Icono del sitio Horas y Minutos

Maurice Lacroix Aikon Automatic Limited Edition Label Noir

¿Hay Black Friday también en las casas relojeras? Pues sí. Hay algunas que, por encima de esa manida imagen de que la relojería la crea un señor mayor, con barba blanca y gafas como las de Lennon, recluido en una granja lejana en medio de las montañas suizas, ajeno a todo lo que pase en el mundo y que cualquier «modernidad» perjudica su esencia, tienen muy claro que son empresas que tienen que salir adelante, particularmente en unos tiempos difíciles como estos. Así que hay, en efecto, marcas que hacen descuentos en estos días. Pero este Maurice Lacroix Aikon Automatic Limited Edition Label Noir merece la pena ser destacado porque es un modelo absolutamente distinto, y además muy atractivo.

Label Noir nació por iniciativa del relojero Emmanuel Curti. Después de perfeccionar su técnica con tres grandes fabricantes de relojes, fundó su propia empresa con el objetivo de restaurar piezas para particulares. Una cosa llevó a la otra, y acabó interesándose por la reinterpretación de relojes, una idea inspirada por sus clientes, que querían usar piezas hechas a medida. Label Noir nació en 2014. Hoy en día, Emmanuel Curti ofrece la realización de piezas exclusivas para marcas y particulares. Es conocido, sobre todo, por sus reinterpretaciones de relojes Rolex.

Ya presenté con fotos en vivo los Maurice Lacroix Automatic, que son la base sobre la que se ha construido este Maurice Lacroix Aikon Automatic Limited Edition Label Noir. Por tanto las medidas exteriores son las mismas: 42 mm de diámetro y sólo 10 mm de altura -gracias al Sellita SW200 que lleva dentro-, lo que lo hace un reloj de corte deportivo pero muy llevable en cualquier circunstancia.

Sin embargo en este caso el acero de la caja se ha recubierto con un DLC arenado color antracita. A ello se une el mismo material pero en negro en el bisel -manteniendo los boceles dobles pulidos-, lo que dota al conjunto de una presencia absolutamente distinta, muy separada del reloj que veríamos habitualmente.

En la esfera del Maurice Lacroix Aikon Automatic Limited Edition Label Noir desaparece por primera vez la decoración «Clous de Paris» tradicional del Aikon para dar paso a un revestimiento lacado gris mate. El resultado, la verdad, no puede ser mejor. Seguro que no es para todos los gustos, pero a mí me ha parecido el modelo más atractivo de toda la línea, y demuestra el potencial de desarrollo que tiene el reloj.

Y no olvidemos que el reloj mantiene la hermeticidad de hasta 200 metros, por lo que es un compañero para cualquier ocasión.

Como decía al principio, el reloj lleva un Sellita SW-200, lo que garantiza su durabilidad y precisión. Se mueve a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 38 horas, que es el único punto débil del calibre. Está decorado mínimamente, pero aún así Maurice Lacroix ha incluido un cristal trasero para poder verlo, lo que siempre se agradece.

El Maurice Lacroix Aikon Automatic Limited Edition Label Noir se presenta con una correa de piel de becerro negra, trabajada para presentar un aspecto textil y con el logotipo «M» en relieve. El cierre es de tipo desplegable de triple hoja, también tratado con PVD negro. Es una edición limitada a 50 piezas con un precio de 2.300 euros, que además la casa se compromete a entregar en 5 días. Perfecto para la Navidad (aunque tengamos que pasarla encerrados en casa). Sólo está disponible online para Europa y Estados Unidos. Yo creo que van a volar. Más información en MauriceLacroix.es.

Salir de la versión móvil