Glashütte Original Seventies Chronograph Panorama Date. Vídeo, fotos en vivo y precio

Un reloj que sobresale de sus competidores por su porte singular y su gran calidad técnica

En la muñeca: Seventies Chronograph Panorama Date

Vuelve una de las estrellas de la manufactura: el Glashütte Original Seventies Chronograph Panorama Date es uno de los modelos más apreciados -si no el que más- de Glashütte Original, pero su oferta es tan escasa -y en edición limitada- que la aparición de un modelo nuevo es siempre una alegría. Vimos en vídeo hace un par de años dos preciosos modelos inspirados en el macizo de Bastei, y a mediados de 2021 vimos con fotos en vivo dos esferas muy especiales. En esta ocasión tenemos una esfera en azul galvánico que es francamente bonito.

Yo creo que el éxito del Glashütte Original Seventies Chronograph Panorama Date viene de su singularidad. Es verdad que está dentro de la categoría de «relojes de lujo en acero con caja integrada», pero sus características lo hacen sobresalir por encima de los demás. Vamos a ver a qué me refiero.

UNA CAJA DISTINTA

Glashütte Original Seventies Chronograph Panorama Date

Para empezar, la caja, que va más allá de las formas de cojín que mandan los cánones (iniciados por el Royal Oak y el Nautilus). En realidad su forma es de televisión, más cuadrada de lo normal y con un auténtico sabor setentero. Mide 40 mm de lado, pero, al ser cuadrada, la sensación es quizá de ser más grande. Pero, como prácticamente no tiene asas, en seguida se amarra a la muñeca y se ajusta muy bien, sin cabeceos.

El bisel retro tiene un encanto propio, con sus cuatro lados arqueados que desembocan en esquinas redondeadas, con un pulido perfecto. La estructura angular de las asas hace que resalte cualquiera de las cuatro opciones de correa: aligátor azul, nobuk, caucho negro o un brazalete de acero inoxidable de intrincado acabado con un sistema de ajuste fino incorporado para facilitar la modulación y mejorar la comodidad. Aunque, en mi opinión, la correa de nobuk le queda particularmente bien.

Perfil del Seventies Chronograph Panorama Date

La caja tiene una altura de 14,10 mm, pero tengamos en cuenta que unos cuantos milímetros se van en el bisel, así que, a efectos de comodidad, la caja no resulta tan grande como uno pensaría viendo los datos fríos. Los elementos están perfectamente integrados. Como el Seventies Chronograph Panorama Date es hermético hasta 100 metros, la corona está roscada y bien protegida, mientras que los pulsadores del crono están muy bien estilizados para encajar suavemente con las formas de la caja.

Perfil del Seventies Chronograph Panorama Date
¡Cómo brilla el oro del rotor del calibre!

AZUL PROFUNDO

La novedad de 2021 para el Glashütte Original Seventies Chronograph es su color de esfera azul oscuro, «azul galvánico» como le gusta llamarlo a la marca. Es rico y oscuro, casi púrpura a veces, y la decoración en rayos de sol hace que tenga infinitos matices.

Esfera del Glashütte Original Seventies Chronograph Panorama Date

No es la primera vez que vemos el azul en este modelo: en 2014 ya presentó una versión -la vimos en este vídeo– que después desapareció de la cartera de producto salvo en la versión tres agujas y fechas, que sigue estando. Pero era un azul más serio, podríamos decir (muy bonito en cualquier caso). Es una esfera creada en la fábrica que tiene la manufactura en Pforzheim, de la que con todo merecimiento se siente muy orgullosa.

La disposición de los elementos es un hallazgo. La base del Seventies Chronograph Panorama Date es la de un cronógrafo bicompax, pero sólo una de las subesferas, la de las 3 horas, está dedicada al crono, con un contador de 30 minutos. A las 9 horas se sitúa el pequeño segundero, que además tiene una de las indicaciones de reserva de marcha mejor resueltas del mercado. Es una pequeña apertura con un disco de color que deja paso al blanco cuando se va descargando. La reserva total es de 70 horas.

Ventana de reserva de marcha del Seventies Chronograph Panorama Date

El contador de 12 horas se ha añadido en una ventana semicircular bajo el nombre de la marca, de manera que no se pierde la función pero tampoco toma más espacio del que necesita (francamente, cuándo se utiliza un contador de 12 horas) y además le da un aspecto muy personal.

Y está, por supuesto, la llamada Panorama Date, la fecha marcada por dos discos perfectamente alineados, de manera que no hace falta tapar el hueco entre ellos porque están perfectamente equilibrados para que no haya huecos. Además el fondo también está en azul, así que se integra suavemente en la esfera.

Ventana de fecha del Seventies Chronograph Panorama Date

La esfera es un telón de fondo ideal para a los marcadores horarios aplicados, la pintura luminiscente Super-LumiNova sobre las agujas y los índices, y el texto blanco y nítido en todo lo demás.

Tratamiento con Super-LumiNova del Seventies Chronograph Panorama Date

CALIBRE DE MANUFACTURA 37-02

A través del zafiro posterior del Glashütte Original Seventies Chronograph Panorama Date se puede ver un calibre completamente propio. Es un crono flyback automático con rueda de pilares, un diámetro de 31,6 mm y una altura de 8 mm. Se mueve a 4 hercios (28.800 alternancias a la hora), por supuesto con parada de segundero y remonte manual. El calibre es integrado, lo que quiere decir que no se ha utilizado un movimiento base al que se le ha añadido un módulo. Por eso la corona y los pulsadores del crono están al mismo nivel. El volante es de inercia variable y se regula mediante tornillos de oro. Pero no prescinde del cuello de cisne para ajustar la cadencia, tan característico de la relojería sajona.

Ajuste con cuello de cisne del calibre 37-02 del Seventies Chronograph Panorama Date

El calibre está maravillosamente decorado a mano, con nervaduras Glashüte, superficies pulidas, cantos biselados y tornillos azulados. La masa oscilante esqueletada tiene una sección en oro de 21 quilates para forzar la carga bidireccional. Muy pocas veces se ve un cronógrafo tan decorado en este segmento de precio.  

Calibre 37-02 del Seventies Chronograph Panorama Date

DISPONIBILIDAD Y PRECIO

El Glashütte Original Seventies Chronograph Panorama Date es una edición numerada, pero no limitada (afortunadamente). Tiene un precio de 13.500 euros con cualquiera de las correas. Si se prefiere el brazalete, el precio sube 14.700 euros. Por ese precio no sólo te estás llevando una de los relojes más singulares del mercado, sino toda la calidad de fabricación y acabados manuales que siempre ha caracterizado a Glashütte Original. Una gran elección sin duda. Los relojes ya están disponibles en las boutiques de la marca y en los distribuidores autorizados. Más información en GlashütteOriginal.es.

Así queda el Seventies Chronograph Panorama Date