Icono del sitio Horas y Minutos

Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968G en oro blanco

El Aquanaut de Patek Philippe ha sido siempre el reloj deportivo para todos los días de la casa. Ya sabemos que en realidad el reloj deportivo fue originariamente el Nautilus, pero dado lo codiciado que es el reloj, ahora mismo está en un escalón superior (como este calendario perpetuo que vimos en vivo). Vamos, que a nadie se le ocurre hacer deporte con un Nautilus. Cierto que con un Aquanaut tampoco, pero al menos mentalmente si que puedes llegar a imaginarte metiéndote en el agua con él.

En Baselworld 2018 (ahora parece que ha pasado medio siglo desde el último Baselworld, no sólo dos años), Patek presentó el Aquanaut Chronograph 5968A de aquí arriba, que vimos en vivo en este artículo. Fue el primer Aquanaut cronógrafo, y causó bastante revuelo por lo atrevido de la correa y los colores de la esfera. Tres años después (PP tiene sus tiempos y nada ni nadie los altera) tenemos los Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968G, bastante más clásicos que el crono original.

Las nuevas referencias son 5968G-001 y 5968G-010. Aunque el estilo no es totalmente nuevo, ya que hemos visto antes la combinación de esferas azules y verdes en cajas de oro blanco para el Aquanaut (como esta que vimos en vivo), el movimiento de cronógrafo aporta un toque adicional y complejidad a la colección. La caja de 42,2 mm de ancho y 11,9 mm de grosor está fabricada en oro blanco de 18 quilates, que incluye los pulsadores del cronógrafo y la corona atornillada. Está equipado con cristales de zafiro en ambas caras y es resistente al agua hasta 120 metros.

La esfera de los nuevos Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968G tiene el conocido motivo de damero en relieve. La esfera azul está acabada con un cepillado solar, mientras que la esfera verde caqui está barnizada y tiene una textura más granulada. Ambas esferas tienen números arábigos aplicados e indicadores de hora en oro blanco, rellenos de Super-LumiNova. Las agujas centrales de las horas y los minutos, de tipo bastón, también son de oro blanco con un nuevo tratamiento luminiscente.

La indicación del cronógrafo se basa en un segundero central lacado en blanco y un contador de 60 minutos situado en la parte inferior de la esfera. Esta subesfera de forma distintiva hace juego con el bisel y tiene marcas impresas en blanco y una aguja lacada en blanco. Una ventana de fecha empotrada a las 3 horas, con un disco blanco y números negros, completa las indicaciones.

El movimiento del Patek Philippe Aquanaut Chronograph 5968G es el mismo que el de la versión de acero inoxidable presentada hace tres años. Este movimiento cronógrafo flyback automático de manufactura tiene 30 mm de diámetro y 6,63 mm de grosor. El calibre CH 28-520 C funciona a una frecuencia de 28.800 alternancias a la hora, mientras que su reserva de marcha es de entre 45 y 55 horas. Está dotado de una rueda de pilares, un embrague vertical y la función flyback. Visible a través del fondo de la caja, cuenta con todo lo que caracteriza a Patek Philippe, incluido un volante Gyromax con muelle de volante Spiromax y, por supuesto, el sello Patek Philippe. El rotor es de oro rosa de 21 quilates.

Las dos nuevas referencias se presentan con una correa de caucho compuesto con un diseño de damero en relieve, a juego con la esfera tanto en estilo como en color. La correa está provista de una hebilla plegable de oro blanco. Los dos Patek Philippe Aquanaut Chronographs (Ref. 5968G-001 y Ref. 5968G-010) tienen un precio de 60.690 euros. Más información en PatekPhilippe.es.

Salir de la versión móvil