibres automáticos. Son los BR-CAL.305 para la versión tres agujas y BR-CAL.301 para el cronógrafo. Habitualmente Bell & Ross utiliza movimientos ETA o Sellita y creo que en este caso es esta última la casa elegida. En cualquiera de los dos casos la funcionalidad está garantizada, y la inclusión de un cristal de zafiro en el reverso permite apreciar una decoración suficiente, con platinas perladas y un rotor con Côtes de Genéve y el nombre de la casa grabado.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-8-Horasyminutos

Como corresponde a un reloj vintage, los pulsadores del cronógrafo son de pistón. Además la pulsación requiere de mayor presión porque el mecanismo se activa -y desactiva- mediante levas. Si hubiera sido un calibre con rueda de pilares y embrague vertical el funcionamiento hubiera sido muy suave, pero esa presión extra le sienta bien a un reloj retro. O por lo menos a mí me gusta.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-10-Horasyminutos

Las correas de piel o de cocodrilo azul son el toque definitivo para hacer de los Vintage BR Aéronavale objetos de deseo, porque además quedan estupendamente bien en la muñeca. Los precios son de 2.700 euros para el tres agujas y 3.880 euros para el cronógrafo en la versión con correa de piel, mientras que si se elige la correa de cocodrilo el precio aumenta en 190 y 200 euros respectivamente. Los relojes ya están disponibles en el mercado, y tienes más información en Bell&Ross.es.

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-11-Horasyminutos

Bell-Ross-Vintage-BR-Aeronavale-12-Horasyminutos



Serena Williams gana su séptimo Wimbledon con Audemars Piguet en la muñeca

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-1-Horasyminutos

Se están acabando los adjetivos para definir lo que significa Serena Williams para el tenis. Este fin de semana ha conquistado su séptimo Torneo de Wimbledon, llegando así a su vigésimo segundo título e igualando a Steffi Graf. Y lo ha hecho acompañada de su fiel Audemars Piguet Royal Oak Offshore Chronograph en oro rosa.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-3-Horasyminutos

Serena Williams se deja caer tras ganar el último punto de la final de Wimbledon 2016

En realidad la historia de Serena Williams como embajadora de la reina de Le Brassus llevó un recorrido inverso, ya que la tenista comenzó luciendo un Royal Oak que -al parecer- le había regalado su entrenador cuando comenzaron una relación personal como pareja. Serena pasó a ser “amiga” de la marca y poco después recibió sus credenciales como embajadora. Lo mismo que le ocurrió a Stanislas Wawrinka, conocido por competir siempre con una APRO “bumblebee” (llamado así por el color amarillo dominante en la esfera) antes de convertirse también en embajador de la manufactura.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-8-Horasyminutos

La relación Audemars Piguet-Serena Williams es muy especial porque Serena es única no sólo en las pistas, sino como representante de las mujeres y particularmente de las mujeres negras. Más aún estos días en los que la violencia racial parece aún más desatada en los Estados Unidos. Poco antes del comienzo de Wimbledon Audemars Piguet llevó a cabo una sesión fotográfica con la deportista que es un reflejo de todos esos aspectos de la personalidad de Serena.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-7-Horasyminutos

La serie fotográfica, toda en blanco y negro, se acompañó con un vídeo en el que Serena Williams recita el famoso poema de Rudyard Kipling “Si” (If en el original). El poema se eligió porque una de las frases del mismo está inscrita en la entrada de jugadores de la pista central de Wimbledon: “If you can meet with Triumph and Disaster and treat those two impostors just the same” (“Si puedes enfrentarte con el Triunfo y la Derrota y tratar por igual a ambos impostores”).

En el vídeo sólo recita los dos últimos párrafos de los cuatro que componen un poema que fue adoptado como el compendio de las virtudes inglesas de la época victoriana. Esta es la versión completa y la traducción al español que aparece en Wikipedia (en mis subtítulos he variado algunas frases):

If—
If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don’t deal in lies,
Or, being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise;If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build ‘em up with wornout tools;If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on”;If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And—which is more—you’ll be a Man my son!
Si…
Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando todos a tu alrededor
la han perdido y te culpan a ti.
Si puedes seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero también aceptas que tengan dudas.
Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no incurres en el odio.
Y aun así no te las das de bueno ni de sabio.Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y la derrota,
y tratar a esos dos impostores de la misma manera.
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
tergiversada por villanos para engañar a los necios.
O ver cómo se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas.Si puedes apilar todas tus ganancias
y arriesgarlas a una sola jugada;
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y nunca decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios y tendones,
a cumplir con tus objetivos mucho después de que estén agotados,
y así resistir cuando ya no te queda nada
salvo la Voluntad, que les dice: “¡Resistid!”.Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, sin menospreciar por ello a la gente común.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos pueden contar contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el implacable minuto,
con sesenta segundos de diligente labor
Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
y —lo que es más—: ¡serás un Hombre, hijo mío!

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-4-Horasyminutos

Como se ve en el vídeo Serena Williams ha cambiado el final del poema para convertirlo en una reivindicación de la mujer. Seguro que el propio Rudyard Kipling lo habría aprobado. Y también podemos ver su querido Royal Oak Offshore Chronograph.  Tiene una caja de oro rosa de 37 de diámetro por 11,80 de altura, pero con una correa de caucho blanco que no rompía el código “todo-blanco” de las pistas de Wimbledon. El bisel está decorado con 32 diamantes engastados y la esfera presenta una nueva Lady Tapisserie más delicada que la de la anterior versión.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-8-Horasyminutos

Además está rodeada de un graneado circular que juega con las luces y acoge los índices aplicados, mejorando la lectura horaria. La carrura tiene ese satinado tan único de Audemars Piguet que tanto me gusta. El calibre 2385 es un cronógrafo automático que funciona a 3 hercios y tiene 40 horas de reserva de marcha.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-5-Horasyminutos

Me gusta ver que los embajadores son algo más que simples figuras con reloj, y como desafortunadamente la causa de la mujer en el mundo tiene por delante mucho trabajo que hacer es muy bueno que personalidades como Serena Williams sirvan de ejemplo, y más aún que las marcas lo apoyen. Sólo me queda felicitarla por ser la leyenda que es. Más información en AudemarsPiguet.es

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-Horasyminutos



En la muñeca: NOMOS Glashütte neomatik

NOMOS-Glashutte-neomatik-1-Horasyminutos

Vamos a ver en vídeo los nuevos neomatik de NOMOS Glashütte, una completa colección de relojes que viene a enriquecer la larga historia de éxitos de la pequeña manufactura de la ciudad sajona, que cuenta sus modelos por éxitos.

 

Orion neomatik

Orion neomatik

En 2015 NOMOS Glashütte presentó su calibre de manufactura, el movimiento DUW 3001. Para celebrarlo lanzó un reloj, el neomatik, basado en el Minimatik. Además lo hizo en dos versiones, la tradicional con la esfera plateada y el Champagner, con la esfera en color champán y la correa en color salmón.

Ludwig neomatik

Ludwig neomatik

Ahora todos los modelos de la casa menos los Lux y los Lambda ofrecen una versión neomatik con el nuevo calibre. Como al fin y al cabo el movimiento es la base de esta colección, vamos a verlo un poco más en detalle. El DUW 3001 debe sus iniciales al nombre completo de la manufactura, que es NOMOS Glashütte Deutsche Uhrenwerke.

NOMOS-Glashutte-neomatik-11-Horasyminutos

Tiene un diámetro de 28,8 mm y una altura de tan solo 3,2 mm, lo que le convierte de facto en uno de los calibres automáticos más delgados del mercado. En comparación el ubicuo 2892 de ETA mide 3,6 milímetros. Otro hecho llamativo es que casi todas las piezas están situadas entre la base y la platina superior, lo que de hecho significa tener un solo milímetro para trabajar. Por tanto el esfuerzo de ajuste es aún más difícil.

NOMOS-Glashutte-neomatik-2-Horasyminutos

NOMOS afirma que las pérdidas por fricción es de tan solo de un 5,8%, cuando lo normal  es que ronde el 20% Esto es una enorme ayuda a la hora de tener un calibre preciso, pero es que además el volante está ajustado a 6 posiciones, como los cronómetros. La decoración es la habitual y preciosa en la relojería de Glashütte: platina de tres cuartos, nervaduras Glashütte, que es la versión sajona de las Côtes de Genéve suizas, y tornillos azulados. Es en definitiva un logro más que encomiable.

NOMOS-Glashutte-neomatik-12-Horasyminutos

Aunque los modelos son los ya existentes la decoración de las esferas varía. Por supuesto en los modelos Champán, que combinan el beis con los acentos naranjas. En la esfera plateada también hay cambios, con la introducción de tonos azules que quedan muy elegantes.

NOMOS-Glashutte-neomatik-3-Horasyminutos

NOMOS-Glashutte-neomatik-21-Horasyminutos

Las cajas tienen un máximo de 36 mm de diámetro. Son sin duda pequeñas, pero el diseño de Nomos es tan bueno que los neomatik quedan muy bien en la muñeca. No parecen tan pequeños como el dato frío de la medida parecería indicar. Además la altura, que en ningún caso llega a los 9 mm, hacen del reloj un perfecto aliado de los puños de camisa ajustados.

NOMOS-Glashutte-neomatik-9-Horasyminutos

NOMOS-Glashutte-neomatik-4-Horasyminutos

Va en el gusto de cada uno elegir  el modelo que prefiere, pero Nomos lo hace también que resulta difícil quedarse con uno solo.

NOMOS-Glashutte-neomatik-7-Horasyminutos

Tangente neomatik

NOMOS-Glashutte-neomatik-6-Horasyminutos

Minimatik neomatik

NOMOS-Glashutte-neomatik-5-Horasyminutos

Metro neomatik

Un detalle que a menudo no se tiene en cuenta es la calidad de las correas, que normalmente en relojes de este rango de precios se las considera de calidad “estándar”. Una vez más, no es ese el caso del los neomatik de NOMOS. En el caso de las versiones de esfera plateada la correa elegida es la notoria Genuine Horween Shell Cordovan en negro, mientras que la versión en salmón es de cuero con tintes naturales. Los pespuntes están hechos a mano y las correas se atan con una hebilla preciosa.

NOMOS-Glashutte-neomatik-14-Horasyminutos

Y para terminar, los precios, que se convierten en una tentación difícil de evitar. Las versiones plateadas comienzan en 2.520 euros la más barata y llegan a los 2.880 euros los más caros. Si se elige la versión champán el aumento de precio es de aproximadamente 100 euros.

NOMOS-Glashutte-neomatik-20-Horasyminutos

NOMOS-Glashutte-neomatik-19-Horasyminutos

NOMOS-Glashutte-neomatik-18-Horasyminutos

Nomos Glashütte lleva en el mercado desde 1990 sabiendo conectar perfectamente con los gustos de sus seguidores. Yo creo que les falta desarrollar ya un cronógrafo, pero mientras llega no cabe duda que estos neomatik son uno de esos relojes que hay que tener. Más información en NOMOS.com.

NOMOS-Glashutte-neomatik-17-Horasyminutos

NOMOS-Glashutte-neomatik15-Horasyminutos

NOMOS-Glashutte-neomatik-16-Horasyminutos

NOMOS-Glashutte-neomatik-13-Horasyminutos

 



Los Perpetual Day Date de Rolex con el nuevo calibre 3255

Rolex no es precisamente la más apresurada de las manufacturas. Todos los pasos que da son pequeños -pero firmes-, espaciados y a menudo tan sutiles que sólo el seguidor de la marca se da cuenta a primera vista. Por tanto un nuevo calibre es una gran noticia, y la propia Rolex lo significa con una nueva edición del Oyster Perpetual Day Date.

 

Poco ha cambiado en la apariencia del Oyster Perpetual Day Date de Rolex desde su aparición en 1956. Pensado para personas de especial relevancia o presidentes de grandes compañías -de hay el apodo de President-, el reloj fue el primero en mostrar el día completo, y desde entonces el nombre del día preside la esfera sustituyendo a la indicación del 12, justo encima de su corona de 5 puntas (en diversos idiomas, además). Como fue concebido para las “clases altas” sólo se fabrica en materiales preciosos: platino, oro blanco, oro amarillo y el oro rosa creado por la propia Rolex, el Everose que aparece en la foto de arriba.

Supongo que cuando he dicho “poco ha cambiado” los más vehementes seguidores de la marca o han dejado de leer o han empezado a odiarme, porque una cosa que sí ha cambiado notablemente han sido las medidas de la caja. El President original medía 36 mm de diámetro -medida que se mantiene en la colección-  y  la versión aparecida en 2008, el Day Date II, llegaba a los 41, un auténtico sacrilegio para los puristas. Este año el DD pierde un milímetro en su diámetro total, lo que le sigue manteniendo dentro de unas medidas actuales. En cualquier caso el diseño del guardatiempos es tal que nunca parece grande, y casi ni pequeño aunque tenga una medida de 36 mm. A eso se le llama perfección de diseño.

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos frontal Horas y Minutos

Oro blanco con esfera “cuartos” y numerales romanos

EL CALIBRE 3255

 

Rolex Oyster Perpetual Day Date calibre 3255 anverso Horas y Minutos

Éste si es un gran cambio. Se puede discutir todo lo que se quiera sobre Rolex, pero hay algo que no admite disputa: el calibre 3155 es un excelente movimiento que sigue plenamente vigente (y, para alegría de quien lo lleva en la muñeca, lo seguirá siendo muchos años). ¿Tenía entonces necesidad de cambiarlo? En absoluto, pero Rolex es Rolex y hace las cosas cuando cree que va a mejorar lo que ya hay. Y lo consigue. El movimiento está acorazado por 14 patentes nuevas, poco notables a primera vista -está tan espartanamente decorado como su antecesor- pero que aunadas al rediseño de más del 90% de las piezas del calibre lo convierten en una gran máquina.

Si empezamos por la energía, esta se mantiene durante 70 horas, casi tres días (que a estas alturas debería ser obligatorio en todos los relojes de alta gama). Esto supone 24 horas más que su antecesor. Para que nos hagamos una idea de la minuciosidad del replanteamiento de los elementos que componen el calibre digamos por ejemplo que 10 de esas horas extras se obtienen de reducir un 50% el grosor de las paredes del barrilete, dejando hueco para un muelle real más largo. La energía liberada se controla gracias al nuevo escape al que Rolex ha denominado Chronergy.

Rolex calibre 3255 escape Chronergy Horas y Minutos

El Chronergy, que es antimagnético, no es sino un escape de áncora suizo modificado para mejorar el rendimiento energético, el talón de Aquiles del mecanismo. Lo primero que llama la atención es la rueda de escape, esqueletada para hacerla más ligera y de paso disminuir su inercia. El áncora tiene ahora unas paletas con el grosor reducido un 50%, incrementando sin embargo la superficie de contacto de los dientes de la rueda de escape. El conjunto no está alineado sino que presenta una línea discontinua con mayor distancia entre el áncora y el volante para aumentar el efecto palanca. A decir de la manufactura el conjunto de modificaciones geométricas aportadas permite aumentar el rendimiento del escape en un 15%, lo cual contribuye en casi la mitad a la mejora de la autonomía del movimiento 3255.

Rolex calibre 3255 escape tradicional y Chronergy Horas y Minutos

A la izquerda escape de áncora suizo tradicional y a la derecha el Chronergy de Rolex

 

El volante presenta el espiral Parachrom original del Rolex, fabricado en una aleación de niobio y zirconio que es completamente insensible a los campos magnéticos. La geometría del propio volante se ha rediseñado para triplicar su equilibrado. Está montado sobre amortiguadores de golpes Paraflex de alto rendimiento -por supuesto también desarrollados por Rolex- y está sujeto mediante un puente transversal que también ofrece una mayor resistencia a los golpes. Este último cuenta con un sistema optimizado de ajuste en altura y con una nueva protección integrada del volante.

Rolex Oyster Perpetual Day Date calibre 3255 detalle del volante Horas y Minutos

Todo ello hace que el nuevo calibre supere la normativa -un tanto obsoleta en mi opinión- del laboratorio COSC, hasta el punto que ahora la tolerancia del reloj es de +/- 2 segundos al día (COSC da un margen de -4/+6). Tanto es así que Rolex, además de pasar el test del laboratorio -necesario para seguir diciendo que su reloj es un cronómetro superlativo  ha creado su propio laboratorio y su propia metodología para probar sus relojes, a los que somete a pruebas que simulan la vida diaria basadas en un estudio estadístico a gran escala para saber las condiciones de uso real del guardatiempos. Por lo demás el reloj mantiene la línea estética de los demás calibres Oyster de Rolex: ruedas de inversión rojas del módulo automático, contornos dorados, puente de volante transversal, etc. Que, por supuesto, no se ven porque el fondo de la caja es sólido, siguiendo la norma de que el reloj debe funcionar bien y por tanto el usuario no se debe preocupar del movimiento.

Rolex Oyster Perpetual Day Date calibre 3255 reverso Horas y Minutos

 

LAS OPCIONES ESTÉTICAS

Como siempre en Rolex hay a disposición de los clientes numerosas combinaciones entre el metal de la caja y brazalete, el bisel (con o sin diamantes) y la esfera. Es la versión de platino la más sobria en este sentido, porque sólo se puede cambiar el bisel (liso o engastado con diamantes) y la esfera, que es siempre azul y sólo varía el motivo decorativo de la misma: o dividida en cuartos o en diagonal. También se puede elegir entre índices o numerales romanos. La verdad es que es muy bonito en cualquiera de sus opciones.

Rolex Oyster Perpetual Day Date platino esfera diagonales Horas y Minutos

Versión en platino con esfera azul y decoración de diagonales

Las versiones de oro blanco, oro amarillo y oro Everose son múltiples y se puede probar a combinarlas en la página oficial (aquí), pero todos siguen el mismo patrón: diagonales, cuartos, líneas o color sólido. Los numerales romanos ha sido rediseñados y ahora tienen un aspecto más moderno, más tecnológico podríamos decir. Es difícil actualizar un numeral romano si que resulte una licencia artística, pero la verdad es que Rolex lo ha hecho muy bien. Por cierto que si se opta por romanos se pierde el tratamiento luminiscente tanto en los numerales como en las manecillas.

Esfera champagne

Esfera champagne

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos perfil Horas y Minutos

Versión en oro blanco con esfera a “cuartos”

Por supuesto todas las versiones tienen un elemento obligatorio: el brazalete President que nació con el modelo a mitad del siglo pasado. Dudo que haya alguien a quien no le guste este conjunto de tres eslabones redondeados, satinados y pulidos. Más aún con la hebilla desplegable invisible y culminada con la corona de la casa. Tan tópico pero tan vigente.

Rolex Oyster Perpetual Day Date platino esfera diagonales 1 Horas y Minutos

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos brazalete president Horas y Minutos

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro everose brazalete president Horas y Minutos

 

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro everose brazalete president hebilla Horas y Minutos

Es llamativo cómo un Rolex puede significar tantas cosas, y particularmente un modelo como el Perpetual Day Date. A pesar de la excelencia de su fabricación yo no puedo sacudirme ciertos prejuicios hacia el modelo de oro amarillo. Confieso que me sigue pareciendo un modelo ostentoso, no sólo porque siempre ha sido el preferido por lo más casposo de la sociedad -española por lo menos- sino por la cantidad de personajes de dudosa reputación que lo han llevado en el cine o la televisión. Sobre todo el llorado y magistral James Gandolfini en su interpretación del mafioso Tony Soprano (aquí en su pose más habitual cuando no está rompiendo la ley).

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro amarillo esfera champagne frontal Horas y Minutos

Sin embargo las versiones en Everose, platino y oro rosa no me lo parecen en absoluto. Me parecen muy bonitos y elegantes. Es decir, no son relojes discretos ni mucho menos y llevar un Rolex construido en un material precioso sin duda envía un mensaje que generalmente se entiende como de poderío económico y social. Sin embargo salvo el platino y las versiones con diamantes estos Oyster Perpetual Day Date no superan los 40.000 euros, un precio incluso modesto comparado con muchos relojes del mercado. Y dentro de su lujo no me parecen jactanciosos. En fin, ojalá algún día me vea en la tesitura de poder elegir si me lo pongo para salir a la calle.

Rolex Oyster Perpetual Day Date oro blanco esfera cuartos Horas y Minutos

 

 



Los relojes de James Bond

No cabe duda de que las películas de James Bond son excelentes soportes publicitarios para cualquier producto que se quiera anunciar. Pero es que además desde la llegada de Daniel Craig al papel las películas de James Bond son, además, buenas. Y como OMEGA ha echado el resto en Spectre con los relojes que ha presentado creo que es un buen momento para hacer un repaso histórico de los relojes del agente secreto.

 

Ian-Flemming-Rolex-Explorer

El creador de James Bond, Ian Fleming, fue un usuario fiel de Rolex y cuando creó su alter ego James Bond especificó que el espía también llevaba Rolex Oyster Perpetual. Sin embargo la presencia del reloj nunca fue promocionada por Rolex y fue más bien secundaria en las primeras películas. No fue hasta Thunderball en 1965 que tuvo un reloj con accesorios, nada menos que un Breitling Top Time con un medidor de radioctividad, aunque sigue siendo fiel a Rolex.

Bond Original - Goldfinger 1964 - 2

En Vive y Deja Morir de 1973 Roger Moore utiliza el bisel de su Rolex para cortar las cuerdas que le atenazan, y aunque un imán es el peor enemigo de un reloj mecánico el Rolex también tiene uno y muy potente, que sirve para detener balas y para otros usos más recreativos.

A partir de esa película los relojes tienen siempre algún truco escondido diseñado por Q, un auténtico visionario que siempre diseña el artefacto que justo va a necesitar Bond en algún momento. Ninguno le falta ni ninguno sobra. Así ocurre con los relojes Seiko que luce Roger Moore en cuatro de sus películas.

Seiko H357 Duo Display

Seiko H357 Duo Display

Seiko G757 Sports 100

Seiko G757 Sports 100

SEIKO 0674-5009 DK001 Quartz LC

SEIKO 0674-5009 DK001 Quartz LC

El gran cambio llega en 1995 con Goldeneye y Pierce Brosnan que luce por primera vez un Omega Seamaster, lanzado en 1993. En esta ocasión  el reloj elegido es de cuarzo, un error que subsanaría Omega en la siguiente película en la que el reloj ya es mecánico e incorpora un detonador a distancia. James Bond hace uso de un láser emitido desde el bisel y un detonador de minas.

OMEGA Seamaster 300 1995-2002

En El Mundo no es Suficiente su Omega tiene un gancho escondido en el bisel. Cuando lo lanza y se clava el bisel gira en sentido contrario y le eleva. En Muere Otro Día tiene un detonador en la válvula de helio, que se activa al girar el bisel, y usa nuevamente el láser, pero esta vez desde la corona.

OMEGA 2006 Casino Royale

La llegada de Daniel Craig con Casino Royale marca también la primera vez que James Bond luce dos relojes, un Omega Seamaster Professional con escape Coaxial hermético hasta 300 metros y válvula de helio con esfera azul. El otro es un Seamaster Planet Ocean de 45,5 mm de diámetro y esfera negra. Además los relojes vuelven a ser sólo eso, relojes que dan la hora.

Edición Limitada Casino Royale

Edición Limitada Casino Royale

A partir de Casino Royale Omega se aprovecha de la renacida popularidad del agente para lanzar ediciones especiales de todos los relojes.

Edición Limitada 2008 Quantum of Solace

Edición Limitada 2008 Quantum of Solace

Con la llegada de Skyfall en 2012 además de los dos relojes de la película y las ediciones especiales Omega lanza una edición especial 50 Años de Bond.

Seamaster Coaxial Skyfall 2012

Seamaster Coaxial Skyfall 2012

OMEGA Edición Limitada Skyfall 2012 50 años de Bond

OMEGA Edición Limitada Skyfall 2012 50 años de Bond

Y en 2014 una Edición Única Seamaster Aqua Terra Goldfinger para celebrar los 50 años de la película. En oro, por supuesto. Lo subastó Christie’s por casi 88.000 euros.

Seamaster Aqua Terra Goldfinger

Seamaster Aqua Terra Goldfinger

Por último -y por ahora- por primera vez James Bond lleva un reloj creado expresamente para lucir en la película. Es el precioso  Omega Seamaster 300 Spectre Edición Limitada con una caja de 41 mm en acero, bisel rotativo bidireccional que sirve de segundo huso horario y una esfera negra con las manecillas e índices rellenos de SuperLuminova color vintage, aunque en la oscuridad luce en azul. Además el pequeño segundero es de lollipop, con la punta redonda. Y por supuesto con un calibre Co-Axial.

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition frontal

Además Omega lanzó otro Seamaster con la esfera azul decorada con el supuesto escudo de armas del agente (presentado en este artículo). La verdad es que Spectre ha puesto el listón muy alto en lo que a relojes se refiere,  y eso que ninguno incorpora esos accesorios que tanto gustan a los seguidores del agente .

OMEGA Seamaster James Bond Spectre en la muñeca

Veremos qué inventa Omega para la siguiente entrega, aunque no me extrañaría que empezara a introducir modelos de otras de sus gamas.

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition perfil

Seamaster 300 Spectre Limited Edition

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition SuperLuminova

SuperLuminova azul

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition carrura

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition - calibre coaxial

Calibre coaxial

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition en la muñeca

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition en la muñeca perfil

OMEGA Seamaster 300 Spectre Limited Edition en la muñeca 1

Mientras tanto, os dejo esta imagen a modo de resumen de la trayectoria de OMEGA con James Bond, que ha sido larga y fecunda.

Historia de 20 años de OMEGA con Bond



En la muñeca: Vacheron Constatin Harmony Dual Time

Vacheron Constantin Harmony Dual Time oro blanco en la muñeca 1

Vamos a repasar otra de las maravillas de Vacheron Constantin, originalmente presentadas -para emoción de todos los que asistimos- durante el SIHH 2015: el Harmony Dual Time.

 

Vacheron Constantin Harmony Dual Time oro rosa en la muñeca

La nueva gama Harmony por ahora se compone de tres modelos de cronógrafo y los que vamos a ver aquí: dos relojes con segundo huso horario. Los Harmony son el resultado de años de búsqueda de un diseño de formas dentro de formas hasta conseguir un resultado armonioso. De ahí el nombre de los relojes. Por eso vemos círculos, rectángulos y subesferas asimétricas en el Harmony Dual Time, para que según desde donde mires el reloj tenga una presencia distinta.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time oro rosa frontal

Así, partimos de una caja con forma de cojín que visualmente se alarga gracias a las sólidas asas que acogen la correa de aligátor. La caja, que se presenta en oro rosa u oro blanco, no es particularmente pequeña porque mide 40 x 49,3 mm, pero la altura de 11,43 mm la hace parecer de tamaño contenido.

La esfera es amplia, con una presencia notable pero siempre elegante en la que cada elemento llama la atención. Por ejemplo los grandes numerales pintados en azul. La fuente utilizada es de clara inspiración vintage, pero alejada de las que se suelen utilizar en relojes de estilo retro. Eso es lo que pasa cuando se tiene una elegancia innata: puedes estar entre muchos, pero siempre destacas. Así es Vacheron Constantin.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time oro blanco frontal

Las manecillas también tienen formas clásicas pero la que más llama la atención es la del segundero, con un contrapeso mucho más largo de lo normal que recuerda a los grandes relojes de fachada. Por cierto que, orgullosa como es Vacheron de la precisión de sus relojes no sólo ha pintado los minutos sino también las subdivisiones de cada uno de ellos, lo que acentúa el orgulloso caminar por la esfera del segundero.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time esfera segundo huso horario

Entre las 4 y las 5 aparece la subesfera del segundo huso horario, que además es completa, con horas y minutos. Las funciones se controlan desde la corona. Si se saca del todo se mueve todo el conjunto, mientras que en la primera posición se mueve sólo la subesfera, acompañada por el indicador de día y noche que tiene enfrente. Por cierto que el indicador es realmente bonito, muy sencillo pero a la vez muy intuitivo y sobre todo muy elegante.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time indicador día y noche

El calibre  2460DT es nuevo y tiene una masa oscilante maravillosamente decorada, como en todos los relojes de esta primera edición. Y digo primera edición porque en 2016 saldrán nuevos modelos que ya no serán edición limitada pero no serán iguales que estos.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time calibre

Por cierto que la manufactura también ha creado una versión más pequeña para mujer, con el bisel de diamantes y con el mismo calibre que la versión de hombre.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time modelo pequeño

Decir que el reloj queda bien en la muñeca es casi insultarlo, porque el si el reloj ya es una maravilla cuando lo miras, en el momento en que te lo pones te das cuenta de lo extraordinariamente bien que está fabricado y lo magníficamente que queda puesto. Es de esos relojes que de verdad miras no para saber la hora sino para disfrutar de su presencia, de la que nunca te cansas.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time oro rosa en la muñeca 1

Los relojes de hombre son una edición de 635 piezas, mientras que el de mujer es de 500 unidades. Esta es la Ficha Técnica del modelo de hombre y esta es Ficha Técnica del modelo de mujer.

Vacheron Constantin Harmony Dual Time oro blanco en la muñeca

 



Nuevos OMEGA Globemaster con certificación METAS

OMEGA Globemaster Master Chronometer blanco y azul en la muñeca

En diciembre de 2014 OMEGA anunciaba que pasaba a certificar sus relojes con el laboratorio METAS, y ahora presenta el nuevo OMEGA Globemaster, el primer reloj que ostenta dicha certificación.

OMEGA considera -con razón- que su nivel de excelencia va mucho más allá de lo que el COSC ofrece y quiere demostrarlo presentando un test que parece hecho a medida, pero es porque ningún reloj del mercado llega al nivel de los suyos. Como ya señalábamos en este artículo las pruebas que METAS somete a los relojes durante 10 días son muy exigentes:

– La función de cada movimiento cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss

– La función de cada reloj cuando se exponga a campos magnéticos de más de 15.000 gauss

– La precisión media diaria (a diferentes posturas y temperaturas), entre 0 y más de 5 segundos/día, antes y después de la exposición a campos magnéticos de más de 15.000 gauss

– La autonomía (reserva de marcha), determinada en horas por cada modelo de reloj

– La resistencia al agua (probada en agua), en bares, determinada por cada modelo de reloj

Desde luego en lo que concierne simplemente a cronometría el test es mucho más exigente que COSC, que permite una desviación diaria de -4/+6 segundos. Todavía no entiendo cómo se puede permitir que un reloj suizo pueda atrasar; es verdad que lo normal es que no lo haga ninguno, pero el hecho de que exista esa tolerancia demuestra demasiada laxitud con la industria. En cualquier caso COSC forma parte del proceso de METAS porque si no los relojes no podrían llamarse cronómetros, pero METAS va más allá y prueba la cronometería también durante y después de que el reloj está siendo sometido a 15.000 gauss.

Sea como fuere, el hecho es que OMEGA está tan segura de su certificación (recordemos que METAS es un laboratorio oficial, no una empresa privada) que incluso ofrece conocer los resultados específicos de cada reloj. Es decir, vas a esta página, introduces los datos de tu reloj y sabes exactamente -y nunca mejor dicho- qué nota sacó en los exámenes. Me parece una excelente oferta, y muy inteligente: no sólo acerca el reloj a su dueño sino que es una poderosa herramienta de marketing.

OMEGA Globemaster - certificado METAS

GLOBEMASTER MASTER CHRONOMETER

Por ahora el nombre que oímos repetir es OMEGA Globemaster Master Chronometer, pero es sólo porque el Globemaster es el único que tiene la certificación. La idea de OMEGA es extender el calibre Coaxial a todos los modelos (o casi todos, probablemente el Speedmaster Professional del que hablé en este artículo mantenga su calibre histórico). Cuando el nuevo calibre coaxial se convierta en ubicuo el Globemaster se quedará con su verdadero nombre, que es una sola palabra…. hasta que salgan versiones con complicaciones.

OMEGA Globemaster Master Chronometer esfera blanca

El reloj tiene una clara inspiración vintage porque su origen está en la colección Constellation.  Desde luego lo que más llama la atención es su bisel hecho de carburo de tungsteno (lo que le garantiza una larga duración), cuyo acanalado a muchos recuerda al DayJust de Rolex. Sin embargo OMEGA ya lo usaba antes de 1945 y no muchas veces después, por lo que se puede afirmar fehacientemente que está en su historia y no es una copia.

Varios OMEGA Constellation de 1968

Varios OMEGA Constellation de 1968

Omega Constellation Automatic Chronometer de 1968

Omega Constellation Automatic Chronometer de 1968

Como decía el OMEGA Globemaster pertenece a la colección Constellation y de ahí la particular esfera: es la conocida pie-pan (literalmente “molde para tartas”) de 1952, un dodecágono cuyos vértices tocan los índices aplicados para luego caer hacia el borde de la esfera. Esta esfera es una de las más buscadas por los amantes de OMEGA -y el Constellation en particular- y ahora la manufactura lo reedita. Es una excelente opción porque da a la esfera un aspecto tridimensional muy atractivo. Por su parte el finísmo graneado de la parte central le confiere un porte elegante. Los índices y las manecillas tienen recubrimiento de SuperLuminova.

OMEGA Globemaster Master Chronometer SuperLuminova

La ventana de fecha aparece a las seis, a diferencia del Constellation que la tiene a las 3, y es mucho más discreta. Es también trapezoidal, pero no está tan remarcada como en la mayoría de los modelos del Constellation. De hecho es en realidad sacada de la de los Constellation Day Date. Encima de la venta de fecha aparece la estrella tradicional de la colección.

OMEGA-Globemaster-Master-Chronometer

El Constellation también lucía estrellas en la parte posterior, iluminando el observatorio de Ginebra y marcando los éxitos de la marca en las competiciones de cronometría. Así como en la gama Constellation la decoración sólo aparecía en los modelos de oro, en el Globemaster es decoración estándar bajo el cristal, y muy bonita. El medallón será siempre del mismo metal que la caja. En la foto de aquí abajo, por ejemplo, se ve el de la caja de oro amarillo.

OMEGA Globemaster Master Chronometer reverso oro amarillo

Por supuesto también permite ver el calibre coaxial y la tradicional decoración de OMEGA con Côtes de Genève curvadas que le dan ese aspecto de abanico tan característico de la marca. El reloj tiene 60 horas de reserva de marcha gracias a su doble barrilete (es gracioso cómo OMEGA identifica ambos –“barrel one, barrel two”-), suficientes como para dejar el reloj en la mesilla de noche el viernes y volver a ponerlo en la muñeca el lunes antes de ir al trabajo.

Hablando de metales, la colección es amplia, como siempre en OMEGA: las esferas plateadas y azules se hayan en cajas de acero, de oro amarillo y de oro Sedna (el oro rojo creado por la marca), combinadas a su vez con correas de piel, brazaletes de acero o bicolor (acero y oro). Todas las combinaciones pueden verse aquí.

OMEGA Globemaster Master Chronometer oro sedna en la muñeca

EN LA MUÑECA

El reloj queda muy bien sobre el pulso. El diámetro de 39 mm unido a su escasa estatura hace que su presencia sea apta para cualquier muñeca, tanto de hombre como de mujer. La presencia es elegante y  seductora. Además con tanta combinación hay seguro un reloj para cada gusto.

OMEGA Globemaster Master Chronometer acero y oro Sedna - perfil

Pero es que además los precios son interesantes: las cajas de acero con correa de piel cuestan 6.400 euros, tanto la esfera azul como la plateada. Si se opta por el brazalete de acero el precio sube 100 euros.

Las combinaciones de caja de acero y bisel de oro suben a 7.900, y si se añade el brazalete bicolor hablamos de 10.100 €. Por último si caja y bisel son de oro con correa de piel el precio es de 18.200 euros.

OMEGA Globemaster Master Chronometer bicolor en la muñeca

GLOBEMASTER PLATINO

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino

Por último hay una versión con caja de platino limitada a 352 piezas que es mi -inalcanzable- favorita. Prescinde de la ventana de fecha para poder tener los 12 índices aplicados de oro blanco esmaltados en azul, a juego con una correa cuyos pespuntes están realizados con hilo con una parte de platino para que conjugue aún mejor con la esfera graneada y la caja.

En la parte trasera presenta un medallón de oro blanco con el observatorio y el firmamento lacados en azul que es una verdadera preciosidad. Los afortunados que puedan comprarlo tendrán que pagar 37.300 euros. Yo lo haría con sumo gusto.

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino reverso

 



NOMOS presenta los nuevos neomatik con calibre de manufactura

Nomos Neomatik

Hacía tiempo que no teníamos noticias de NOMOS, pero la que traemos está muy en su línea: soprendernos con algo nuevo que viene a sacudir una vez más la alta relojería, esta vez presentando un calibre de manufactura automático y muy delgado alojado en la nueva categoría neomatik, expresada en 10 versiones.

 

 Metro neomatik y Metro neomatik champagner

Metro neomatik y Metro neomatik Champagner

El año pasado presentaron su swing system, un conjunto de escape de áncora y volante que habían diseñado y construido en la manufactura (excepto el espiral), lo que garantizaba la independencia de los movimientos suizos -particularmente los ETA- y les permitía controlar mejor servicio y precios.

Nomos Tangente neomatik y Tangente neomatik Champagner

Nomos Tangente neomatik y Tangente neomatik champagner

Ahora han dado un paso adelante y han creado un calibre entero, el DUW 3001. Las siglas DUW vienen del nombre completo de la compañía, NOMOS Glashütte Deutsche Uhrenwerke, y desarrollarlo ha llevado 3 años y unos 15 millones de euros, que para una empresa del tamaño de NOMOS -que ya no es pequeña porque emplea alrededor de 240 personas- es una inversión más que sustancial.

Pero el resultado final ha merecido la pena: es uno de los calibres automáticos más delgados del mercado con una altura de tan solo 3,2 mm. En comparación el ubicuo 2892 de ETA mide 3,6 milímetros. Todo ello conservando la configuración clásica de Glashütte con platina de tres cuartos y nervaduras, también en la masa oscilante esqueletada. Tal delgadez se consigue porque todos los elementos se ubican entre la platina base y la superior de tres cuartos, lo que básicamente obligó a un rediseño y adelgazamiento de todas las partes integrantes y a manejar tolerancias inferiores a un milímetro.

Nomos Calibre DUW 3001

Cuando NOMOS presentó el swing system ya hablaban de ajuste en 6 posiciones que le confería características de cronómetro. Este DUW 3001 ostenta el mismo ajuste y aunque la marca no habla de cronómetro (“lo podría ser” -dicen) el calibre pasa el test del Deutsche Chronometer Prüfstelle, el observatorio de Wempe que es el COSC alemán.

Nomos Calibre DUW 3001 anverso y reverso

El calibre obviamente viene a ampliar la cartera de productos de NOMOS inaugurando una nueva línea, la neomatik. Según parece el nombre va ir en minúscula (o así está escrito en toda la documentación de la marca), lo que provoca cierta inconsistencia en la escritura porque los relojes se llaman, por ejemplo,  NOMOS Orion neomatik; demasiadas exigencias ortográficas en mi opinión.

Orion neomatik y Orion neomatik champagner

Nomos Orion neomatik y Orion neomatik champagner

Para celebrar la llegada del calibre la manufactura presenta diez versiones de sus relojes con el calibre integrado. Pero para que no sea una simple reedición se han creado nuevas esferas; o, por mejor decir, se han aplicado nuevos colores en las esferas. Por un lado diales más parecidos a los ya existentes pero con detalles en cian sobre blanco y por otro una esfera, la más llamativa, en color champán acentuado por detalles en naranja. En total son diez relojes que en su conjunto se ha dado en llamar neomatik First Edition. El año que viene los relojes volverán a su apariencia habitual -dice la marca- aunque supongo que si el color champán tiene éxito lo mantendrán (a mí me gusta mucho). Sería una pena no hacerlo.

Minimatik neomatik y Minimatik neomatik Champagner

Minimatik neomatik y Minimatik neomatik champagner

Fiel a las medidas con que comenzó la carrera comercial de NOMOS los relojes tienen un diámetro de 35 ó 36 mm, lo que para algunos resulta demasiado pequeño. Ese es quizá el único problema del calibre: cuando se quiera incorporar en cajas de 39 ó 40 milímetros resultará demasiado pequeño para los estándares actuales. Pero ya veremos qué pasa en el futuro.

 Ludwig neomatik y Ludwig neomatik Champagner

Ludwig neomatik y Ludwig neomatik champagner

A lo largo del artículo he puesto las parejas de relojes cuyo precio oscila entre 2.520 euros el más barato y 2.960 euros el más caro. Para ver el precio exacto de cada unidad  y sus características técnicas lo mejor es pasarse por la tienda online de NOMOS -si se puede evitar la tentación una vez allí, claro-.

Enhorabuena a NOMOS, una vez más.



Moser presenta su primer reloj deportivo: Pioneer Centre Seconds

H. Moser & Cie lleva pocos años reestablecida en el mercado de la alta relojería, pero ya nadie habla de ese mercado sin mencionarlos. Eso dice mucho de lo bien que han hecho las cosas y de unos relojes realmente bellos, innovadores pero clásicos. Ahora presentan su primer reloj deportivo: el Pioneer Centre Seconds.

 

H Moser Pioneer Centre Seconds esfera argente

Cuando entrevisté al Director General de la empresa, Edouard Meylan (se puede leer aquí la charla) me dijo que en 2016 presentarían una nueva colección “elegante, distinta y sexy”. Se han adelantado un trimestre y han presentado lo que va a ser la tercera -y por ahora definitiva- colección: los relojes Pioneer. La idea es ofrecer la misma calidad pero en un reloj con aire más deportivo. Por ahora es sólo un tres agujas, pero es de suponer que en el futuro tendrán otros desarrollos.

¿Puede ser deportivo un reloj con configuración clásica? El Pioneer Centre Seconds viene a demostrar que sí. No en las funciones, es obvio, pero sí en la construcción. Sólo hay que compararlo con los Endeavour Centre Second Concept que habíamos visto en Baselworld (y que se pueden ver aquí).

El tradicional oro rojo se combina con un titanio negro que perfila las asas y se apodera de la corona. El contraste es notorio y hace que el oro parezca mucho más agresivo de lo que es cuando está solo. El titanio está tratado con un recubrimiento DLC (Diamond Like Carbon) que como indica su nombre es un tratamiento a base de carbono que confiere al metal que lo recibe determinadas propiedades del carbón: dureza, resistencia al desgaste y además un brillo mayor.

H Moser Pioneer Centre Seconds perfil

El mismo negro aparece también en el realce interior de la esfera (salvo en la esfera plateada, que es del mismo color), con un estriado que hace resaltar los puntos luminiscentes sobre los índices horarios que son, por su parte, contundentes y sólo aliviados por una pequeña hendidura en la parte superior. Ese detalle les da un toque de ligereza y nos recuerda que estamos ante una pieza de alta relojería en la que los detalles de los acabados la distinguen de relojes más baratos.

H Moser Pioneer Centre Seconds esfera ardoise fume perfil

Las manecillas, con forma de hoja, están esqueletadas y rellenas de SuperLuminova. Si no estoy equivocado es la primera aparición del luminiscente en los relojes de Moser. Y por supuesto están las esferas, que vienen en tres tonos: la argenté, que es la más sencilla y en mi opinión la menos interesante, la ardoise fumé, un degradado del gris al negro, seguramente la más agresiva de las tres, y la oro rojo fumé, para mí la más atractiva porque combina muy bien el tono relativamente vintage años 50/60 con la audacia de los colores de la esfera y que aún así presenta sus respetos al ahumado tradicional de la casa, tan seductor. Pero es algo que va en gustos, desde luego.

H Moser Pioneer Centre Seconds oro rojo fume perfil

Para mover el reloj Moser ha desarrollado un nuevo calibre, el HMC 230 que, aunque la marca no lo dice expresamente, también lleva el módulo intercambiable de escape, un hallazgo que hace los tiempos de servicio más rápidos y baratos porque se puede sacar completo y sustituir por otro.

H Moser Pioneer Centre Seconds calibre de manufactura HMC 230

Por último la correa es de caucho, también por primera vez. Y es adecuado porque el reloj es hermético hasta 120 metros, por lo que podría aventurarse al mar. Y digo podría porque quién va a meterse en el agua con un reloj de oro. Por eso creo que en el futuro veremos versiones de acero o titanio del reloj, que lo acercaría aún más a un segmento del mercado más amplio. Se lo preguntaré a Edouard cuando le vea en el Salon QP del mes que viene.

Airbus A300 Zero-G

Airbus A300 Zero-G

Pero además los Pioneer Centre Seconds han sido los primeros relojes en estar en gravedad cero. Cito la nota de prensa: Con el uso de herramientas adaptadas especialmente por Witschi Electronics AG para realizar pruebas en condiciones extremas, Edouard Meylan, con la ayuda de Johannes Mayr, ingeniero de Witschi Electronics, determinó el nivel y la amplitud alcanzados en distintos componentes. Las soluciones probadas incluían distintos materiales de componentes de escape —acero, níquel y rubí— con coeficientes de densidad y de fricción distintos; varios materiales de espiral con distintos grados de rigidez, y espirales con distintos tipos de curvas terminales, incluidas curvas planas o una espiral Phillips, así como espirales dobles para determinar la influencia de la curva final. A bordo del Airbus también se llevó a cabo una prueba óptica con los componentes anteriores con la ayuda de una prueba de observación diseñada especialmente por los ingenieros de Precision Engineering.

Edouard_Meylan_in_zero_gravity_with_Pioneer_Centre_Seconds

Edouard Meylan concluye: «Los resultados que hemos obtenido han superado nuestras expectativas y nos permitirán confirmar nuestras teorías. Las pruebas realizadas nos permitirán mejorar la estabilidad y la calidad del funcionamiento cronométrico y el isocronismo de nuestros relojes. También hemos podido consolidar nuevas vías de investigación, que podremos aprovechar mediante la solicitud de patentes. Estos experimentos también son el mejor ejemplo de la capacidad de Precision Engineering de ofrecer a sus clientes las soluciones más innovadoras y fiables en lo que a espirales y escapes se refiere».

edouard Meylan probando un calibre en gravedad cero

Todavía no alcanzo a saber qué se ha querido demostrar con esto porque es lo normal es que los relojes funcionen en la Tierra y no en el espacio, pero lo que es seguro es que Edouard se lo tenido que pasar como un niño (yo también me lo pasaría de miedo). Os dejo el vídeo para que lo comprobéis.



En la muñeca: nuevos Audemars Piguet Royal Oak Perpetual Calendar

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa luz natural

Da gusto revisar relojes como los nuevos Audemars Piguet Royal Oak Perpetual Calendar. Tenerlos en la mano, poder probártelos es uno de esos pequeños disfrutes que a veces te da la vida, así que es un placer traerlos aquí.

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa frontal

Podríamos decir que hacer un calendario perpetuo no tiene mucho misterio para Audemars Piguet, que lo lleva haciendo desde que se fundó. Podríamos decir incluso que para las grandes casas de relojería hacer un calendario perpetuo no es complicado porque todas lo hacen. Pero: hacer un calendario perpetuo, meterlo en la caja de un reloj deportivo y que quede tan bien como le queda al Royal Oak, eso ya es otra cosa.

Y es que lo pongas como lo pongas, no hay forma de mirar este reloj y que no te seduzca inmediatamente. Vamos a empezar fijándonos en la caja.

Audemars Piguet Perpetual Calendar acero esfera azul frontal

El modelo se hace tanto en acero como en oro rosa, y el satinado que aplica Audemars Piguet a sus cajas y brazaletes es excepcional. No sé como lo cepillan, pero son únicos. Por la uniformidad y por la finura del cepillo.

Audemars Piguet Perpetual Calendar acero perfil

Para ofrecer un contraste elegante el chaflán del bisel octogonal está pulido a espejo, a juego con los tornillos que los sujetan. Y fijaos en un detalle: las cabezas de los tornillos están alineadas, de forma que crean una línea continua. Son esos detalles que separan un buen reloj de uno excepcional.

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa frontal

La caja ha pasado a 41 milímetros, lo que permite una esfera más grande y por tanto una lectura mejorada. El fondo de la esfera presenta la tradicional Gran Tapicería de AP, que luce esplendorosa en azul o en plata. Sobre ella se ubican la disposición clásica de las cuatro esferas, con los meses y el ciclo de años bisiestos a las 12, el día a las 3, las fases lunares a las 6 y el día de la semana a las 9.

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa detalle de la esfera

Pero además añade una manecilla central para indicar el número de la semana laboral, una complicación que me parece que se va a poner de moda y que tiene sentido, porque seguramente los que lleven este reloj estén acostumbrados a planear fechas de acuerdo con la organización semanal del año. Por cierto que los números de las semanas entre las 3 y las 9 están invertidos para facilitar la lectura. Una vez más, esos pequeños detalles.

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa luz natural

Sobre la fase lunar hay que decir tres cosas: primero que sólo necesita ajustarse una vez cada 125 años y 317 días exactamente, lo que te quita una preocupación. En segundo lugar que el firmamento está hecho de aventurina, una buena idea porque el propio cuarzo con sus brillos te crea un cielo muy bonito y de hecho único, porque ningún trozo brilla igual (ya habíamos visto este uso de la aventurina en el cronógrafo de Montblanc que repasamos aquí).

Audemars Piguet Perpetual Calendar acero esfera azul luz frontal

Y en tercer lugar, la luna astronómica que se incluido es preciosa y queda muy bien.

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa frontal 1

Tanto las manecillas como los índices aplicados están tratados con SuperLuminova.

Audemars Piguet Perpetual Calendar SuperLuminova

El reloj está animado por un nuevo calibre automático, el 5134 en el que el rotor bidireccional se ha creado a partir de un solo bloque de oro y su sección exterior se ha decorado también con el patrón de la Gran Tapicería.

Audemars Piguet Perpetual Calendar calibre 5134

Y qué decir de cómo quedan los relojes en la muñeca. Como la altura de la caja es de sólo 9,5 mm, el guardatiempos se acopla sobre la muñeca perfectamente, y el resultado es espectacular cuando se mira, pero sobrio y elegante cuando se lleva.

Audemars Piguet Perpetual Calendar acero esfera plateada en la muñeca

Los precios de los Audemars Piguet Perpetual Calendar están acordes con la calidad del reloj: 60.600 euros la versión en acero y 95.100 la versión de oro rosa. Ambos materiales se ofrecen con esfera azul o plata y ya están disponibles en el lounge de Audemars Piguet en Madrid.

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa en la muñeca frontal

Esta es su Ficha Técnica Completa.

Y unas cuantas fotos más.

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa perfil

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa brazalete

Audemars Piguet Perpetual Calendar acero esfera azul perfil

Audemars Piguet Perpetual Calendar oro rosa luz natural 2

Audemars Piguet Perpetual Calendar acero esfera plateada luz natural

Audemars Piguet Perpetual Calendar acero esfera azul luz natural 1



OMEGA Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - En la muñeca 2

“Houston tenemos un problema”. Una de las frases más conocidas del siglo XX y que hemos incorporado a nuestro repertorio de frases hechas, aunque algunos no sepan su procedencia. Y lo que muchos no saben es el crucial papel que jugó el Speedmaster en aquella situación y que está en el origen del nuevo Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award de OMEGA.

 

Tripulación Apolo 13

El 11 de abril de 1970 a las 13:13 horas despegaba la misión Apollo 13, una misión a la luna que se había convertido en rutinaria, aunque el objetivo fuera aterrizar por tercera vez en el satélite. En la nave iban los pilotos James Lovell, John L. Swigert y Fred W. Haise, que en la foto aparecen con sus Speedmaster, el único reloj aprobado para los viajes espaciales.

Cartificado de aprobación Speedmaster 1965

El día 14 al realizar unas maniobras rutinarias el tanque de oxígeno número 2 hizo explosión, provocando unos daños tan grandes que el hubo que apagar el módulo de mando y utilizar el módulo lunar como bote salvavidas, se descartara la misión y se intentara regresar a la Tierra. El problema es que el módulo lunar estaba pensado para acoger a dos personas durante dos días, no tres personas durante cuatro días, así que el suministro de energía y de agua (para beber y para enfriar el equipo) se volvieron críticos.

Apollo 13 - Modulo de servicio dañado

Apollo 13 – Modulo de servicio dañado

Como había que impulsar la nave para ponerla en la trayectoria de reentrada correcta era necesario arrancar los motores y mantenerlos encendidos durante 14 segundos exactamente. Con todos los aparatos electrónicos apagados, sólo se podía confiar en el humilde Speedmaster, que respondió a la perfección. Como sabemos, la tripulación llegó sana y salva.

La NASA concede el premio Snoopy de Plata a quien ha contribuido más allá de lo esperado y con una acción única a que una misión haya sido exitosa. OMEGA recibió ese premio por el trabajo del Speedmaster. En 2003 la manufactura creó un reloj conmemorativo en el que el Speedmaster Professional lucía una subesfera con Snoppy.

Omega Speedmaster Snoopy de 2003

Omega Speedmaster Snoopy de 2003

Este año, con motivo del 45 aniversario de la misión Apollo 13, OMEGA lanza la edición especial Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award, que se ha convertido en una de las más deseadas de su historia. Todo el mundo quiere uno, y más después de verlo en la muñeca de George Clooney. Y no me extraña porque el reloj es precioso. ¡Yo también quiero uno!

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - Frontal

La caja y la disposición del taquímetro sobre el bisel son inequívocamente Speedmaster, pero la esfera es muy distinta. Está realizada en blanco y negro, como las tiras diarias de Snoopy en los periódicos. En la esfera a las 9 aparece Snoopy dormido y soñando la frase Failure is not an option! (el fracaso no es una opción). Una frase atribuida al director de vuelo en tierra de la NASA, Gene Kranz, pero que en realidad él nunca pronunció. Lo que ocurrió es que mientras se preparaba la película se preguntó a una de las personas que estaban en el control de tierra sobre cómo se trató aquel problema y entre otras cosas dijo “No, nadie entraba en pánico. Cuando las cosas se ponían mal de manera calmada exponíamos las opciones, y el fracaso no era una de ellas”. El guionista se quedó con esa idea y la consideró la frase de la película. ¡Y tuvo razón!

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - En la muñeca 1

Entre las 12 y las 13 se han remarcado los 14 segundos y debajo aparece la pregunta “¿qué podrías hacer tú en 14 segundos?” en referencia a que en tan poco espacio de tiempo se puede realizar una gran hazaña. Por otro lado el tratamiento de Super-Luminova es distinto en este Speedmaster: en vez de “rellenar” los índices los rodea. Y además ilumina a Snoopy.

