Piaget Altiplano Ultimate Concept: el reloj mecánico más delgado del mundo

Con el nuevo Piaget Altiplano Ultimate Concept Piaget vuelve a reafirmarse en su trono como el creador de los relojes más delgados del mundo

 

 

Me parece a mí que Piaget se ha enfadado: desde que Bulgari le quitó el podio del reloj automático más delgado, el león que aparece en su escudo de armas se ha puesto a dar caza a los competidores y reclamar el feudo de los relojes ultraplanos como suyo y sólo suyo. Y a fe que lo ha conseguido. Primero con el Altiplano Ultimate 910P recuperó el estandarte que le identifica como reloj automático más delgado del mundo y ahora con este Altiplano Ultimate Concept, que es el vencedor absoluto de todas las categorías, sean relojes automáticos o manuales.

A la izquierda los tres Ultimate 910P y a la derecha el nuevo (o aún más nuevo) Ultimate Concept

Lo que se ha logrado parece imposible: el mítico calibre 9P (cuya historia repasamos aquí) medía tan solo 2 mm de altura. El Piaget Altiplano Ultimate Concept mide también 2 mm de altura… ¡el reloj entero! Conseguir esto significaba una batalla por ganar décimas de milímetros. Es una guerra bajo el microscopio. Cuanto más delgado es un reloj más frágil es, así que Piaget comenzó utilizando una aleación basada en el cobalto. El cobalto es en sí un mineral no demasiado duro (sólo 4 en la escala de Mohs), pero es la base para los carbonos cementados. Imagino que por ahí va la aleación.

El Altiplano Ultimate Concept toma la idea de la estructura 2 en 1 del Altiplano Ultimate, en la que la caja es la platina base del calibre y sobre ella se van ensamblando los elementos del movimiento. Todas las piezas se han repensado para aumentar su delgadez, con tolerancias medidas en centésimas de segundo. El cristal se ha reducido del habitual 1 mm a sólo 0,2 mm. En total se han solicitado 5 patentes para el reloj.

El órgano regulador se rediseñado por completo. El puente ha desaparecido y ahora está montado sobre los amortiguadores Incabloc. A las 6, el barrilete presenta una construcción singular, sin cubierta, con el muelle real integrado sobre el marco. Proporciona 44 horas de reserva de marcha, casi milagroso teniendo en cuenta las proporciones de la pieza y el poco espacio.

Hay que mencionar también lo que se ha llamado «corona telescópica», que queda perfectamente integrada en la caja para evitar accionamientos involuntarios o golpes que puedan dañar el movimiento. El conjunto tiene 41 mm de diámetro. El cristal se pega sobre el bisel, que forma parte de la caja.

Por último, la caja se ha tratado con PDV negro mientras que los engranajes presentan acabados rayos de sol o satinado circular. Los puentes, biselados, están satinados y en forma de rayos de sol. Y para rematar la extrema delgadez, la correa de aligátor de 1,1 mm, con interior de kevlar y forro de piel de becerro. Por supuesto no se sabe aún el precio, pero cuando haga una revisión más a fondo seguramente ya se sabrá. Más información en Piaget.es.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies