La Tarde Perfectamente Inútil de Mr. Jones Watches, ahora aún más inútil

Relax absoluto, aún más grande

Una Tarde Perfectamente Inútil de Mr. Jones Watches, en la muñeca
Una Tarde Perfectamente Inútil de Mr. Jones Watches, en la muñeca

Quién lo hubiera imaginado: Mr. Jones Watches lanzó su modelo «Una Tarde Perfectamente Inútil» como edición limitada en 2019. El éxito fue tan abrumador que después sacaron una versión estándar -mutatis mutandi- que se ha acabado por convertir en el reloj más vendido de la casa. Ambos relojes tenían la medida de 37 mm habitual de la casa, pero ahora lanza una versión grande, que es una demanda muy habitual.

Los dos tamaños de Una Tarde Perfectamente Inútil de Mr. Jones Watches

«Si puedes pasar una tarde perfectamente inútil de una manera perfectamente inútil, has aprendido cómo vivir». Eso dijo el escritor, traductor, lingüista y filósofo chino Lin Yutang. Ese es el concepto que dio vida al reloj, que se hace aún más visible ahora que la caja pasa a tener 45 mm de diámetro. Lo cierto es que, como la corona pasa a las 10 horas, la caja es muy redonda e inclinada para dentro y las asas cortas, la sensación de tamaño no es tanta como el dato haría suponer. Pero tampoco entiendo por qué no se hace en 42 mm, que sería una medida perfecta. De todas formas, para hacernos una idea de cómo queda, se puede ver la misma caja en la versión Sun & Moon que apareció en este vídeo.

Una Tarde Perfectamente Inútil de Mr. Jones Watches

Por supuesto el concepto es el mismo: una persona -cuya cabeza coincide con el tornillo de las manecillas- sobre un gran flotador en una piscina, con un libro en la mano y haciendo onditas con el pie en el agua. Ese pie es el que marca las horas, mientras que el patito de plástico marca los minutos. Todo muy impreciso, todo muy relajado. La única concesión a la exactitud es que las grandes baldosas del suelo de la piscina extienden su dibujo sobre el perfil de la esfera, formando así las horas. Es difícil transmitir esa idea de absoluta tranquilidad, pero este reloj lo consigue muy bien.

Dentro de esta Tarde Perfectamente Inútil hay un calibre Seagull ST2130 automático. No es, por supuesto, el mejor de los movimientos que en el mundo han sido, pero tampoco se le pide eso. Y cumple bien: 4 hercios de frecuencia, +/- 12 segundos al día, 40 horas de reserva de marcha. Por supuesto está tapado, lo que ayuda a tener una hermeticidad hasta 50 metros.

Esfera de Una Tarde Perfectamente Inútil de Mr. Jones Watches

Y por último, el precio de esta Tarde Perfectamente Inútil, como siempre atractivo: 345 euros. ¡Sin gastos de importación! (para Europa). Muy importante tras el funesto Brexit. Imagino que el siguiente paso será crear un tamaño grande para el hermano de colección: Una Mañana Perfectamente Inútil. El reloj ya está disponible para comprarlo en su tienda de la Torre Oxo de Londres o la que tienen en línea.

¿Sabes lo que pienso? Que todos estos relojes estarían geniales más grandes, como reloj de pared. ¿No crees? Más información en Mr.JonesWatches.com.

Así queda Una Tarde Perfectamente Inútil de Mr. Jones Watches
CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos