Horas y Minutos

Swatch Big Bold Next: Los relojes de biocerámica, en vivo

Swatch Big Bold Next azul, puesto

Swatch sigue adelante con su objetivo de devolver la relevancia que tuvieron antaño sus relojes. Consciente de que sin los compradores jóvenes el futuro no pinta bien (algo que muchas marcas no comprenden), está volviendo los ojos hacia nuevas formas de atraerlos que van más allá de lo que es el reloj en sí. Estos Swatch Big Bold Next Bioceramic son el último ejemplo de esta estrategia.

La colección completa Swatch Big Bold Next

Dado que la función de dar la hora hace mucho que se encargó a los teléfonos móviles, los relojes tienen que enganchar a la gente joven por otras razones. La primera es la apariencia, algo que ya hizo que Swatch arrasara en su momento, allá por los años 80. La infinita gama de colores y diseños en constante renovación, unido a los precios asequibles, era algo nuevo y que creó auténtica adicción. La misma idea de negocio que encumbró a Zara, por cierto.

Esa idea sigue vigente, y estos Swatch Big Bold Next son un exponente más de la idea. Otro de cambios tiene que ver simplemente con las dimensiones: las nuevas generaciones son más altas y más grandes en general, y el diámetro de los Swatch originales se queda pequeño. Por eso los relojes de la casa han ido creciendo con el tiempo. Pero nada como los Big Bold, que tienen un diámetro de 47 mm. Eso permite que el reloj sea más llamativo, llamando la atención no por reloj sino por complemento de moda.

Y el otro argumento, muy potente, es el de la ecología, un tema que tiene mucho eco entre la juventud (a pesar de su natural consumista). Por eso Swatch en los últimos tiempos está apostando por ese lado del negocio. El año pasado vimos en vivo los System51 ecológicos, y ahora les toca el turno a la Biocerámica, un nuevo material para la casa.

A decir de Swatch, la biocerámica está compuesta por dos tercios de cerámica, un material con una importantísima presencia ahora mismo en la relojería, y un tercio de bioplástico. Es decir, plástico reciclado. En palabras de la marca, Bioceramic es un material resiliente y resistente con un tacto sedoso. Y es verdad, el tacto es muy particular sin duda ninguna.

Todos los Swatch Big Bold Next tienen el mismo diseño: una esfera esqueletada que en la parte central permite ver el mecanismo. En este caso es de cuarzo, una decisión sorprendente porque, si estamos hablando de materiales sotenibles, los circuitos impresos y la pila del cuarzo no es precisamente lo más reciclable, especialmente si no se tiene fácil acceso al mecanismo. Hubiese tenido más sentido, creo yo, haber utilizado el calibre automático. Pero a cambio el precio se habría doblado, claro.

El primer lanzamiento de estos Swatch Big Bold Next Bioceramic se ha hecho en cinco colores, con diverso éxito en cuanto a su legibilidad, especialmente en el modelo blanco y el negro. Es decir, no es que sea un error, por supuesto: el «todo negro» y el «todo blanco» es un efecto buscado intencionadamente.

Todos los relojes tienen el mismo precio, 125 euros, y con toda seguridad llegarán más modelos pronto, con más colores sólidos y con combinaciones. El reloj ya se puede comprar en la tienda online de la marca y en los distribuidores autorizados. Más información en Swatch.es.

Salir de la versión móvil