Icono del sitio Horas y Minutos

La nueva boutique digital de Hublot: atención personal en tiempo real

La nueva boutique digital de Hublot es una vuelta de tuerca más al problema del lujo en internet. No hay empresa del sector que no tenga claro a estas alturas que en el mundo digital hay que estar si se quiere seguir siendo relevante. Incluso una casa como Patek, que durante años miró con desdén a las redes sociales, ha acabado claudicando a la idea y ya tiene su página de Instagram. Y publica «stories» como todo hijo de vecino. Es el signo de los tiempos, nos guste o no (que a mí no mucho, la verdad).

Pero ahora ya no es sólo cuestión de «estar»; también hay que vender. Hay ya una generación que compra lujo y que está acostumbrada a mirar en la web cualquier producto y quiere tener a su disposición la compra en línea. Pero, precisamente por su «formación digital», exige que lo que vea en la pantalla no sea una simple foto del reloj -en este caso-, sino algo que le dé una idea exacta y emocionante de lo que le quieren vender. Y francamente: hay productos chinos que cuestan menos de 20 euros en Amazon con más fotos de producto que relojes de algunas marcas de reconocido prestigio que cuestan más de 10.000 euros. Así va a ser cada vez más difícil seducir a este tipo de consumidor, y quien más ofrezca más fácil tendrá la venta -que está cada vez más disputada-. Curiosamente aunque es tan avanzada en tantas cosas del marketing (digital o no), algo que no existía aún era una boutique digital de Hublot.

Lanzamiento de la boutique digital de Hublot en Manhattan

El problema es cómo vender lujo a través de internet sin abaratar la experiencia, sin quitar valor al producto y hacer de menos a la marca. Y por otro lado las marcas invierten mucho dinero en sus propias boutiques, y el negocio online amenaza con hacer menos rentables -o nada rentables- las tiendas físicas. De manera perfectamente comprensible las marcas no quieren renunciar a la boutique porque es donde verdaderamente se puede transmitir la experiencia del lujo. Y además, aunque es un tema a tratar en otro artículo, está el problemático encaje Marca/boutique propia/tienda online propia/distribuidores independientes.

LA CEREMONIA DE VENTA SEGÚN HUBLOT

La boutique digital de Hublot ofrece un interesante camino intermedio que une el negocio digital -pero con atención personalizada- y el presencial de las boutiques. Vamos a ver cómo es el proceso:

Todo comienza en el sitio web de Hublot, donde cada cliente puede solicitar que se le ponga en contacto con la Boutique Digital de Hublot. A continuación, selecciona la boutique física más cercana. En ese momento puede entablar contacto en tiempo real con un responsable de la boutique elegida o bien concertar una cita para otro momento. A través de Face Time o Skype se pone en contacto con uno de los vendedores de la boutique de la ciudad más próxima y comienza a disfrutar de la experiencia Hublot.

Desde donde esté descubre en tiempo real, en su propia pantalla, el producto que ha escogido, que el personal de Hublot le presenta en directo en 3D. A continuación se invita al cliente a acudir al punto de venta para proseguir con su experiencia. Con el fin de permitirle disponer del tiempo necesario para tomar su decisión sobre la compra de su reloj, si lo necesita, el vendedor le envía en formato digital toda la información personalizada que requiera. Una vez que el cliente haya confirmado con un simple clic que desea adquirir el reloj recibirá una llamada de la boutique para concretar su compra.

La boutique digital de Hublot va a comenzar a funcionar en Estados Unidos, y de ahí se irá extendiendo poco a poco. Es una propuesta muy interesante y quizá sea el tipo de puente necesario para unir los dos mundos. Obviamente no es una solución universal porque no hay boutiques de marca en cada ciudad, y ni siquiera en cada país. Pero no sería raro ver una alianza con distribuidores selectos para ofrecer el servicio. Ya veremos cómo se desarrolla el proyecto, pero desde luego resulta muy prometedor. Más información en Hublot.es.

Salir de la versión móvil