Chopard L.U.C 1860. Fotos en vivo y precio

Un modelo absolutamente clásico, con un calibre excelente y una decoración exquista

En la muñeca: Chopard L.U.C 1860
Así queda el Chopard L.U.C 1860

Seguramente a las nuevas generaciones sorprenderá mucho, pero los relojes de estilo más «anticuado» (como decía mi hijo refiriéndose a lo que los aficionados llamamos vintage o de época), con medidas pequeñas y decoraciones clásicas, siguen de moda. Ahora mismo 36 mm debería ser sólo para mujer, porque el ser humano ha aumentado de tamaño y las muñecas son mucho más grandes. Pero desde que Rolex relanzó en 2021 el Explorer de 36 mm (lo presenté, junto con su historia y fotos en vivo, aquí), el tamaño vuelve a ser casi el canónico para los relojes de vestir (Rolex, como siempre, marcando el paso).

Y es aquí donde el Chopard L.U.C 1860 luce en su mayor gloria.

Chopard L.U.C 1860

El diámetro de 36,5 mm y la altura de 8,20 mm de la caja son claramente indicativos de su categoría de reloj de vestir. Está fabricado en acero Lucent, una aleación resistente y luminosa reservada habitualmente a la colección Alpine Eagle, la caja de tres partes presenta una profusión de superficies pulidas y flancos cepillados verticalmente.

Perfil del Chopard L.U.C 1860

La elegante esfera dorada de color salmón presenta un medallón central guilloché realizado a mano, con un ondulante diseño que irradia desde debajo de la histórica inscripción Chopard y se cruza a las 6 horas con el pequeño segundero, también decorado.

Detalle de la esfera del Chopard L.U.C 1860

En contraste, el anillo de horas está satinado y cuenta con elegantes índices chebrón (aunque en español «chebrón» es una V invertida) de oro blanco. La periferia de la esfera alberga dos anillos guilloché finamente grabados que contienen el minutero.

Esfera del Chopard L.U.C 1860

Las agujas facetadas de las horas y los minutos, estilo Dauphine, y el segundero pequeño tipo bastón son de oro blanco.

En la muñeca: Chopard L.U.C 1860

CALIBRE DE MANUFACTURA

Al dar la vuelta al Chopard L.U.C 1860, se puede ver el L.U.C 96.40-L automático de la casa, con su perfil ultrafino de sólo 3,30 mm de altura y su microrrotor descentrado de oro de 22 quilates (siempre digo que a mí me parece el más bonito del mercado). La gran inercia del rotor de oro permite dar cuerda eficazmente a los dos barriletes (tecnología Chopard Twin) que proporcionan una reserva de marcha de 65 horas.

Calibre L.U.C 96.40L del Chopard L.U.C 1860

La indicación del pequeño segundero, un requisito previo para la certificación de cronometría COSC, está equipada con una función de parada de segundos. Como testimonio de la ejecución del reloj dentro del mundo de la alta relojería, la pieza ostenta el sello del Punzón de Ginebra. Por eso encontramos puentes achaflanados decorados con nervaduras de Ginebra, ángulos pulidos a mano, graneado circular en la platina y decoración por los dos lados de cada pieza.

Otra vista del Calibre L.U.C 96.40L del Chopard L.U.C 1860

DISPONIBILIDAD Y PRECIO

El reloj viene con una elegante correa de piel de becerro color antracita con pespuntes tono sobre tono y hebilla de acero Lucent. El L.U.C 1860 forma parte de la colección permanente, y tiene un precio de 25.900 euros.

El Chopard L.U.C 1860, en una muñeca femenina
Así queda en una muñeca femenina

Se puede comprar en los distribuidores autorizados y en las boutiques de Chopard.com.

El Chopard L.U.C 1860, puesto