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - SuperLuminova

En la parte trasera aparece un medallón con la figura del Snoopy de la NASA. Como cada figura está acabada a mano cada una de ellas es única, lo que da aún más valor al reloj. En el acero que lo rodea se puede leer la frase “Eyes on the Stars”, que hace referencia a una frase pronunciada por Theodore Roosevelt: “Mantén tu mirada en las estrellas y tus pies sobre el suelo” (Keep your eyes on the stars and your feet on the ground). El reloj se complementa con una correa de tela que recuerda a las usadas para atar el reloj al traje de astronauta, pero con mucho más cuerpo y muy buen tacto.

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - Reverso

Como decía al principio es una edición limitada a 1970 unidades. A España van a llegar sólo 6, que imagino ya están asignadas. Su precio es de 5.820 €, que yo pagaría encantado si pudiera. ¡Qué envidia!

Omega Speedmaster Apollo 13 Silver Snoopy Award - En la muñeca



Ferdinand Berthoud, el renacimiento de una marca

Suiza ha conservado sus fronteras intactas durante siglos (salvo la invasión Napoleónica) porque, aunque parezca lo contrario, no todo el mundo se dedicaba a la relojería. También había industriales, comerciantes y soldados. Digo esto porque parece no tener fin la lista de figuras históricas de la relojería suiza que sirven de pie de apoyo para crear una nueva marca, y parece que la lista de nombres no tiene fin. Ese es el caso de Ferdinand Berthoud.

 

Ferdinand Berthoud

En el caso de Ferdinand Berthoud hablamos sin embargo de un relojero suizo que hizo fortuna en Francia, ya que aunque nació en Neuchâtel en 1727 de familia de relojeros, a los 18 años se trasladó a París para formarse como tal y allí se quedó (y prosperó). De hecho con sólo 26 años fue nombrado por el Consejo de Luis XV Maestro Relojero. Once años después -1764- es elegido “miembro asociado extranjero” de la Royal Society de Londres por sus publicaciones sobre relojería.

Hay que recordar que en 1760 John Harrison presenta su cronómetro marino H4 que por fin resuelve el problema del cálculo de la longitud (se puede leer un resumen aquí), y es más que probable que Berthoud, un gran relojero por sus propios méritos, tuviese acceso a éste o a los anteriores cronómetros. Para cualquier país con acceso al mar disponer de un cronómetro era algo básico si se quería tener -o mantener- poderío marítimo.

Ferdinand Berthoud Tratado de relojería

Ferdinand construyó sus propios cronómetros marinos que se probaron en naves francesas, lo que le granjeó el título de Relojero Mecánico del Rey y de la Armada, de la que recibió el encargo de fabricar 20 cronómetros. Recordemos que en ese entonces el precio de un cronómetro era del 30% del valor total de un barco, por lo que podemos suponer que Ferdinand Berthoud tuvo desde entonces una vida acomodada. Aquí abajo tenemos su cronómetro número 6, una auténtica belleza que me encantaría que existiese como reloj de pulsera.

Ferdinand Berthoud Horloge de marine 6 - 1777

Hace una década, mientras hacía acopio de piezas para el museo de Chopard, su director general y propietario Karl-Friedrich Scheufele, dio por causalidad con el nombre y su historia, e inmediatamente compró aquel para revivir esta. Para ello puso al frente de la dirección creativa a Guy Bove, que ya lo hacía para Chopard, quien creó un calibre y una caja que recogiera la herencia del relojero suizo. Así nació el Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1.

 

Partamos de la base de que nadie sabe qué habría creado Ferdinand Berthoud hoy día, y ya sabemos que muchas veces se utiliza un nombre para dar legitimidad a la marca y luego se hacen cosas que nada tienen que ver con el personaje histórico y su obra (me viene a la cabeza Graham, por ejemplo). Pero, una vez admitido lo anterior, hay que decir que el FB 1 es un reloj notable. El objetivo de captar la esencia de un cronómetro marino y plasmarla en un reloj está plenamente logrado, y además de manera muy atractiva. Aunque antes de analizarlo yo recomiendo ver el vídeo sobre los cronómetros marinos de Thomas Mercer, porque sirve muy bien para ponerse en situación (pulsa aquí para verlo).

Ferdinand-Berthoud

La caja del Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1 tiene forma octogonal y muy elaborada: bajo el bisel pulido encontramos el polígono al que se le han practicado unas aperturas para poder ver el interior del calibre. Esto no sólo es de agradecer visualmente sino que además aligera el peso de una caja que se presenta en oro gris u oro rosa y tiene 44 mm de diámetro y 13 de altura, por lo que no es pequeña y por tanto el peso es un factor a tener en cuenta.  Los laterales terminan en una especie de pernos a los que se ata la correa y que son un recuerdo de los cardanes que mantienen los cronómetros marinos horizontales dentro de la caja.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 frente

La esfera es también un recordatorio de los cronómetros marinos. Llama la atención la gran manecilla central tipo regulador pero que es en realidad el segundero. Esto es así porque en el mar los segundos son muy importantes porque pueden significar desviaciones de posición grandes (y peligrosas). Además aunque a las 6 hay un tourbillon de un minuto -sobre el que habitualmente encontramos el pequeño segundero- es la rueda central del tren de engranajes la que lo mueve. Es una solución estéticamente muy atractiva.

A las 9 aparece la reserva de marcha (de 53 horas) que peca, como ocurre en tantos relojes, de exceso de palabras: si el indicador ya dice 1 y 0 no sé por qué hace falta además escribir “alta” y “baja”. Pero la esfera está bien resuelta, con esa forma hacia dentro para darle dinamismo y que por cierto recuerda al comecocos (o me lo recuerda a mí, vaya). Por último las horas y minutos aparecen a las 12 sobre una esfera lacada en blanco.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 esfera

Todo ello está movido por un calibre francamente encomiable y que profundiza en la relojería clásica. Para empezar la platina superior e inferior están unidas por pilares, como en los relojes del siglo XVI. La columnas se alinean con las aperturas de la caja para dejar ver en interior del movimiento, en el que además del tourbillon destaca el mecanismo de fuerza constante mediante de huso y cadena. Éste es como digo un elemento tradicional -sobre todo en los cronómetros marinos- para garantizar una entrega estable de energía a lo largo de las 53 horas y que hemos visto en algunos relojes (como en este Zenith por ejemplo) .

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 -calibre FB-T FC abierto

Por supuesto el mecanismo se aprecia a través de las ventanillas de la carrura, lo que aumenta el placer visual del reloj, que además continua cuando se gira y se contempla el calibre a través del cristal de zafiro.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 - reverso

Un detalle más: el indicador de reserva de marcha se mueve no mediante un diferencial conectado con el barrilete -como es habitual- sino gracias a un cono que sube y baja con el giro del mismo. Un rubí se desliza por la superficie del cono y transmite su deslizamiento a un eje que a su vez mueve la manecilla de indicación de reserva.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 cono de reserva de marcha

Son estos detalles los que demuestran el mimo y la pasión por el detalle y la fidelidad a la tradición que se ha puesto en el lanzamiento de la marca, sin duda el nuevo amor de Karl F. Scheufele.

Por cierto que el Chronométrie Ferdinand Berthoud FB 1 tiene el certificado de cronometría COSC, pero yo echo de menos una afirmación de la marca sobre la precisión del reloj. Si los cronómetros de John Harrison no se desviaban más de 2 segundos al día, Ferdinand Berthoud no debería conformarse con los márgenes que permite COSC (-4/+6 segundos diarios).

Digamos por último que el reloj se lanza en dos ediciones limitadas, una en titanio (18 piezas) y otra en oro rosa y cerámica (50 piezas), con un precio de 220.000 euros. La idea del grupo Chopard es que, tras el impulso inicial que le ha dado su fundador, la compañía vuele sola y no se le relacione con Chopard o sus relojes, para lo que los desarrollos van a ser independientes. Es de suponer que el año que viene en Baselworld Ferdinand Berthoud expondrá de manera independiente, y será el momento de poder ver los relojes en vivo.

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 perfil

Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica Completa, esta es su web y este su vídeo:



En la muñeca: Bell & Ross Vintage BR 126 GT

Bell & Ross Vintage BR 126 GT frontal 1

Vamos a ver, en exclusiva mundial, el nuevo Vintage BR 126 GT de Bell & Ross, un nuevo cronógrafo muy setentero y muy bien construido.

Los años 70 fue la década de la velocidad. La competencia técnica de los vehículos permitió sacar los coches del circuito y ponerlos en la carretera para disfrute de los amantes de la velocidad, que además se encontraron con unos modelos muy llamativos y con una capacidad de seducción inmediata, sin ataduras por las emisiones, los consumos, la seguridad etc., factores que hoy en día son los que rigen la industria del automóvil.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT frontal

Es el espíritu de esa época en el que se mueve el nuevo Vintage BR 126 GT que, siendo un perfecto Bell & Ross sin embargo tiene unas características propias que le hacen distinto y muy atractivo.

En primer lugar la caja. Tiene 42 mm de diámetro y está realizada en acero cepillado salvo la base del bisel, que está pulida espejo para crear un contraste sutil pero elegante. El cristal es de zafiro pero con la forma abombada de los cristales de hesalite de de los relojes de entonces, como siempre en Bell & Ross.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT bisel y cristal

El bisel también es de acero cepillado y tiene grabado la escala taquimétrica, algo que originalmente apareció en el Omega Speedmaster en 1957 y desde ese momento se convirtió casi en costumbre en los cronógrafos. Es curioso porque el taquímetro sobre el bisel le da al reloj un aire retro innegable pero a la vez lo hace mucho más atractivo.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca 2

Si pasamos a la esfera negra lo primero que llama la atención son las subesferas del pequeño segundero a las 3 y de 30 minutos del cronógrafo, muy bien resueltas y francamente atractivas, con ese bisel en gris que abunda en el aire deportivo del reloj y a la vez lo hace más elegante, gracias a su decoración circular que contrasta con el gris antracita interior.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT subesferas
Los índices y numerales son también metálicos y también cepillados para ofrecer mejor contraste con la esfera brillante y por tanto favorecer la lectura, que en Bell & Ross es siempre impecable. Las manecillas están facetadas y tienen la longitud perfecta. En elste BR 126 GT el SuperLuminova sólo aparece en las manecillas, pero la lectura nocturna está asegurada. Ahí es donde se nota cuando unas manecillas tienen la longitud adecuada.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT detalle fecha y manecilla

Bell & Ross prácticamente siempre ofrece una ventanilla de fecha. Yo creo que en este caso no le hacía falta y estaría mejor sin ella, pero en su defensa digamos que no resulta demasiado intrusiva.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca 1

Dentro se mueve un ETA 2894 que garantiza un perfecto funcionamiento.Es importante añadir que la corona, aunque no es roscada, ofrece una hermeticidad de hasta 100 metros, lo cual es meritorio. Por supuesto los pulsadores son de pistón, acorde con el estilo vintage.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT corona y pulsadores

Por último la correa: está realizado en Alcántara, una piel especialmente atractiva al tacto que se usaba en los vehículos de aquel entonces (y a veces en coches actuales). Yo tuve un Lancia con la piel de alcántara y la verdad es que el tacto es inigualable.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT correa y hebilla

El resultado es uno de los cronógrafos de Bell & Ross más atractivos que como se puede ver queda muy bien en la muñeca. Su precio recomendado es de 3.800 €, por lo que entra de cabeza en un segmento del mercado en el que la lucha es feroz pero al que se enfrenta con muy buenos argumentos.

Esta es su Ficha Técnica.

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca perfil

Bell & Ross Vintage BR 126 GT En la muñeca

 

 



En la muñeca: Montblanc Heritage ExoTourbillon Minute Chronograph

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph en la muñeca 1

Los que nos seguís en esta web o en nuestro canal de YouTube  sabéis que en su momento hablamos de este mismo reloj pero en su versión homenaje a Vasco da Gama. Ahora vamos a presentar la versión en oro rosa, llamada Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph.

 

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph frontal

Debo confesar que para mí esta versión es mucho mejor que la dedicada al navegante Vasco da Gama. La otra es muy llamativa, con su esfera de aventurina azul, pero esta es mucho más elegante. Dentro de 10 años seguirá estando vigente.

La caja tiene 44 mm de diámetro y casi 15 de altura, que le sirve para alojar mucha sabiduría relojera dentro. Porque, como su nombre indica, lo primero que llama la atención es el tourbillon externo. Es decir, el volante queda fuera de la caja del tourbillon y el muelle dentro, lo que permite que el volante sea más grande y por tanto mejore la cronometría pero con un 30% menos de consumo de energía. Por supuesto el volante está ajustado a 5 posiciones.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph perfil

En el plano superior del dial están las semiesferas del cronógrafo. La de la izquierda marca los segundos y la de la derecha los minutos. El cronógrafo es el monopulsante usado en el reloj Homenaje a Nicolas Rieussec y tiene rueda de pilares y embrague vertical. El calibre está decorado con muy buen gusto, con un rotor que incluye el logotipo de Montblanc y unos puentes decorados con Côtes de Genève con una apertura para poder ver la rueda de pilares.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph calibre

Como decía la esfera es muy elegante, con las manecillas facetadas e índices y numerales aplicados y rodeados por unos puntos dorados que resaltan los minutos para una lectura más sencilla. La indicación de fecha es también discreta pero efectiva en su lectura.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph detalle de la esfera

En la muñeca el reloj queda mejor que bien. Gracias a su tamaño la lectura es perfecta, pero siempre con presencia refinada. Y por supuesto mirar la hora y ver el exotourbillon en funcionamiento es como un imán para los ojos.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph en la muñeca

El precio actualmente es de 40.300 euros. La verdad es que por ese precio te llevas un reloj de oro con un calibre de manufactura y una complicación como es el exotourbillon que rara vez se ve. Es por tanto una de las mejores compras que se puede hacer ahora mismo. Esta es su Ficha Técnica Completa.

 

 



En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar en la muñeca - perfil

El Grande Reverso Calendar de Jaeger-LeCoultre no es en absoluto nuevo. De hecho es de 2012 si no estoy equivocado, pero es una de las versiones favoritas de los amantes de la marca y del Reverso en particular, y no es de extrañar.

 

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar esfera 1

Empecemos hablando de la caja: tiene unas medidas de casi 30 milímetros de ancho por 48 de largo. Es decir no es un reloj pequeño, pero nunca es desproporcionado, como ya veremos luego. Porque aunque las medidas digan otra cosa, la sensación visual es la sin duda la de un reloj de vestir, con unas líneas muy bien definidas y atemporales. Por algo el Reverso lleva entre nosotros desde los años 30.

La esfera es sencillamente preciosa. Constructivamente está dividida en dos secciones: la exterior satinado y la parte central con un guilloché muy refinado.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar frontal

Ambas zonas están separadas por la tradicional minutería de ferrocarril que en este caso sólo tiene los índices, sin borde exterior pintado. Una sabia decisión estética para no recargar el conjunto.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar esfera

Las manecillas son de acero azulado y con la tradicional forma de espada del Reverso, que han servido para inspirar el logotipo de cierta página web que ya conocéis. Este Grande Reverso Calendar es en un calendario completo. Es decir, las correcciones de febrero y de los meses de 31 días se hacen a mano mediante los pulsadores laterales. El día y el mes aparecen en dos ventanillas a las 12, con un perfecto diseño Art Déco como el resto de la esfera.A las 6 aparece una tradicional -pero no por ello menos atractiva- ventana de fase lunar, a la que rodea la fecha.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar detalle fases lunares

Uno de los grandes atractivos de este reloj es que al girar la caja no encontramos con un cristal de zafiro que permite disfrutar del calibre manual 843, por supuesto de manufactura. Da gusto mirar este calibre. No parece nada especial, pero es porque percibimos su sencillez estructural  como algo natural, como si el calibre no pudiera estar diseñado de otra manera. Esa es su genialidad constructiva.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar calibre 843

Además Jaeger lo ha enmarcado con una decoración en los bordes fantástica, perfecta en su homenaje a la época en la que se creó el reloj. Dan ganas de llevar puesto el reloj con el movimiento a la vista.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar en la muñeca - reverso

Como decía al principio el reloj queda maravillosamente bien en la muñeca. La forma en que las líneas de la caja se integran con la correa es magistral, y hace que el reloj forme parte de la muñeca inmediatamente.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar en la muñeca 2

Esta es la versión en oro rosa que tiene un precio de 21.000 euros. Afortunadamente hay también una versión en acero que cuesta 11.200. Yo me conformo con cualquiera que me quieran regalar, la verdad.

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar abierto

Sus principales características técnicas son:

Calibre Jaeger-LeCoultre 843

Movimiento

  • Mecánico
  • Número de piezas : 231
  • Alternancias por hora : 21600
  • Reserva de marcha : 45 Horas
  • Rubíes : 21
  • Barrilete : 1
  • Alto : 4.29 mm

Funciones

  • Horas – Minutos
  • Día
  • Fecha
  • Mes
  • Fases de la luna

Caja

  • Oro Rosa
  • Hermeticidad : 3 bar
  • Dimensiones (L*An) : 48.4*29.9mm
  • Grosor : 10.2mm

Esfera

  • Plateado satinado vertical y guilloqueado, cifras calcadas negras

Agujas

  • Bastón

Brazalete

  • Piel de aligátor

Hebilla

  • Hebilla ardillón 20.0 mm

Jaeger-LeCoultre Grande Reverso Calendar en la muñeca

 

 



Llega el Swatch Touch Zero One

El Touch Zero One de Swatch es el primer reloj con ciertas características de “reloj inteligente” que lanza el gran grupo relojero. Es un reloj que está dirigido fundamentalmente al mundo del voleibol, pero sus características lo convierten en algo interesante en el convulso mercado relojero actual.

Swatch-Touch Zero One

Yo jugué mucho tiempo al balonvolea y jamás se me hubiera ocurrido llevar un reloj mientras jugaba porque es un estorbo para la recepción -con las dos manos juntas- y sobre todo la defensa (cuando te tienes que tirar para evitar el punto), pero es evidente que Swatch piensa que yo no soy la medida de lo que ocurre en el voleibol; y hace bien.

Así que el reloj, que no es precisamente pequeño, integra una serie de funciones relacionadas en parte con ese deporte y en parte con cualquiere actividad física. Específicamente para el voleibol el reloj mide los golpes, tanto en número como en fuerza. Para cualquier otro deporte -o vida diaria- mide los pasos. Cuenta el número, el equivalente en calorías quemadas, la distancia recorrida y el tiempo de actividad. Puedes además fijar un objetivo de pasos, que se une a la siguiente función.

Swatch Touch Zero One

Función entrenador: Motiva y anima a través de un helado, de manera que cuánto más cerca del objetivo mayor será el helado (helado light, imagino). Es posible escoger entre tres entrenadores distintos: el Vago, el Tipo Duro y el Súper Héroe.

La función más curiosa es la de aplausos: el reloj no sólo se puede llevar mientras se practica el deporte sino también mientras se ve y se anima. Así que el reloj puede contar el número total de aplausos y su potencia de 01 a 99.

Y como reloj -que es lo que es- tiene 6 funciones: hora 1, hora 2, fecha, alarma, cronómetro y temporizador. No está nada mal.

Swatch Touch Zero One perfil

Además se puede conectar al móvil (Android o iPhone) para tener información adicional y estadísticas. Hay varios modelos con un precio que varía entre 120 y 125 euros.

Lo más llamativo es cuántas cosas puede hacer el reloj relacionadas con la actividad física (uno de los puntos fuertes de todos los smart watch) a un precio tan asequible. Es inminente el lanzamiento del verdadero reloj inteligente de Swatch, que además de aplicaciones de actividad física va a incorporar conexión NFC para pagos -que es uno de los puntos fuertes del Apple Watch-.

Ya dijo  el presidente de Swatch Nick Hayek“¿actualizar el reloj cada año? Ese no es nuestro negocio“, por lo que es previsible que su reloj inteligente tenga una configuración cerrada, con una serie de limitada y no aumentable de aplicaciones. Pero si mantiene un precio tan atractivo como el de este Touch Zero One quizá consiga lo que todos los fabricantes buscan: combinar moda  y tecnología a un precio que no importe cambiar de reloj cuando se quede obsoleto. Tengo ganas de que salga, porque se puede convertir en el auténtico gigante de este recién nacido mercado. Veremos.

Swatch Touch Zero One cenitall



En la muñeca: Vacheron Constantin Harmony Cronógrafo

Vacheron Constatin Harmony Chronograph en la muñeca 1Este año Vacheron Constantin cumple 260 años y lo ha celebrado lanzando una línea nueva llamada Harmony, con 4 cronógrafos y dos relojes con segundo huso horario. Este que vemos aquí es el Harmony Cronógrafo monopulsante, la configuración más sencilla y seguramente la más bonita.

Vacheron Constatin Pulsómetro 1928

Está inspirado en un reloj de doctor para tomar las pulsaciones que pude fotografiar en Ginebra. La actualización del modelo es sencillamente brillante, arrebatadoramente seductora en su sencillez y ejecución.

La caja no es pequeña, tiene un diámetro de 42 por 52 milímetros y casi 13 de altura, pero su construcción está tan conseguida y estilizada que el reloj en absoluto parece grande. Además el oro rosa pulido la dota de una particular elegancia.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph esfera

La esfera es todo un manual de cómo crear proporciones perfectas de manera que todos los datos sean legibles. Los colores están muy bien elegidos porque, siendo llamativos, nunca son chillones. Más bien al contrario: es una esfera ejemplo de presencia y buen gusto. Llama la atención que el contador de minutos del cronógrafo es de 45 minutos, no los 30 habituales.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph detalle esfera

Pero llama aún más la atención el indicador de reserva de marcha que es de 65 horas, casi tres días. Es curioso que un reloj que ofrece muchos números la indicación de reserva es expresamente indefinida, simplemente con una indicación de máxima, media y agotada. Pero el resultado es una de las reservas más elegantes que yo recuerdo. Y por supuesto incluye una escala pulsométrica para medir el pulso en una escala de 30 pulsaciones.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph perfil

La reserva viene a cuento porque el Harmony Cronógrafo es de carga manual. Es un desarrollo completamente nuevo que ha llevado 7 años desarrollar. Tiene la particularidad de que el embrague lateral evita el pequeño salto que suele dar el segundero al activarse el cronógrafo y además sólo se pone en marcha cuando se ha aplicado la fuerza necesaria para evitar lo que ocurre en los cronógrafos tradicionales en los que a veces se activa el mecanismo pero no se pone en marcha, llegando incluso a estropearse.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph calibre

El puente del volante tiene un grabado en volutas creado especialmente para el 260 aniversario, inspirado en el reloj de bolsillo más antiguo de la casa y firmado por el propio Jean-Marc Vacheron en 1755.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph en la muñeca

Y es que como decía este cronógrafo se creó para el aniversario de la manufactura, así que sólo se han fabricado 260 unidades, con un precio cada una de ellas que ronda los 65.000 euros. Pero Harmony es una línea que se ha creado para permanecer, así que casi con toda seguridad el año que viene veremos una colección no numerada, y seguro que con precios más asequibles.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph Modelo Pequeño frontal

Vacheron también ha creado un modelo pequeño aunque no mucho, porque tiene un diámetro de 37 x casi 47 mm. Si no fuera por los diamantes en el bisel podría ser perfectamente un reloj de hombre. En este caso estamos hablando de un cronógrafo tradicional con dos pulsadores y un calibre ya conocido pero que se ha mejorado para obtener el certificado de calidad del Punzón de Ginebra, como todos los relojes de Vacheron Constantin. El calibre tiene la misma decoración especial de aniversario y también es una serie limitada a 260 ejemplares.

Vacheron Constatin Harmony Chronograph Modelo Pequeño en la muñeca

 

Como siempre tenemos las Fichas Técnicas Completas:

Harmony Cronógrafo

Harmony Cronógrafo Modelo Pequeño



En la muñeca: Montblanc Heritage Chronométrie Dual Time

Montblanc Chronometrie Dual Time acero - frontal

Montblanc sigue pegando fuerte en el mundo de la relojería, y ofrecer en este segmento un reloj como este Heritage Chronométrie Dual Time,  con segundo huso horario, por menos de 5.000 euros es algo a lo que no estamos en absoluto acostumbrados. Pero es que la versión con bisel, corona y manecillas en oro rosa tiene un precio de sólo 6.000 euros, lo que sí que es completamente inusual.

Montblanc Chronometrie Dual Time oro - frontal

Antes que nada hay que decir que, en efecto, el reloj recuerda mucho al Home Time de Jaeger-LeCoultre, pero es que en relojes de vestir los transvases entre marcas son constantes. Así que vamos a ver cómo funciona este Heritage Chronométrie Dual Time.

La hora la vemos de la manera tradicional con dos manecillas delfín facetadas para que se lea perfectamente. Mientras a las doce tenemos el indicador de 24 horas cuyo segmento inferior está coloreado en marrón para indicar las horas nocturnas.

Montblanc Chronometrie Dual Time oro - esfera

Pero cuando cambiamos de zona horaria simplemente hay que tirar de la corona y girarla. La manecilla de las horas va cambiando de una en una hora sin afectar al movimiento del segundero y de los mintos, guardando así la exactitud cronométrica. Es interesante que el indicador de 24 horas se mueve de acuerdo con la manecilla de la hora en origen, que es de acero azulado. Esto es una buena idea para que no te confundas si donde estás es de día y se te ocurre llamar a casa  y resulta que allí están en medio de la noche. Te van a querer más si llamas y no despiertas a nadie. Sin embargo la ventana de fecha sí se mueve con la manecilla de la hora en destino, lo cual también es perfectamente lógico.

Montblanc Chronometrie Dual Time oro - en la muñeca

Así como el calibre del reloj está basado en un Sellita SW300, el módulo ha sido desarrollado por Montblanc en su manufactura de Villeret. Y como allí son maestros relojeros el módulo lo han fabricado con sólo 21 componentes, que no está nada mal.

Montblanc Chronometrie Dual Time - calibre

De esta forma si unimos los 41 milímetros de diámetro de la caja con una altura de menos de 10 mm resulta que tenemos un perfecto reloj viajero que se adapta de manera impecable a los puños de la camisa.

Montblanc Chronometrie Dual Time oro - en la muñeca perfil

Y es que este Heritage Chronométrie Dual Time queda muy bien en la muñeca y, como digo a muy buen precio. La versión con correa de caimán está además fabricada por la peletería que Montblanc  tiene en Florencia, que crea unas pieles de altísima calidad. La versión con brazalete de acero, que tiene un precio de 4.700 euros. Pero si preferimos la caja de acero con la correa de piel entonces el precio se reduce a los 4.400 euros.

Montblanc Chronometrie Dual Time acero - en la muñeca

Digamos por último que Montblanc somete a todos sus relojes de la colección Heritage Chronométrie a unas pruebas que duran 500 horas -es decir, casi 21 días- para garantizar la solidez y durabilidad del producto.

Esta es la Ficha Técnica Completa.

Montblanc Chronometrie Dual Time acero - esfera

 



En la muñeca: IWC Pilot’s Watch Double Chronograph Edition “Le Petit Prince”

Vamos a repasar en vídeo el Pilot’s Watch Double Chronograph Edition “Le Petit Prince” de IWC, el nuevo reloj homenaje al eterno personaje de Antoine de Saint-Exupéry (cuyo nombre completo por cierto era Antoine Marie Jean-Baptiste Roger de Saint-Exupéry) y que se ha honrado con ediciones especiales desde 2013, siempre dentro de la colección de Relojes de Aviación.

IWC Pilot's Watch Double Chronograph Edition Le Petit Prince cenital

Este cronógrafo se presenta con una caja en acero cepillado de 44 mm de diámetro, necesarios para contener toda la información que ofrece, que es mucha.


La esfera es, como siempre, azul, con un precioso contraste entre la decoración rayo de sol que parte desde el centro y la circular de las subesferas, que además tienen un tono más oscuro. El calibre 79420 está basado en el archiconocido 7750 y las subesferas presentan un contador de 30 minutos a las 12, de 12 horas a las 6 y el pequeño segundero a las 9, dejando espacio a las 3 para una apertura de fecha que recuerda a las indicaciones de un altímetro de avión.

IWC Pilot's Watch Double Chronograph Edition Le Petit Prince esfera

Pero en la versión de este año se ha añadido un toque estético que le va muy bien: la esfera está salpicada de estrellas y en la subesfera central hay 7 que corresponden a los planetas que visita el principito. En realidad las estrellas no cambian en el sentido de las agujas del reloj, una detrás de la otra, si no de manera aleatoria. O por mejor decir saltan de un lado al otro, pero siempre de la misma manera. Por eso si se quiere usar como indicador de día de la semana hay que definir qué estrella simboliza el principio de la semana y a partir de ahí recordar el orden en que se mueven las estrellas. En fin, todo muy onírico y acorde con el espíritu de la novela.

IWC Pilot's Watch Double Chronograph Edition Le Petit Prince en la muñeca frontal

 

El reverso del reloj muestra el rostro del principito y los siete habitantes de los planetas en conjunción con las estrellas de las que acabamos de hablar. Los personajes son el rey, el vanidoso, el bebedor, el hombre de negocios, el farolero, el geógrafo y la rosa.

IWC Pilot's Watch Double Chronograph Edition Le Petit Prince - reverso1

Por cierto que el calibre va dentro de una caja de hierro dulce para protegerlo de los campos magnéticos.

Pero además este reloj es un cronógrafo rattrapante o split seconds, lo que permite la medida de tiempos intermedios. El cronógrafo arranca con el pulsador a las dos y el de las 10 detiene la aguja principal y lanza la segunda, pintada de blanco. Si se vuelve a pulsar la principal atrapa a la secundaria. La operación se puede repetir tantas veces como se quiera. El pulsador a las 4 devuelve las dos agujas a la posición inicial.

IWC Pilot's Watch Double Chronograph Edition Le Petit Prince en la muñeca perfil

Tanto las agujas como los índices, que son de época, están bañados de SuperLuminova azul para una lectura perfecta y preciosa en la oscuridad.

IWC Pilot's Watch Double Chronograph Edition Le Petit Prince Superluminova

Como buen reloj de piloto éste lleva una correa de cuero grande, como las que usaban los pilotos para atarse el reloj por encima de los gruesos uniformes. El reloj queda precioso en la muñeca, como podéis ver.

IWC Pilot's Watch Double Chronograph Edition Le Petit Prince en la muñeca - 2

Ya está disponible en la boutique de IWC en Madrid, con un precio de 12.400 euros en edición limitada a 1.000 unidades, y esta es su Ficha Técnica Completa.



Mécaniques Ajourées de Vacheron Constantin para Only Watch

onlywatch

Vacheron Constantin Only watch

Vacheron Constantin es Vacheron Constantin, se nota en cada cosa que hace. Para la subasta benéfica del 7 de noviembre no ha preparado un reloj más, sino que presenta una obra de su querida colección Métiers d’Art: el Mécaniques Ajourées for Ony Watch, una adaptación de los relojes lanzados el año pasado basados en la arquitectura, y concretamente éste en las estaciones de ferrocarril del siglo XIX.

 

El primer reloj creado por Jean-Marc Vacheron en 1755 ya tenía el puente del volante abierto y grabado. Se ve que gustó (y que le gustó) el resultado porque siguió haciendo relojes con partes abiertas hasta que el primer reloj con el calibre completamente esqueletado apareció en 1924, en un reloj de bolsillo. A partir de los años 60 siguió creando movimientos abiertos para relojes de pulsera con todo tipo de complicaciones.

Estamos tan acostumbrados a ver movimientos esqueletados que no caemos en lo complicado que resulta, porque hay que quitar todo el material posible pero sin poner en riesgo el buen funcionamiento del movimiento. Si ya de por sí un calibre tiene un equilibrio delicado, lo es aún más cuando se le quita masa, comprometiendo su estabilidad y haciéndolo más sensible a golpes y vibraciones.

Vacheron Constantin Only watch conjunto

En este Mécaniques Ajourées for Only Watch el calibre 4400 SQ -alojado en una cada de oro blanco de 40 mm de diámetro- tiene la mitad de material que el 4400 sólido. Y en vez de simplemente meter la segueta y cortar trozos de la platina lo que los artesanos han hecho ha sido cortar todo el exterior de la circunferencia para crear una pieza que recuerde a las estaciones de tren del siglo XIX, aplicando el buril para crear arcos, vueltas y revueltas.

De hecho el calibre está lleno de curvas -muy distinto de los esqueletados normales- lo que hace aún más difícil el biselado y grabado y mezclando acabados pulidos y mates para crear un juego de luces y reflejos. Todo ello complementado por otro trabajo artesano: el del anillo rojo que enmarca el movimiento, realizado en esmalte Grand Feu. Si de por sí es una técnica muy difícil lo es aún más siendo un círculo, porque la distorsión de la textura puede ser mucho mayor. Y además en rojo (homenaje a la vida y al valor, como ya sabemos), que es el color más complicado de hacer en este esmalte. A las tres una pequeña placa recoge el nombre/logotipo de Only Watch, con una fuente muy moderna que contrasta poderosamente con el aire del reloj. Por supuesto el reloj, como todos los de Vacheron Constantin, tiene el sello del Punzón de Ginebra.

Vacheron Constantin Only watch frontal detalle

Ya habíamos visto dos ejemplos de los Métiers D’Art de VC (aquí y aquí) y la verdad es que uno nunca se cansa de tanta belleza relojera (y si, recuerda al reloj de Jaeger-LeCoultre que vimos hace poco).



Los cronómetros marinos de Thomas Mercer, en vídeo

Thomas Mercer fue uno de los mayores fabricantes de cronómetros del mundo. Hacia 1980 había fabricado un tercio de todos los crónometros mundiales, declinando desde entoces hasta que revivió en 2012 con el modelo Classis (que significa flota en latín) diseñado junto con Andrew Winch, famoso diseñador de yates y aviones.

Thomas Mercer Classis

La forma del Classis está inspirada en un cabrestante de barco y tiene el cuerpo de ébano sobre el que están grabados los nombres de naves icónicas de la historia de la navegación.

La esfera está decorada con una reproducción del Planisferio de Mercator de 1587 y permite ver el escape a las 6, por debajo del pequeño segundero. Porque claro, lo importante de un cronómetro es su movimiento, que es como ver un reloj de pulsera a tamaño gigante.

Thomas Mercer Classis esfera

El del Classis integra un  escape detant, llamado en español de retén, de fiador o gatillo. Es un escape extraordinariamente delicado que se caracteriza por dar un único impulso al volante cuando está en la proximidad del punto muerto, es decir  cerca de la posición de equilibrio del par volante-espiral. Para garantizar la fuerza constante está dotado de un mecanismo de huso y cadena que conocemos de algunos modelos de pulsera y que aquí se aprecia en toda su gloria.

Thomas Mercer Classis Calibre TM0801 lateral

Además incorpora un desarrollo nuevo, un volante ovalizador que incorpora una barra que no se expande o contrae con los cambios de temperatura y que fuerza al volante a adoptar una forma oval. Esto, unido a una corona sin corte que prácticamente hace desparecer los errores por la fuerza centrífuga, lleva a una gran reducción de los errores residuales y de “temperatura media”.

Y por supuesto los balancines de suspensión hacen que el calibre permanezca horizontal con independencia del movimiento de la nave.

Thomas Mercer Classis Calibre TM0801 frontal

 

Esta es su ficha técnica completa.

Otro nombre importante para Thomas Mercer es Ernest Schackelton, que recuperó a la tripulación de la ya mítica Expedición Transantártica gracias, además de por supuesto su valentía y coraje, a un cronómetro Thomas Mercer que llevaba consigo.

Thomas Mercer Shackleton Epic

Para conmemorar se creó el cronómetro Epic, más pequeño que el classis y con una esfera en la que se ha grabado el mapa de la epopeya del aventurero inglés.

Thomas Mercer Shackleton Epic esfera

El calibre es el mismo que el Classis, cuyas 14.400 alternancias a la hora y el escape de fiador le confieren ese sonido tan característico, más cercano a un reloj de péndulo que a uno de muñeca.

Thomas Mercer Shackleton Epic calibre

Aquí se pueden leer todos los datos técnicos completos.

Thomas Mercer Shackleton Epic detalle

 

Este año Thomas Mercer ha presentado su gran obra, El Observatory. Un cronómetro con nada menos que 30 días de reserva de marcha y 15 complicaciones: calendario perpetuo hora mundial, ecuación del tiempo, fases y edad de la luna y zodíaco, entre otras.

Thomas Mercer Observatory

Además todo se maneja desde el bisel y con una sola llave, lo que es todo un hallazgo. El primer ojo es para poner en hora el reloj. Se puede ver cómo van saltando las horas en los 24 husos horarios, y cómo va girando el indicador de día y noche.

Thomas Mercer Observatory -indicador minutos

 

El segundo es para  dar cuerda al cronómetro. El tercero es para el día del mes, que al cambiando cambia también el indicador de la ecuación del tiempo.

Thomas Mercer Observatory - ecuación del tiempo

El cuarto cambia el día de la semana y, consecuentemente, las fases y la edad de la luna.

Thomas Mercer Observatory - fases lunares

Y por último se puede modificar el huso horario.

Thomas Mercer Observatory - volante

 

El calibre es impresionante, por su tamaño y por su acabado. Está contenido en una caja de cristal de roca.

Thomas Mercer Observatory lateral

Thomas Mercer Observatory calibre

Thomas Mercer Observatory calibre frontal

Thomas Mercer Observatory calibre - vista cenital

Thomas Mercer Observatory calibre - lateral

 

En definitiva Thomas Mercer no sólo recupera una parte fundamental de la relojería sino que además lo hace con un gusto exquisito. Es un festín para la vista, tanto de los iniciados como los legos.



El Galet Square de Laurent Ferrier para Only Watch

onlywatch

Ya es la tercera vez que Laurent Ferrier participa en la subasta benéfica Only Watch y lo hace con un Galet Square que es -obviamente- pieza única y además uno de los relojes más interesantes que se presentan al evento, por varios motivos que vamos a analizar a continuación.

 

Los Galet Square fueron una gran sorpresa en Baseworld porque la manufactura los mantuvo en secreto hasta que la feria alzó el telón, y nos dejó a todos maravillados. Nosotros ya los presentamos con fotos en vivo y precios en este artículo.

Laurent Ferrier Galet Square para Only Watch

Ahora para Only Watch presenta esta nueva versión, inspirada en los relojes de finales de los años 30. Pero resulta ser el modelo más arriesgado de una casa que no se distingue precisamente por sus riesgos estéticos.

La esfera tiene dos secciones separadas por unos indicadores horarios en forma de sol, que apuntan a una minutería de ferrocarril sobre la que aparecen los múltiplos de 5 en azul, el color de Only Watch.  Ese mismo mismo patrón se repite en la subesfera del pequeño segundero, que además está en bajorrelieve para dar profundidad al conjunto.

Laurent Ferrier Galet Square Only Watch

La parte central es de un gris más claro. Tenemos por tanto 4 colores en la esfera (dos grises, negro y azul) que le dan al reloj un aire informal e incluso levemente deportivo, aumentado por la forma de cojín de la caja de acero (41 x 41 mm de diámetro) y las asas, que han sido diseñadas rectas para la subasta.

 

Laurent Ferrier Galet Square para Only Watch - esfera

 

Un último detalle para quien no se haya dado cuenta: en el lugar donde habitualmente pone Swiss Made (en el caso del Galet Square sólo pone Swiss) ahora pone Only Watch 2015.

La excitación también la provoca el movimiento, el calibre de manufactura (no hace ni falta decirlo) 229.01. Este calibre alberga el llamado “échappement naturel”  la solución de Breguet al problema del escape de fiador y que básicamente consiste en un escape colocado sobre un doble volante que da por tanto un doble impulso por oscilación, lo que garantiza una alta amplitud. Se necesita menos fuerza desde el muelle real y por tanto se optimiza el movimiento. En este vídeo se puede ver cómo funciona:

Y encima el calibre se ve así de sexy:

Laurent Ferrier Galet Square calibre

Es decir que el reloj es una joya, como todo lo que hace Laurent Ferrier. Ya veremos en cualquier caso si este reloj es de verdad una pieza única o quizá marca el principio de otros gustos estéticos más atrevidos para los relojes de Laurent Ferrier. Mientras tanto, enhorabuena a quien se lleve éste.



En la muñeca: Hamilton Khaki Navy Pioneer Auto y Chrono

Khaki Navy Pioneer auto y chrono

Ahora que ya están en las tiendas vamos a ver el reloj de Hamilton que más me gusta, el Khaki Navy Pioneer. Y lo vamos a ver en dos versiones, automático –que ya existía en la colección– y la nueva versión cronógrafo.

Hamilton cronómetro marino

Durante la segunda guerra mundial Hamilton recibió el encargo de fabricar cronómetros para su marina, como éste que se ve. En 2012 Hamilton lanzó una versión de pulsera que tuvo un éxito inmediato, y ahí sigue.

Este año la versión que presenta Hamilton mantiene las mismas señas de identidad pero con dos variaciones en tamaño y maquinaria. La caja ha crecido de 40 a 43 milímetros, con lo que pone al modelo al límite de lo que se puede llevar con un traje. El efecto del tamaño se ve aumentado por la esfera plateada, que lo hace parecer más grande.

Le salva sin embargo que la esfera es absolutamente clásica, desde la configuración de tres agujas y fecha, pasando por la forma de las manecillas, muy bonitas con su acero azulado, la elección de los numerales y terminando por la minutería de ferrocarril que recorre el exterior de la esfera.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Auto frontal

Añade además un bisel inclinado con los minutos, que afortunadamente tienen la misma tipografía  y color que los de las horas. Esto le da un cierto toque informal que unido a la correa de cuero le permite pasar de la oficina al campo sin mayor problema.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Auto en la muñeca

Como decía el otro cambio es el calibre, que ahora es el H 10 desarrollado por ETA para Hamilton sobre la base del Powermatic ya existente, y que ostenta 80 horas de reserva de marcha, que no está nada mal. Y también se puede ver que el calibre no es la causa del aumento de tamaño del reloj porque no es muy grande precisamente.

Esta es su Ficha Técnica.

El Khaki Navy Pioneer Chrono no supone ninguna ruptura con la estética de la colección. Más bien al contrario, parece que nació al mismo tiempo que los demás modelos.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Chrono frontal

Para dar cabida a las dos subesferas del cronógrafo y que el resultado resulte igual de equilibrado y legible el tamaño aumenta a 44 milímetros. Además se ha sustituido el minutero de vías de tren por uno de cronógrafo para que la lectura de los tiempos sea más precisa.

En la parte trasera vemos otro calibre Hamilton, el H 21, desarrollado a partir del archiconocido 7750 y con 60 horas de reserva de marcha. El buen funcionamiento está por tanto garantizado.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Chrono calibre H 31

Si le tengo que poner una pega al reloj es precisamente su configuración. Fijaos en la esfera. ¿qué está pasando? En efecto: nada. Como el reloj carece de segundero resulta que un reloj con idea de deportes está totalmente quieto, y así ocurrirá normalmente porque el cronógrafo se utiliza muy poco. Yo creo que le hubiera quedado mejor si la subesfera a las 6 hubiera sido un pequeño segundero y tuviera sólo un contador de 30 minutos. Porque seamos sinceros, ¿cuántos eventos que duran horas se van a cronografiar con un reloj así? Pero en fin, es algo que va en gustos. Eso sí, añade ventana de fecha a las 3.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Chrono perfil

 

No quiero dejar de resaltar la decoración de la carrura, con esa triple fila de los llamados “clavos de París”, común a las dos versiones, que le quedan muy bien al reloj y a su aire retro.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Chrono carrura

Y así es como quedan los relojes puestos. El automático queda precioso en la muñeca, la verdad. Además con un precio de 895, que no está nada mal. Seguro que se vende como rosquillas.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Auto en la muñeca 1

Y éste es el cronógrafo, que también está ya disponible con un precio de 1.695 euros.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Chrono en la muñeca



En la muñeca: el nuevo HMX de MB&F

SIAR 2015 - MBF HMX negro

En 2012 MB&F lanzó el HM 5, un homenaje a los coches deportivos de los años 70. El nuevo modelo, el HMX retiene esa misma estética pero de una manera más ligera y según se mire incluso más atractiva, porque se han creado cuatro modelos: azul, verde, rojo y negro, todos colores utilizados en coches de carrera. Aquí vamos a ver el rojo y el negro, que son los que se pudieron ver en el Salón internacional de la Alta Relojería que tuvo lugar en Madrid en junio.

 

 

Aunque según Massimilian Busser el modelo está inspirado en los deportivos de una decada anterior, la de los 60, a mí me recordó inmediatamente a la sonda alienígena de La Guerra de Los Mundos, la película realizada por Spielberg en 2005. ¿A que sí?

alien

El reloj es mucho más ligero en su construcción, ya que en la caja de titanio y acero se han sustituido las rejillas traseras por un cristal de zafiro, lo que inunda el reloj de luz.

MBF HMX cristal de zafiro

El funcionamiento es ya conocido: dos discos en horizontal con las horas y minutos que, mediante unos prismas de zafiro se presenta en la esfera de manera vertical, lo que permite ver la hora sin tener que girar la muñeca mientras se agarra el volante. Además los prismas tienen  una lente de aumento, por lo que la visibilidad es muy buena en cualquier circunstancia.

MBF HMX vista de las lentes de aumento

Vista de las lentes de aumento

El calibre está desarrollado en la casa, pero el tren de ruedas es de base Sellita. En la parte inferior se ve el rotor de oro, muy bien implementado y con la frase “Un adulto creativo es un niño que sigue vivo”, el lema del décimo aniversario de la casa. Por cierto que la X del nombre hace referencia a esos diez años.

MBF HMX rotor

Encima del calibre se pueden ver dos “tapas de balancines”, como en los superbólidos, con dos tapas como las del carter del aceite. Y además son funcionales, porque se pueden retirar para engrasar los cojinetes de piedra de los discos indicadores.

SIAR 2015 - MBF HMX rojo vista cenital

 

MBF HMX negro vista cenital

Y así es como queda en la muñeca. Destaca también la correa perforada tipo racing. El HMX es una colección de 20 unidades por color, con un precio de 29.000 francos suizos. Unos 27.700 euros al cambio.

SIAR 2015 - MBF HMX rojo en la muñeca

 

MBF HMX rojo en la muñeca

Esta  es la versión en negro, que después de ver la roja resulta demasiado seria.

MBF HMX negro en la muñeca

En resumen es un reloj distinto, seguramente no para todos los gustos, pero que refleja muy bien el espíritu que anima a la casa de Maximiliam Busser y sus amigos, que siempre proponen formas innovadoras pero no se quedan en el diseño, sino que crean obras de relojería de primer orden.

MBF HMX negro en la muñeca perfil

MBF HMX negro vista cenital en la muñeca

 

 



En la muñeca: Christophe Claret Allegro

Christope Claret Allegro oro rojo frontal

Christophe Claret es ante todo un creador de calibres, y curiosamente su primer calibre fue un repetidor de minutos. Bajo su propia marca ya tiene otros dos. Primero fue el Adagio y después el Soprano. El nuevo Allegro sin embargo incluye varias novedades que lo convierten en el más completo hasta ahora de los modelos creados por CC con sonería.

Y ello es porque no sólo es un repetidor de minutos. También añade Gran Fecha, pequeño segundero y segundo huso horario con indicación de 24 horas.La esfera es de zafiro translúcido, lo que permite ver de manera elegante el interior del calibre. Además la parte inferior está abierta para poder disfrutar de la repetición de minutos. Eso sí, los martillos está en el reverso, una decisión algo extraña porque lo que gusta ver en un repetidor es el golpeo sobre las varillas.

Christope Claret Allegro oro rojo - mecanismo de repetición de minutos

El pequeño segundero está en una subesfera a las 9, mientras que la gran fecha a las 12 tiene un sistema patentado que impide el desfase de dígitos, como ya existe en otras marcas, pero lo más interesante es ver el perfecto movimiento de las aspas y como se alinean.

Christope Claret Allegro oro detalle de la esfera

Como decía el Allegro también es un reloj GMT con un cambio unidireccional gracias al pulsador a las 2 y a las 4, con además un pequeño indicador circular del día y la noche.

Christope Claret Allegro oro blanco frontal

Es interesante saber que, a pesar de todas las complicaciones el calibre tiene un solo barrilete con un único muelle real, y a pesar de ello una reserva de marcha de 60 horas -si no se abusa del repetidor, claro-. El volante tiene un nuevo sistema de microajuste mediante volantes de cabeza avellanada más fácil de ajustar, por supuesto también patentado. Constructivamente también se aprecian los puentes Carlos X, que tanto le gustan a Christophe Claret.

Christope Claret Allegro oro rojo en la muñeca

El mecanismo de repetición en el Allegro ha sustituido el ancla por un moderador y además se ha desarrollado un sistema patentado que evita la vibración excesiva y que los timbres se lleguen a tocar,  de manera que el sonido es mucho más claro.

Christope Claret Allegro oro blanco - en la muñeca perfil

El reloj se presenta en dos versiones: una en oro rojo y titanio con manecillas de cristal de zafiro naranja y otra en oro blanco y titanio. A mí me gusta más esta, me parece más elegante y con un toque contemporáneo sin ser ultra moderno. Pero como siempre, para gustos los colores.

Christope Claret Allegro oro rojo en la muñeca perfil

No es un reloj pequeño, desde luego, porque mide 45 mm de diámetro y algo más de 14 de altura, pero su forma clásica queda bien en la muñeca.

Es una edición limitada a 20 unidades por cada tipo de oro, con un precio de 268.000 francos suizos más IVA. Unos 258.000 euros al cambio. Más el IVA, claro.

Aquí está su Ficha Técnica Completa.

Christope Claret Allegro oro blanco - en la muñeca



La E-Strap de Montblanc, explicada en vídeo

Monblanc E-Strap y Time Walker

Montblanc había anunciado el módulo E-Strap que se vendería con su reloj más deportivo, el Time Walker, pero de manera muy inteligente ha decidido que se venda suelto para poder ponerlo en cualquier reloj y emparejarlo con los modelos de Samsung Galaxy S4 y 5, los Notes 3 y 4 y los iPhone a partire del 4S. Aquí vamos a ver cómo funciona emparejado con un Samsung.

 

Monblanc E-Strap y Time Walker de perfil

Una vez instalada la aplicación e-Strap aparece el reloj en pantalla. Entrando en notificaciones se elige qué avisos quieres que recibir y la de actividad física, cuyos datos por cierto se guardan en el teléfono, no en la nube ni en servidores externos, lo que garantiza su privacidad.

También tiene función de disparo remoto de la cámara del móvil.

Al encender la e-strap mediante una presión larga lo primero que hace es enlazarse al móvil mediante bluetooth.

Vamos a ver las distintas funciones. Al ser éste un modelo de presentación simplemente aparecen números, pero si está enlazado con una agenda aparecerían los nombres tal como se tienen en el móvil.

Éste es el indicador de que hay notificaciones nuevas, y además te dice cuántas hay.

Montblanc E-Strap notificaciones

Por supuesto el reloj te avisa si hay una llamada entrante. También de los SMS, los mensajes de calendario y los de las redes sociales. Por ejemplo esto es un mensaje de Whatsapp.

Montblanc E-Strap whatsapp

Todas las notificaciones se acompañan de una pequeña vibración, muy discreta. Aunque imagino que si tienes una vida muy intensa en las redes sociales puede llegar a ser una tortura, pero eso queda a gusto de usuario.

El acceso y la salida a y de las notificaciones es mediante una doble pulsación. Así si tenemos 6 avisos, hacemos doble pulsación y entramos en ellos. Después deslizando vas viendo cada notificación.

Si en vez de entrar en las notificaciones deslizas entras en el reproductor de música que controla la que tienes guardada en el móvil.

Monblanc E-Strap reproductor de música

A continuación la cámara, el nivel de batería, el botón de silenciar el teléfono y el botón de búsqueda, que hace sonar el móvil si está en un radio de 30 metros.

Montblanc E-Strap batería

 

Localizador del móvil

Localizador del móvil

Por último, el número de pasos.

Montblanc E-Strap pasos caminados

El sistema tiene la ventaja de que se carga con un puerto micro usb y la batería dura 5 días.

Monblanc E-Strap cargador

En definitiva la E-strap es proyecto interesante de Montblanc, pensado para aquellos que no quieran dejar de usar su reloj tradicional. Hay que ver cómo lo encaja el mercado porque sus funciones son muy básicas comparadas con otras bandas ya disponibles o los smart-watch y a un precio mayor (400 €). Pero si el mercado no acepta el producto Montblanc podría retirarlo sin problemas porque no ha sido una inversión fabulosa ni tampoco empaña su buen nombre como manufactura. Supongo que simplemente queda esperar y ver.



En la muñeca: nuevo Hamilton Khaki Field. Fotos en vivo y precios

Hamilton Khaki Field brazalete frontal

La serie Field de Hamilton es una de las más exitosas de la casa, con un montón de referencias todas inspiradas en los relojes que Hamilton suministraba al ejército durante las dos guerras mundiales. Ahora presenta una nueva versión con la esfera en color caqui que queda estupendamente bien. La caja es de 40 mm, pero con las formas retro le hacen parecer más pequeña.

Hamilton Khaki Field esfera

Tiene el bisel pulido y la carrura cepillada, un detalle decorativo que le sienta bien y que le da un cierto tono de vestir, aunque es un reloj eminentemente informal.


En la esfera militar contrasta muy bien el color entre gris y verde con los numerales y las agujas blancas, todos tratados con Superluminova.  La legibilidad es intachable y la presencia muy atractiva.

Hamilton Khaki Field carrura

Además está animado por el calibre H10, que tiene 80 horas de reserva de marcha y que poco a poco se está convirtiendo en un estándar en el grupo Swatch. Aunque no es precisamente un dechado de decoración, porque aquí el precio manda, se agradece que Hamilton incluya un fondo visto porque siempre es agradable poder contemplar tu reloj en movimiento.

Hamilton Khaki Field en la muñeca

El guardatiempos viene con dos cierres: una correa de tela, que es la que mejor le queda en mi opinión y un brazalete de acero.

Hamilton Khaki Field cierre de la correa

Además tienen un precios muy buenos:  595 euros en tela y sólo 50 euros más para el brazalete de acero. Con estas armas seguro que el éxito está más que asegurado.

Hamilton Khaki Field brazalete en la muñeca

Hamilton Khaki Field brazalete perfil



En la muñeca: Audemars Piguet Concept Laptimer Michael Schumacher

Audemars Piguet Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher frontal

Uno de los relojes que más ha llamado la atención últimamente ha sido el impresionante Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher de Audemars Piguet. Como ya conté en el reportaje sobre el SIAR de Madrid pudimos ver el reloj en el stand de la manufactura, y ahora lo presento en vídeo para que se pueda entender su complejo mecanismo.

Ya sabemos el tristísimo estado actual del mítico corredor, pero lo cierto es que en 2010 Michael pidió a Audemars Piguet que le fabricara un reloj mecánico que midiera vueltas, ya que en carrera está prohibido llevar nada electrónico por seguridad. En septiembre de 2013 el reloj ya estaba acabado, lo cual es de por sí un prodigio, pero no ha sido hasta este año que el reloj ha estado industrializado y probado completamente. En ese momento la familia de Schumacher dio la autorización para ir adelante con él.

El funcionamiento es difícil de describir, por lo que es mejor ver el vídeo. Aún así describo sus funciones: la primera es la del cronógrafo normal, usando los dos botones como cualquier otro cronógrafo. La segunda función es la de flyback, también habitual en muchos cronógrafos. Y ahora es cuando se pone interesante: con la tercera función se mide la primera vuelta. Cuando se ha completado se aprieta el botón lateral y comienza la segunda vuelta, manteniendo la primera aguja donde había terminado.

Audemars Piguet Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher perfil1

Supongamos que esta segunda vuelta es más rápida: pues se pulsa nuevamente el botón lateral para guardar esa vuelta y se empieza a contar de nuevo pero con la primera aguja. Pero resulta que la tercera vuelta  el coche va más lento y no merece la pena guardar ese tiempo. En ese caso presionamos el pulsador a las cuatro para usar la función flyback manteniendo la vuelta rápida. Si resulta que la cuarta vuelta es un segundo más rápida que la que teníamos guardada pulsamos el lateral y guardamos esa y empezamos a usar la aguja que antes estaba parada. Y como además interesa guardar la última volvemos a pulsar el lateral y se nos queda fija. Y por último reseteamos el cronógrafo.

Audemars Piguet Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher calibre 1

Estas funciones son posibles gracias a que el reloj tiene 3 ruedas de pilares además de un embrague que en vez de engranarse directamente lo hace en caída para que no se pierda tiempo con un posible roce de los dientes al acoplarse.

Audemars Piguet Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher botonera

 

Todo ello dentro de una caja de carbono con bisel , trasera y protectores de los pulsadores en titanio, mientras que los pulsadores en sí son de cerámica como todos los cronógrafos de 44 mm y con recubrimiento de oro rosa. Al otro lado están grabadas tantas estrellas como campeonatos ganó Michael.

Audemars Piguet Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher estrellas de M S

Tan impresionante como su movimiento es su presencia en la muñeca. Se van a fabricar 221 unidades, que es el número de carreras en las que el piloto puntuó, que costarán 226.800 francos suizos (unos 217.000 euros al cambio de ahora mismo). Y como siempre todos los detalles del reloj están en su Ficha Técnica Completa.

Audemars Piguet Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher en la muñeca



En la muñeca: Montblanc ExoTourbillon Vasco da Gama

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Vasco de Gama - perfil

En realidad el verdadero nombre de este reloj es Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph Vasco da Gama Limited Edition. Si no ha batido la marca de nombre más largo en relojería tiene que estar ahí ahí. Alguien se debería replantear estas cosas, la verdad.

Aparte de la longitud del nombre, este Exotourbillon Vasco da Gama es un relojazo que Montblanc presentó el pasado enero en Ginebra -al igual que el Heritage Spirit Orbis Terrarum que vimos en este vídeo– cuyo principal atractivo relojero es el exotourbillon, que voy a intentar explicar de manera sucinta: Cuanto más grande sea el volante del reloj mayor es la inercia y la cronometría es más estable. Sin embargo en un tourbillon todo el conjunto está dentro de la caja, así que cuanto más grande sea el conjunto más grande la caja que gira, y por tanto mayor consumo de energía.

Montblanc Exotourbillon - detalle

En este calibre el volante está fuera de la caja, por lo que esta puede ser más pequeña, ahorrando así aproximadamente un 30% de energía. Además la parada del segundo es muy efectiva porque ya no hay que parar el tourbillon entero sino sólo el volante.

Dicho lo cual, volvamos a la carátula del reloj, que es muy llamativa gracias a la venturina, ese cuarzo salpicado de brillos que aquí se utiliza para recordar el cielo del hemisferio sur. Y a las doce, un diamante con la estrella de Montblanc. Bajo las manecillas tenemos la fecha, una solución inteligente porque no rompe la estética y está representada por un círculo con aguja, más vistoso que una simple ventana.

Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph Vasco da Gama Limited Edition - Detalle del Tourbillon

Por cierto que se puede mover la manecilla de la hora de manera independiente sin que afecte a los minutos ni los segundos, lo que resulta muy cómodo para los viajes.

Por debajo tenemos los indicadores del cronógrafo monopulsante. Como la esfera está en dos niveles, una opción estética que le queda muy bien al reloj, no podía haber una subesfera tradicional, y Montblanc lo ha resuelto de manera muy elegante, con una aguja de doble huso.

Cuando arranca el cronógrafo la aguja comienza a marcar los primeros 30 segundos, y a partir de ahí es el contrapeso de la aguja, pintado en rojo, el que cuenta hasta los 60 segundos. Al otro lado ocurre lo mismo con el contador de 30 minutos. Una solución muy elegante, a mí me gusta mucho.

Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph Vasco da Gama Limited Edition

La trasera tiene el calibre a la vista pero tapado por el dibujo de la San Gabriel, la nao de Vasco da Gama y la firma del navegante.

Montblanc chronograph exotourbillon vasco da gama - calibre

El reloj tiene el tamaño de un cronógrafo no pequeño, con 44 mm de diámetro y casi 15 de altura. Pero nadie te va a decir nada si lo llevas con un traje porque la verdad es que es espectacular y queda mejor que bien en la muñeca.

Es una edición limitada a 60 unidades en oro blanco con un precio de 45.000 euros, que no está nada mal para todo lo que ofrece. Todos los detalles técnicos están en su Ficha Completa.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Vasco de Gama



Los cronógrafos de A. Lange & Söhne

A Lange Sohne Datograph Perpetual en oro blanco y Datograph Up Down en oro rosa - 2015

En enero de 2015 A. Lange & Söhne presentó el Datograph Up/Down en oro rosa y el Datograph Perpetual en oro blanco como las últimas versiones de sus cronógrafos de alta gama. Desde el notorio y aclamado lanzamiento del DATOGRAPH hace ya 16 años, la marca sajona ha desarrollado nada menos que ocho modelos originales con función de cronógrafo.

Los cronógrafos han sido toda una tradición para Lange. Nacido hace 200 años, Ferdinand Adolph Lange elaboró su primer cronógrafo en 1868. Contaba con un monopulsador que permitía a la manecilla del cronógrafo partir, detenerse y regresar a cero. Por lo que el objetivo siguiente era bastante ambicioso. El nuevo calibre debía aspirar a ser un concepto innovador de una marca tradicional y que estableciera nuevos parámetros en relojería de precisión contemporánea.
Debido a su característica única que combina una sofisticada tecnología con un eficiente diseño, el DATOGRAPH se convirtió en el símbolo de la búsqueda de la innovación de la manufactura. Actualmente, su movimiento es considerado por los expertos como uno de los más hermosos calibres de cronógrafo. Después de su exitoso debut en 1999, Lange estableció una serie de referentes en diseño de cronógrafos como se describe brevemente a continuación.

DATOGRAPH: Un Nuevo criterio en cronógrafos (1999)

A Lange Sohne Datograph 1999

Con una configuración de una columna de engranes clásica, un minutero saltante exacto, función de flyback y su icónico gran fechador de Lange, el lanzamiento del DATOGRAPH en 1999, superó todas las expectativas. La columna de engranes aseguraba que todas las funciones del cronógrafo se controlaran con exactitud. El minutero saltante siempre registraba el tiempo en forma precisa y la característica de flyback permite una medición constante instantánea de la duración de cada evento.

DOUBLE SPLIT: Capacidades aumentadas (2004)

A. Lange & Söhne - Double Split 2004

Por vez primera en la medición del tiempo en forma mecánica, el DOUBLE SPLIT unía medición de eventos que duraban más de 30 minutos. Con una manecilla para el ratrapante por separado arriba de la manecilla del minutero, A. Lange & Söhne agregó una dimensión fascinante al principio del cronómetro. Además, el calibre de manufactura L001.1 es el primer movimiento de Lange en ser dotado con un espiral del volante de desarrollo propio.

1815 CHRONOGRAPH: Homenaje a F. A. Lange (2004)

A Lange & Sohne 1815 CHRONOGRAPH Homenaje a F. A. Lange -  2004

Su diseño refleja el estilo de los relojes de bolsillo históricos creados por Ferdinand Adolph Lange, cuyo año de nacimiento es parte del nombre de este reloj. Con ello, se rinde homenaje al fundador de toda una herencia en cronógrafos de A. Lange & Söhne. El calibre del DATOGRAPH sin la carátula para el gran fechador, late dentro del 1815 CHRONOGRAPH. Desde 2012, el movimiento ha sido dotado con una amplia reserva de marcha de 60 horas y un espiral del volante propio.

TOURBOGRAPH “Pour le Mérite”: En el reino de las complicaciones (2005)

A Lange Sohne Tourbograph“Pour le Mérite” 2005

La mayor complicación de Lange, el calibre L903.0 es el primero en combinar un cronógrafo con fracciones de segundo y un tourbillon de un minuto así como una transmisión por cadena y caracol. Por ello, dos de los probablemente más complicados mecanismos para mejorar sus rangos de estabilidad y exactitud se integran en un solo reloj. Es el segundo reloj de Lange designado “Pour le Mérite”, un sello reservado por Lange para complicaciones extraordinarias como la transmisión por cadena y caracol.

DATOGRAPH PERPETUAL: Plaza maestra para el ahora y para la posteridad (2006)

A. Lange & Söhne Datograph Perpetuo perfil

El interior del DATOGRAPH PERPETUAL es altamente complejo. Desde 2006, su nombre se ha mantenido en este formidable dueto que combina un cronógrafo flyback y un calendario perpetuo. Además del día de la semana, mes, ciclo de año bisiesto y fases lunares, el reloj también indica la transición del día y la noche. El modelo está disponible en platino con carátula con rodio y desde 2015 en oro blanco con carátula gris.

DATOGRAPH UP/DOWN: Más allá de la excelencia (2012)

A. Lange & Söhne - Datograph Up-Down

Con una reserva de marcha extendida a 60 horas, un indicador de la reserva de marcha y un oscilador de manufactura propia, A. Lange & Söhne comprueba que siempre un reloj extraordinario puede ser mejorado. El DATOGRAPH UP/DOWN viene en una caja de platino de 41mm y desde 2015 también en una caja de oro rosa. La carátula en plata ennegrecida le da al fondo el contraste ideal para los contadores plateados y el gran fechador.

1815 RATTRAPANTE PERPETUAL CALENDAR: El legado de una gran tradición (2013)

A.Lange & Sohne 1815 Rattrapante Perpetual Calendar 2013

Con un cronógrafo para fracciones de segundo, un calendario perpetuo, carátula para fase lunar y un indicador de reserva de marcha, este reloj reúne más complicaciones relojeras de lo que su tan organizada carátula sugiere a primera vista. Estilizado, como todos los modelos de la familia de relojes 1815, evoca toda la gran tradición de A. Lange & Söhne en relojes de bolsillo.

GRAND COMPLICATION: El inicio de una nueva era (2013)

A. Lange & Söhne - Grand Complication 2

Con siete complicaciones, el GRAND COMPLICATION es el reloj más complicado nunca antes creado en Alemania. Se caracteriza por un cronógrafo para fracciones de segundo con minutero y segundos volantes, mecanismo de grande y pequeña sonerías, repetidor de minutos y un calendario perpetuo con carátula para fases lunares. Simbólicamente, representa la necesidad de la marca por reinventarse constantemente, yendo más allá de sus propios límites de todo lo que sea técnicamente factible.



En la muñeca: Hamilton Jazzmaster GMT Auto

 

Hamilton Jazzmaster GMT Auto ambiente

Los relojes con segundo huso horario han estado siempre en la colección de Hamilton, y particularmente en la American Classic Jazzmaster. De hecho el modelo que vemos aquí ya existía. Lo que es interesante es que Hamilton le ha dado un toque más moderno gracias a la utilización del PVD negro que recubre la caja y las asas, así como una esfera en la que se combina el gris y el negro. El PVD además de mejorar la resistencia de la caja le da un elegante brillo mate .

Hamilton Jazzmaster GMT Auto en la muñeca

Mantiene el toque clásico con las manecillas delfín,  los índices aplicados – ambos con marca luminiscente – y la aguja roja del GMT con la forma de la punta igual que los índices, y el conjunto resulta muy atractivo, con una apariencia un punto agresiva incluso.

Dentro de la esfera hay un doble bisel que recoge 24 ciudades del mundo, uno en negro con letras grises y el otro gris con letras negras haciendo juego con la división de la hora militar, que es la que se utiliza para el segundo huso horario, y que también está dividida en dos secciones negra y gris, simulando las horas diurnas y nocturnas.

Hamilton Jazzmaster GMT Auto

Como Hamilton pertenece al grupo swatch el calibre que lleva es por supuesto un ETA, en este caso el 2893-2 que es otro movimiento de ETA que se usa en muchísimos modelos del mercado por su facilidad de utilización, su fiabilidad y su coste moderado.

Hamilton Jazzmaster GMT Auto calibre

El funcionamiento es muy sencillo: se desenrosca la corona a las diez y se busca alinear la ciudad en la que estamos sobre el índice de las 12. Con la corona principal en la tercera posición se ajusta la hora. Cuando viajamos y cambiamos de huso horario simplemente hay que poner la corona en la segunda posición y girándola ubicamos la manecilla roja allí donde sea nuestra zona de origen. Si giramos la corona en el sentido contrario cambiamos la fecha.

Por cierto que la ventana de fecha tiene el fondo del mismo color que la esfera, algo que no se ve en muchos modelos del mercado simplemente para ahorrar costes, así que se agradece el detalle.

Hamilton Jazzmaster GMT Auto ventana de fecha

La caja de 42 milímetros no pasa desapercibida en la muñeca, porque como decía antes el reloj tiene una presencia muy marcada.

Es una edición limitada a 999 unidades con un precio de 1.295 euros, y ya está en las tiendas. Es una buena opción para quien quiera un reloj que le valga en cualquier contexto, de vestir o informal, y por supuesto que tenga que mantener presente la hora en otra parte del mundo.

Hamilton Jazzmaster GMT Auto en la muñeca

 

Ficha Técnica.



En la muñeca: Bell & Ross WW1 Edición Limitada

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada sobre vitola

Vamos a ver el nuevo WW1 de Bell and Ross cuyo nombre es Edición Limitada. Así, en español. Y es el único que existe ahora mismo en todo el mundo con su caja completa, y sólo se puede ver en Horas y minutos.com. Bell & Ross ha comenzado a diversificarse. Ya lo hizo con el BRX1 el año pasado, con el que accedía al segmento de los cronógrafos ultra deportivos y ahora lo hace en una dirección completamente distinta.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada esfera frontal

El WW1 Edición Limitada (cuya Ficha Técnica es esta) está creado para los amantes de los puros. De hecho la preciosa caja de ébano se convierte en un humidor para 50 puros. Viene con separadores de madera de kaya, como el interior de la caja. La kaya es una carísima madera originaria del sur de Japón, muy apreciada por sus tonos dorados. El conjunto se complementa con un higrómetro analógico personalizado y un regulador de humedad.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada en su caja

Vamos a ver qué nos ofrece el reloj. Con buena lógica el modelo elegido pertenece a la colección Vintage, que enlaza perfectamente con la idea del tiempo lento necesario para saborear un buen puro. La caja de 42 mm es de un oro rojo cálido que mezcla muy bien con la esfera color tabaco.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada frontal

Está muy conseguido el efecto vintage en la esfera, con los numerales recubiertos de polvo de oro y las manecillas combadas siguiendo la forma de la esfera, delimitada por una minutería de ferrocarril.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada indicador de reserva de marcha

La manecilla del segundero tiene un contrapeso muy elegante, y la punta tiene el mismo rojo que aparece en la escala de reserva de marcha que, como se puede ver está señalada también en español. Incluir 5 palabras en una esfera es arriesgado, y sin embargo Bell and Ross lo ha resuelto de manera muy elegante. Queda muy bien. Los 5 días de reserva de marcha se consiguen gracias al doble barrilete que integra el calibre.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada índices dorados

Al otro lado de la reserva de marcha aparece una apertura sobre el calibre que permite ver el desempeño del volante. Es una decisión arriesgada porque rompe con la estética vintage, pero la apertura tiene el diámetro del interior de la esfera de reserva de marcha por lo que resulta proporcionada, y además mantiene los tonos dorados con lo mantiene el flujo visual sin alterarlo de manera dramática. Y de esta forma no llevas puesto simplemente un reloj Vintage, sino algo más.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada aguja del segundero

El calibre también sorprende por su belleza. La platina dorada deja al descubierto el volante desde el que parte la decoración con Cotes de Geneve, con el mismo motivo sobre el puente del volante.  Los rubíes y los tornillos azulados completan una decoración realmente bonita y elegante, la más elaborada de Bell & Ross hasta la fecha.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada calibre 1

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada calibre perfil

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada calibre frontal

La correa de piel de aligátor marron termina en una hebilla de ardillón también de oro rojo, con unas formas vintage espejo de las asas de la caja.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada apertura

En conjunto este Edición Limitada es uno de los mejores relojes de Bell & Ross. Se nota que han puesto mucho empeño en dotar de elegancia y exclusividad al guardatiempos, y lo han conseguido.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada en la muñeca 1

Queda muy bien en la muñeca y se puede desenvolver perfectamente con un traje o unos vaqueros. Es una edición limitada a 100 unidades con un precio de 19.900 euros.

