Icono del sitio Horas y Minutos

Laurent Ferrier Bridge One

Qué sorpresa es la forma del Laurent Ferrier Bridge One. Lo que no es sorpresa es que, además, sea una belleza. A Laurent Ferrier no le basta con ser reconocido como el garante de las más puras esencias relojeras, sino que quiere ir más adelante sin que le entre el vértigo de lo convencional.

El fundador de la casa explica que las formas de este Bridge One están inspiradas en el “Passerelle de l’Ile”, un puente muy conocido en Ginebra que Laurent Ferrier veía desde su habitación cuando era niño.A partir de ese recuerdo el maestro relojero ha creado este Laurent Ferrier Bridge One (que parece indicar que habrá una sucesión), con caja de acero de 30 por 44 mm. Las formas de las asas contribuyen a dar vida a la caja y acerca al reloj a la estética de principios del siglo pasado. Y de paso hace más cómodo su asentamiento sobre la muñeca. La tradicional corona, de buen tamaño, hace muy cómodo su manejo.

El cristal de zafiro es curvo, y además crea un efecto ahumado absolutamente singular. Hay dos esferas disponibles: una blanca con esmalte Grand Feu y numerales romanos en color pizarra (la más atractiva) y otra en gris pizarra graneada con un XII aplicado y una subesfera para realzar la textura del conjunto. Y por encima se mueven las preciosas manecillas tradicionales en Laurent Ferrier, fabricadas en oro blanco.

Específicamente para este Laurent Ferrier Bridge One se creado el calibre LF107.01. Es un movimiento manual con los acabados exquisitos a los que ya nos tiene acostumbrados la casa: puentes con Côtes de Genève, graneado circular en la platina principal, ángulos laterales e interiores biselados manualmente y cabezas de tornillo pulidas. El volante oscila a 3 hercios (21.600 alternancias a la hora) durante las 80 horas que dura la reserva de marcha.

Para rematar el conjunto los relojes se entregan con una correa de cuero color miel o una de alcántara del mismo color. Acabamos de empezar el año, pero no sería de extrañar que estos Laurent Ferrier Bridge One -especialmente la versión blanca- sean uno de los relojes más bonitos del año. Más información en LaurentFerrier.com.

Salir de la versión móvil