U10 Tourbillon Lumière: se presenta la nueva Angelus

El pasado viernes dábamos a conocer el renacimiento de la manufactura Angelus. Si bien Angelus, como decíamos en el artículo, tiene las estanterías llenas de relojes de éxito, eso no implica que en su nueva vida vaya a replicar modelos anteriores. Y el U10 Tourbillon Lumière es buena prueba de ello: una forma peculiar, un

Angelus U10 Tourbillon Lumière frontal

El pasado viernes dábamos a conocer el renacimiento de la manufactura Angelus. Si bien Angelus, como decíamos en el artículo, tiene las estanterías llenas de relojes de éxito, eso no implica que en su nueva vida vaya a replicar modelos anteriores. Y el U10 Tourbillon Lumière es buena prueba de ello: una forma peculiar, un diseño distinto y un calibre singular.

Angelus U10 Tourbillon Lumière perfil 1

Lo primero que llama la atención es la forma de la caja, y sus medidas: nada menos que ¡62,75 mm de ancho! A eso se le llama retar a la muñeca. Sin embargo la altura es de tan solo 38 mm y el grosor de 15 mm, por lo que, a falta de verlo en Baselworld, puede que el asiento sobre el pulso no sea tan problemático.

¿Y por qué tiene un diseño así? En palabras del Director de Desarrollo, Sébastien Chaumolet, «Siempre pensamos primero en el diseño final del reloj que queremos crear. Para el U10 Tourbillon Lumière queríamos un tourbillon grande que se mostrara en su propia caja de zafiro. Para poder llevarmo a cabo tuvimos que searrollar un calibre desde cero, con el tourbillon configurado al margen del resto del movimiento. Después la caja y el movimiento pasaron por diferentes fases de desarrollo para pudieran funcionar juntas perfectamente -técnica y visualmente-, antes de llegar al resultado final, enfáticamente escultural».

Brionvega-TV-por-Richard-Sapper-y-Marco-Zanuso

Desde luego el resultado es cautivador, porque propone numerosas pistas estéticas de diferente tenor pero que efectivamente están bien ensambladas. Por un lado, la caja: homenaje a los relojes de viaje de Angelus sin duda, pero también, y de manera específica, a las televisiones diseñadas por Richard Sapper y Marco Zanuso para Brionvega en los años 60 (el Doney 14 la caja que marca las horas y el Algol para la caja del tourbillon). Y es que en efecto hay también un claro aire sesentero en la esfera de zafiro sobre la que se ha pintado las líneas de horas y minutos. Basta con buscar en Google «60’s wall clocks» para ver ese diseño tan inspirado en la carrera espacial de los años 60.

Hay también una referencia expresa al SK55 y otros diseños de Dieter Rams (recordemos que Jonathan Ive, creador del Apple Watch, copia descaradamente se inspira en los objetos creados por Dieter cuando diseña los aparatos de Apple). Y también hay una referencia expresa al cenicero Spirale de Achille Castiglioni. Cabe señalar que Castiglioni fue director de tesis de Patricia Urquiola, diseñadora de las boutiques de Panerai.

Angelus U10 Tourbillon Lumière perfil

 

Otro detalle muy 60/70 es el segundero, cuyo contrapeso circular enmarca el logotipo de Angelus cuando pasa por las 12 horas. Y se nota especialmente porque otra de las complicaciones que ofrece el reloj es nada menos que segundos muertos; es decir, el reloj avanza una vez por segundo (como hacen los relojes de cuarzo). Esta complicación nació por la necesidad de medir tiempos cortos con exactitud, algo que el barrido continuo de la manecilla no te permitía. Pues bien, como ya expliqué en el artículo arriba citado Angelus pertenece a Manufacture La Joux-Perret que a su vez pertenece a  Citizen, dueña de Arnold & Son. Y ocurre que A&S son expertos en relojes con segundos muertos, cuyos calibres crea, como no, La Joux-Perret. Así que es una incorporación más que sensata, por los segundos muertos es una de las mayores complicaciones de la relojería.

Angelus U10 Tourbillon Lumière - reverso

Pues bien, integrar los segundos muertos es una referencia más al pasado de la marca. Concretamente a aquello que la mató: el cuarzo. Un homenaje un tanto morboso, la verdad. Sea como fuere, el calibre está muy bien construido, con una racionalidad arquitectónica notable. Y, al aislar el generoso torbellino volante (16,25 mm) en una caja de zafiro independiente, la combinación funky de las horas a la izquierda con la tradición relojera a la derecha no choca, sino que se complementa. Y muy bien. Por cierto que en total son 7 cristales de zafiro los que integra el reloj (incluido el de la esfera).

Angelus U10 Tourbillon Lumière reserva de marcha

 

Uno de ellos, el que cubre el tourbillon por arriba, está templado y curvado para seguir la forma sinuosa de la caja, lo que añade una dificultad más.  Otro permite ver el indicador de reserva de marcha, configurado como las antiguas -y mecánicas- agujas de reserva de combustible de los coches. Hay muchos más detalles del reloj en su Ficha Técnica Completa.

Digamos por último que es una edición limitada a 25 unidades, que la recién nacida maison estarán presentes en Baselworld y que intentaré estar con ellos para poder filmar el reloj de cerca.

Angelus U10 Tourbillon Lumière vista del tourbillon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies