Icono del sitio Horas y Minutos

Vacheron Constantin Égérie Automático Pavé. Fotos en vivo y precio

Dado el perfil del lector de Horas y Minutos los relojes de mujer no son los más populares, pero al que es aficionado-aficionado le gusta ver todo tipo de piezas; incluso si es sólo para criticarlas. Cuando estuve haciendo las fotos de los Historiques American 1921 tuve la posibilidad de fotografiar también este Vacheron Constantin Égérie Automático Pavé y pensé que por qué no, siquiera para ver el lado más opulento de una casa, Vacheron Constantin, que normalmente pasa por discreta y sobria.

Pero siendo una de las manufacturas más antiguas, es obvio que durante su trayectoria ha sabido entender qué le gusta a la mujer; cuando está trabajando o cuando se viste de gala. Y, por más que se insista en que los relojes no deben hacer distinciones entre hombre y mujer, siempre habrá cosas que sean más masculinas y otras más femeninas. Y eso está bien.

Égérie significa «musa» en francés, y la idea de la marca es fusionar la relojería y la alta costura; no es que quiera yo quitarle la ilusión, pero no veo yo por dónde está esa fusión. El caso es que la colección se presentó el año pasado y, dado que está destinada a la mujer, que es un cliente muy difícil de convencer, lo hizo con muchos modelos. Nueve, en concreto, que no está nada mal. Entre ellos uno que ya estaba pavonado, pero en la versión con fase lunar. Este Vacheron Constantin Égérie Automático Pavé lo hace para la versión con fecha, y también se lanza en oro blanco.

La caja del reloj está fabricada en oro rosa y tiene un diámetro de 35 mm y una altura de 9,54 mm. Sin embargo, con las asas alargadas y con el brillo de los diamantes el reloj parece mayor. Salvo en los cantos inclinados de las asas, los diamantes lo cubren todo. En total hay 303 diamantes de talla redonda en la caja. La corona está engastada con un diamante de talla rosa. El conjunto es hermético hasta 30 metros, aunque no creo que el reloj vea más agua que la del tocador de señoras.

La esfera del Vacheron Constantin Égérie Automático Pavé es espectacular, hay que reconocerlo (incluso si no te gusta). Está adornada con 574 diamantes. Sólo se libra la fecha descentrada que aparece en una diagonal formada por el logotipo de Vacheron Constantin y la corona ubicada entre la 1 y las 2. Los aros que rodean la fecha y las manecillas recuerdan a la forma del ocho, algo que sin duda se apreciará en los mercados orientales porque es un número de la suerte. Los números arábigos están hechos en oro de 18 quilates, sobrevolados por agujas también de oro.

Para marcar la hora el reloj late al ritmo del calibre 1088, un movimiento automático de manufactura con una reserva de marcha de 40 horas y una frecuencia de 4 hercios. El zafiro posterior permite ver la decoración del calibre, con un motivo Côtes de Genève hecho a mano.

En este caso el reloj no tiene el Sello del Punzón de Ginebra, que aparecer en casi todos los relojes de la casa. Eso sin duda permite abaratar el monto final de un reloj que ya de por sí tiene un precio alto, y seguramente no iba a ser apreciado por su dueña. A cambio, incluye un precioso rotor esqueletado con una franja escarchada sobre la que aparece el nombre de la marca. Y por supuesto la Cruz de Malta, símbolo de Vacheron.

El Vacheron Constantin Égérie Automático Pavé se entrega con dos correas fácilmente intercambiables, gracias a los pulsadores internos. Una de ellas es marrón glacé de piel de aligátor con efecto satinado y la otra, que es la que se ve en estas fotos, es de satén marrón glacé. Por supuesto, en la muñeca el reloj es espectacular y elegante a la vez (cosa que no siempre ocurre cuando hay tanto diamante). El precio es de 63.500 euros. Fuera del alcance de muchos, lo que dobla el placer de quien lo posea. Más información en VacheronConstantin.es.

Salir de la versión móvil