Richemont compra Watchfinder para afianzar su estrategia digital

Un nuevo e inteligente avance del gigante del lujo para conseguir el liderato, también online

compra online

El Grupo Richemont ha anunciado la compra de Watchfinder.co.uk, un especialista en el mercado de relojes de segunda mano por internet. Watchfinder se fundó en 2002 en el Reino Unido por Stuart Hennell y Lloyd Amsdon, y poco a poco se ha convertido en una plataforma líder para buscar, comprar y vender relojes de lujo de segunda mano, tanto en línea como a través de sus siete boutiques. Además ofrece servicio técnico, una parte clave en este negocio porque da garantías a quien lo compra.

Watchfinder

 

Las cuentas más recientes de la empresa muestran unas ventas a finales de su año fiscal (que termina en marzo) de 85 millones de libras (97,3 millones de euros), un incremento notable con respecto a los 60 millones del año anterior. Pero el director general, Stuart Hennell, ha afirmado que la proyección de ventas anualizadas es de 120 millones de libras (137,5 millones de euros).

Además el beneficio operativo de Watchfinder es de 5 millones de libras (5,7 millones de euros), una cantidad que ha sorprendido a muchos expertos del sector porque se pensaba que había muy poco margen en el mercado de segunda mano, donde muchas veces se ven ofertas -y empresas- que van a degüello. Y más sorprendente aún es que ese beneficio se alcanza incluso ofreciendo su propio servicio técnico, toda vez que esta rama del negocio es difícil de rentabilizar. La empresa emplea a unas 200 personas, muchas de las cuales son relojeros que trabajan en el taller.

Johann Rupert, fundador y presidente de Cie. Financiere Richemont SA

Richemont no ha desvelado el precio pagado por Watchfinder porque afirma que es una transacción privada con los accionistas. Con respecto a la adquisición, Johann Rupert ha comentado que «junto con la compra de Yoox Net-a-Porter y nuestra participación en Dufry (el gigante de tiendas libres de impuestos), la adquisición de Watchfiner es otro paso en la estrategia de Richemont. Nos permitirá atender mejor a una clientela entendida y con necesidades sofisticadas».

Hay que hacer notar que Richemont ha cerrado su ejercicio, según la memoria entregada en mayo, con un alza del 3% en sus ventas por un monto total de 10.979 millones de euros. El beneficio neto, 2.158 millones de euros, supone un alza del 1% con respecto al año anterior. Y eso a pesar de las masivas recompras de relojes, tal como anunciábamos aquí.

A finales de abril anunciábamos el nombramiento de Alain Zimmerman como Director de E-Commerce, una rama del mercado largamente desatendida por el grupo pero en la que ha decidido entrar a toda potencia. Y hace unos días se daba a conocer Baume, la nueva marca de relojes de moda para su venta online.

Claramente la estrategia de Richemont pasa por estar en todos los resquicios del negocio, lo que además le permitirá crear ventas transversales a través de todos sus canales, y en la medida de lo posible conducir las ventas de sus propios relojes por un canal propio. Y recordemos que el que mejor funciona, con diferencia, es el de los relojes de segunda mano (no olvidemos este nombramiento). Por eso la adquisición de Watchfinder es una apuesta inteligente y necesaria. Más información en Richemont.com.

Watchfinder

 

 

 

 

CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos