Pre-SIHH 2019: los nuevos IWC Pilot’s Watch. Modelos y precios

IWC alza un nuevo y excitante vuelo

IWC Pilot's Watch

IWC Pilot's Watch

Antes de que comiencen las festividades del SIHH 2019 (de las que cada vez estamos más cerca), la manufactura de Schaffhousen nos deja ver cuatro de sus nuevos IWC Pilot’s Watch. Yo diría que los relojes de piloto son la familia más querida por los seguidores de IWC. Es verdad que el Portugieser, en cualquiera de sus versiones, es seguramente el icono que habría que escoger para representar a la casa, pero yo creo que cuando se piensa en un reloj de piloto (y es una variante muy querida de la relojería por su polivalencia) se piensa en un IWC, y es precisamente su amplio rango el que hace que muchos prefieran empezar la colección por uno de ellos en vez de por el Portugieser (que es además muy caro).

Estos cuatro modelos no aportan ninguna novedad significativa, pero marcan todas las casillas necesarias para gustar a propios y a extraños. Tenemos dos Spitfire, un Top Gun y el cuarto es de la colección Petit Prince.

 

IWC PILOT’S WATCH CHRONOGRAPH SPITFIRE BRONZE (REFERENCIA IW387902)

IWC Pilot's Watch

Sin duda ninguna el más atractivo de los cuatro, por lo menos a primera vista. Nada nuevo, pero muy distinto: caja de 41 mm de diámetro y 15,3 mm de altura realizada en bronce (aunque el reverso es de titanio para evitar alergias), con cristal de zafiro y hermeticidad de hasta 60 metros. Esfera de color oliva que casa perfectamente con el bronce. El calibre 69380 es automático y de manufactura, con rueda de columnas, 4 hercios y 46 horas de reserva de marcha. Registro de 30 minutos y 12 horas del cronógrafo, fecha y día. Y, como digo, una estampa preciosa, vintage y moderna a la vez.


El precio está por confirmar, pero se estima alrededor de los 7.050 euros. Exitazo a la vista.

IWC PILOT’S WATCH TIMEZONER SPITFIRE EDITION “THE LONGEST FLIGHT” (REFERENCIA IW395501)

IWC Pilot's Watch

EN 2016 vimos en vídeo el Timezoner Chronograph, un interesantísimo reloj que mezclaba el cronógrafo con una inteligente forma de ver la hora en el huso horario que nos encontremos. Esta vez el reloj es sólo horas y minutos, además de una apertura para la fecha. Si el original tenía 45 mm de diámetro, este llega a 46. Pero si aquel se llevaba bien a pesar de su tamaño, seguro que este también. El nombre del reloj hace referencia al  projecto “Silver Spitfire – The Longest Flight”, que quiere restaurar un Spitfire y dar la vuelta al mundo con él.

Es una edición limitada a 250 unidades, y tiene un precio estimado de 14.100 euros (que puede variar de aquí al Salón de Relojería).

 

IWC PILOT’S WATCH DOUBLE CHRONOGRAPH TOP GUN CERATANIUM (REFERENCIA IW371815)

IWC Pilot's Watch

El año pasado vimos por primera vez un IWC fabricado en Ceratanium, un material que sólo existía en la ciencia ficción pero que IWC convirtió en realidad. Es una mezcla de cerámica y titanio, lo que significa tener la dureza de aquella y la ligereza del metal. El reloj tiene 44 mm de diámetro, pero sus tonos -que no se salen del gris y el negro- lo harán parecer más pequeño. No muy ligero, sin embargo, porque lleva una caja de hierro dulce para protegerlo de los campos magnéticos. El movimiento es el 79230, un cronógrafo rattrapante basado en el 7750.

Si el precio no cambia, el reloj costará 14.400 euros.

IWC PILOT’S WATCH CONSTANT-FORCE TOURBILLON EDITION “LE PETIT PRINCE”

IWC Pilot's Watch

Y dejo para lo último el reloj que viene a recordarnos que IWC también sabe complicarse la vida (en el buen sentido, claro). El reloj está fabricado en oro duro, una aleación creada por IWC y que, según la casa, es mucho más resistente a las ralladuras que el oro rojo normal (entre 5 y 10 veces más resistente, dice la casa). Esto es una bendición porque no hay terror mayor que el que sufre alguien que tiene un reloj de oro: que algo marque la superficie.

Es el primero reloj de piloto de IWC que tiene un tourbillon con fuerza constante, cortesía del movimiento propio 94895, un calibre manual que se mueve a 3 hercios que además muestra la reserva de marcha y una ventana con fase de luna perpetua (y muy bonita). Es una edición limitada a 10 piezas, con un precio aproximado de 238.000 euros. Esperemos verlo en Ginebra. Más información en IWC.es.

IWC Pilot's Watch

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies