El nuevo Richard Mille RM 27-03 Rafael Nadal aguanta 10.000 g.

 

Si hay alguien inmutable en el mundo de la relojería, ese es Richard Mille. Parece que no le afecta nada. El sigue sacando relojes extraordinariamente complicados (y caros) como siempre, y cada vez es más famoso y sus relojes más deseados. El RM 27-03 Rafael Nadal es un nuevo e impactante ejemplo. Vamos a ver sus características y precio.

 

El próximo domingo comienza Roland Garros y su máxima estrella, Rafa Nadal, vuelve a presentarse como un firme candidato para revalidar el título. Sería la décima vez que se alzara con el triunfo, una gesta no ha conseguido nadie aún. Este tiempo atrás Rafa ha estado martirizado por las lesiones y mucha gente le daba por muerto. Pero Rafa es Rafa. Si el hombre está hecho de barro, en el caso de Rafa ese barro sin duda es el que se forma cuando llueve sobre las pistas de tierra de Roland Garros. Es allí donde se encuentra en su medio natural, que de paso le convierte en un depredador insaciable e incansable. Desde que ha comenzado el año el tenista manacorí va como un tiro, y se presenta en París como el más temible de los contendientes. Y como siempre, Richard Mille le tiene preparado un nuevo reloj: el RM 27-03 Rafael Nadal.

La gran innovación del reloj es que puede soportar aceleraciones de hasta 10.000 g. Si tenemos en cuenta que la máxima aceleración de un avión de combate es de 9 g. -que por cierto hace que el piloto se desmaye-, nos podemos hacer una idea de la resistencia del reloj. La caja es monobloque, fabricada en Carbon TPT. Este material consiste en múltiples capas de filamentos paralelos obtenidos a base de separar los hilos de carbono. Con un grosor máximo de 30 micras, las capas de Carbon TPT del RM 27-03 están saturadas con resina y después apiladas en una máquina especial que modifica la orientación de la fibra 40º entre cada capa.

Una vez que sea ha calentado hasta 120º centígrados y sometida a una presión de 6 bar, el Carbon TPT se mecaniza en la fábrica de piezas de Richard Mille. El Carbon TPT es muy reconocido por su excelente resistencia a las microrroturas y las grietas. Por primera vez en Richard Mille la carrura desaparace. El bisel y el fondo se ensamblan directamente sobre la platina base para formar el monobloque. Esta construcción está inspirada en la de los coches de carrera, en los que asegura la máxima rigidez y la mayor resistencia a los impactos. Los puentes son de titanio, mientras que se han añadido refuerzos en partes clave del calibre para aumentar aún más la rigidez.

La caja esta hecha en Cuarzo TPT y rinde tributo a España. Los golpes de color se consiguen impregnando finas capas de silicio de tan sólo 45 micras de grosor con una resina tintada, siguiendo un proceso propio desarrollado en Suiza en el que los filamentos se apilan en capas y se calientan a 120 grados centígrados.

Llaman mucho la atención en este RM 27-03 los afilados puentes esqueletados que se adueñan del centro de la esfera. Rodean el barrilete -que proporciona 70 horas de reserva de marcha- y el tourbillon (que late a 3 hercios). Se inspira en los cuernos del toro, como el símbolo que distingue a Nadal. La corona tiene forma de pelota de tenis.

El reloj tiene unas medidas de 47,77 de largo, 40,30 de ancho y 12,75 de alto, y a Rafa le que perfecto. Es una edición limitada a 50 unidades con un precio, incluido el IVA, de 766.800 francos suizos. Eso es, con el cambio de hoy, prácticamente 703.000 euros. Eso sí, IVA incluido. Se lanza en una edición de tan solo 50 unidades. Más información en RichardMille. com

¡VAMOS RAFA!