Calidad y Precio: Certina DS Action Chronometer

Otra sólida oferta de Certina para los que buscan un reloj de cuarzo potente y duradero: los nuevos Certina DS Action Chronometer, que aquí vemos en su versión con brazalete de acero.

 

En el anterior artículo de la serie “Calidad y Precio” que dediqué a los Certina Ds Podium Chronograph decía que, aunque el reloj tenía especificaciones de cronómetro, pasar el test COSC era demasiado caro para un reloj de ese nivel de precio. Un año después la propia Certina me responde: todos sus relojes de cuarzo están ahora certificados por el laboratorio suizo de cronometría. Eso incluye, por supuesto, estos Certina DS Action Chronometer. Así de bien hace las cosas la marca.

Tener un certificado COSC en un reloj de cuarzo no es sólo un reconocimiento de la calidad de la máquina, sino un argumento excelente cuando hay que luchar en un mercado tan endiabladamente saturado y belicoso como es el de los comúnmente llamados “relojes de pila”. Poder demostrar una excelente fiabilidad da al reloj un argumento de ventas singular y muy necesario cuando tienes que argumentar que el reloj está muy lejos de ser “uno más”.

Pero es que además el movimiento Precidrive, que recordemos se creó a instancias de Certina, es aún más preciso que lo que exige COSC: mientras que la tolerancia máxima del laboratorio es de + 0,07 segundos al día, los cuarzos de Certina tienen una desviación diaria que no llega a  + 0,03 segundos diarios. Es decir, 10 segundos al año.  A todos los efectos indetectable. Todo ese poderío tecnológico queda escondido bajo el caparazón de la tortuga que identifica la marca.

El Certina DS Action Chronometer se presenta en cinco versiones, de las que aquí vemos las que -yo creo- son más atractivas: con esfera negra y con esfera azul . Todas, salvo una, llevan un brazalete de acero 316L, el mismo que se usa para la caja. Me gusta señalar el tipo de acero que es porque es el conocido como “quirúrgico”, ya que es la versión menos alergénica disponible. Cualquiera diría que es un estándar en relojería, pero no; de hecho muchas marcas de alta relojería utilizan el 316L como un argumento de ventas extra. Pues bien, éste reloj también lo tiene.

La caja tiene 41 mm de diámetro y un bisel que en la parte frontal está satinado -a juego con el resto de la caja-, mientras que el borde exterior está pulido, lo que le da prestancia y además concuerda con los eslabones verticales del brazalete. Una vez puesto el reloj, la muñeca se siente plenamente a gusto con la pieza. Es además hermético hasta los 200 metros, asegurándose así que va a acompañar a su dueño también en verano. De hecho los Certina DS Action Chronometer pertenecen a la colección “Aqua”.

Las esferas están muy bien resueltas, y son un ejemplo de la calidad que ofrece Certina a pesar de lo ajustado de sus precios. A mí me recuerda mucho al Omega Seamaster Aqua Terra (como éste), que no es mal espejo en el que mirarse. Los índices están aplicados, no pintados, y con un borde pulido para que resalten más a la luz. Como hay una -por otro lado inevitable- ventana de fecha, el índice a las seis es redondo y no triangular, de manera que no se corta y además se identifica mejor en la oscuridad.

Las manecillas tienen el largo adecuado y, para que no haya confusión cuando se lean en la oscuridad marina (o bueno, cuando te levantas por la noche a beber agua, que también pasa), la manecilla de las horas no tiene SuperLumiNova en su base, como sí tiene la de los minutos. Y, hablando del material luminiscente, es simplemente impecable. De los muchos disponibles Certina utiliza la variante BG W9, que es la segunda más potente que ofrece el fabricante de SuperLumiNova y que garantiza una visibilidad de hasta 10 horas. Por supuesto la impregnación nunca se gasta porque la luz que emite no se genera mediante una reacción química.

La esfera azul se combina con el color rojo de la manecilla del segundero y la indicación de minutos, mientras que la esfera negra lo hace con el verde Certina. Ambas versiones son igualmente atractivas y, aunque la negra resulta más elegante que la azul, más deportiva, ambas son polivalentes y salen airosas de cualquier situación.

Los Certina DS Action Chronometer ya están disponibles en las tiendas, y creo que serán el gran éxito de ventas de la casa estas Navidades. Su precio es de 465 euros, que en mi opinión está muy bien para la excelente relación calidad/precio que ofrece tanto en materiales y acabados como en funcionalidad. Más información en Certina.es.