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada en la muñeca 2

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada en la muñeca 4

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada en la muñeca 3

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada corona

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada - calibre sobre caja

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada sobre caja

Bell and Ross Vintage WW1 Edición Limitada en la muñeca sobre caja

 

 



Los nuevos Happy Fish de Chopard. Fotos en vivo y precios

 

 

Happy Fish

Como ya se acerca el buen tiempo vamos a empezar a ver modelos con un aire más ligero, menos serio, más cercano a la moda. Los primeros que anotamos son los Chopard  Happy Fish que apelan directamente a los dictados de la moda pero que incorporan un movimiento mecánico en su interior, que debería ser norma en todos los relojes creados por una manufactura.

Chpard Happy Fish turquoise 1

Presentada en 2002 la colección Happy Fish es una etapa más en la larga travesía por mar del reloj Happy Sport, que jamás ha dejado de reinventar, en todas sus versiones, su inigualable chic. Creado en 1993 por Caroline Scheufele, trastoca todos los códigos de la relojería a través de una asociación inédita: el acero y los diamantes. La radical modernidad de sus líneas y sus materiales se conjuga de maravilla con el espíritu lúdico de los Happy Diamonds, unos diamantes libres de cualquier engaste que bailan entre dos cristales de zafiro.

 

Nácar perlado y diamantes móviles luminiscentes para un baile con los colores del océano 

Chopard Happy Fish turquoise

 

La delicada colección Happy Fish da la bienvenida a dos modelos espléndidos. El primero tiene una esfera turquesa matizada madre perla con matices de color para crear un efecto laguna azul. En el centro de la esfera, un discreto pez de día, se enciende y cobra vida al caer la noche. Cinco diamantes móviles por primera vez luminiscentes de noche y un pequeño pez de oro rosa bailan como si estuvieran en un aquario, mientras que la correa de cocodrilo turquesa continua el color de la esfera. El ritmo de este baile acuatico lo marca un movimiento mecánico en una caja de acero o de oro rosa.

Chopard Happy Fish turquoise - brillo

 

El segundo modelo Happy Fish, rinde homenaje a la magia de los fondos marinos a través de los Oficios Artísticos. En una armonía de turquesa y oro, el movimiento y las fluidas curvas de un pez, también visible en la oscuridad,  adquieren vida por la gracia de un bellísimo trabajo de grabado sobre nácar perlado.

Chopard Happy Fish Métiers d'Art de día

La armonía de los volúmenes delicadamente abombados y trabajados con pan de oro infunde a este cuadro una suavidad tornasolada y una luz delicada, que se prolonga sobre un engaste nieve de zafiros azules en tonos degradados. Sobre estas ondulantes aguas bailan 7 diamantes móviles luminiscentes. Sobre este velo turquesa, el ojo del pez, en jaspe rojo, se posa como un punto de exclamación. La delicadeza de este trabajo de joyería continúa sobre el bisel, engastado con diamantes en tres tallas diferentes, que se alternan para aportar mayor suavidad, mientras que la caja, en oro rosa de 18k, realzada por una correa de cocodrilo blanco nacarado, alberga un movimiento automático.

Chopard Happy Fish Métiers d'Art - brillo

Los precios de los dos modelos son:

  • Happy Fish Turquesa: 8.170 €
  • Happy Fish Métiers d’Art: 45.690€

Detalles Técnicos Happy Fish Turquoise 

Caja:

  • Acero y Oro rosa de 18k
  • Diámetro total: 36,00 mm
  • Grosor: 12,65 mm
  • Sumergible a: 30 m
  • Corona en oro rosa de 18kengastada con un topaz 6,00 mm
  • Bisel en oro rosa de 18k
  • Cristal de zafiro anti reflectante
  • Fondo abierto

Movimiento:

  • Mecánico automático
  • Diámetro: 26,20 mm
  • Grosor: 3,60 mm
  • Número de piedras: 25
  • Frecuencia: 28’800 A/h (4Hz)
  • Reserva de marcha: 42 horas

Esfera y agujas:

  • Esfera turquesa matizada madre perla con luminiscente (SLN) transferido a la figura del pez
  • Cinco diamantes móviles luminiscentes (SLN)
  • Agujas de las horas, los minutos y los segundos, doradas

Funciones y visualizaciones:

  • Visualización de la hora, los minutos y los segundos en el centro

Correa y hebilla:

  • Correa en cocodrilo turquesa
  • Hebilla en oro rosa de 18k

Ref. 2785778-6001

Exclusividad de las Boutiques y Corners

 

Detalles Técnicos Happy Fish Métiers d’Art

Caja:

  • Oro rosa de 18k
  • Diámetro total: 36,00 mm
  • Grosor: 12,65 mm
  • Sumergible a: 30 m
  • Corona en oro rosa de 18k con un diamante engastado 6,00 mm
  • Bisel en oro rosa de 18k engastado con diamantes de tres tallas diferentes
  • Cristal de zafiro anti reflectante
  • Fondo abierto

Movimiento:

  • Mecánico automático
  • Diámetro: 26,20 mm
  • Grosor: 3,60 mm
  • Número de piedras: 25
  • Frecuencia: 28’800 A/h (4Hz)
  • Reserva de marcha: 42 horas

Esfera y agujas:

  • Esfera con engaste nieve en un degradado de zafiros azules con pez en nácar perlado luminiscente (SLN) grabado en « bajo relieve »
  • Decoración con pan de oro a mano, ojo en jaspe rojo
  • Siete diamantes móviles luminiscentes (SLN)
  • Agujas de las horas, los minutos y los segundos, doradas

Funciones y visualizaciones:

  • Visualización de la hora, los minutos y los segundos en el centro

Correa y hebilla:

  • Correa en cocodrilo blanco nacarado
  • Hebilla en oro rosa de 18k

Ref. 274891-5015

Exclusividad de las Boutiques y Corners

Edición limitada de 25 piezas



En la muñeca: Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra

Baume et Mercier Capeland Shelby Cobra Edición limitada frontal

El Capeland Shelby Cobra hace referencia a Carroll Shelby, un mítico corredor de coches que creó su propia empresa y un deportivo aún más mítico al que llamó cobra y que se impuso por primera vez a los automóviles europeos, particularmente en 1965 al ganar el campeonato GT de la Federación Internacional del Automóvil.

Ahora Baume & Mercier aprovecha su línea Capeland para homenajear al corredor con una edición limitada llamada Shelby Cobra y que resulta francamente atractiva. Destaca por supuesto  la esfera, decorada en azul con dos bandas blancas transparentes, tal como estaba pintado el Cobra original.

Baume et Mercier Capeland Shelby Cobra Edición limitada esfera 1

La combinación de azul, blanco y rojo en la esfera queda estupendamente, con las subesferas del cronógrafo en blanco y en la base de cada una la especificación de lo que indican cada uno, horas y minutos, como en el salpicadero del vehículo.

Los numerales son grandes y encajan perfectamente con la época a la que rinden homenaje, mientras que la trotadora tiene en su contrapeso el símbolo de la cobra. Las manecillas tiene la forma de los ejes del volante del Cobra. Por último, el taquímetro está delimitado por un círculo también rojo.

Capeland Shelby Cobra Edición limitada esfera

Todo es grande, potente, impactante. Perfecto para el espíritu que quiere transmitir.  La caja es de 44 mm de diámetro, nada descabellado para un cronógrafo, pero la presencia del reloj le hace parecer mayor.

Baume et Mercier Capeland Shelby Cobra Edición limitada detalle

Los pulsadores son de pistón, claro, para encajar en el aire retro del reloj. Y la caja redonda de la gama Capeland es también perfecta para emular la estética de los años 60.

Capeland Shelby Cobra Edición limitada calibre

Por dentro lleva creo yo un el no menos mítico calibre ETA 7750, enmarcado en un cristal de zafiro con la firma de Carroll Shelby.

Baume et Mercier Capeland Shelby Cobra Edición limitada corona y correa

La correa es también muy atractiva, con esa combinación de negro por fuera, pespuntes blancos e interior rojo.

Capeland Shelby Cobra Edición limitada esfera

Aunque también hay una versión en oro rojo con cronógrafo flyback, yo creo que esta de acero es la más auténtica porque refleja mejor el espíritu automovilístico al que quiere rendir homenaje.

Baume et Mercier Capeland Shelby Cobra Edición limitada

El reloj se siente bien en la muñeca, entre otras cosas porque comparte con los Clifton la curvatura del eje de la correa en su unión con las asas, que hace muy cómodo llevar el reloj puesto.

En conjunto el reloj tiene una presencia excelente. Es una edición limitada a 1.965 unidades en homenaje al año en que Shelby ganó el campeonato de la FIA, y cuesta de 3.900 euros, que me parece un precio muy razonable.

Más detalles en la Ficha Técnica.

 



Ya disponibles los Chopard Mille Miglia: fotos en vivo y precios. ACTUALIZADO

Chopard Mille Miglia GTS Automático correa

Normalmente los tiempos de espera desde que se presentan los nuevos modelos (tanto los del grupo Richemont en el SIHH como los de las demás marcas en Baselworld) hasta que llegan a las tiendas son largos. No es raro ver pasar un año entre los dos momentos, algo que a menudo desespera a los posibles compradores y también a los vendedores. Pues bien, en el caso que hoy nos ocupa ocurre lo contrario: según se anunciaban en Baselworld los nuevos Mille Miglia GTS de Chopard comenzaban a enviarse a las boutiques.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control

Así que nos acercamos a la que tiene Chopard en la calle Serrano de Madrid –donde siempre nos tratan de maravilla- para verlos de cerca y, gracias a nuestras fotos exclusivas, que todo el mundo haga lo mismo.

Chopard Mille Miglia GTS Chrono frontal

 

 

Mille Miglia GTS Automatic

A falta de ver la edición especial que se lanzará para la carrera de 2015 (que tiene lugar entre el 14 y el 17 de mayo), estos GTS siguen la norma de Chopard de proponer una tríada compuesta por un tres agujas, un reserva de marcha y un cronógrafo, los tres con una versión en oro rosa y con la opción de integrar un brazalete en vez de correa de caucho. Los que vamos a ver aquí son todos en acero, que a mí me gusta más porque me parece más fiel al espíritu deportivo.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic frontal

Comenzamos por el tres agujas, la versión básica y sin embargo muy conseguida. Como siempre destaca la legibilidad de la esfera, algo en lo que Chopard siempre puntúa muy alto. Y eso es gracias a unas manecillas grandes pero con estilo, y con la longitud exacta: la de horas llegando al borde de los numerales o índices y la de los minutos justo hasta el final de los mismos. Mira que es fácil de hacer y qué pocas marcas lo tienen en cuenta.

Los índices son grandes y estructurados: un marco facetado resalta la forma de flecha, como la de las manecillas y como la propia flecha del logotipo de la carrera. El segundero central rojo tiene la punta en blanco para crear un juego estético: sobresale cuando está pasando entre las horas, se camufla en el índice cuando pasa por encima.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic detalle

Por supuesto el rojo es el de la competición, que se repite también en el bisel interior.  Aún no siendo la versión cronógrafo Chopard ha incluido la subdivisión de los minutos clásica de los cronos, para hacer mediciones más exactas. Es también notable el contraste entre los grandes numerales -sólidos y con estructura moderna- y los delicados y con aire retro de los del bisel exterior de aluminio negro -lo único vintage del reloj además de la ya tradicional correa de caucho Dunlop años 60.

Calibre de Manufactura

Chopard Mille Miglia GTS Calibre 1

Pero lo más interesante está dentro: el calibre 01.01-C (o 01.08-C en la versión con reserva de marcha) está íntegramente desarrollado por Fleurier Ebauches, la manufactura puesta en marcha por Chopard para abastecerse de calibres.

Chopard Mille Miglia GTS Automático - calibre

Tiene dos grandes cosas este calibre: 1- la certificación COSC, no muy habitual en un automático sencillo. 2- una construcción realmente atractiva, con esos puentes de perfiles sinuosos y el rotor muy bien decorado. También tiene un lado negativo: el diámetro es de 28,80 mm. No sé por qué los han hecho tan pequeños, particularmente sabiendo que van destinados a relojes que nunca tienen menos de 42 mm de diámetro. Así como en el reverso no se nota gracias al anillo con el recorrido de la carrera grabado, en elanverso ocurre lo ya ocurría con los movimientos ETA: la ventana de fecha se aleja del borde.

Chopard Mille Miglia GTS Automatic en la muñeca

En este caso sin embargo no es un problema porque la fecha queda enmarcada en el logotipo de la carrera, y el resultado final en la muñeca es muy atractivo.

Un último detalle, aunque es común para los tres modelos: el pliegue de la correa de caucho ha cambiado, con una geometría distinta y un sistema de cierre también modificado para darle más durabilidad y facilidad a la hora de abrirlo.

Chopard Mille Miglia GTS cierre plegable

El precio del reloj, con correa de caucho, es de 5.070 €

 

GTS Power Control

Chopard Mille Miglia GTS Power Control brazalete y esfera

Esta es la versión con brazalete, que es de tres secciones en la que la central es mayor y está cepillada para aguantar mejor el trajín diario. Como siempre en el reloj con reserva de marcha se presenta la complicación imitando el indicador de combustible de un automóvil.

Chopard Mille Miglia GTS Power Control en la muñeca -brazalete

En otros modelos el indicador era mucho más llamativo (por ejemplo en el Superfast), lo que comprometía la estética de la esfera. Esta vez está mejor integrado porque, aunque ocupa el mismo espacio entre las 8 y las 10, tener el fondo negro y una franja decreciente en blanco lo hace más discreto sin perder su carácter deportivo. Hasta ahora creo que es la mejor declinación que ha llevado a cabo Chopard de esta complicación en sus relojes deportivos

Chopard Mille Miglia GTS Power Control en la muñeca 1

Me gusta mucho cómo queda el reloj con el brazalete, aunque la diferencia de precio puede ser difícil de aceptar: con caucho cuesta 5.540 € y con brazalete 6.880.

Chopard Mille Miglia GTS brazalete

 

 

Mille Miglia GTS Chrono

Chopard Mille Miglia GTS Chrono 1

La estrella de la colección a mi entender. Curiosamente, sin embargo, la única que no integra un calibre de manufactura, sino el ubicuo ETA-Valjoux 7750. Supongo que es una decisión comercial para no disparar el precio (recordemos aquí al Superfast Chrono Porsche 919 Edition) .

Chopard Mille Miglia GTS Chrono - detalle de esfera

 

El primer golpe de vista nos transmite una sensación de ajetreo: pasan muchas cosas en esta esfera. E incluso antes de llegar a la esfera, porque el taquímetro del bisel -por cierto con una tipografía igual que la del bisel de los otros dos modelos y que queda muy bien-  aumenta la sensación de actividad.

Chopard Mille Miglia GTS Chrono Perfil

Pues bien la esfera, siendo una tricompax clásica, tiene un montón de indicadores: la minutería interior a la que se le ha añadido los múltiplos de 5 sobre cada índice, el logotipo de la carrera, las grandes manecillas y unas subesferas en las que no se han escatimado índices  de varios tamaños y números (iguales que los del taquímetro y los de los minutos, gracias Chopard por la consistencia). Y sin embargo, el conjunto funciona perfectamente: todo se lee bien, a la primera, gracias fundamentalmente a las diferentes superficies de las dos subesferas del crono que añaden profundidad y por tanto una lectura en varios niveles.

Hay dos detalles que me gustan particularmente: el borde metálico de las subesferas, que rodea a las tres uniéndolas en un sólo conjunto; los índices de las 3, 6, 9 y 12, que en vez de estar cortados por las esferas o la flecha son simplemente de menor tamaño. Sabia decisión, mucho más bonito.

Chopard Mille Miglia GTS Chronógrafo correa racing

Los pulsadores de pistón tienen una decoración con un enrejado muy atractivo, y tienen un tacto estupendo. Y por supuesto la correa de caucho le queda muy bien.

A pesar de sus 44 mm de diámetro (uno más que sus hermanos de colección) el reloj se asienta muy bien sobre el pulso, con una presencia deportiva -obviamente- pero elegante a la vez. El precio con la correa de caucho es de 6.200 €; un duro contendiente para la versión con reserva de marcha. Todas las especificaciones técnicas están en la página que tenemos dedicada a Chopard y cuyo vínculo aparece al principio de este artículo.

Chopard Mille Miglia GTS en la muñeca

 

Como también decía al principio, los modelos ya están en la boutique de la marca en Madrid, así que os animo a ir a verlos en persona. Merece la pena. Por los Mille Miglia y por todos los relojazos que tienen, claro.

ACTUALIZACIÓN

Tres fotos del Mille Miglia GTS Chrono  en oro:

Chopard Mille Miglia GTS Chrono

Chopard Mille Miglia GTS Chrono perfil

Chopard Mille Miglia GTS Chrono correa



En la muñeca: De Bethune DB25 Quetzalcoatl

De Bethune DB25 Quetzalcoatl

De Bethune se ha distinguido siempre por no seguir los mandatos de las modas relojeras, que también las hay, y cuando todo el mundo saca un reloj con cabras para festejar el año chino, ellos vuelven sobre la cultura mesoamericana y homenajean a su dios más importante, Quetzacoatl. El nombre significa “Serpiente Emplumada” en la lengua Nahuati, y esa es la figura que marca las horas y minutos.

Sobre una bandeja de oro macizo decorada con guilloché radial se aposenta la serpiente, también de oro macizo. La serpiente está enroscada sobre sí misma para hacer más notorio el cuerpo del dios, porque si no en vez de presentar un ser mitológico poderoso parecería una culebrilla de campo.

De Bethune DB25 Quetzalcoatl en la muñeca - perfil

Pero eso conlleva un problema, y es que al pasar las horas y minutos la serpiente podría adoptar formas poco naturales. Pues bien, la construcción está tan bien hecha que en ningún momento parece que la serpiente esté deformada, o rota. Eso da una idea de lo bien que está pensado el diseño, desde luego.

Y también está muy bien resuelta la representación de las horas, basadas en los números mayas con la forma de las pirámides típicas de las culturas mesoamericanas.  Es como un elegantísimo Monopoly precolombino en oro macizo.