Horas y Minutos

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic. Fotos en vivo y precio

Vista frontal del Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic

Bell & Ross vuelve a recuperar el espíritu puro de la aviación con este llamativo Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic. Es decir, no es que lo haya perdido porque su colección BR 01, 03 y BR S mantienen la caja cuadrada que ha dado la fama y la personalidad a la casa, además de manecillas que recuerdan a las que se usan en la aviación (por ejemplo este Grey Lum que vimos en vivo). Pero, para los que tienen memoria, B&R ha lanzado a lo largo de su historia relojes que ofrecen la misma información que los relojes convencionales, pero de una manera no obvia y pareciéndose mucho a un auténtico indicador de los que aparecen en el cuadro de mandos de un avión. Me refiero a esto:

En 2010 B&R lanzó el BR 01 RADAR, al que siguieron piezas como el BR 01 Turn Coordinator o el BR 01 Heading Indicator. En abril del 2020 vimos en vivo el BR 03-92 HUD, completando así un póker de relojes muy aviadores (por así decir).

De hecho, para ser absolutamente precisos, el Radar de 2010 no fue el rojo, sino éste de aquí:

Éste, con ser ingenioso -rompedor incluso- fue barrido de la escena por su sucesor bermellón, que perdió los colorines infantiles para dejar paso a una presencia mucho más sólida, intrigante y también más parecida a un auténtico radar. Ambos compartían la técnica de mostrar las manecillas en movimiento mediante un juego de discos rotativos, que se ha mantenido para el Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic que vemos ahora en vivo.

El nuevo Red Radar está, como indica su nombre, alojado en la caja 03, lo que significa que ahora mide 42 mm de lado, mucho más llevadero que sus antecesores con caja de 46 mm. Eso no le quita presencia en la muñeca, pero tampoco asusta a los posibles interesados en el reloj. Y además la caja no está hecha de acero inoxidable con revestimiento negro, sino de cerámica. Así que no sólo es resistente a los arañazos, sino que la cerámica es más ligera que el acero y suave al tacto, lo que hace que esta nueva edición sea más cómoda.

Pero la estrella del Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es, claro, la esfera. Conserva el rojo de antaño, pero las indicaciones horarias se han simplificado mucho con respecto a la manera en que se mostraba la información en 2011; ahora es mucho más sencillo ver la hora, de lo que se encargan dos aviones -un tanto simples en su diseño- que marcan horas y minutos, mientras que una una línea recta se ocupa de los segundos. A cambio el reloj pierde misterio y realismo. O, mejor dicho, cambia de realismo: la esfera de 2011 era más la de un radar de los años 60/70, mientras que la de ahora refleja las pantallas de radares de los 80 en adelante.

Cada avión está serigrafiado sobre un disco transparente, con la aguja de segundos moviéndose entre ambos.

El color rojo proviene del cristal de zafiro exterior, que es el que está tintado en bermejo. Además contiene las escalas de horas y minutos, así como el emblema central (el & que distingue a la marca). Bajo el fondo cerrado de la caja, grabado con inscripciones de inspiración militar, se encuentra un movimiento automático clásico, el Calibre 302, basado en un Sellita SW300. Como la mayoría de los relojes de la colección, el Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es resistente al agua hasta 100 metros.

El Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es una serie limitada a 999 unidades que ya está a la venta con un precio unitario de 3.900 euros. Es un precio notable -como es corriente en Bell & Ross-, pero yo creo que venderá bien porque el mercado está ansioso de cosas distintas y atractivas. Más información en Bell&Ross.es.

Salir de la versión móvil