La exportación de relojes suizos volvió al crecimiento en 2017

Tras dos años en declive, la exportación de relojes suizos fue positiva en 2017, llegando a los 20 mil millones de francos suizos. Pero no todo son luces.

No es momento de euforias, desde luego, pero al menos la exportación de relojes suizos parece que comienza a sacar la cabeza por encima del agua. Tras la debacle de 2016, explicada con todo detalle en este artículo, el crecimiento ha vuelto. De acuerdo con los datos publicados por la Federación de la Industria relojera Suiza el aumento ha sido de un modesto 2,7% hasta llegar a los 19,9 mil millones de francos suizos.

“Este resultado va más allá de nuestras expectativas. La estabilización del mercado ha llegado más rápidamente de lo esperado -ha declarado Jean-Daniel Pasche, presidente de la Federación. Este aumento, aunque modesto si lo comparamos al del período 2000/2014 (+40%), se debe al debilitamiento del Franco Suizo y a la mejora de la economía mundial. “Las empresas han hecho un gran esfuerzo para seguir siendo atractivas, sustituyendo su inventario y lanzando colecciones nuevas” -ha añadido.

Sin embargo la evolución difiere de manera significativa de un mercado a otro. Mientras Hong Kong (+6%) y China (+18,8%) parecen disfrutar de un renovado apetito por los relojes helvéticos, la exportación de relojes suizos a Estados Unidos sigue cayendo por tercer año consecutivo (-4,4%). “Es un enigma -reconoce Jean-Daniel Pasche-. Las señales desde los Estados Unidos son positivas, y los observadores estadounidenses dicen que los relojes suizos siguen vendiéndose bien”.

Una de las explicaciones podría hallarse en el alza del comercio online, que está teniendo un gran impacto en la industria y particularmente al otro lado del Atlántico. “Pero los relojes comprados a través de Internet no son necesariamente entregados directamente desde Suiza. No aparecen en las estadísticas entre Suiza y E.E.U.U.” -añade Jean-Daniel. La sombra del mercado gris es alargada.

Para 2018 el Presidente espera un crecimiento similar al de 2017. “Somos optimistas pero con cautela, porque no todos los mercados y todos los segmentos de mercado han encontrado el camino del crecimiento”. España, por ejemplo, ha crecido un mínimo 0,3%, pero en relación con 2015 la caída es de un 9,7%. Aún así se mantiene en el puesto 12 como receptor de la exportación de relojes suizos.

En cuanto a segmentos lo más significativo es la continua debacle en la exportación de relojes de menos de 200 francos y de entre 200 y 500 francos. Sólo en diciembre la caída en un unidades exportadas fue del 20%.

Esta leve mejora en las exportaciones no ha beneficiado el empleo. Siguiendo la tendencia negativa de 2016, alrededor del 3% de todos los puestos de trabajo fue destruido entre las aproximadamente 700 empresas del sector, según afirma Ludovic Voillat, Director de Comunicación de la Convención de Empresarios de la Industria. Eso equivale a 1.700 empleos.

Los aproximadamente 4.000 trabajos perdidos en los últimos tres años están relacionados con los 10.000 puestos creados entre 2009 y 2014. Pero 2018 debería ser un buen año. “Se están recuperando incluso los trabajos temporales, lo que nos hace pensar que el empleo debería comenzar a recuperarse este año” -dijo Ludovic.

Esperemos que así sea. Más información en FH.Swiss.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies