Icono del sitio Horas y Minutos

Las esferas del Rolex Oyster Perpetual Datejust 36 mm, en vivo

A decir verdad, y periodísticamente hablando, Rolex es la empresa relojera más aburrida del mundo. Entiéndaseme: cualquier noticia que tenga que ver con Rolex, por pequeña que sea, tiene una difusión enorme, habitualmente mayor que la que pueda crear cualquier otra empresa del sector. Pero la marca, por sí misma, apenas genera noticias. Una vez al año, cuando presenta sus nuevos modelos, y eso es todo. Por supuesto no le hace falta nada más, porque el resto de las noticias las generamos los medios y, por supuesto, su inacabable legión de seguidores, que escudriñan cualquier detalle que aparezca en cualquier parte. Ese es un privilegio que sólo le corresponde a la que es sin duda la mejor casa relojera del mundo, merecidamente.

Desde que en 2012 presentara el Sky-Dweller, el último desarrollo realmente nuevo, todos las colecciones han permanecido prácticamente iguales (variaciones de tamaño, calibres mejores, pero nada más). Lo que no quiere decir que siempre tengan el mismo aspecto: a Rolex le gusta experimentar con sus esferas (como demuestran estos modelos de aquí arriba). Por supuesto mantiene sus esferas clásicas, como estas que vimos en vivo, pero también hemos visto colores fuera de lo común, como en los perpetual presentados en vivo en 2021. Eso sin contar con las esferas meteorito, sin duda el material más exótico (aquí vimos el GMT Master II Meteorite). Por eso, las esferas para el Rolex Oyster Perpetual Datejust 36 mm no resultan tan extrañas, y sí muy atractivas.

EL CLÁSICO POR EXCELENCIA

El Rolex Oyster Perpetual Datejust 36 mm tiene el equilibrio perfecto entre la elegancia -con un toque informal- y la robustez. Es un tres agujas y fecha lo suficientemente elegante para la oficina y lo suficientemente deportivo para completar los 18 hoyos de un campo de golf. Lanzado en 1945, el Datejust fue el primer cronómetro automático del mundo en indicar la fecha en una ventana de la esfera. Además de la ventanilla de la fecha, el Datejust venía con un brazalete especial Jubilee de oro y un bisel acanalado, un rasgo de diseño característico de los relojes Datejust. La lente Cyclops sobre la fecha se incorporó en 1953. El acanalado característico del bisel se utilizaba originalmente para atornillar el bisel a la caja y evitar que el agua se filtrara en el movimiento.

Con su proverbial mezcla de fuerza y elegancia y su tamaño de caja válido tanto para hombres como para mujeres, el Rolex Oyster Perpetual Datejust 36 mm es uno de los modelos más versátiles y populares del reino de Rolex. Una versatilidad que ya demostró en 2021 el nuevo Explorer, que también vimos en vivo.

ESFERA «PALMA»

Sin duda la esfera más llamativa de las presentadas para el Rolex Oyster Perpetual DateJust 36 mm y, por tanto, la más arriesgada. Tres de los Rolex Oyster Perpetual DateJust 36 mm están adornados con el motivo de la palma. El modelo Oystersteel con su brazalete Oyster presenta la versión en verde.

El segundo modelo es un Rolesor amarillo (combinación de Oystersteel y oro amarillo de 18 quilates) con brazalete Oyster y una interpretación dorada de la palma. Y el tercer modelo es un Rolesor Everose (combinación de Oysterseel y oro Everose de 18 quilates) con brazalete Jubilee, esta vez con una esfera de palma gris plateada.

El dibujo es más intrincado de lo que parece. El motivo de las hojas de palmera se logra aplicando láser sobre la base de la esfera. Hasta ahí es un procedimiento estándar. Pero es que además se ha añadido un efecto rayos de sol, que le da un aire más sofisticado -y muy sesentero, creo yo- y complica el motivo, porque hay que conseguir que se noten los rayos pero sin que el dibujo de las hojas pierda precisión.

Es ahí donde se nota la calidad de Rolex en cualquier cosa que lleva a cabo. Además los rayos de sol hacen que, según por dónde entre la luz en la esfera, se crean paisajes distintos, con sensación de frondosidad en una u otra zona del dial.

ESFERA ACANALADA

El otro patrón decorativo incorporado a la familia Rolex Oyster Perpetual DateJust 36 mm es el motivo acanalado del bisel, tan característico de la marca. En este caso está dispuesto horizontalmente a lo largo de la esfera, creando así una atractiva combinación de luces y sombras.

Está disponible en un azul marino, muy clásico y muy elegante, así como una versión en oro que es muy Rolex y que acentúa su aire retro. Sobre la esfera se ha impreso el carril de minutos, en blanco para la versión azul y en negro para la esfera dorada.

Los índices y las agujas de los cuatro modelos son de oro de 18 quilates para evitar el deslustre y están tratados con el material luminiscente propio de Rolex, Chromalight, que emite un brillo azul de larga duración en la oscuridad. La verdad es que las dos esferas me gustan mucho. Que tampoco era difícil, debo reconocer, porque el Datejust es mi Rolex favorito.

CALIBRE SUPERLATIVO

Desde 2018, todos los modelos Datejust 36 están equipados con el calibre 3235, el movimiento Rolex de última generación con rotor perpetuo y nueva arquitectura de barrilete para una reserva de marcha de 70 horas. Añade también materiales antimagnéticos como un escape de níquel-fósforo y una espiral paramagnética. Certificado como Cronómetro Superlativo por Rolex, que ofrece una precisión de -2/+2 segundos al día, el reloj también está certificado por el COSC y cuenta con una garantía de cinco años. Por supuesto está escondido tras la tradicional y anodina tapa trasera de Rolex.

PRECIOS

Los precios del Rolex Oyster Perpetual DateJust 36 mm comienzan en 6.900 euros en la versión de acero con brazalete Oyster y bisel plano, y suben a 7.100 euros si elegimos el brazalete Jubilee. Si preferimos la versión con bisel de oro blanco, el precio es de 8.100 euros con el Oyster y 8.300 euros con el Jubilee. Si pasamos a la versión Rolesor con Jubilee, el precio es de 11.300 euros con el bisel plano y de 11.400 euros con el bisel acanalado.

Si, por el contrario, preferimos el brazalete Oyster, los precios son de 10.700 euros con el bisel plano y 10.800 euros con el bisel acanalado. Por último, la versión Rolesor Everose cuesta 11.000 euros con el Oyster y el bisel plano, 11.100 euros con Oyster y bisel acanalado, 11.600 euros con Jubilee y bisel plano y 11.700 euros con Jubilee y bisel acanalado.

Una ensalada de precios que, así leída, confunde al más pintado, pero que es muy fácil de distinguir cuando se usa el configurador de la web oficial de Rolex.es.

Salir de la versión móvil