Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds. Fotos en vivo y precios

El eterno retorno del clásico

Los Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds
Los Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds

Hay relojes que nunca pasan de moda, porque da igual el momento en que lo veas o te lo pongas: siempre gusta y siempre queda bien. Es como volver a casa. Y volver a la casa de Jaeger-LeCoultre es aún más especial; al menos para mí, que le tengo mucho cariño. El Reverso es, sin duda, la contribución más querida de la manufactura y el ejemplo de lo que es, de verdad, un icono.

Tiene modelos con los mismos elementos de diseño que el original de los años 30, como éste que vimos en vídeo. Pero estos Reverso Tribute Small Seconds pertenecen a la colección Tribute, que apareció en 2016. En Watches & Wonders 2023 se presentaron cuatro modelos: tres en oro y uno en acero.

REVERSO TRIBUTE SMALL SECONDS EN ORO

Los tres Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de oro

En la década de 1930 se pusieron de moda las cajas con forma, que se distinguían como novedades que marcaban tendencia al distanciarse de los relojes circulares provinentes de los de bolsillo, reconvertidos en relojes de muñeca. Para crear una caja giratoria funcional, JLC tuvo que adoptar necesariamente una forma rectilínea. Adoptando los códigos de diseño del movimiento Art Déco, la silueta elegante y aerodinámica del Reverso, subrayada por los tres boceles rectos a cada extremo de la caja, ha sobrevivido admirablemente a las vicisitudes del tiempo. Cabe recordar que el Reverso y el Empire State Building, dos obras maestras irrefutables del diseño del siglo XX, se lanzaron el mismo año.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds rojo abierto

Aunque el Reverso lució una subesfera de pequeño segundero al principio de su carrera (1934), en 2019 apareció un Reverso Tribute Small Seconds de acero inoxidable con una llamativa esfera burdeos, que vimos en vivo. Alojada en una gran caja de 45,6 mm de largo x 27,4 mm de ancho, la familia Reverso Tribute revivió los códigos de los primeros Reverso con sus suntuosas esferas de colores. La razón de mencionar este modelo es que los tres nuevos modelos de oro rosa conservan la longitud y la anchura de la caja, el mismo movimiento e incluso una esfera satinada, pero ahora son casi 1 milímetro más delgados. En comparación con los 8,5 mm de grosor del Reverso Tribute Small Seconds 2019, los nuevos modelos ostentan una altura de caja de tan solo 7,56 mm.

Perfil del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds

Reducir el grosor de una caja con mecanismo de basculación de la misma es todo un reto. Con más de 50 componentes -40 dedicados al mecanismo giratorio-, las cajas son producidas y ensambladas a mano por un equipo especializado en la manufactura de Jaeger-LeCoultre en el Valle de Joux.

El Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds negro, abierto

En línea con otros modelos Reverso Tribute, la esfera presenta índices facetados aplicados, elegantes agujas de estilo Dauphine y la característica minutería de ferrocarril en la periferia. Dependiendo del color de la esfera, el pequeño segundero situado a las 6 horas y el minutero están decorados con un estampado en contraste: la esfera negra tiene un estampado dorado, la esfera burdeos tiene un estampado blanco y la esfera plateada tiene un estampado negro.

Pequeño segundero del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds

La esfera plateada del Reverso Tribute Small Seconds es la más convencional de las tres. Sin embargo, la esfera de esmoquin negro tinta y el rojo sangre intenso son preciosos. Para crear una esfera de rayos de sol, primero se galvaniza la base de cobre para darle un brillo metálico y protegerla de la oxidación. A continuación, un fino pincel metálico traza líneas en la superficie en forma de rayos de sol, que se cruzan en el centro de la esfera.

Así queda el Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de oro y esfera negra

Estas finas líneas, casi imperceptibles, producen las características variaciones de tono cuando la luz incide sobre la esfera desde distintos ángulos. A continuación, las esferas plateada y negra se barnizan y pulen, mientras que la esfera burdeos va un paso más allá y se laca.

En la muñecaJaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de oro y esfera plateada

La intensidad y profundidad de la esfera del Reverso Tribute Small Seconds burdeos son el resultado de las cuatro capas de laca coloreada aplicadas a mano, seguidas de 20 capas de laca translúcida. Una vez seca la laca, se barniza con un acabado brillante y se pule a mano.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de oro y esfera roja, visto en la muñeca

JAEGER-LECOULTRE REVERSO TRIBUTE SMALL SECONDS ACERO

Así queda el Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de acero

Ciertamente no todo el mundo se puede permitir un Reverso de oro, y lo cierto es que los de acero también están muy bien. El de esfera verde que vimos en vivo, por ejemplo, es uno de los grandes éxitos de ventas de la casa. Junto con él están, en tamaño grande, los azul y burdeos citados más arriba, así que hace bien la casa en expandir las esferas del modelo de entrada para poder atender a la clientela masculina que quiere acceder al mundo JLC y busca modelos más tradicionales (¡y asequibles!).

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de acero

Lo más llamativo, sin embargo, es que por alguna razón desconocida para mí, este modelo de acero conserva la caja antigua que mide 8,5 mm de altura, y no la nueva caja que se ha adelgazado hasta los 7,56 mm de grosor. Esta última es exclusiva de las versiones de oro rosa. No es que el reloj quede mal en la muñeca, pero estaría bien que se unificaran alturas. Imagino que lo que ocurre es que la casa tiene unas cuantas en stock y quiere darles salida primero.

En todo lo demás, comparte características con sus hermanos de oro.

El Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de acero, puesto

CALIBRE 822

El fondo de la caja del Reverso Tribute Small Seconds está decorado con rayos de sol grabados que recuerdan el acabado de la esfera. Oculto a la vista, el pequeño calibre 822 de cuerda manual de JLC tiene una forma de tonel que sigue los contornos de la caja rectangular. Compuesto por 108 piezas y con un grosor de sólo 2,94 mm, el calibre funciona a 21.600 alternancias a la hora y ofrece una reserva de marcha de 45 horas (Jaeger debería tratar de mejorar este aspecto).

Calibre 822 de Jaeger-LeCoultre

DOBLE CORREA

Estos Reverso Tribute Small Seconds vuelven a conectarse con sus orígenes del polo con correas fabricadas por la Casa Fagliano argentina, famosa por sus botas de polo hechas a mano. Los modelos negro y burdeos están equipados con dos correas Casa Fagliano intercambiables para complementar los colores de la esfera; una con una combinación de lona y piel de becerro y una segunda correa de piel de becerro, equipada con muelles de cambio rápido en oro rosa.

Correa del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds

La esfera plateada también viene con una correa Casa Falgiano de piel de becerro y lona, pero la segunda que se incluye en el paquete es una correa más elegante de aligátor negro. El modelo de acero, por su parte, sólo tiene la versión de piel y lona.

Correa del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de acero

PRECIO Y DISPONIBILIDAD

Los tres Reverso Tribute Small Seconds de oro tienen el mismo precio: 24.900 euros. La versión de acero, por su lado, comparte precio con las otras versiones de acero ya existentes: 10.900 euros. Todos están disponibles en los distribuidores oficiales, en las boutiques de la marca y en la tienda en línea de Jaeger-LeCoultre.com.

En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de oro y esfera plateada
El Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds de esfera negra, en la muñeca
Otra vista del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Small Seconds rojo, puesto