El coronavirus cancela Watches & Wonders

Nueva víctima del Coronavirus. ¿Cuál será la siguiente?

coronavirus
coronavirus

Ha ocurrido lo inevitable: el coronavirus ha se ha cargado limpiamente una de las dos ferias más importantes de relojería del año: Watches & Wonders (por ahora), en un ejemplo de cómo los más sólidos cimientos de la economía pueden quebrarse por la causa menos esperada (y la más pequeña).

Primero fue el Time to Move de Swatch, que como tantas otras veces ha tenido más ojo que nadie. Después fue Grand Seiko, que tenía pensado celebrar una reunión en sus oficinas centrales de Tokio una vez que se había salido de Baselworld 2020. Tanto Time to Move como el Summit de Grand Seiko iban a tener lugar la semana que viene.

Watches and Wonders

El comunicado oficial de la Fundación de la Alta Relojería, la organizadora de Watches & Wonders, dice así:

«A la vista de cómo se está desarrollando la expansión del coronavirus COVID-19, es el deber de la Fondation de la Haute Horlogerie, como organizadora de Watches & Wonders Geneva, anticipar los riesgos potenciales que una importante reunión internacional puede tener para los viajeros.

Por tanto, para proteger la salud y el bienestar de todos nuestros invitados, socios y equipos, se ha tomado la decisión de cancelar la próxima edición de Watches & Wonders Ginebra (antes conocido como SIHH) y su programa «In la Ciudad», que iba a tener lugar inicialmente desde el 25 al 29 de abril de 2020.

La Fundación de la Alta Relojería entiende la decepción que esta cancelación puede ocasionar, y queda a disposición de sus socios e invitados para cualquier cuestión que deseen. La FHH ya está trabajando en la organización de la edición de Watches and Wonders Ginebra 2021.» Fin del comunicado.

Esto significa que muchas marcas se van a quedar sin poder mostrar sus novedades a mucha gente. Esto no es malo para un grupo como Richemont, con medios suficientes para llegar donde necesite. De hecho, dada la mala situación bursátil de Richemont desde hace meses, debido a sus malas ventas en relojería, la cancelación puede tener un beneficio: el enorme ahorro de dinero que supone no ir a Watches & Wonders puede ser muy bien bienvenido. Pero sí es difícil para muchas otras casas pequeñas, que dependen de esta feria para acercarse a los coleccionistas y periodistas.

¿Y dónde queda Baselworld? En una posición muy mala, porque aunque hace poco confirmaron que la feria seguía adelante, ahora que el coronavirus ha llevado a W&W al hospital, su continuidad está en serio peligro. De hecho lo normal es que se cancele, muy a su pesar. Veremos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies