Icono del sitio Horas y Minutos

Bvlgari Bvlgari Aluminium GMT: Fotos en vivo y precio

El Bvlgari Bvlgari Aluminium GMT es la continuación de un éxito que apareció el año pasado, en medio de la pandemia: Bvlgari resucitó su famoso reloj de los años 90, que seguía siendo muy demandado, para poder ofrecer una cara distinta a Octo y, de paso, un reloj con un precio que permite acceder a la marca con todos los credenciales pero sin la alargada etiqueta de precio que tienen otros modelos. El Aluminum se lanzó inicialmente con tres agujas y con crono, y ahora aparece la siguiente evolución natural: el doble huso horario.

UN POCO DE HISTORIA

Aunque los relojes joya para mujer formaban parte de la cartera de Bvlgari desde 1918, el primer reloj de caballero que se fabricó a escala industrial fue el Bvlgari Bvlgari de 1977. Se trata de un modelo de fecha y hora relativamente sencillo, pero la característica más destacada de este reloj es su bisel de oro con el nombre de la marca (no una, sino dos veces), al igual que las monedas emitidas por los emperadores romanos con sus retratos en el centro y sus nombres en la periferia. Por supuesto fue un escándalo en su momento por lo que tenía de ostentación y de exhibicionismo de la riqueza sin complejo alguno. Y fue un éxitazo y un anticipo de lo que estaba por venir más adelante: recordemos al Gordon Gekko de la película Wall Street y su famosa frase: «la avaricia es buena». El reloj sigue disponible, y aquí hemos visto en vivo los modelos Roma e Ibiza. Siguiendo su estela, la joyería romana presentó en 1988 el cronógrafo deportivo Diagono, que también lucía el grabado Bvlgari en la esfera. También vimos en vivo los Diagono Magnesium Chronograph, unos relojes que a mí me gustaban mucho (y me siguen gustando).

Diez años más tarde, y avalada por el éxito de estos modelos tan singulares, Bvlgari decidió ir más allá y experimentar con una combinación radical de aluminio y caucho. Aunque el caucho y el aluminio no nos parezcan especialmente vanguardistas hoy en día, en 1998 esta mezcla era, como mínimo, poco convencional. Aunque el fundador italiano de Hublot, Carlo Crocco, sorprendió en Baselworld 1980 con su reloj de oro y correa de caucho negro, Bvlgari fue un paso más allá y fabricó una caja de aluminio, un metal ligero normalmente relegado a los biseles.

Originalmente se presentó en tres tamaños de caja con movimientos de cuarzo, y consiguió atraer a ambos sexos. Parte de la campaña de marketing del Bvlgari Aluminio incluía la decoración de un Boeing 747 de Alitalia con una imagen del reloj atado a la cubierta superior de la zona de cabina de primera clase.

Los modelos Aluminium 2020 de hora y fecha y de cronógrafo presentaban (y presentan) el nuevo tamaño de caja de 40 mm, una mayor resistencia al agua de 100 m y movimientos mecánicos ETA para mantener precios más asequibles. Gracias a los avances en la tecnología del aluminio y el caucho, los nuevos relojes Aluminium son más robustos en cuanto a la caja, y la correa es más suave y resistente. La combinación ganadora de colores blanco y negro fue un éxito que provocó la nostalgia de los que vivieron el modelo original y el interés de los millennials, que pudieron hacerse con un reloj deportivo de Bvlgari a un precio de entrada. Así que, dado el éxito, tenía todo el sentido que el reloj siguiera expandiéndose.

BVLGARI BVLGARI ALUMINIUM GMT

El Bvlgari Bvlgari Aluminium GMT es excepcionalmente ligero y sólo pesa 68,6 gm (el aluminio es un 75% más ligero que el acero y un 40% más ligero que el titanio). La caja mide 40 mm de diámetro y tiene una altura de 9,70 mm. Sigue siendo resistente al agua hasta 100 metros, con una corona y un fondo de caja de titanio. Quiere decirse que, en los aspectos estructurales, el Aluminium GMT está en línea con los modelos anteriores. Aunque gran parte del aluminio está protegido por el imponente bisel de caucho, se puede apreciar su brillo blanco mate en las asas y los laterales de la caja, que contrasta con la corona de titanio, más oscura.

Sin embargo, la novedad de este Bvlgari Bvlgari Aluminium GMT es la combinación de colores rojo, blanco y azul de inspiración marina. El grueso bisel de caucho, elemento clave de la identidad del Aluminium, es azul y lleva la inscripción Bvlgari Bvlgari. Desde la periferia del bisel hacia el centro, el primer elemento que se encuentra es el reborde inclinado de las 24 horas para la aguja GMT. Los marcadores de las horas, de aluminio anodizado azul y rojo, son blancos y muy fáciles de leer. El reborde inclinado se apoya en la esfera azul mate, ligeramente granulada, con índices blancos gruesos y largos y números arábigos a las 12 y a las 6 horas. En contraste, el contrapeso circular y la punta del segundero central y la aguja GMT en forma de flecha son de color rojo. A diferencia de los modelos 2020, el GMT tiene mucha más Super-Luminova. Los índices, los números arábigos a las 12 y a las 6, las agujas de las horas y de los minutos y la importantísima aguja del GMT están impregnados Super-LumiNova. Una ventana de fecha a las 3 horas con fondo blanco y números negros completa las funciones de la esfera.

El resultado es desde luego atractivo, porque la mezcla de colores siempre resulta agradable; optimista incluso, podríamos decir. A mí, sin embargo, puesto en la muñeca me resulta una esfera demasiado pequeña para todo lo que lleva. Por supuesto el problema -si es que lo es- se habría solucionado ubicando el disco de las 24 horas sobre el bisel, pero -como me explicó el genial diseñador de Bvlgari, Fabrizio Buonamassa- al ser el bisel de caucho la inscripción no se habría leído bien. Y se hubiera perdido el doble color que identifica el día y la noche.

CALIBRE CLÁSICO

El Bvlgari Bvlgari Aluminium GMT está impulsado por el calibre B192, basado en un clásico Sellita SW 330 (la versión GMT del SW 300). Se trata de un movimiento automático con una frecuencia de 28.800 alternancias a la hora (4 hercios), que ofrece una reserva de marcha de 56 horas. Como siempre con este movimiento, es la aguja GMT la que se ajusta por incrementos de una hora con la corona, y no la aguja de la hora local. El movimiento queda escondido tras una tapa trasera que merecía un poquito más de cariño.

La correa de caucho azul lleva el nombre de la marca en los eslabones que cierran las asas articuladas, a juego con el bisel. Cada asa -sólo hay dos- está separada por un eslabón central de aluminio antes de estrecharse hacia la hebilla de aluminio. Gracias a las asas articuladas, el reloj se adapta perfectamente a la muñeca y su caja de aluminio ofrece una ligereza insuperable.

El resultado es un reloj que se lleva extraordinariamente bien y que, como decía, ofrece un aspecto jovial y veraniego (sin ser un reloj de moda). Y, gracias a un precio de 3.500 euros, estoy seguro de que va a tener el mismo éxito que sus hermanos mayores.

Más información en Bvlgari.es.

Salir de la versión móvil