Icono del sitio Horas y Minutos

Oris Aquis Date Cal. 400 41,5 mm. Submarino, elegante y en vivo

El pasado octubre de 2020 Oris presentó su calibre de manufactura, llamado Cal. 400. Es un movimiento que supone un avance extraordinario dadas sus características, que le permiten competir con soltura contra todos los que hay en el mercado, que es mucho y muy bueno. Ese mismo mes presentó su primer modelo con el nuevo calibre, que vimos en vivo. Ahora aparece un modelo con una medida más pequeña, lo que hace de este Oris Aquis Date Cal. 400 41,5 mm un modelo más polivalente, además de ser muy atractivo.

Tal como su nombre indica, la caja, fabricada en acero, tiene un diámetro de 41,5 mm. Eso de por sí hace más fácil su apreciación por un público aún mayor del que de por sí concitan los Aquis. Pero es que además las demás medidas son también para tener en cuenta: 13 mm de alto y 48 de largo. Eso significa que el reloj, sin ser pequeño, se ajusta bien sobre la muñeca, y ofrece un perfil que resulta compatible con los puños de camisa que vayan muy ajustados, aunque no deja de ser un reloj deportivo.

Como buen reloj de inmersión que es, la corona está roscada y flanqueada por protectores atornillados. Los laterales del Oris Aquis Date Cal. 400 están satinados, mientras que las superficies frontales están pulidas. El cristal es de zafiro, abombado por ambas caras y con revestimiento antirreflectante en el interior. El inserto del bisel es de cerámica, en color antracita y con los numerales e índices grabados y lacados en blanco.

ESFERA ANTRACITA

La esfera del Oris Aquis Date Cal. 400 41,5 mm es, en mi opinión, muy bonita. Tiene una decoración rayos de sol en antracita que oscila sus tonalidades entre el gris, el negro e incluso con toques levemente marrones según le dé la luz. Los elementos y su disposición son los mismos que en los demás Aquis, Afortunadamente el texto se ha simplificado porque se ha quitado el «Pressure Resistant» que sí llevan otros modelos (como este Aquis «Relief» granate que vimos en vivo). Ahora sólo queda el nombre del reloj, la hermeticidad máxima y la reserva de marcha. Tanto índices como manecillas -y el inserto redondo a las 12 horas del bisel- están muy bien tratados con Super-LumiNova.

CALIBRE DE PRIMERA

El Calibre 400 fue diseñado desde el principio para ofrecer las máximas prestaciones. Para empezar el doble barrilete ofrece una más que estimable reserva de marcha de 5 días. Otro de los puntos originales del calibre 400 es el rediseño de la masa oscilante. Normalmente el rotor se asienta sobre un cojinete de bolas y enrolla enrolla el muelle real en ambas direcciones. Oris, en cambio, ha diseñado un sistema basado en el concepto de cojinete deslizante que sólo se enrolla en una dirección, un sistema mucho menos complejo y reduce el desgaste.

El calibre 400 también presenta un escape completamente nuevo. Se ha utilizado el silicio para el áncora y la rueda de escape, y otros materiales no ferrosos para los ejes que sujetan al volante, la rueda de escape y el ancla en su lugar. Aproximadamente otras 30 piezas están hechas de materiales no ferrosos o aleaciones no magnéticas, de modo que el impacto de los campos magnéticos en la precisión del Calibre 400 se reduce en más del 90% en comparación con los movimientos mecánicos estándar.

La última versión de la norma ISO 764, el estándar para relojes antimagnéticos, requiere que un reloj no debe tener una desviación de más de 30 segundos al día después de la exposición a 200 gauss. El calibre 400 fue sometido a 2.250 gauss -es decir, 11 veces más de lo que marca la norma- y la desviación diaria fue de menos de 10 segundos. A efectos prácticos quiere decir que el reloj no se ve alterado por las fuentes magnéticas que nos rodean en la vida diaria.

Además, el calibre 400 está ajustado en 5 posiciones, como los cronómetros certificados. Por último, el reloj tiene una garantía de 10 años, algo que no se ven en la relojería actual. No sólo eso: Oris propone que el reloj no necesita revisiones antes de esos mismos 10 años. Es una oferta sin igual en el marcado, un movimiento atrevido que da muestra de la seguridad que tiene Oris en su producto.

El Oris Aquis Date Cal. 400 se puede comprar con una correa de caucho o un brazalete de acero de tres eslabones. El central tiene el doble de ancho que los laterales, y está cepillado para que contraste mejor. Además incluye un extensor para que se pueda adaptar mejor a los trajes de buceo.

Y, por último, el precio: 3.000 euros, un precio que le permite competir contra marcas como Tudor, por ejemplo, y resultar aún más barato. El Oris Aquis Date Cal. 400 se presenta también en azul y verde, pero en mi opinión esta es la mejor versión de las tres. Los relojes ya están a la venta. Más información en Oris.ch.

Salir de la versión móvil