Diez regalos asequibles para los aficionados a los relojes (y no son relojes)

Dar un poquito de felicidad no tiene por qué costar mucho

Caja de viaje para relojes de Bamford

Seamos sinceros: los relojes son caros para la mayoría de nosotros, así que no es el típico regalo que compras en cualquier momento, y desde luego no es de esos regalos de última hora que te acercas a comprar como el que compra una botella de vino de Reserva, sabiendo que siempre aciertas. Y eso es porque hay otro agravante más: los relojes son algo muy personal y no hay peor tragedia que regalar un reloj que no gusta. Te has gastado un dineral y, si al que se lo regalas es aficionado a los relojes y no le gusta, no va a haber manera de que se le cambie el rictus de tristeza y/o desagrado cuando lo vea. Se retuercen los músculos de la cara de tal manera que se queda una mezcla de perro triste y tigre rugiendo. Un desastre para todo el mundo.

Pero hay solución. Hay regalos para los aficionados a los relojes que son relativamente baratos y que siempre van a quedar bien. Así que vamos a ver alguno.

GEMELOS DE RELOJES

Regalos para aficionados - gemelos

Gemelos en España, mancuernillas en Latinoamérica. Tienen las piezas de un movimiento, aunque no se mueven; o quizá la espiral del volante, pero no las ruedas. El caso es que realmente parecen pequeños calibres. En general son redondos, pero también se pueden encontrar con otras formas. Los precios empiezan en más o menos 20 euros en Amazon y van escalando según los materiales y la calidad de las piezas. Los de la foto, de trendhim.es, valen 119 euros, y se pueden encontrar de precios mucho más altos.

Comprar en Amazon.

KIT DE HERRAMIENTAS

Herramientas de relojería

A todos los que nos gustan los relojes nos gustaría ser relojeros para poder arreglar nuestros propios tesoros: ajustar la amplitud, desmontarlos pieza a pieza, limpiarlas, aceitar los rubíes… todas esas cosas que vemos hacer a los profesionales y que nos dan tanta envidia. Al final, en términos generales, nos limitamos a cambiar correas y poco más. Pero nos hace ilusión saber que, en potencia, podríamos hacerlo.

Con las herramientas para relojes pasa lo mismo que con otras herramientas: las hay muy baratas y las hay muy caras. Pero para lo que se suele hacer normalmente, las baratas nos pueden valer. Y las hay por menos de 20 euros. Y también por más de 300.

Comprar en Amazon.

LUPA DE RELOJERO

Nada mejor para disfrutar de nuestros relojes que una buena lupa, que nos va a servir para darnos cuenta del maravilloso trabajo que hacen los relojeros: siempre es admirable ver cómo pueden decorar las piezas más pequeñas de los movimientos, o las relativamente grandes de la esfera. Es desde luego uno de los regalos para los aficionados a los relojes con los que siempre se acierta.

A mí -que no sé mucho de herramientas de relojería, debo reconocer- me gustan las de Bergeon, como esta (28 euros). Pero es verdad que es muy instrumental y no muy bonita como regalo. Así que a lo mejor prefieres esta de madera (30 euros con el transporte). O quizá quieres dar un salto de calidad y regalar una lupa de madera y un estuche de viaje de excelente piel, hecho por Nomos (185 euros).

CORREA DE RECAMBIO

Correa de JacobStraps

Este es uno de los regalos para los aficionados a los relojes que más tiempo puede llevarnos escoger, porque hay una oferta infinita. Por supuesto lo primero es saber qué medida hace falta. Es decir, qué ancho tiene que tener (la medida interna entre asas). Después decidirnos qué tipo de correa queremos regalar: una NATO, una de tela, una de caucho, una de piel o un brazalete metálico. Y después, hala, a tirarnos horas mirando las cientos de opciones.

Por mi parte parte, si lo que se quiere es una buena correa de piel, recomiendo las de Jacobstraps.com. Artesanía pura y de altísima calidad hecha en España. La que aparece en la foto es la Master Saturno y cuesta 109 euros, pero las hay mucho más baratas también.

CAJAS PARA RELOJES

Caja para relojes

O es el comienzo de una colección, o es la continuación de la que ya hay. Pero a todo el mundo le gusta tener a la vista sus relojes para poder elegir cuál llevar ese día. Por supuesto los precios varían enormemente dependiendo de la cantidad de relojes que quepan y, por encima de todo, de los materiales usados (no es lo mismo madera prensada que madera de nogal, por ejemplo). Y si encima queremos que sean seguras (con alarma, blindadas, etc.) los precios sí que varían de verdad -siempre hacia arriba, por supuesto-. Pero, afortunadamente, China se encarga de que haya un producto para cada bolsillo. Incluso por debajo de 20 euros.

Eso sí: si lo vas a regalar a alguien que utiliza relojes grandes, asegúrate de que la separación entre ellos sea suficiente. Si el receptor de tu regalo, al colocar sus preciados juguetes en la caja, ve se tocan o que incluso casi se tocan, puede sufrir un ictus irreversible en ese mismo momento. Si de verdad quieres a esa persona, no escatimes en espacio.

Comprar en Amazon.

CAJAS GIRATORIAS

Caja giratoria

Si dices «caja giratoria» o «caja bobinadora» es probable que provoques una sonrisa entre los aficionados, que generalmente utilizan el inglés para nombrar este artículo («watch winder»), porque si lo dices en inglés parece que estás diciendo más. Pero eso es lo que son: cajas que giran para ir dando cuerda a los relojes automáticos, porque hacen que se mueva la masa oscilante y por tanto va bobinado (o enrollando) el muelle real.

Yo no soy muy partidario de estas cajas, especialmente para relojes con muchos años porque aumenta un desgaste que ya tienen por su edad. Y es que un funcionamiento continuo puede llevar a una sobrecarga del muelle. Es cierto que los relojes automáticos desembragan cuando llegan al tope, pero estar permanentemente a carga máxima no es saludable para el mecanismo.

Por otro lado también entiendo que alguien que tiene un calendario perpetuo no quiera tener que andar poniéndolo en hora, fecha, día, mes e incluso año cuando se lo vuelve a poner.

En este producto, como en todos, China ha entrado con fuerza y los precios ahora son mucho más bajos. En estos aparatos que van a estar funcionando es muy importante la calidad de los elementos para que duren mucho y, también, para que no hagan mucho ruido.

Aquí puedes ver las ofertas de Amazon,

ESTUCHES DE VIAJE

Caja de viaje para relojes de Bamford

Otro de los regalos para aficionados a los relojes que nunca sobra: un estuche para poder llevar relojes de viaje. Y, de nuevo, podemos pasar mucho tiempo buscando el regalo ideal, porque hay muchas ofertas distintas. Depende de qué material busquemos, de para cuántos relojes y, sobre todo -claro- de cuánto podamos gastarnos.

Así, por ejemplo, en Amazon hay desde 20 euros y en Monochrome a partir de 100 euros. También está la de la foto, hecha de fibra de carbono, que cuesta 1.830 euros en Bamford. Y cualquier precio entremedias.

LIBROS SOBRE RELOJES

Tres libros sobre relojería

Éste es un tema que ya traté en este artículo. Siguen siendo para mí tres libros básicos. The Wristwatch Handbook para comprender la mecánica de los relojes, The Mastery of Time para saber su historia, y Longitud para saber cómo surgieron los cronómetros marinos, que a la postre cambiaron el mundo porque consiguieron que la comunicación y comercio entre continentes se hiciera de manera rápida y segura.

Pero me gustaría añadir otro: A Man & His Watch, que recoge 76 relojes históricos y sus dueños respectivos. La mitomanía está a la orden del día en la relojería, y si la podemos disfrutar en una edición muy cuidada, mejor.

Se puede comprar en Amazon.

CUADROS DE RELOJES

Omega Speedmaster de Bezanillart

Una forma de ver en tamaño grande nuestro reloj favorito, o el que nos gustaría tener. Sonia Fernández Bezanilla pinta cuadros, por gusto y también por encargo (que son los que yo más conozco). Le encargan muchos de relojes y también de automóviles, con unos precios que oscilan entre los 350 y 400 euros, según su tamaño.

Mercedes AMG GT de Bezanillart

Ese precio por una pieza única, hecha en exclusiva para ti, está pero que muy bien. Sonia tiene una cuenta en Instagram donde poder ver sus cuadros, y por supuesto una página web, a partir de la cual ponerse en contacto con ella. Y en esa web tiene una tienda donde se pueden comprar alguno de los cuadros que ha hecho. Así que es un buen momento para dar (o darse) ese capricho y lujo a la vez. Benzanillart.com.

CRONOCOMPARADOR

Cronocomparador

El cronocomparador es un aparato que utiliza un micrófono de contacto para «escuchar» el reloj y medir la amplitud, la caída y la desviación de la precisión. Los datos se registran y sirven de base para poder ajustar el reloj. Es uno de los regalos para los aficionados a los relojes que más se agradecen, entre otras cosas porque son caros. Por supuesto los buenos-buenos cuestan a partir de 1.000 euros. El más conocido es el de marca Witschi, que de hecho ha terminado por dar nombre al aparato: todo el mundo se refiere a los cronocomparadores como «el güichi».

Pero los hay mucho más baratos y con una precisión suficiente para todo aquel que no es relojero profesional, y para volver aún más esquizofrénicos a los locos de la precisión. Se encuentran en Amazon.

Seguro que con alguno de los regalos de esta lista -o todos- se consigue hacer una Navidad (o Hannukah, o cumpleaños o lo que sea) un poquito más feliz.

Estuches de viaje de Monochrome

CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos