Icono del sitio Horas y Minutos

MB&F HM4 Thunderbolt: Pieza Única.

Ya sabemos que MB&F hace relojes que no dejan nunca indiferentes: o te gustan o no te gustan, pero nunca es un agua templada que no te afecta. Hace una semana presenté la reedición de «la Rana» y las reacciones fueron abundantes (abundantemente negativas, hay que decir). Y es algo que ocurre con todas las piezas que aparecen -aunque, salvo esta última, los comentarios son sobre todo a favor-. En 2010 se presentó el MB&F HM4 Thunderbolt y causó una pequeña revolución. Su diseño, que mezclaba un aire claramente vintage con unas formas nunca vistas en relojería, volvió a sacudir las opiniones del mundo relojero. A mí me encantó, la verdad, y al parecer a más gente también porque el reloj ganó el premio del GPHG al mejor reloj concepto. Ahora se lanza, como pieza única, el que fue el prototipo original del reloj.

MB&F HM4 Thunderbolt original

El MB&F HM4 Thunderbolt nació del gusto de Maximiliam Büsser por los aviones de la Segunda Guerra Mundial. Si a ti también te gustan, el nombre Kittyhawk no te resultará extraño. El Curtiss P-40 fue uno de los aviones aliados más importantes de la Segunda Guerra Mundial, producido entre 1938 y 1944. Dependiendo de la versión, llevaba apodos como Warhawk, Tomahawk… y Kittyhawk. Criticado por su desempeño no muy destacado sobre el papel, su historial en combate sin embargo fue sorprendentemente bueno; todavía hoy los expertos en aviación discuten sobre los méritos y debilidades del avión. Sea como fuere, sigue siendo uno de los aviones más emblemáticos de esa época, especialmente los que muestran la típica «boca de tiburón» y ojos.

Al igual que el «arte del morro» de esos aviones legendarios de la Segunda Guerra Mundial, este MB&F HM4 Thunderbolt Pièce Unique tiene una boca y ojos de tiburón pintados a mano, junto con las esferas con pátina envejecida que muestran la reserva de marcha en la turbina izquierda y la hora en la derecha. La caja de titanio del prototipo de hace 10 años se preparó primero para dar la bienvenida a la pintura en grabado, quitando cuidadosamente micrones de metal de los lados del fuselaje, siguiendo la forma de las ilustraciones. Luego fue entregado a la pintora miniaturista Isabelle Villa, quien delicadamente pintó los dientes y ojos. Se aplicó una capa final de barniz transparente para proteger la pintura en miniatura, al ras de la caja.

El motor del HM4 fue diseñado y desarrollado íntegramente por MB&F durante tres años de trabajo intensivo con Laurent Besse y Beranger Reynard, de Les Artisans Horlogers. Cada uno de los 311 componentes se desarrolló específicamente para Thunderbolt, no se utilizaron mecanismos o partes estándar debido a la naturaleza extrema de su arquitectura.

Dos barriletes conectados en paralelo proporcionan 72 horas de energía, y transfieren su potencia a la doble turbina a través de trenes de engranajes verticales.

El resultado es, como siempre, llamativo y muy exigente con la muñeca: la dimensiones son de 54 mm de ancho, 52 mm de largo y 24 mm de alto. Pero, si te cabe en la muñeca, no cabe duda de que vas a llevar un reloj como ningún otro, que te va a dar un perfecto servicio, si no volando, si conduciendo. O así me lo imagino yo. El precio de este MB&F HM4 Thunderbolt Pieza Única es de 218.000 francos suizos más IVA (unos 200.000 euros al cambio) y hay más información en MB&F.com.

Salir de la versión móvil