Seiko Prospex delgado

En la muñeca: Nuevo Glashütte Original Senator Tourbillon Edition Alfred Helwig

El nuevo Glashütte Original Senator Tourbillon Edition Alfred Helwig es un homenaje al creador del tourbillon volante. Lo vemos con fotos en vivo y precio.

 

El Nuevo Glashütte Original Senator Tourbillon Edition Alfred Helwig rinde homenaje al creador del tourbillon volante, Alfred Helwig, con una edición limitada que rezuma tradición relojera.

 

El tourbillon volante de Alfred Hewig

Ya sabemos que el tourbillon fue creado por el francosuizo Abraham-Louis Breguet como forma de intentar compensar los efectos de la gravedad sobre los movimientos de los relojes, que entonces (y durante más de un siglo) se llevaban en el bolsillo. Como estaban siempre en la misma posición -vertical- se entendía que la influencia de la gravedad afectaba al funcionamiento del volante, y por eso Breguet quiso inventar algo que hiciera que el todo el conjunto del volante y el escape fuera cambiando de posición para contrarrestarlo. Así nació, en 1795, el tourbillon (si bien se patentó en 1801), que encerraba el alma del movimiento en una caja y lo hacía dar un giro completo cada minuto.

Alfred Hewig

Seiko Prospex delgado

Alfred Hewig (quien, aunque lo parezca, no tiene relación de consanguineidad con Michael Ehrmantraut) era el director de la escuela de relojería de Glashütte y, en 1920, inventó el tourbillon volante. Básicamente lo que se consigue con esta invención es quitar la caja que esconde el volante, porque pasa a sujetarse sólo por un lado y no por puentes. De esta manera se puede admirar todo el juego del conjunto, que es mucho más agradecido con la gran complicación. El tourbillon hoy en día es simplemente un objeto decorativo muy apreciado pero sin un uso en particular, ya que la mejora de la cronometría se ha conseguido gracias a mejores materiales y mayor precisión en los ajustes. Sin embargo no ha reducido su atractivo en lo más mínimo, y es normal que Glashütte Original quiera presumir de su patrimonio.

En 2013 Glashütte Original lanzó un modelo que llamó simplemente Senator Tourbillon, pero que es en realidad el origen de este Senator Tourbillon Edition Alfred Helwig. Aquel tenía esfera negra y manecillas rodiadas, además del nombre más modesto. El que vemos aquí comparte la mayor parte de las características de aquel.

La caja es de oro blanco y tiene unas dimensiones de 42 mm de diámetro y 13,7 mm de altura. No es un reloj pequeño, pero está tan bien equilibrado que se lleva perfectamente sobre la muñeca. Las formas son muy redondas para darle un aspecto clásico, pero al no tener un bisel muy marcado y por tanto abrir tanto la esfera su porte es mucho más dinámico de lo que sugeriría esa inspiración tradicional.

La esfera está hecha siguiendo la mezcla de artesanía y última tecnología que distingue a la casa relojera. Como ya vimos en el reportaje sobre mi visita a la Manufactura de Glashütte Original, el polvo que va a resultar en el finísimo graneado de la esfera se mezcla y aplica a mano, mientras que después la esfera pasa a una máquina láser que graban los numerales romanos y la minutería de ferrocarril. Después, nuevamente a mano, se aplica la tinta negra. Hay un pequeño detalle en la esfera: el numeral I es en realidad la numeración de la edición limitada. Es una decisión arriesgada, pero sin embargo el resultado es discreto y elegante.

Las manecillas de picas son las tradicionales de los cronómetros y están realizadas en acero azulado mediante calentamiento. Y por supuesto a las 6 aparece la gran apertura del tourbillon volante, una preciosidad que da gusto ver moverse. Es un tourbillon de un minuto y por tanto integra una aguja que marca los segundos.

El reloj se mueve gracias al calibre 94-03 que es, para mi gusto, uno de los más bonitos que tiene la manufactura. Y eso que no es un calibre de Glashütte al uso: no tiene una platina de tres cuartos ni ajuste por cuello de cisne. Pero el rotor -de oro- descentrado y las anchas nervaduras de Glashütte lo hacen muy atractivo. Tiene una reserva de marcha de 48 horas y añade tornillos azulados y cantos biselados.

El Glashütte Original Senator Tourbillon Edition Alfred Helwig es, en definitiva, un relojazo. Es también, como ya he dicho, una edición limitada. Pero no solo por el número de unidades -sólo 25 piezas-, sino también por su disponibilidad y precio: 101.600 euros. Ya se puede reservar en la boutique de la marca en Madrid. Más información en GlashütteOriginal.com.

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies