Jaeger-LeCoultre Polaris 2018: modelos y precios de la nueva colección

Los nuevos Jaeger-LeCoultre Polaris son la cabeza de playa para conquistar una nueva generación de aficionados partiendo de un modelo de hace 50 años.

Hace poco publiqué un reportaje con fotos en vivo de los Master Control, y decía que lamentaba que la colección no continuara. Pues me parece que voy a ser el único que lo lamente, porque con los nuevos Jaeger-LeCoultre Polaris creo que nadie los va a echar de menos. Y es que JLC ha apostado por un reloj que no sólo es un icono de la marca, sino que además encaja perfectamente con lo que se busca ahora: una presencia potente, bien construida y con aire vintage. Creo que Jaeger-LeCoultre ha dado en el clavo.

Todas las esferas comparten unas pautas estéticas que están en la base del éxito de los modelos. Cada dial une varios acabados en tres círculos concéntricos: en el centro, el acabado soleado evoca el Memovox Polaris original; el granallado sobre el contorno realza la pista de las horas y de los minutos; por último, un tratamiento opalino destaca el bisel interior giratorio. Los índices y numerales son contundentes y tanto ellos como las no menos potentes manecillas de espada están generosamente tratados con Super-LumiNova, otra de las características del Polaris. Y todos (salvo el Date) permiten ver los calibres de manufactura gracias al cristal de zafiro posterior.

Vamos a ver los distintos modelos.

JAEGER-LECOULTRE POLARIS AUTOMATIC

En los Polaris casi no hace falta hablar de la caja (de 41 mm en este caso) salvo para mencionar su signo distintivo: las dos coronas, una de las cuales sirve para mover el bisel interior. La ausencia de fecha deja la superficie perfectamente equilibrada, y a los puristas perfectamente satisfechos.

Las esferas están disponibles en negro o azul y se atan con correa de piel o con brazalete. Los precios comienzan en 6.800 euros para los modelos con la correa marrón y 6.950 euros  si elegimos la correa negra. Si preferimos el excelente brazalete el precio sube a 7.650 euros.

JAEGER-LECOULTRE POLARIS DATE

Un milímetro más ancho de caja y 100 metros más de hermeticidad que su hermano sin fecha, este modelo recoge más puntos de unión con el Polaris original de 1958: el tintado de los elementos de la esfera con Super-LumiNova color vainilla, el triángulo y los índices trapecio combinados con cuatro dígitos arábigos, la minutería ferrocarril y la fecha a la altura de las 3 horas.

Se puede elegir con correa de caucho (cuyo precio es de 7.800 euros) o bien con brazalete, en cuyo caso el precio es de 8.750 euros.

JAEGER-LECOULTRE POLARIS CHRONOGRAPH

En una colección así no podía faltar un crono, y éste es particularmente atractivo. La caja es de 42 mm, y su bisel estrecho deja amplio espacio para una perfecta visualización de la esfera. Está movido por el muy apreciado calibre de manufactura 751, un crono con rueda de pilares y 65 horas de reserva de marcha. El reloj tiene las mismas opciones que el Automatic para ceñirse a la muñeca. Los precios comienzan en 10.000 euros y llegan a los 10.900 euros con brazalete.

También hay una versión de oro rosa y esfera antracita. No cuadra mucho con el espíritu de la colección, pero el reloj es precioso. Su precio es de 24.700 euros.

JAEGER-LECOULTRE POLARIS CHRONOGRAPH WT

Qué buena combinación es esta: un cronógrafo de manufactura y hora universal, para todos aquellos que se mueven por el mundo. O que se mueven por casa pero le gusta tener el mundo en la muñeca. La corona a las 10 horas mueve el disco giratorio con las ciudades que representan los usos horarios. Para que quepan todas además del crono la caja crece hasta los 44 mm, pero se viste de titanio par no ser onerosa sobre la muñeca. Y sin perder la hermeticidad de 100 metros, lo que se agradece mucho.

El reloj está disponible con esfera azul o negra, y por ahora sólo con correa de piel, no brazalete. El precio es de 14.700 euros.

JAEGER-LECOULTRE POLARIS MEMOVOX

Por último esta edición limitada de 1.000 piezas que integra una alarma (mecánica, por supuesto), muy famosa desde el Memovox Polaris de 1968. El reloj tiene tres coronas: una para ajustar el despertador (a las 2), una para el bisel interior giratorio (la corona central) y la última para ajustar la hora (a las 4 horas). La caja es de 42 mm de diámetro y es hermético hasta 200 metros.

El reloj sólo está disponible con correa de caucho y su precio es de 13.000 euros. Toda la colección Polaris llegará pronto a las tiendas, y será entonces cuando los presente en vivo. Más información en Jaeger-LeCoultre.es.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies