Horas y Minutos

Los relojes más destacados de Baselworld 2017, y una reflexión sobre lo que ha significado la Feria

 

Rolex Daytona en Oro Amarillo

La última sección sobre los relojes más destacados de Baselworld 2017 me da pie a hacer una breve reflexión sobre lo que ha sido la feria. Por supuesto en un evento de este tamaño siempre va a haber algo llamativo, relojes que te dejen boquiabierto o nuevas versiones que vienen a reafirmar lo bueno que es tal o cual reloj… y por supuesto otros -incluso de grandes marcas- que sólo te provocan encogimiento de hombros y desdén.

La lista de relojes que he visto en Baselworld 2017 y que quisiera comprarme es mucho más larga de lo que me gustaría admitir, pero eso no esconde el hecho de que me ha parecido una feria bastante depauperada, una impresión que -desafortunadamente- los hechos han corroborado: la edición de 2017 ha tenido 200 expositores menos que la del año pasado (en el que por cierto ya se empezaron a producir bajas). Aunque los pasillos en las horas centrales estaban tan llenos como es costumbre en otros años, a decir verdad el grueso del tráfico se concentraba en el Hall 1.0, que es donde están los grandes nombres: Rolex, Hublot, TAG, Patek, el Grupo Swatch… las demás plantas y el Hall 2 (el del reloj de aquí arriba) estaban mucho más tranquilos. Preocupantemente tranquilos diría yo. Y la presencia de la industria auxiliar (herramientas, maquinaria, etc) ha sido prácticamente testimonial.

Lo que sí fue una sorpresa fue la zona de «Les Ateliers«, donde se reúnen los creadores independientes. En ediciones anteriores estaban agrupados en lo que se llamaba el «Palace», que era básicamente una gran tienda de campaña en un lateral de la feria. Tenía la ventaja de la luz natural, pero podías morirte de calor o de frío -o que se te llevase el viento-, no todas las marcas tenían el espacio que necesitaban (o directamente no cabían), e ir al baño era una misión en sí misma por la lejanía de las instalaciones (aunque eso es así en toda la feria, la verdad).

Este año estaban situados en el Hall 2.2 (es decir, dos pisos más arriba que el más visitado) y además detrás del gigantesco stand del Grupo Festina. Llegar a esa planta era como ir a otro sitio distinto: parecía un centro comercial que acaba de abrir las puertas a las 10 de la mañana. Y sin embargo la zona de Les Ateliers estuvo bastante visitada, afortunadamente. En general los expositores allí estaban contentos, pero la verdad es que si les ponen un poco más lejos de la acción hubieran estado en un país distinto, o casi. Eso sí, el tono era el mismo que en el resto de la feria: pocas novedades y consolidación de modelos ya existentes.

Grönefeld Bespoke 1941 Remontoire

El invitado -o por mejor decir, el asistente- más incómodo de Baselworld 2017 ha sido, claro, el smartwatch. Todas las marcas que tienen uno lo han expuesto, por supuesto (la principal TAG Heuer y su Connected Modular 45). Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la presencia de Samsung y su Gear S3, con un stand enorme y lleno de gente todo el rato. Samsung ha creado además unos relojes mecánicos con Yvan Arpa, quien además ha diseñado esferas digitales para el reloj conectado. Un paso muy atrevido que ni siquiera Apple se ha atrevido a dar y con el que pretende buscar legitimidad, con la idea de que hay un nexo de unión entre la relojería mecánica y la electrónica, una especie de continuidad que sitúa ambas casi al mismo nivel. Si esto suena herético viniendo de una empresa de electrónica de consumo coreana, recordemos que ese mismo fue el camino que inició TAG con su Connected. En esto los coreanos no han hecho nada innovador, sino que se están aprovechando del flanco que ha abierto la propia relojería suiza. Sea como fuere, está claro que los smartwatch están aquí para quedarse.

Y están también para quedarse con una buena porción del mercado de relojes de cuarzo e incluso de los relojes mecánicos de bajo precio. De estos la industria básicamente se ha olvidado (o se había olvidado hasta ahora) y han perdido el lustre y el respeto que se merecían. En este sentido Tissot nos ha sorprendido con los SwissMatic, una reinterpretación del calibre del Swatch51 con la que va ofrecer relojes mecánicos de moda a precios agresivos y con la calidad de Tissot.

Zenith Pilot Extra Special 40 mm

Lo que yo creo que ha definido Baselworld 2017, ya que no los relojes nuevos, ha sido el color. Hasta ahora en las esferas veíamos poco más del blanco, el negro y quizá el azul; también de vez en cuando algún marrón aquí y allá. Esta vez hemos visto mucho color, y con buen criterio: si funciona en los relojes de moda, ¿por qué no en un reloj mecánico? Cada vez queremos nuestras cosas lo más personales posibles, así que por qué limitarnos sólo a una correa distinta cuando también podemos tener una esfera distinta. «En tiempos de desolación nunca hacer mudanza», decía Ignacio de Loyola. Parece que la industria relojera está evaluando los daños en su sentina y no quiere hacer movimientos radicales hasta saber en qué dirección se mueve su barco.

Y ahora veamos brevemente relojes. Ya los analizaremos a fondo más adelante.

 

NOMOS GLASHÜTTE CLUB NEOMATIK

Nomos Glashütte sigue con su historia de éxito. Para este año ha tomado su modelo Club y le ha dado nueva vida con su calibre de manufactura DUW 3001, pero también ha añadido unas llamativas esferas que, unidas a su hermeticidad hasta 200 metros, lo va a convertir en uno de los relojes del verano.

También se ha creado una versión con diámetro de 41,5 mm y otra con diámetro de 38 mm y esfera «California», pensada como regalo para jóvenes recién licenciados y a la que ha llamado «Campus».

 

ROLEX SEA-DWELLER

En efecto, el nuevo Sea-Dweller tiene una cyclops (la lente de lupa tradicional de Rolex). Y en efecto, los puristas han puesto el grito en el cielo porque nunca antes la había tenido. Pero es simplemente porque no se podía: no aguantaba la presión a los 1.220 metros. Ahora sí la aguanta y por eso la añade Rolex. En la relojería siempre se busca ir adelante y ofrecer los mejores productos sin perder la esencia. Y ¿acaso hay algo más Rolex que los relojes con esa tan imitada lupa sobre la ventana de fecha? Que digan lo que quieran los rolexistas más intransigentes: el nuevo Sea-Dweller es un ma-qui-nón.

ROLEX COSMOGRAPH DAYTONA

Otro pelotazo de Rolex. Después de lanzar dos versiones con bisel cerámico el año pasado, ahora aparece con esfera de oro amarillo, oro blanco y Everose, bisel de Cerachrom y, por primera vez correa Oysterflex, que es el caucho creado por la casa de la corona. ¿Así, de principio, te extraña un poco? Míralo un par de veces y verás lo mucho que te gustan. No se ve el final de las colas de espera para estas nuevas versiones.

PORSCHE DESIGN MONOBLOC ACTUATOR

Este año en Baselworld 2017 Porsche Design ha lanzado el que seguramente sea el cronógrafo de la feria y uno de los de los próximos años: el Monobloc Actuator. El cronógrafo se activa y desactiva pulsando hacia dentro la parte superior o inferior de la zona donde está la corona. El cronógrafo se pone en marcha o para gracias a un sistema de levas, tan bien resuelto que incluso se puede usar bajo el agua.

Seguimos tras el salto.

 

 

HERMÈS L’HEURE IMPATIENTE

Otro de los relojes exquisitos de Hermès, que te permite recibir un aviso de algo que debe ser hecho de aquí a las siguientes 12 horas. Una vez programado el recordatorio en la esfera a las 5, cuando falta una hora comienza una cuenta atrás que culmina con un suave sonido de campana. Como la de un repetidor de minutos pero muy leve. Una exquisitez.

SLIM  D’HERMÈS PERPETUAL CHRONOGRAPH

Otra belleza de la colección Slim, una de las mejores colecciones de reloj de hombre de los últimos años. Aunque le falta un segundero, el reloj es impecable en su diseño y en su presencia, gracias a ese azul fantástico -en perfecto contraste con la caja de platino- y la fase lunar. Es todo proporción y elegancia. Excelente.

OMEGA TRILOGY

Para celebrar el 60 aniversario de la presentación del Speedmaster, Seamaster y Railmaster, Omega ha lanzado una edición limitada de los tres modelos tal y como aparecieron en 1957. Las tres muy parecidas, pero a la vez muy distintas. Además Omega ha lanzado 141 referencias para todos los gustos y tamaños. No sé cómo reaccionan los puntos de venta ante estos cambios años tras año, pero lo que sí está claro es que el buque insignia del Grupo Swatch sencillamente no para.

GLASHÜTTE ORIGINAL SENATOR CHRONOGRAPH PANORAMA DATE

MUY potente. Eso es lo primero que se me vino a la cabeza cuando estuve con Glashütte Original y me probé esta nueva versión del Senator Chronograph Panorama Date. La versión anterior era más seria, más acorde con el pasado relojero de los cronómetros. Aquí sin embargo nos encontramos con un diseño perfectamente equilibrado al que se le ha dado una nota muy dinámica gracias al uso de índices y manecillas de punta de lanza, recubiertos además por una SuperLuminova azul que le da una presencia única.

BREGUET MARINE ÉQUATION MARCHANTE 5887

Una forma distinta y muy poco vista de mostrar la complicación más conceptual de la relojería. En vez de un indicador de los minutos (de más o de menos) del sol con respecto a la hora civil, una manecilla terminada en un sol va siguiendo a la de los minutos. Mucho más visual, ¿verdad? Y además a la complicación le acompaña un tourbillon y un calendario perpetuo, sin abandonar el aire marino de la colección.

BVLGARI OCTO FINISSIMO AUTOMATIC

Otro récord relojero de Bulgari, que lleva una carrera espectacular con el Octo. El movimiento automático más delgado del mundo tiene una altura de tan solo ¡2,23 mm! Integra un microrrotor de platino y un barrilete que proporciona 60 horas de reserva de marcha. Todo ello se aloja en una caja de 5,15 mm con la muy personal forma del Octo, convertido ya en uno de los relojes masculinos de referencia.

CHOPARD L.U.C PERPETUAL CHRONO

Conseguir hacer de un calendario perpetuo -que pide seriedad y proporción- una pieza absolutamente reconocible y dinámica habla de lo mucho que Chopard se ha pensado su diseño. Este L.U.C Perpetual Chrono tiene una presencia imponente, con mucha información en su esfera pero perfectamente legible de un vistazo. La versión de este año con esfera azul lo hace aún más poderoso y elegante.

PATEK PHILIPPE PERPETUAL CALENDAR 5320G

Otro calendario perpetuo, pero en una interpretación distinta, mucho más clásica pero también preciosa. Esfera lacada en color crema, numerales aplicados y perfecta lectura del calendario se unen para ofrecer una imagen vintage absolutamente actual. Parece sencillo de hacer, pero muy pocas casas lo consiguen.

PATEK PHILIPPE AQUANAUT 5168G – 20th Anniversary

De lo mucho y bueno que ha ofrecido Patek Philippe en Baselworld 2017 hay que destacar este modelo que celebra el vigésimo aniversario de uno de sus relojes más conocidos. Y lo hace creciendo de tamaño hasta los 42,2 mm y, sobre todo, presentando una esfera en degradado azul preciosa. El reloj ha ganado en personalidad y ya puede mirar cara a cara al Nautilus.

URBAN JÜRGENSEN REFERENCE 1140L PT BLUE

Urban Jürgensen sigue en su línea de ofrecer delicias atemporales. Caja de platino de 40 mm, numerales de oro blanco, manecillas hechas a mano y un trabajo de guillochés en la esfera como para pasarse el día mirándolo. Todo con una esfera de un azul profundo muy elegante.

ZENITH DEFY EL PRIMERO 21

Zenith estrena una nueva etapa con una versión de su calibre El Primero con superpoderes: el módulo de cronógrafo tiene su propio volante que oscila a 50 hercios (360.000 alternancias a la hora), lo que le permite medir la centésima de segundo con su aguja central. Y, como siempre en las nuevas etapas de Jean-Claude Biver, la esfera se queda en esqueleto.

ZENITH CHRONOMASTER HERITAGE 146

El Primero también da vida a la nueva colección Chronomaster, unos relojes de inspiración vintage con un atractivo instantáneo. La doble subesfera le aporta una elegancia que le permite servir como reloj de vestir, y las esferas (azul y marrón) lo hacen aún más elegante. Un verdadero acierto.

LANG & HEYNE GEORG

La pequeña manufactura de Dresde ha dado con la clave de cómo hacer un reloj rectangular perfectamente clásico, absolutamente moderno y excepcionalmente bello. Ha sido uno de los secretos a voces de Baselworld 2017, y un éxito que la propia casa no se esperaba en absoluto. Es desde luego uno de mis relojes favoritos, si no el que más.

Aquí tienes la segunda parte del repaso a la feria.

Salir de la versión móvil