Icono del sitio Horas y Minutos

El Longines Heritage Classic revive un precioso modelo de los años 30

Qué buen ojo tiene Longines para rescatar modelos antiguos de su catálogo. De todas las grandes relojeras industriales es sin duda la que de manera más consistente acierta. Sus reediciones de modelos antiguos siempre tienen algo que decir, no son relojes que se sacan para aprovechar el tirón de lo vintage.

Entre otros, por aquí hemos visto un pulsómetro de primeros del siglo XX, un vídeo de un tres agujas de 1935 o, más recientemente, el Skin Watch, el primer reloj de buceo de la casa. Todos muy bien hechos, todos con éxito. Ahora se suman estos Longines Heritage Classic, que seguro que van a ser un exitazo.

En el centro, el reloj que inspiró a los nuevos modelos (a su izquierda y derecha)

Los relojes con esferas de sectores (como este Longines Heritage Classic) son fruto del estilo decorativo del Art Déco y siempre han tenido un hueco en la relojería, aunque es cierto que no muy popular. Aquí hemos visto los Galet de Laurent Ferrier o los Master Control de Jaeger-LeCoultre, que sin embargo no tuvieron mucho éxito (quizá porque el reloj no aparentaba lo que costaba), aunque a mí me siguen gustando mucho.

Los que nos ocupan ahora son una reproducción casi exacta de un modelo de 1934 que está en el museo de Longines. La caja de los modelos nuevos tienen una caja de acero satinado, bisel plano, un cristal de zafiro con forma de caja y asas rectas.

Pero lo más llamativo es su tamaño: 38,5 mm. Esto sin duda es un guiño a los seguidores de la marca de gustos más clásicos (que prefieren relojes pequeños). Pero también está acorde con el tamaño de los relojes de aquella época.

La esfera es todo un acierto. Es un dial bitono plateado, opalino en el centro y con un sector de minutos y horas con cepillado circular. Las manecillas siguen también las formas originales del reloj, y están hechas de acero azulado. El pequeño segundero «pisa» el seis. También lo hacía el original, pero no dejaba ver tanto del número. Lo que no tiene es fecha, lo que una vez más hará auténticas cosquillas a los aficionados.

Quien mueve a este Longines Heritage Classic es el calibre -exclusivo para Longines, como suele ser habitual- ETA A31.501. Es una versión mejorada del 2895-2, con una frecuencia rebajada a 25,200 alternancias a la hora, lo que le permite gozar de 64 horas de reserva de marcha. Además el espiral es de silicio, lo que significa que es antimagnético.

El Longines Heritage Classic está disponible en dos versiones: una con correa de cuero negra ( L2.828.4.73.0) y correa NATO azul, y otra (L2.828.4.73.2) se entrega con una correa azul tipo vaquero y una NATO color antracita. Y además una herramienta para poder cambiarlas.

Los relojes estarán disponibles pronto a un precio unitario de 2040 euros. Más información en Longines.es.

Salir de la versión móvil