Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar. Fotos en vivo y precio

Un calendario perpetuo y GMT de creación propia con un precio más cercano a lo asequible

El pasado enero, en el marco del SIHH 2019, Montblanc volvió a presentar una gran cantidad de modelos, sobre todo dentro de sus familias 1858 y Heritage. Como ambas comparten criterios estéticos basados en las claves visuales de los relojes de la primera mitad del siglo XX, los modelos acaban luchando entre ellos mismos por un sitio al sol. Ya vimos en vivo este 1858 Geosphere, uno de los más destacados, y ahora traemos el Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar, que sobresale por una imagen muy atractiva y un desarrollo técnico interesante.

MINERVA COMO FUENTE DE INSPIRACIÓN

Aquí no hay debate: el diseño del Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar es vintage hasta las cachas. Indagando en los ricos archivos de Minerva (que ahora pertenece a MB), la marca resucita algunos de los gloriosos elementos de esos relojes de antaño. Proporciones contenidas, formas elegantes, esferas curvadas, esquemas bitono, índices circulares y numerales aplicados, manecillas de estilo retro… Todo recuerda a los relojes de Minerva de los años 40 y 50.

La caja es elegante y discreta, con 40 mm de diámetro. Revela un bisel delgado y una carrura agradablemente curvada. Las asas son estrechas y cortas, lo que resulta en una presencia compacta sobre la muñeca. De vestir pero sin ser demasiado formal, vintage sin resultar pasado de moda. Para la versión inaugural -y limitada- la caja se ha construido en oro rosa, si bien también habrá una versión de acero y menor precio. Para redondear su imagen, el Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar se sirve con una correa de aligátor en esfumato marrón, con hebilla tradicional.

La esfera es sin duda lo más interesante del reloj. Al igual que con el resto de la colección Heritage, se ha puesto especial empeño en dotarla de elegancia, atractivo clásico y detalles de lujo. Basándose en los códigos de Minerva de los años 40 (para los relojes de vestir, no los de piloto o militares), la esfera es plateada con un esquema bitono y diferentes sectores con texturas distintas.

El centro de la esfera y la minutería son de blanco opalino, mientras que la sección de horas es graneada, con puntos y numerales arábigos dorados (que es otra característica típicamente Minerva).

La esferadel Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar está enfáticamente curvada, algo que se nota especialmente en las subesferas. Si a eso le añadimos un cristal de zafiro con forma de caja tenemos un conjunto que claramente evoca el pasado. Las manecillas de lanza también se alinean con el estilo Minerva.

En cuanto a la presentación de la información, Montblanc ha escuchado las críticas que se vertieron sobre su anterior Heritag Perpetual Calendar: como era un reloj movido por un calibre Sellita sobre el que se había acoplado un módulo de Dubuis Depraz y ambos nacieron en los años 90 (cuando los relojes eran de 35 mm), la esfera estaba aparecía bastante vacía, con los registros apelotonados en el centro. Estas son las fotos en vivo de la versión esqueletada. Gracias al nuevo módulo el Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar tiene una faz equilibrada y registros bien proporcionados.

La esfera indica las horas y minutos en el centro, un segundo huso horario con la tercera manecilla y todos los requerimientos de un calendario perpetuo: día, fecha, mes, año bisiesto y fase lunar. Todo ubicado según los criterios clásicos, legible y equilibrado.

UN NUEVO CALIBRE “DE MANUFACTURA”

La segunda actualización importante, especialmente en este modelo, es la introducción de un movimiento “de manufactura”, una expresión que necesita ser explicada. Los relojes de primer precio -por así decir- de la colección Heritage equiparán motores de Sellita, y los cronógrafos calibres desarrollados especialmente para ellos. Con el Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar, la casa alemana inaugura nuevas mecánicas.

Cuando la marca dice “Manufactura”, significa un movimiento que es en propiedad pero no en sí mismo construido por ella. El calibre MB 29.22 de este reloj está basado en uno de tres agujas diseñado por Montblanc y ensamblado en Val-Fleurier, que pertenece a Richemont. Encima se acopla un módulo de calendario perpetuo específicamente de Montblanc.

El movimiento base es automático con rotor central y reserva de marcha de 48 horas, además de una frecuencia de 4 hercios. Además de sus múltiples indicaciones, el módulo de CP también incluye especificaciones interesantes como el ajuste bidireccional, gracias a una construcción de sólo ruedas, no levas. Esto significa que la fecha se puede ajustar hacia adelante y hacia atrás. El movimiento es visible gracias a un zafiro posterior y está decorado discreta pero elegantemente. Está certificado por el test de 500 horas de la casa.

PRECIO Y DISPONIBILIDAD

El Montblanc Heritage Manufacture Perpetual Calendar es una edición limitada a sólo 100 piezas, que se espera lleguen al mercado en septiembre de 2019. Es decir, nueve meses después de que se anunciara, un desfase que es una asignatura que muchas marcas no consiguen aprobar. Su precio es de 25.000 euros, mientras que la versión de acero costará 15.000 euros. Hay más información en Montblanc.es.

Brice Goulard es el Editor General de Monochome-Watches.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies