Jean-Claude Biver aviva el fuego: LVMH, en Baselworld al menos hasta 2019

La familia de los problemas crece

Jean-Claude Biver

Jean-Claude Biver

Ahora mismo la hoguera que supone la feria de Baselworld tiene una temperatura tal que va a costar apagarla. Y si no apagarla sí al menos recuperar un terreno que tiene muchas papeletas para quedar prácticamente estéril. Cuando el Grupo Swatch se marchó de un portazo su CEO, Nick Hayek, dijo que «las ferias tradicionales ya no tienen sentido». Como el Grupo Swatch era uno de los pilares de la feria, los ojos se volvieron hacia los demás pesos pesados de Baseworld (el Grupo LVMH, Patek Philippe y Chopard). Y eso porque ya casi se da por descontado que Breitling -que también ocupa un espacio parecido al de Patek aunque no en el frontal del Hall- abandonará Baselworld. El pasado 31 de julio Jean-Claude Biver, Presidente de la división de relojería del Grupo LVMH, concedió una breve entrevista al diario suizo Bilan que, tras la dimisión del CEO de Baselworld, René Kamm, de repente cobran mucha importancia. Recordemos que el Grupo LVMH significa TAG Heuer, Zenith y Hublot. Bulgari también, pero Biver no la controla.

La parte fundamental de las preguntas se centró en la marcha del Grupo Swatch y sus consecuencias. Jean-Claude Biver afirmó -como era de esperar- que la política del Grupo Swatch no es un asunto suyo y que por tanto no tenía nada que comentar. Otra de las teorías que están sobre la mesa es que tantas casas relojeras como salgan de Baselworld, tantas aterrizarán en el SIHH de Ginebra. A mí me parece que esto no va a ocurrir, sobre todo porque, tal como está planteado ahora mismo el SIHH, está al límite de su capacidad. En realidad yo creo que está sobrepasada, porque la cantidad de marcas que hay (35) son demasiadas para el poco espacio de tiempo que hay.

Jean-Claude Biver

En este sentido, tal como detallaba en este artículo, aunque el horario se extiende de 8:30 a 20:00, el tiempo efectivo se reduce porque el jueves por la tarde está dedicado al público (igual que el viernes), lo que en conjunto significa más o menos un par de horas más. Si, como digo, tal como está ahora es imposible verlo todo, con dos horas más poco se va a arreglar. En realidad traer a más gente sería una mala idea, pero ya veremos. En cualquier caso, Jean-Claude Biver tiene una idea muy clara sobre Swatch y el SIHH: «El SIHH tiene su propia política, sus expositores y su concepto y no me parece a mí que nada de ello se vea afectado por la salida del Grupo Swatch de Baselworld».

Pero también se le preguntó a Biver sobre si el Grupo Swatch podría pasar sin Baselworld. La respuesta seguro que ha hecho abrir los ojos (y casi las carnes) a algunos: «Dada su actual forma y su concepto, creo que algunas marcas o grupos podrían pasar sin Baselworld. Por otra parte, hemos decidido darle a Baselworld otra oportunidad para que se renueve y adapte a las necesidades y obligaciones del siglo XXI, y para que presente un nuevo concepto y una nueva forma de exhibición». En este artículo se detallan las nuevas propuestas del Grupo MCH, que todavía no han sido valoradas públicamente por las marcas. Y, por si no hubiera quedado claro, lo remarca: «Si Baselworld evoluciona y se adapta, sobrevivirá».

Pero lo más llamativo es la siguiente afirmación: «el Grupo LVMH se quedará en Baselworld, al menos hasta 2019». Si el anterior párrafo sonaba a advertencia muy seria, esto último suena a más que una amenaza. Es en realidad un ultimátum. Veremos a ver qué es lo que pasa, pero si no ocurre nada grave y todo sigue su curso y al final se celebra Baselworld 2019, está claro que es el último cartucho que tiene la organización para salvar una feria ya centenaria (se inauguró en 1917). Mucha suerte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies