Baselworld, abierta a coordinar sus fechas con las del SIHH

Lo que ya ocurría cuando nació el SIHH puede volver a ocurrir

Baselworld

Loris Melikoff

En una entrevista publicada por watchpro.com, Rhine Loris-Melikoff, director de la feria tras la dimisión de Sylvie Ritter, afirmó que estaba abierto a discutir una posible celebración de Baselworld y EPHJ (la feria de proveedores de la industria) al mismo tiempo que el SIHH.

“Si la industria dice que debería haber dos ferias simultáneamente y en el mismo lugar, entonces tenemos que satisfacer esta demanda. Si dicen que deberíamos tener una feria, debemos escucharles” -ha afirmado. “La industria en su conjunto podría unirse en un único momento: SIHH, Baselworld y el Evento de Proveedores de EPHJ”. Fácil no es porque, como dice Rhine, hay que superar “obstáculos y egos” para que el proyecto tenga éxito.

Por si acaso alguien acaba de llegar al mundo relojero, debe saber que todo esto vino provocado por la decisión del Grupo Swatch de abandonar Baselworld. Tras el terremoto provocado y aumentado por la marcha de otros expositores, el Grupo MHC (propietaria de la feria de Baselworld) ha puesto en marcha una serie de medidas para evitar la hemorragia.

Está por ver qué tal respuesta tienen algunas de ellas (otras ya sabemos que son inefectivas). En paralelo ha oído comentarios como los de Jean-Claude Biver (presidente no ejecutivo de la División de Relojería deLVMH) o los de Thierry Stern, presidente de Patek Philippe, en el sentido de que lo que puede salvar a Baselworld es que se celebre a la vez que el SIHH.Al parecer la semana que viene la dirección de Baselworld se va a reunir con los principales expositores -y desde luego con los tres más grandes, Rolex, Patek y LVMH (Hublot, TAG, Zenith y Bulgari)- para ofrecer un plan de viabilidad con doble fecha: 2020 y 2022. Pero parece poco probable que, si se cambia la fecha, ocurra en 2020. “Sólo hay 15 meses” antes de Baselworld 2020. “Se necesitan 18 meses para organizar una nueva exposición, pero dos años para cambiar una que ya existe”, dijo el director a WatchPro.


 

¿SERÍA BUENO O MALO QUE LAS DOS FERIAS SE CELEBRARAN JUNTAS?

Hay que recordar, en primer lugar, que mientras Baselworld comienza en 1917 -aunque no se llamara aún así- el SIHH fue una escisión de dicha feria, ocurrida en 1991 cuando Baume & Mercier, Cartier, Piaget, Gérald Genta y Daniel Roth deciden montar un salón más lujoso. Hasta 2009 las dos ferias se celebraron a la vez, así que no sería algo radicalmente nuevo.

Una de las cosas más positivas sería que las dos ferias más importantes tendrían lugar en enero, de manera que las marcas enseñarían sus novedades al principio y tendrían luego 11 meses para poner sus producción en marcha y llegar así antes al mercado. Para los visitantes (profesionales o no) es una oportunidad de ver todo de una vez, sin crear esa especie de paréntesis de tres meses que se abre en enero con el SIHH y se cierra en marzo con Baselworld.

SIHH a Baselworld

PERO. Basilea está a 250 Km de Ginebra, que se traducen en 3 horas en tren o dos horas y media en coche. Esto significa que no se puede tener una base estable en una de las ciudades y desplazarse a la otra para un día completo porque sencillamente no hay horas. Por tanto primero habría que estar en una feria y, cuando se acabara el trabajo en ella, tomar las maletas y cambiar de ciudad para volver a empezar. Eso significa dos semanas casi completas.

Salvo que se sea un mero visitante particular con mucho tiempo disponible, nadie puede estar dos semanas fuera de su lugar de origen. Desde luego los periodistas o los distribuidores no, de manera que a todo el mundo querría hacerlo todo en una semana como máximo. Eso forzosamente obliga a reducir el número de marcas visitadas. Las perjudicadas serían, una vez más, las marcas pequeñas. Nadie dejaría de ver a, por ejemplo, Cartier, a Seiko, a Rolex , a Patek o al Grupo LVMH (dos de los cuales han dicho que quieren mover la feria a enero), pero se me ocurren un montón de nombres que perderían visitas con toda seguridad. Y eso les supondría un daño terrible, porque dejarían de transmitir su mensaje correctamente (a los periodistas) y de vender su producto (a los distribuidores). Y las empresas pequeñas no tienen la infraestructura como ir por el mundo llevando su producto. Por eso una feria como Baselworld es fundamental para ellas, y si caen sus visitantes tendrían serios problemas.

Lo que puede ocurrir es que las ferias acaben siendo sólo para distribuidores. Los compradores de relojería sí pueden cubrir las dos ferias en 5 ó 6 días porque tienen citas que pueden ser mucho más rápidas. Los periodistas, ni soñarlo. Tal cual está pensado el SIHH actualmente ni siquiera da tiempo a ver todas las marcas con tiempo suficiente en los 4 días que estamos.

Ahora mismo el SIHH está contento con cómo está estructurado, y seguramente no le guste mucho la idea de que Baselworld se monte a su grupa para subsistir. Y por otro lado las grandes marcas de Baselworld tienen miedo de que si la sangría de expositores continúa llegue un momento en que se queden tan solos que la feria tenga que cerrar, por lo que ponerse al rebufo del SIHH podría despejar sus dudas. A costa, como digo, de las marcas pequeñas. No tiene una solución fácil. Ya veremos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies