Vientos de cambio: Jasmine Audemars deja la Presidencia de la Junta de Audemars Piguet

El adiós de la heredera

Jasmine Audemars, Presidenta de la Junta de Audemars Piguet
Jasmine Audemars, Presidenta de la Junta de Audemars Piguet

Movimiento planetario en Audemars Piguet. En junio se anunció que François-Henry Bennahmias, el actual CEO de la empresa, iba a abandonar su puesto en 2023, después de 10 años dirigiendo la compañía. Ahora es Jasmine Audermars la que deja la presidencia de la Junta Directiva de la marca. Esto dice el comunicado de prensa oficial, que siempre es bueno leerlo:

Jasmine Audemars comunicó a la Junta Directiva de Audemars Piguet su deseo de dejar su cargo como Presidenta de la Junta en 2022. Por consiguiente, el 15 de agosto de 2022 la Junta Directiva se complace en anunciar el nombramiento de Alessandro Bogliolo como Director. Posteriormente, Bogliolo será llamado a asumir la Presidencia de la Junta el 11 de noviembre de 2022.

Bogliolo, de 57 años, es italiano y vive en Nueva York. Tiene una amplia experiencia en la industria del lujo y en el desarrollo de marcas. Con anterioridad ha sido Director Ejecutivo y Miembro Ejecutivo de la Junta Directiva de Tiffany & Co desde 2017 hasta enero de 2021, tras haber ejercido como Director Ejecutivo de la empresa italiana Diesel S.A. Igualmente ocupó cargos directivos en Bulgari durante 16 años en Singapur, Italia y Estados Unidos.

La Junta Directiva aprovecha esta ocasión para agradecer calurosamente a Jasmine Audemars, quien conservará la presidencia de la Fundación AP, por haber liderado con éxito la empresa durante los últimos 30 años.

No es cualquier cosa: Audemars Piguet es la única empresa familiar de relojería en la que todavía está los herederos en la gobernanza de la marca. Si bien Bennahmias era el director general a todos los efectos, la Junta de Gobierno es el organismo que supervisa que el camino de la marca siga se rija por los principios que han guiado a la casa desde su fundación. Por eso, que la posición de Jasmine Audemars se encargue a alguien de fuera de la familia, es muy llamativo. Especialmente cuando -si no han cambiado las cosas- otro heredero, Olivier Audemars, es viceconsejero de la Junta.

Todas las generaciones de Audemars Piguet

Es conocido que Jasmine Audemars y François-Henry Bennahmias se llevan muy bien, Y quizá la marcha del carismático director general haya acelerado las decisiones de Jasmine, que ya había avisado en junio que en algún momento le tocaría a ella irse.

LA ERA BENNAHMIAS

En un mundo tan discreto como es el de la dirección de empresas relojeras, con personajes que se limitan a repetir guiones aprendidos sea quien sea quien les pregunte (incluso el año en que se les pregunte), la desbordante presencia de Bennahmias ha sido una nota particularmente sonora durante todos los años -diez, cuando se vaya en 2013- que ha dirigido Audemars Piguet.

François-Henry Bennahmias y Don Cheadle (War Machine in las películas de Marvel)
François-Henry Bennahmias y Don Cheadle (War Machine en las películas de Marvel)

Y poco se le puede afear en sus años de mando: el currículum del francés no tiene parangón en la industria relojera suiza, sobre todo después de que Audemars Piguet superara a Patek Philippe y Longines en 2021 y se convirtiera en el cuarto mayor fabricante de relojes del país, con una facturación de 1.580 millones de francos suizos con la venta de sólo 45.000 unidades. Junto con la familia Audemars, ha supervisado la mejora de la fabricación de la empresa, ha abierto un museo de vanguardia y ha introducido la colección CODE 11.59. Por el camino, ha aumentado drásticamente la rentabilidad de AP al cambiar a un modelo de venta directa al consumidor que controla las ventas del 72% de sus relojes a un precio medio de casi 40.000 francos, según Morgan Stanley.

Culturalmente, el Sr. Bennahmias ha convertido a AP en una marca de moda, a la altura de Richard Mille, para atraer a una generación joven que ha adquirido recientemente su estatus de multimillonarios.

En la muñeca: Audemars Piguet Royal Oak Jumbo Extra-Thin acero
Royal Oak 16202ST

¿Alguna queja? Sí, y no pequeña: el CODE 11.59, aparecido en 2019, ha sido mayoritariamente rechazado por la prensa y los clientes, a veces con escarnio (hablé de ello en este vídeo). Siempre pidiendo a Audemars Piguet que tuviera algo más que no fuera el Royal Oak (vista la pobre vida comercial de los Millenary) y, cuando por fin lanza algo realmente nuevo, se pega el batacazo.

Code 11.59 cronógrafo con esfera azul
El CODE 11.59 crono que vimos en vivo en este artículo

El baldón fue tan enorme que, en cualquier empresa milmillonaria, el director habría sido cesado fulminantemente. Pero ya sabemos lo protectora que es la industria suiza (no sólo la relojera); como me dijo un suizo, muchas empresas prefieren perder dinero antes que echar gente. Y si se hubiera procedido así hubiera sido como reconocer el fracaso.

La inversión para la nueva colección seguro que ha sido enorme y los relojes se siguen fabricando, usándose a menudo como puerta de entrada de los nuevos clientes para tener acceso a modelos más exclusivos.

El Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine oro blanco, en la muñeca
CODE 11.59 Tourbillon Volante. En vivo, aquí

¿Es eso lo que ha provocado que salga de la dirección tres años después? Se puede afirmar eso, pero no hay ninguna base para aseverarlo (aparte de que tenga lógica empresarial). La marcha llega tras una década a los mandos, así que tiene sentido, después de haber cumplido casi todos los objetivos. Y hacerlo tres años después de aquello permite que no parezca un castigo, si es que fuese esa la intención.

En cualquier caso, Audemars Piguet tiene que estar agradecido a François por todo lo que ha hecho. Buscar sustituto debería ser la primera labor del sucesor de Jasmine, Alessandro Bogliolo.

Alessandro Bogliolo Presidente de la Junta de Audemars Piguet
Alessandro Bogliolo

Pero ¿podría ser que Bogliolo asumiera la Presidencia Y la dirección de la marca? No debería ser así, pero también va ser la primera vez desde la llegada de Jasmine Audemars que, como decía, no está un miembro de la familia a la cabeza, y los cambios siempre tienen consecuencias.

Lo que sí es cierto es que se echará de menos a Jasmine, que ha declarado que

“Estos últimos 30 años al frente de Audemars Piguet han sido una experiencia única y enriquecedora gracias al entusiasmo y profesionalidad de todo el personal de AP, que ha contribuido exitosamente a forjar el actual éxito de AP. Espero seguir en contacto, aunque sea desde una posición más alejada, ya que seguiré siendo presidenta de la Fundación AP. ¡Todavía hay muchas cosas maravillosas por lograr!”

Sea como fuere, va a ser muy interesante ver qué rumbo toma en el futuro una de las marcas más importantes del panorama actual. Más información en AudemarsPiguet.es.

Jasmine Audemars