Mercado de Wearables: 219,4 millones de unidades en 2022

Según un estudio de IDC las ventas de wearbles (que abarcan tanto el smartwatch como las llamadas pulseras) alcanzarán los 133 millones de unidades en 2022, una importantísima cantidad que amenaza directamente la parte baja del negocio de la relojería

Wearables

Wearables

Hoy, que cierra la feria de Baselworld con la idea general de que ha sido buena feria (buena aceptación de los modelos y buen nivel de pedidos), vuelve a aparecer un estudio cuando menos inquietante: IDC afirma que los wearables llegarán a 133 millones de unidades en 2022. Y ya sabemos que si una muñeca está ya ocupada no hay sitio para un reloj normal…

Según el informe Worldwide Quarterly Wearable Device Tracker de IDC recogido por Watch-Pro, los llamados wearables van a crecer un 15,1% en 2018 hasta llegar a 132,9 millones de unidades vendidas. Se espera que el mercado en su conjunto llegue a una Tasa de Crecimiento Anual Compuesto del 13,4% en los próximos 5 años hasta alcanzar unas entregas de 219,4 millones de unidades en 2022.

Wearables

Jitesh Ubrani, analista senior de IDC Mobile Device Trackers, afirma que «los consumidores están por fín entendiendo -y pididiendo- la utilidad de un smartwatch. Actualmente el uso para salud y ejercicio físico es lo más utilizado, pero los pagos móviles y la mensajería están empezando a tomar tracción. La conexión celular comienza a tener también importancia para los llamados «early adopters» (aquellos que compran lo último en tecnología antes de que esta se haga masiva). Si miramos al futuro, la emergencia de usos como el de el consumo de música en streaming o los sensores adicionales de salud harán que la conectividad celular sea clave para el éxito de los smartwatch».

Smartwatch híbrido

Fossil Q

Tengamos en cuenta que ya se está empezando a implantar la red 5G. Lentamente, es cierto, pero de manera indefectible. La promesa es una ultra conectividad y súper rapidez de conexión, básica para los servicios que se van a demandar a los wearables.

Ramón T. Llamas, Director de Investigación del equipo de Wearables de IDC, añadió: «El apetito de pulseras y relojes básicos no va a desaparecer. Ambos productos disfrutarán de popularidad constante como «wearable» de entrada por su simplicidad y precios bajos, y llegará a nuevas audiencias como parte de las nuevas soluciones de salud (en el caso de las pulseras), o para aquellos que quieran tecnología portable pero prefieren el aspecto tradicional de un reloj híbrido«WearablesLos smartwates y las pulseras serán las estrellas, pero otro tipo de wearables también tendrán una cuota de mercado -si bien menor- que también crecerá durante los años proyectados. Aproximadamente la mitad de los smartwatch en 2017 fueron vendidos por Apple y, aunque seguirá siendo líderes de su categoría, fabricantes como Fitbit, Garmin y todos los aparatos que usan Wear OS (antes conocido como Android Wear) seguirán ganando terreno.

Otro subsegmento que crecerá son los smartwatch dedicados a los niños, aunque en este caso será fundamentalmente en China. Se espera que los smartwatches tendrán el precio medio más alto, y se prevé que significarán dos tercios del valor de todo el mercado de wearables. Como siempre digo, esto es un ataque directo a uno de los pilares de la industria relojera suiza, que se basa en los relojes de cuarzo. Pero parece que no va con ellos, vista la escasa -por no decir casi nula- reacción que provoca. Seguiremos informando. Más información en IDC.com.

Octopus Smartwatch

El Octopus, un smartwatch pensado para niños del que puedes leer más información en este artículo

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies