Icono del sitio Horas y Minutos

La historia del Rolex Explorer II y los modelos de 2021, en vivo

El mes pasado vimos en vivo los nuevos Explorer, que supuso un regreso a la medida tradicional del reloj (tal como vimos en el relato de su historia). Pero el Rolex Explorer, con toda su importancia dentro de la cartera de productos de la marca (muchos dicen que es el Rolex por antonomasia), tuvo una inesperada bifurcación en su historia con la aparición del Rolex Explorer II, un modelo con una curiosa dicotomía: aquellos que lo tienen en blanco nunca se comprarían el modelo en negro porque consideran el suyo el verdadero «Explorer II». Y muchos aficionados a la marca ni siquiera tienen en consideración el modelo porque les parece un GMT Master II venido a menos.

Vamos a ver la evolución de este Rolex Explorer II que, aun siendo parte de la familia Explorer, hace mucho que tomó carta de naturaleza y se le considera un modelo por sí mismo, y más ahora que el Explorer original ha reducido su tamaño sensiblemente.

UN POCO DE HISTORIA

En 1971 Rolex amplió su línea de relojes Explorer con la referencia 1655. En lugar de ser simplemente una versión actualizada del Explorer existente en ese momento (éste), la referencia 1655 era un reloj completamente diferente y, en consecuencia, recibió la designación de «Explorer II». Tenía una indicación de AM/PM porque se diseñó específicamente para los espeleólogos que exploran cavernas profundas bajo la superficie de la tierra, y por tanto respondía a una verdadera necesidad de información: cuando se pasa mucho tiempo a oscuras se pierde la noción de día y noche, por lo que un reloj que identificara si se está en una hora de antes o de después del mediodía resulta imprescindible para la orientación y la salud mental de espeleólogo.

El modelo tuvo una acogida no particularmente positiva. Primero porque el público objetivo era, lógicamente, muy pequeño. Y para muchos otros -que no eran espeleólogos- resultaba difícil de leer porque la esfera estaba «muy llena». Poco le importó eso a Rolex, que lo ha mantenido en producción y, como es habitual, con éxito contrastado.

Rolex Explorer II 1655 y 216570

La referencia 1655 tenía un cristal acrílico, un diámetro de caja de 39 mm y estaba impulsado por el calibre 1575. La producción de la referencia 1655 duró aproximadamente catorce años, hasta que fue descontinuada en 1984 y reemplazada por la referencia 16550. Durante este tiempo, el Explorer II experimentó cinco cambios menores de esfera, cuatro variaciones de bisel y dos manecillas de segundos diferentes; sin embargo, la apariencia general del reloj se mantuvo prácticamente sin cambios.

ROLEX EXPLORER II 16550

En 1985 se lanzó la primera actualización del Explorer II, ahora considerado como un modelo de transición. La caja aumentó ligeramente su diámetro hasta los 40 mm, se cambió el diseño del bisel, se actualizó el calibre al 3085 (que agregó la funcionalidad GMT), el cristal pasó a ser de zafiro y la esfera podía ser en blanco o negro, con índices de oro blanco aplicados. Además, la gran manecilla naranja AM/PM en el centro se cambió por una con el astil largo y delgado, y pintado en rojo.

Lo más notable del 16550 es la tendencia de la versión de esfera blanca a desarrollar una pátina (que es la forma educada de decir que se degradaba con el tiempo). Así la esfera adquiría un tono marfil o crema que se ha vuelto muy buscada por los coleccionistas. No está claro cuánto tiempo después de la producción de la esfera comenzó a notarse este defecto, pero evidentemente la marca estaba al tanto cuando comenzaron a producir el descendiente del 16550, la referencia 16570, solo cuatro años después.

ROLEX EXPLORER II 16570

En 1989 Rolex lanzó la referencia 16570, la que más tiempo ha durado en el mercado. La caja, las esferas, el bisel y el brazalete permanecieron prácticamente iguales, mientras que otros aspectos, como su movimiento (el calibre 3185), se actualizaron. El 16570 extendió su producción nada menos que 22 años, durante los cuales se realizaron cambios sutiles en su diseño (que es como Rolex afronta sus actualizaciones: poquito a poquito). Por ejemplo, el material luminiscente comenzó como tritio, pasó a LumiNova (la entonces innovadora sustancia creada por Seiko) y después a Super-LumiNova. Del mismo modo, el movimiento se cambió más tarde por el 3186.

Foto de Xupes.com

El tritio es conocido porque se degrada hacia un color entre naranja y marrón. Lo que originalmente es un defecto ha tenido como resultado unas esferas «polares» atractivas y, como es ya habitual, que su valor haya aumentado sustancialmente con el tiempo.

ROLEX EXPLORER II 216570

En el año 2011, en el cuadragésimo cumpleaños del Explorer II, Rolex decidió celebrarlo reformando por completo el diseño del reloj. El resultado fue el 216570, que presentaba una caja más grande (42 mm), con asas y protectores de la corona también mayores, siguiendo los criterios seguidos para la caja del Submariner.

La esfera pasó a denominarse «maxi dial» por sus índices y manecillas centrales de gran tamaño. Quizás lo más sorprendente y controvertido fue la manecilla central GMT, que volvía a ser naranja y se asemejaba a la forma original de la referencia 1655.

ROLEX EXPLORER II 226570

Tras once años en el mercado, Rolex ha presentado los modelos 226570, que no son sino leves actualizaciones estéticas del modelo ya existente; tan leves que para muchos ha sido una decepción, ya que se esperaban cambios más profundos para celebrar su 50 aniversario.

Rolex ha mantenido el bisel de acero inoxidable que se encontraba en este modelo desde 1971 hasta la fecha. Hubo quien se imaginó una nueva versión con cerámica, que en mi opinión hubiera hecho del reloj un auténtico Frankenstein. Mantiene también una escala de 24 grabada y rellena en negro. Quizá el cepillado sea ahora más profundo, pero a lo mejor es sólo un impresión mía.

La caja mantiene el diámetro de 42 mm, totalmente cepillado en las superficies planas y con laterales de la caja pulidos. El fondo de la caja también es típico de Rolex: atornillado y sin inscripciones. Lo mismo ocurre con la corona Twinlock. La hermeticidad está garantizada hasta 100 metros. Por último, el cristal de zafiro sigue presentando el emblemático Cyclops de la marca, y ahora está completamente recubierto con un revestimiento antirreflectante en la cara interior.

En cuanto a la esfera, aparte de la corona entre la inscripción «Swiss Made», las actualizaciones se refieren principalmente a la edición blanca. La versión negra conserva sus índices aplicados de oro blanco, pero ahora tiene nuevas agujas, totalmente pulidas, que sustituyen a las agujas «fantasma» de la versión anterior (llamadas así porque la primera sección de las mismas estaban en negro).

En cuanto a la esfera blanca, en la anterior referencia 216570, las agujas y los marcadores estaban recubiertos de negro, con un acabado brillante. En el nuevo Rolex Explorer II 226570 «Polar» son de oro blanco, recubierto posteriormente con un tratamiento PVD mate. La idea era aportar un mejor contraste y evitar los reflejos.

Rolex señala que su sustancia luminiscente, Chromalight, ha sido mejorada para una mayor duración.

La actualización más notable de este Rolex Explorer II 226570 es su movimiento, ya que esta nueva referencia adopta el mismo calibre 3285 que la actual colección GMT-Master II, que vimos en vídeo. Cuenta con el escape Chronergy optimizado y la espiral Parachrome azul. Late a 4Hz y almacena hasta 70 horas de reserva de marcha. Por supuesto, el movimiento es un Cronómetro Superlativo, con una precisión de -2/+2 segundos/día.

Como se ha mencionado, se trata de un movimiento de doble hora, en el que la aguja correspondiente a la hora local puede ajustarse independientemente en incrementos de una hora. La principal diferencia con el GMT-Master II es que el bisel es fijo, lo que significa que el Explorer II sólo puede mostrar 2 husos horarios y no 3 como el reloj GMT.

En resumen, estos nuevos Rolex Explorer II de 2021 mantienen el aspecto de reloj herramienta que siempre le ha distinguido, pero con el aura Rolex que pone a cualquiera de sus relojes a un nivel que va más allá del instrumento-para-dar-la-hora. El precio de cualquiera de las dos versiones es de 8.100 euros, y ya están disponible (aunque, como todos, difícilmente encontrable). Más información en Rolex.es.

Salir de la versión móvil