Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine. Fotos en vivo y precios

Un calibre nuevo con una compleja esfera esmaltada y cajas de oro

El Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine oro blanco, en la muñeca
El Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine oro blanco, en la muñeca

Audemars Piguet lanzó en 2020 numerosas versiones de su Code 11.59, convencida de que el reloj se acabará imponiendo en el mercado, tal como ocurrió con el Royal Oak: al principio fue ampliamente criticado y/o ignorado, y ahora sabemos dónde está. Cierto es que las circunstancias son distintas y la batería antiaérea que se descargó contra esta nueva familia de relojes (en la que me incluyo) no le favorece, pero también es verdad que una cosa es lo que diga la prensa y otra lo que la gente haga. Y, por tanto, AP sigue en su afán de que el reloj sea valorado en lo que merece y, además, comprado en las cantidades que la manufactura espera.

Un Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine de oro rosa, puesto

Para ello la casa ha trascendido las esferas iniciales y ha comenzado a diversificarlas, ofreciendo numerosos colores y degradados, que sin duda han realzado el porte del reloj y han ayudado a paliar algo el máximo problema del reloj, que es la dificultad de leer la hora. Hace unos meses vimos en vivo los nuevos Code 11.59 cronógrafo, que son un buen ejemplo de este avance de la familia de relojes.

Uno de los modelos que apareció en el lanzamiento de la colección original fue el Tourbillon Volante de cuerda automática, que integraba un movimiento nuevo, junto con el automático de hora y fecha y el cronógrafo automático con -por fin- un calibre propio. El tourbillon volante se ofreció en oro blanco con una esfera de esmalte azul ahumado y en oro rosa con una esfera de esmalte negro, pero ahora ha añadido dos nuevos modelos que mantienen los mismos esquemas de color pero añaden al esmalte la belleza brillante de la aventurina.

Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine oro rosa

La base del reloj, es decir, su caja y su movimiento, son idénticos a las ediciones que se presentaron en enero de 2019 en el SIHH. Así, redescubrimos la caja de 41 mm de diámetro y 11,8 mm de altura con su arquitectura ultracompleja. Está fabricada en oro blanco de 18 quilates o en oro rosa de 18 quilates, y a primera vista parece una caja redonda… hasta que miras de cerca los laterales y descubres que, en realidad, el Code 11.59 By Audemars Piguet tiene muchos detalles. Mientras que el bisel casi inexistente es circular, también incluye las asas, que son cualquier cosa menos simples. Están ahuecadas y combinan superficies cepilladas con cantos pulidos que aportan dinamismo a la caja. La carrura, por su parte, no es redonda, sino que está facetada para recordar al Royal Oak. La ejecución general, incluido el magnífico cristal de zafiro de doble curvatura (que hace tan difícil fotografiarlo), es de una calidad impecable.

Perfil del Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine

La principal evolución de estos dos nuevos Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon se aprecia en la esfera. Ciertamente a no todo el mundo gusta la aventurina, pero también es verdad que la mezcla del esmalte y el mineral, con esa apariencia de cielo estrellado, hace que el reloj sea singular. El proceso para crear la esfera es complejo e implica múltiples pasos. Se aplica a mano una capa muy fina de arena de vidrio mezclada con agua sobre el cristal de aventurina triturado antes de calentarlo a más de 800°C en un horno especial. El procedimiento se repite varias veces para conseguir una transparencia, una profundidad y una luz notables. Cada sesión en el horno requiere temperaturas y tiempos diferentes.

Esfera del Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine oro rosa

Como ya he dicho, se han presentado dos modelos. El primero juega con una combinación clásica de negro y oro rosa, con una esfera de esmalte de aventurina negra de color uniforme que crea un fondo de contraste para los marcadores de hora, los números árabes y las agujas de oro rosa de 18 quilates. Además, la jaula del tourbillon volante situada a las 6 horas se presenta con un toque de oro rosa. Y aunque la mezcla entre una esfera negra y una caja de oro rosa es casi siempre visualmente atractiva, el efecto de brillo añade profundidad al reloj.

La segunda versión del Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Esfera de Esmalte y Aventurina (que es el nombre completo) es más fría y más moderna. En primer lugar, la esfera es de esmalte de aventurina azul con efecto ahumado. Esta gradación se consigue incorporando al esmalte cristales de aventurina azules y negros. El centro de la esfera tiene una mayor saturación de color, mientras que la periferia se intensifica hasta alcanzar un color casi negro, a juego con el bisel interior lacado. Este color se complementa con el uso de oro blanco de 18 quilates para la caja, así como con los marcadores horarios, los números arábigos y las agujas, todos acabados a mano (al igual que la versión de oro rosa). El toque final es la jaula del tourbillon volante rodiada.

Tourbillon volante del Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine

El Code 11.59 Tourbillon Volante está impulsado por el calibre de manufactura 2950, un movimiento que se creo para esta colección y que combina un rotor central y un tourbillon volante. Esta arquitectura para el tourbillon fue puesta en práctica por primera vez en 2018 por Audemars Piguet en un reloj Royal Oak Concept.

Este calibre 2950 late a una frecuencia de 3 Hz y el reloj puede almacenar hasta 65 horas de reserva de marcha. Además, es de gran tamaño (30,9 mm de diámetro) y llena muy bien el fondo de la caja. Está acabado con decoraciones de alta gama, como anglages o Côtes de Genève. Según el modelo, la masa oscilante calada es de oro rosa de 22 quilates (sin ningún otro tratamiento) o de oro rosa de 22 quilates con un baño de rodio a juego con la caja, que es la que vemos en la foto.

Calibre del Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine

El Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon en oro rosa con esfera de aventurina negra (Ref. 26396OR.OO.D002CR.02) y en oro blanco con esfera de aventurina azul ahumada (Ref. 26396BC.OO.D002CR.01) son relojes exclusivos de boutique AP, cuya producción no está limitada. Ambos tienen un precio de 133.000 CHF (sin impuestos). Es decir, aproximadamente 123.000 euros. Más información en AudemarsPiguet.es.

Así queda el Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine de oro blanco
Así queda el Code 11.59 By Audemars Piguet Selfwinding Flying Tourbillon Aventurine oro rosa
CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos