Archivo de la etiqueta: Altiplano



Piaget Altiplano Reloj de Bolsillo 60 Aniversario

 

El Piaget Altiplano Reloj de Bolsillo 60 Aniversario es seguramente la última de las piezas creadas para celebrar el cumpleaños del reloj ultraplano más conocido del mundo. ¡Y qué gran manera de cerrar las festividades!

 

El año tiene 365 días y los círculos tienen 360 grados. Pues bien, el pasado diciembre presenté en vivo los primeros Piaget Altiplano 60 AniversarioAhora, casi un año después y tras haber visto más relojes especialmente creados para el cumpleaños (por ejemplo los Altiplano Automatic), completamos el círculo y llegamos a un Altiplano de esfera azul igual que los que ya vimos en diciembre. Pero con una peculiaridad: ahora es un reloj de bolsillo.

Acorde con las formas tradicionales de los relojes de bolsillo, la caja del Piaget Altiplano Reloj de Bolsillo 60 aniversario crece hasta los 50 mm y está realizada en oro blanco de 18 quilates. La esfera tiene una decoración rayos de sol entre el azul cobalto y el azul de medianoche. La profunda tonalidad azul se combina con los delgados índices horarios en oro blanco y las esbeltas agujas tipo bastón, típicas de la colección Altiplano. Para reforzar las proporciones perfectas del reloj, una delgada cruz azul, utilizada ya en las primeras versiones del Altiplano, dota al reloj de un rostro para su elegancia equilibrada y discreta.

Dentro del reloj se aloja el calibre 1200P, que es como el que vemos aquí arriba. Es un movimiento mecánico de cuerda automática ultraplano de tan solo 2,35 mm de grosor. El fondo de cristal de zafiro revela la dualidad del Altiplano: la simplicidad pura en el exterior, y la sofisticada complejidad del interior. El delicado acabado del reloj ejemplificado por las Côtes de Genève circulares, puentes biselados, platina perlada y tornillos azulados puede admirarse en todo su esplendor desde la parte posterior.

El Piaget Altiplano Reloj de Bolsillo 60 Aniversario puede transformarse en un precioso reloj de mesa cuando se coloca en el centro de un elegante stand de marquetería en azul salpicado con marcadores lisos. La elaborada marquetería de paja del marco circular es el resultado de un trabajo manual similar al de la marquetería en madera. El artesano selecciona las piezas de cáscara de paja basándose en los tonos de color para interpretar perfectamente los contrastes, el color y la textura del diseño. Para que se ajuste a la perfección a la esfera, la precisión es primordial puesto que la pieza debe ajustarse con una tolerancia de centésimas de milímetro. Es una auténtica belleza.

Es una colección limitada a 26 unidades con un precio de 67.000 euros, pero yo creo que Piaget debería hacer más esta versión de sobremesa. Tiene una gran paleta de colores donde elegir, y quedarían tan espectaculares como esta versión. Si ya de por sí el Altiplano es eterno, con esta versión de sobremesa resulta aún más atemporal, con esas reminiscencias Art Deco tan logradas. Gran obra sin duda. Más información en Piaget.es

 



En la muñeca: Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary

 

En este año 2017 cumple 60 años el reloj más icónico de la manufactura Piaget, y la casa lo ha celebrado lanzando numerosas versiones. Vamos a ver los Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary, que a mí me fascinan.

 

Al preparar este artículo sobre los Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary me he dado cuenta de que sólo había escrito sobre el aniversario del Altiplano una vez, y fue en diciembre. En ese momento se desvelaron las dos primeras piezas del aniversario, y yo tuve la suerte de verlas antes de su presentación oficial (y de mostrarlas en este reportaje). Después han llegado unas cuantas más y la verdad, para ser un reloj que me gusta tanto, no es que haya sido muy profuso. ¡Ya me vale! Vamos a compensar deteniéndonos en estas preciosidades, tan delicados y a la vez tan masculinos.

El reloj es un objeto maravilloso, pero totalmente obsoleto. Tan obsoleto que no puede serlo más, porque no hace nada que no hagan otros cacharros más versátiles y desde luego mucho más baratos. Y como tal obsoleto no lo necesitamos, sino que nos lo ponemos por el puro gusto de llevar una máquina que complementa nuestra forma de presentarnos ante los demás. Y yo creo que ese es el motivo por el que los relojes que rememoran los modelos de otros tiempos son tan populares: ya que nos vamos a poner un objeto que es obsoleto ahora, que sea como era cuando lo conocíamos plenamente vigente, cuando de verdad hacía falta un reloj para saber la hora y el día.

Por eso los diseños ultramodernos son siempre minoritarios y los vintage nunca pasan de moda y siempre vuelven: queremos algo que retenga y rememore la esencia de lo que significaban en su tiempo los relojes. Y de esa época son los llamados “relojes de vestir” que es donde se encuadran estos Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary. Pero ¿qué es exactamente un reloj de vestir hoy en día?

Supuestamente un reloj de vestir es aquel que se va a usar en ambientes formales: en la oficina, en una comida seria, en un acto religioso si me apuras. Francamente, eso ha desaparecido. No voy a decir el Polo S cronógrafo porque de por sí es muy delgado, pero si alguien aparece por la oficina por ejemplo con alguno de estos Panerai -y no me importaría ser yo- nadie va a decir “pero ¡dónde vas con eso!”. Más bien el comentario sería “¡vaya relojazo que llevas!”. Tampoco es que vayas a ir a trabajar con los Clerc que vimos ayer, pero digamos que lo de reloj de vestir casi está relegado a ocasiones mucho más formales.

Esas ocasiones más formales exigen un smoking, un chaqué o un frac. Pues bien, en puridad con ninguna de las tres vestimentas se debería llevar reloj. Y eso es así porque cuando acudimos a donde quiera que sea que exige esa etiqueta nos están haciendo el honor de invitarnos, y por tanto es de mala educación consultar la hora. Es como decir al anfitrión que te empiezas a aburrir, o que empiezas a querer estar en otro sitio.

Por supuesto esas normas también se han flexibilizado (afortunadamente para mí que me gusta llevar siempre un reloj). Primero se empezó por el smoking -que es la ocasión menos formal-, después se siguió por el chaqué -aunque lo ideal sería llevar un reloj de bolsillo- y llegó incluso al frac. Al menos las fronteras entre los trajes sí se han respetado: NO te casas de smoking sino con chaqué, NO vas a una recepción real con chaqué sino con frac… De la misma forma, el reloj de vestir debe cumplir unas normas …que, como toda norma, están hechas para saltárselas.

La regla fundamental es la discreción. Y la discreción empieza por la delgadez para que el reloj se mueva bien entre los puños de la camisa, no vaya a ser que se enganche con los gemelos y esconda el puño dentro de la chaqueta, de manera que se vea la muñeca desnuda (o peor, llena de vello). Las funciones del reloj se reducen al mínimo: horas y minutos. Ni siquiera segundero. El metal debe ser precioso y claro (es decir, oro blanco o platino). La correa debe de ser de piel oscura y lisa, cerrada con hebilla. Ese es el origen del Piaget Altiplano. Pero, como digo, las normas se han hecho más flexibles, y también lo ha hecho este paradigma de la elegancia.

Los Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary cumplen alguno de esos preceptos e inclumplen otros. El resultado es sin embargo el mismo: una belleza de reloj. Por supuesto la delgadez sigue siendo una de sus grandes bazas: 6,36 mm en un reloj con movimiento automático es francamente notable. Eso hace que los 40 mm de diámetro ajusten perfectamente sobre cualquier muñeca pero sin que el reloj resulte intrascendente. Y menos con las combinaciones de metal y color de esfera que traen estos modelos, que son de quitar el hipo de bonitas.

Piaget ha querido presentar las tres variaciones habituales del oro y combinarlas con unas esferas con decoración rayos de sol, que hace que los colores ofrezcan unas tonalidades preciosas. El azul de la caja de oro rosa pasa del cielo brillante al azul más profundo. El verde puede ser muy discreto y con un movimiento de muñeca pasar a ser de un funky rabioso, gracias también al oro amarillo. Y la esfera marrón en caja de oro blanco se combina con tonos grisáceos según le dé la luz. Los índices y manecillas son del mismo oro que las cajas.

Yo, que no soy de ventanas de fecha porque rompe la estética de la esfera, en este caso debo confesar que me gusta. No la ventana en sí, sino la fuente que han usado para los números. Sus formas redondeas ocupan toda la ventana y, sencillamente, queda bien.

Las entrañas de los Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary quedan a la vista gracias al zafiro posterior, que deja ver el calibre 1203P. Está construido con 209 piezas que ocupan sólo 3 milímetros de altura. Para poder ser tan delgado se ha optado por un microrrotor, que lleva grabado el escudo de la casa. El volante se mueve a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 44 horas. La decoración es, como siempre, muy buena: tornillos azulados en los puentes, ruedas con motivo sol, puentes biselados, Côtes de Genève circulares y platina perlada.

Las correas de aligátor son del mismo color de la esfera, y están rematadas por una hebilla de ardillón. Una maravilla, debo decir, porque es lo que mejor le queda a una correa de piel (mucho mejor que el cierre plegable).

En definitiva estos Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary son un perfecto homenaje al modelo nacido a finales de los años 50. Captan de manera exacta ese aire elegante y feliz de la vida social de su tiempo, y son unos compañeros perfectos para cualquier ocasión en la que queramos llevar un reloj arrebatadoramente clásico y la vez capaz de comenzar muchas conversaciones por sus reminiscencias de los años 60 y 70.

Los tres modelos están ya disponibles en las boutiques de la marca y en sus distribuidores, y los tres son ediciones limitadas a 260 unidades. Los dos Piaget Altiplano Automatic 60th Anniversary en oro amarillo y rosa tienen el mismo precio en la web de la marca:  25.900 euros. La versión en oro blanco tiene un precio de 27.000 euros. Hay que tener en cuenta sin embargo que estos precios puede variar en cada país, así que conviene comprobarlos localmente. Más información en Piaget.es.



Pre-SIHH 2017: Piaget Altiplano 60 Aniversario. Fotos en vivo y precios

piaget-altiplano-60-aniversario-2-horasyminutos

En 1957 apareció el primer reloj ultraplano de Piaget, que con el tiempo acabaría llamándose Altiplano. La manufactura lo celebra con dos nuevos Piaget Altiplano 60 Aniversario en dos tamaños y con esferas en un azul profundo que renueva nuestro amor por este icono. Vamos a ver su historia, sus características y sus precios.

 

piaget-altiplano-60-aniversario-15-horasyminutos

UN POCO DE HISTORIA

La familia de George Edouard Piaget en los años 20

La familia de George Edouard Piaget (que no parece estar muy interesado en la foto) en los años 20

El Piaget Altiplano 60 Aniversario que vemos hoy no es sino la culminación de una historia, la de los relojes ultraplanos, que ha terminado por ser el rasgo distintivo de la manufactura; incluso diría que lo ha hecho en detrimento de otras creaciones más que meritorias, si bien no tan distintivas. George Edouard Piaget fundó su negocio en 1874 en La Côte-aux-Fées, en principio como suministrador de calibres para otras casas. En seguida se forjó un prestigio como creador de movimientos muy precisos, muy demandados por fabricantes de relojes. Así fue hasta 1943, año en que la empresa decide registrar la marca y comenzar la producción de relojes bajo su propio nombre y con los mismos estándares de calidad.

piaget-calibre-9p-y-12p-horasyminutos

En 1957 tiene lugar el gran salto de la empresa: Valentin Piaget presenta en la Feria de Basilea el calibre manual 9P que, con sus 2 milímetros de espesor –algo impensable entonces- entra directamente en el campo de la leyenda. Además no era un ejercicio teórico, sino que el reloj se comportaba perfectamente en cuanto a rendimiento y fiabilidad. Tan sólo tres años más tarde, en 1960, la casa presenta el calibre 12P, en este caso automático y con solo 2,3 mm de grosor. Para conseguir una reducción tan espectacular de un movimiento automático se utilizó un microrrotor descentrado de oro que garantizaba la carga completa del barrilete. El 9P y el 12P se convierten en los pilares del pórtico de entrada a un nuevo capítulo de la relojería: los relojes ultraplanos. Para ello Piaget decide que estos relojes se fabriquen exclusivamente en oro o platino, redefiniendo también el mundo del lujo relojero.

piaget-reloj-ultraplano-de-1960-horasyminutos

Reloj Ultraplano Automático de 1960

Diversos relojes ultraplanos producidos por Piaget

Diversos relojes ultraplanos producidos por Piaget

Los relojes ultraplanos de Piaget han estado presentes desde entonces y sin interrupción en la cartera de productos de la casa, siempre movidos por los 9P y 12P. El rendimiento de estos movimientos fue tan notable que no fueron sustituidos hasta los años 90, que es cuando aparecen los calibres 430P y 500P. Y en 1998 aparece el Piaget Altiplano, una denominación excelente porque es fácilmente pronunciable en cualquier idioma e inmediatamente identificable con la idiosincrasia del reloj. Los calibres siguieron su camino de ser más delgados cada vez y por tanto aun más llamativos: desde un calibre esqueletado a un modelo completamente pavonado con diamantes, pasando por el cronógrafo más delgado (que pudimos ver aquí). Aunque seguramente el más prodigioso técnicamente ha sido el Piaget Altiplano 900P, en el que el calibre y la caja son una misma cosa.

piaget-altiplano-oro-rosa-1-horasyminutos

En 2017 Piaget celebra el 60 aniversario del lanzamiento de su primer reloj ultraplano, y lo hace con dos atractivísimos modelos: El Piaget Altiplano 60 Aniversario 43 mm Automático y el Piaget Altiplano 60 Aniversario 38 mm Manual.

piaget-altiplano-60-aniversario-4-horasyminutos

piaget-altiplano-60-aniversario-3-horasyminutos

Aparte del calibre y el tamaño de la caja, que ya se mencionan en los nombres de ambos relojes, los relojes son iguales. Ambos tienen una caja ultraplana de oro blanco con unas asas muy estilizadas y características del reloj, que lo cierra muy bien sobre la muñeca.

piaget-altiplano-60-aniversario-5-horasyminutos

piaget-altiplano-60-aniversario-11-horasyminutos

Pero sin duda lo que nos arrebata el corazón es la esfera, con un azul cobalto oscuro que te seduce inmediatamente. La decoración es de rayos de sol, lo que hace que no haya un azul único sino una panoplia de tonos que gustan más cuanto más los miras. Está remarcada por una cruz también en azul más vivo, tomada de los modelos históricos (de hecho era una decoración muy habitual en los relojes de los años 50 y 60). Es sorprendente lo mucho más interesante que se vuelve la esfera con ese detalle.

piaget-altiplano-60-aniversario-1-horasyminutos

piaget-altiplano-60-aniversario-7-horasyminutos

En el Piaget Altiplano 60 Aniversario aparece, bajo el doble bastón de las 12 -todos los índices son de oro blanco-, la leyenda “Piaget Automatique”, como en el primer ultraplano automático de la casa. El nombre de Piaget se ha retocado, rebajando la altura de la A y ensanchándola. Aunque a mí me la impresión que no sólo la A, sino que todas las letras son ahora más cuadradas. En cualquier caso el resultado es más “acogedor”, por así decir, menos estirado (literal y figurativamente hablando). Se aprecia mejor si se coloca junto al hasta ahora vigente logotipo, como el que aparece en el último número de la revista editada por la manufactura.

piaget-altiplano-60-aniversario-28-horasyminutos

En la versión automática del Piaget Altiplano 60 Aniversario el zafiro posterior permite disfrutar del calibre 1200P, lanzado en 2010 para celebrar el 50 aniversario del calibre 12P. Tiene una altura de tan solo 2,35 mm y 29,9 mm de diámetro, pero le cabe todo lo que distingue a los acabados de alta relojería: puentes biselados y adornados con Côtes de Genève circulares, platina perlada, piezas de acero satinadas y tornillos azulados. Y una “P” fijada a la raqueta. En la masa oscilante descentrada de oro -aunque coloreada en gris pizarra- se ha grabado el escudo de armas de Piaget.

piaget-altiplano-60-aniversario-8-horasyminutos

Ese mismo escudo de armas es el que gobierna el fondo cerrado del Altiplano manual, que destaca por un fino satinado que eleva el nivel de los acabados. Aun así es una pena que tenga el reverso ciego, porque en relojes de este nivel es casi obligatorio mostrar los calibres de manufactura. Ambos calibres se mueven a 3 hercios y tienen 43 horas de reserva de marcha en el caso del calibre manual y 44 en el automático.

piaget-altiplano-60-aniversario-6-horasyminutos

Y qué decir de cómo quedan los relojes en la muñeca. Desde luego si te gustan los relojes con mucha presencia física, esta no es tu liga. Pero si se quiere tener el epítome del reloj de vestir, entonces nada como estos Piaget Altiplano 60 Aniversario.

piaget-altiplano-60-aniversario-14-horasyminutos

piaget-altiplano-60-aniversario-9-horasyminutos

Yo creo que, salvo que se tenga la muñeca muy estrecha, el modelo a perseguir es el Automático porque aunque tenga 43 mm diámetro su altura es tan leve que inmediatamente pasa a formar parte de la muñeca, y el tamaño extra da más amplitud a la esfera para que despliegue sus poderes hipnóticos. Más aún, yo que siempre me declaro contrario a los textos en los relojes que explican lo obvio  a quien lo lleva (como escribir “Moonphase” en la ventana de fases lunares), en este caso me parece que el “Automatic”, deliciosamente retro, le queda fenomenal.

piaget-altiplano-60-aniversario-10-horasyminutos

piaget-altiplano-60-aniversario-16-horasyminutos

Cualquiera que sea la opción que se elija, va a ser un acierto. El Altiplano tiene una elegancia innata que trasciende tiempos y modas. No es fácil alumbrar un diseño tan minimalista y que no resulte aburrido. Pero es aún más difícil que un diseño así levante pasiones, y lo haga durante años. Eso habla de perfección, sencillamente. Y los 60 años transcurridos desde la primera incursión en este mundo ultradelgado no han hecho sino remarcar dicha perfección.

Los dos Piaget Altiplano 60 Aniversario se lanzan en edición limitada: 460 unidades para la versión manual y 360 para la automática, que imagino que volarán rápidamente. La versión manual tiene un precio de 18.500 euros. Por su parte la versión automática tiene un precio de 24.600 euros. Más información en Piaget.es.

piaget-altiplano-60-aniversario-17-horasyminutos

piaget-altiplano-60-aniversario-29-horasyminutos

 



Una charla con Stéphanie Aubry, Brand Manager de Piaget Iberia

 

stephanie-aubry-1-horasyminutos

Stéphanie Aubry no es una desconocida dentro del Grupo Richemont. Antes de hacerse cargo de Piaget Iberia trabajó en Montblanc México de 2006 a 2009 y como Country Manager de IWC en Brasil, desde 20013 hasta este mismo año, en el que ha tomado las riendas del mercado español y portugués. Buen momento para hablar sobre su experiencia y sobre todo de sus planes de futuro.

 

stephanie-aubry-3-horasyminutos

Horas y Minutos: ¿Conocía España?

Stéphanie AubryLa conocía como turista, pero nunca había vivido aquí. Pero se me hizo un destino natural después de 12 años en América Latina. Hay un cierto aire de familia entre los países hispanohablantes, Brasil, Portugal, España y los países del sur de Europa. Para ser sinceros no tenía muchas ganas de regresar a Francia, pero sí quería afrontar un nuevo desafío en el mundo del lujo. Es decir, mi labor en Hispanoamérica fue la de ubicar, criar y hacer madurar una marca y su imagen en un mercado de lujo aún no maduro. Después de 12 años necesitaba un cambio que además coincidía con mi situación personal: mis hijos han nacido allí, pero yo quería acercarles a la cultura de sus padres, que es europea. Es un regreso suave a mis raíces, a mi familia, que están aquí al lado, en Francia. ¡Vuelvo a Europa entrando por la Puerta del Sol! (se ríe). Para mí es importante que mis hijos conozcan de dónde vengo. Pero también es cierto cuando nos vinimos lloré todo lo que tenía que llorar, porque el cariño por los países donde he vivido es muy grande.

HyM: ¿Qué cree que puede aportar al mercado que ahora dirige (España -incluida Canarias- y Portugal)?

Stéphanie Aubry: Todos tenemos nuestra propia personalidad, pero lo que he aprendido en los países que he vivido es que tienes que ser humilde. Llegas a un mercado nuevo, a una marca nueva con su propia cultura -general de marca y particular en el país-; sencillamente no puedes llegar imponiendo tu criterio, tienes que aprender a adaptarte. Otro rasgo adquirido en mi experiencia en Sudamérica es el espíritu emprendedor, porque son países difíciles para este producto. Tienes que remangarte y trabajar duro. Eso me lo traigo para hacerlo aquí también, pero con mente abierta, dispuesta a hacer de todo. Si te quedas en la boutique esperando que llegue el cliente… sencillamente no llega. Ese espíritu emprendedor me va a servir mucho en España, porque es un mercado que, como europeo, está maduro, pero en el que creo que hay mucho que hacer porque Piaget no está todavía en la posición que merece. Necesita un trabajo importante en visibilidad y ventas. Se vende mucho entre los extranjeros que nos visitan, pero yo quiero que la Maison Piaget sea también de referencia para el cliente local. Toca remangarse y trabajar muy duro.

HyM: Este trabajo que nos dice que hay que hacer, ¿hace referencia a relojería y joyería o sólo a uno de los segmentos de negocio?

Stéphanie Aubry: Para mí Piaget es una Maison que tiene dos corazones: joyas y relojes. El dilema de Piaget es que la gente sólo ve un corazón: o joyas o relojes. Pero Piaget es una Maison completa: dos corazones, dos manufacturas, La Côtes aux Fées y Plan les Ouates. La Côtes aux Fées, que es un pueblecito perdido en las montañas,  es un tesoro de tradición y saber relojero totalmente suizo. Plan les Ouates está cerquita de Ginebra y es un ambiente más moderno, con el ensamblaje de los movimientos y toda la parte de joyería. Pero eso no es contradictorio, podemos trabajar ambas versiones bajo un mismo techo. Nuestro trabajo va a consistir en que se vea que Piaget son las dos cosas, joyas y relojes, relojes y joyas.  Por ejemplo ahora estamos retirando las joyas de la distribución para poder darle exclusividad y una visibilidad equivalente a la de los relojes. Por eso estamos reduciendo el número de puntos de venta, para potenciarla allí donde de verdad se hace el trabajo que necesita. Y después lo haremos también en Portugal. Aunque parece que  nos estamos retirando en realidad es al contrario: la joyería mejora cuando le das la oportunidad adecuada y exclusiva.

Piaget-Limelight-Stella-17-Horasyminutos

Piaget Limelight Stella y pulsera Piaget Rosa

HyM: En una entrevista con el Director General de Piaget, Philippe Léopold–Metzger, dijo que quería abrir sus propias boutiques, también en España. ¿Qué fue de ese proyecto?

Stéphanie Aubry: Fue, como tú bien dices, un proyecto. No está cancelado, pero a corto plazo no va a hacerse porque para tener una boutique tienes que tener una localización perfecta. Es una inversión enorme y la situación del mercado hoy no lo permite. Pero a largo plazo es algo lógico y natural para nuestro negocio, tener una boutique además de otros puntos de venta. Pero estos puntos de venta han de seguir la estrategia de imagen de marca de Piaget. Hay el resquemor de que la marca les haga competencia, pero en el mundo del lujo una boutique es más que ventas; es una plataforma de comunicación, de relaciones públicas, de CRM (Customer Relationship Management). Todo esto lo aprovechan después los puntos de venta.

HyM: Yo siempre he pensado que es incluso mejor que haya una tienda oficial, porque siempre va a defender el precio, no va a entrar en competencia con los distribuidores y, como dice, ellos se aprovechan de la labor de imagen.

Stéphanie Aubry: Tienes razón. Siempre hay un poco de resistencia, pero es sólo una cuestión de cultura y de tiempo. Así ocurrió cuando abrimos la boutique de IWC en Sao Paulo, donde los puntos de venta entendieron lo bueno que era para ellos que hubiera una boutique. Por eso habrá una boutique en España, seguro.

HyM: ¿Será una tienda a pie de calle, una shop in shop como tienen otras marcas del grupo Richemont?

Stéphanie Aubry: En realidad una boutique es cuestión de oportunidad. El criterio fundamental a tener en cuenta es la localización, que  tiene que ser perfecta. Tú ves que hay tiendas que abren, cierran, se trasladan… eso no puede ser. Si tienes una boutique a pie de calle lo trabajas de manera distinta, en marketing, en ventas… No es imposible, pero tienes que estar en las calles principales de la ciudad, en una zona de lujo. La localización, el ambiente de lujo, es fundamental. El shop in shop es también interesante porque tienes el tráfico de personas. Pero como digo, aún es un poco temprano para ese tipo de inversión.

stephanie-aubry-boutique-piaget-ginebra-horasyminutos

Boutique de Piaget en Ginebra

HyM: Esto conecta con la siguiente pregunta: ¿dónde ve a Piaget en 3 años?

Stéphanie Aubry: Yo tengo tres objetivos: El primero es aumentar nuestra cuota de mercado. Esto es fundamental, tanto en joyas como relojes. Y todo está relacionado: más vendo, más centímetros de espacio me van a dar para vender, más repercusión en los medios… Por tanto debemos aumentar nuestra cuota, ayudando también a nuestros puntos de venta a aumentar sus ventas porque para mí vender al canal pero que luego no salga de la tienda no es buen negocio. Así que todas nuestras acciones van a estar dirigidas a aumentar las ventas finales.

En segundo lugar tenemos que aumentar nuestro porcentaje de clientes locales. Vamos a invertir tiempo en formación y vamos a invertir en publicidad porque necesito más divulgación. Y en tercer lugar necesito reforzar la deseabilidad de la marca. Ver  a Jessica Chastain llevando nuestras joyas no es lo mismo que ver un anillo ahí solito en un punto de venta. Así que debemos hacer más relaciones públicas y vender nuestra historia como es. Porque la gente no conoce realmente lo que hay detrás de la marca, todo el saber que hay detrás. ¡Piaget no es solo Altiplano! Hay que expandir el conocimiento de la casa. Tenemos 46 calibres propios; 27 son ultraplanos, así que lo que otros consiguen hacer de vez en cuando nosotros ya lo hacemos por costumbre. Debemos explicar esto y concentrarnos en nuestros iconos, si bien el nuevo Polo S es una oportunidad de llegar a un público nuevo en los próximos años extenderemos su oferta. El año que viene se cumplen 60 años ya del Altiplano y eso hemos de destacarlo, lo mismo que nuestra colección Possession o La Rose. Al fin y al cabo somos la única empresa cuyo nombre ha servido para dar nombre a una variedad de rosa.

Altiplano en oro rosa

Altiplano en oro rosa

HyM: Es decir, que como es el aniversario del Altiplano, ¿es posible que veamos una complicación todavía no vista en este reloj?

Stéphanie Aubry: Eso todavía no te lo puedo decir, hay que esperar a que llegue. Pero desde luego va a haber relojes para homenajear al Altiplano.

HyM: Hay una cosa que me llama la atención: dentro del Grupo Richemont las marcas que tienen varios productos (escritura, piel, joyas, perfumes…) se esfuerzan por separar los productos entre sí. Por lo que usted dice, ¿Piaget quiere hacer ventas cruzadas, unir los productos?

Stéphanie Aubry: Buena pregunta. En cuanto a merchandising estamos separando relojes y joyas. Pero si en un stand tengo joyas Possession voy a colocar también un reloj de la gama Possession. Cuando tienes un shop in shop se crean dos ambientes distintos, pero cuando el espacio es pequeño debes optimizarlo al máximo. Desde luego cuando entramos en el mundo de “La Alta” (Alta Relojería, Alta Joyería) no nos puede extrañar verlos juntos. De hecho, ¿el reloj Manchette es un reloj o es una joya?

Piaget Manchette

HyM: Pues yo creo que, teniendo el componente de alta joyería que tiene, sigue ganando el aspecto de reloj. De hecho se le llama reloj, no brazalete. El componente reloj siempre aporta algo más a una pieza, la hace más atractiva. Pero por eso mismo, ¿cómo hace en un espacio pequeño para impulsar la joyería, que es femenina, a la vez que el Polo S que es un reloj básicamente masculino?

Stéphanie Aubry: Para mí ambos productos, juntos, me ayudan a conquistar al cliente local. No lo veo contradictorio. Pero como decía antes allí donde estemos cada producto ha de tener su espacio. No perdamos de vista, de todas formas, que aunque el Polo S sea un reloj de acero va dirigido a un cliente cercano a Piaget. Normalmente no va a ser un joven de 20 años el que compre este reloj. Piaget no es el primer reloj que se compra un cliente. Por eso puede convivir, guardando su espacio, con la joyería.

piaget-polo-s-19-horasyminutos

Polo S Chronograph

HyM: ¿Y no existe peligro de feminización de la marca? Porque si se promociona mucho la joyería con publicaciones femeninas, blogeras, redes sociales, etc. inevitablemente la marca va a bascular hacia lo femenino. ¿Qué peso tiene en las ventas el reloj de mujer y el de hombre?

Stéphanie Aubry: En los dos años anteriores vendimos más de hombre que de mujer, pero este año es al contrario. Aunque es verdad que el Polo S acaba de llegar a las tiendas. Esto es un trabajo a largo plazo. Si conoces a Piaget por las joyas comienzas a apreciar la marca, y cuando dentro de un año quieres un reloj vas a volver a Piaget, y a lo mejor te llevas un Gala. Y si viene tu marido contigo también ve los relojes Piaget… Tenemos que hacer ver nuestros dos corazones.

En nuestra publicidad se muestran las joyas y los relojes radiantes. Ahí es donde queremos ir. Unir los dos universos con un concepto global de comunicación en el punto de venta y en prensa, para transmitir el mensaje de que ese brillo está en el ADN de Piaget.

stephanie-aubry-4-horasyminutos

HyM: ¿Qué pasa con el Gouverneur, mi reloj favorito de Piaget? Se lanzó en 2012… y nunca más se supo de él.

Stéphanie Aubry: En nuestro mercado se vende sobre todo el Altiplano y el Gala, y el Gouverneur, al ser más complicado y más caro y yo creo que es un problema de falta de formación…

HyM: Y de la propia PIaget creo yo, porque no le hace ningún caso, no lo muestra, no lo promociona.

Stéphanie Aubry: Bueno como ves hay muchas cosas por mejorar. Pero también es cierto que el reloj se vende cuando sabes venderlo. Si te quedas en la zona de comfort sabes que siempre vas a vender un anillo de Cartier, un Rolex, quizá un Altiplano… Pero si el vendedor no tiene las armas para vender tu reloj, como el Gouverneur, ni siquiera lo va a mencionar. Así es imposible vender. De ahí que nuestro trabajo es, nuevamente, la formación y la divulgación.

Gouverneur Tourbillon Fases Lunares

Gouverneur Tourbillon Fases Lunares

HyM: ¿Diría usted que buena parte de la competencia de Piaget proviene precisamente de otras marcas del Grupo Richemont? ¿Por qué me tengo que comprar un Piaget Polo S y no un, por ejemplo, Drive de Cartier?

Stéphanie Aubry: Por supuesto que hay competencia, pero a mí me parece sano. La fuerza de las marcas de Richemont es que todos tenemos historia, tradición. Y la verdad es que es un orgullo trabajar en una marca del grupo. Siempre tienes que estar atenta a lo que hacen otros, y lo que hace la competencia también te nutre a ti en tu trabajo.

HyM: Por cierto, ¿hay algún proyecto de tener embajadores locales?

Stéphanie Aubry: A mí me encantaría, es algo que estamos trabajando ya. Y no sólo en joyas, también en relojes. Es cuestión de oportunidad. Y de presupuesto. Piaget se siente como una familia, y quien sea embajador tiene que ser alguien que le guste la marca de antes. Como Ryan Reynolds, que era cliente de la marca antes de ser embajador. Aquí tenemos amigas como Anne Igartiburu o Maria de Vasconcelos en Portugal, y los “amigos de la marca” es algo a fomentar. Pero no hay nada decidido aún, vamos poco a poco. No quiero hacer simplemente un contrato, quiero una implicación mayor.

HyM: Si no hubiera limitaciones económicas, ¿qué reloj Piaget tendría?

Stéphanie Aubry: Pues el reloj Manchette me gusta mucho, el que llevaba Elizabeth Taylor. No necesitas nada más, él sólo te viste. También me gusta mucho el Sunny Side of Life.

Manchette de Elizabeth Taylor

Manchette de Elizabeth Taylor

Sunny Side of Life

Sunny Side of Life

Stéphanie Aubry: Y tú, ¿qué piensas de Piaget?

HyM: Pues hablando de relojería creo que se la conoce y aprecia menos de lo que merecería. También por culpa de la propia Piaget, que está demasiado “altiplanizada”. Hay que promocionar lo que se vende, pero en este caso pienso que se hace a costa de otras colecciones que deberían verse más.

Stéphanie Aubry: Es difícil de analizar un mercado con la fría cifra de ventas. Yo lo que quiero es saber cómo percibe la gente a Piaget, por eso hay que conocer las opiniones. Por ejemplo mi colega de Rusia me decía que allí Piaget sólo se conoce por joyas. Por eso el Polo…

HyM: El Polo es fundamental para PIaget.

Stéphanie Aubry: Exactamente. Es LA oportunidad. No vamos a tener 50 oportunidades durante el año. No podemos perder esta. Es la oportunidad de comunicar con clientes diferentes.  De comunicar a nuestros distribuidores un mensaje distinto y de dejar un poco la altiplanodependencia.

piaget-polo-s-11-horasyminutos

HyM: Además la elección de un alguien como Reynolds es un hallazgo, porque es un tipo realmente simpático y empático. Creo que al Polo le va a costar porque como Piaget no tiene tanta imagen de marca el estar por encima de los 10.000 euros se lo va a poner difícil. Pero los relojes son bonitos y, a pesar de que la situación ahora es difícil, en relojería no todo es precio. Yo creo que tiene mucho futuro.

Stéphanie Aubry: Y en este momento estamos muy Polo, Polo, Polo. Pero un trabajo sólo es bueno si es un trabajo completo, así que si sólo me quedo en promocionar Polo nada va a ocurrir. Si sólo hago pedidos de Polo al final se van a quedar en el punto de venta sin salir, y eso no es bueno. Esto es un trabajo global, de todo el equipo.

piaget-polo-s-1-horasyminutos

HyM: Ya nos ha dicho qué reloj llevaría, pero ¿qué reloj lleva?

Stéphanie Aubry: Pues un Altiplano de 34 mm de diámetro. Y antes de que me preguntes por qué, te lo digo: tengo la muñeca estrecha y esta medida me va perfecta. Pero es que siempre se toma el Altiplano como reloj masculino, y yo quiero demostrar que el reloj de Piaget para mujer no siempre ha de ser el Gala. Y además el Altiplano, que es el icono de la marca, es una introducción perfecta para una conversación. Habla por sí solo.

stephanie-aubry-2-horasyminutos

 

 

 

 

 



Only Watch: Piaget Altiplano 900P

onlywatch

Un año más la manufactura Piaget presenta para la subasta benéfica de Only Watch una versión de su reloj más emblemático en en su versión más reciente: el Altiplano 900P, el reloj manual más delgado del mundo. 

 

Piaget ostenta el mayor número de récords en cuanto a delgadez de sus relojes y el Altiplano 900P es la máxima expresión: tan solo 3,65 mm de altura. Piaget lo logró con una solución técnica inteligente y rompedora: el reloj entero es el el calibre. Es decir, caja, esfera y movimiento son todo uno.Piaget Altiplano 900P Only Watch perfilCada una de las 145 piezas se han reducido de tamaño, hasta el punto de que algunos engranajes miden 0.12 milímetros. El resultado es sorprendente. Si el calibre 9P -su antecesor aparecido en los años 60- medía 2 mm, ahora tenemos que el reloj entero, incluida la caja, mide sólamente 1,6 milímetros más. Es francamente encomiable. Y por cierto este año han vuelto a sorprendernos con la versión cronógrafo, que también ha batido la marca de delgadez y que nosotros revisamos en este vídeo.

El reloj además tiene 48 horas de reserva de marcha, la misma que muchos otros movimientos que son 2 y 3 veces más altos que el del Altiplano.Piaget Altiplano 900P Only WatchPues bien, esta versión está realizada en oro blanco con un diámetro de 38 mm. Los acabados son los mismos: trasera con satinado circular, puentes coloreados con cepillado rayos de sol, puentes biselados, ruedas satinadas en rayos de sol o círculos y tornillos ennegrecidos.  Las especificaciones están en su Ficha Técnica.

La diferencia está en las manecillas, que están pintadas en rojo como símbolo de la vida y el coraje (ya lo vimos también en el modelo de H. Moser & Cie). Y la verdad, queda muy bien porque el contraste le da una presencia muy alegre, y no olvidemos que Only Watch quiere transmitir esperanza.

Piaget Altiplano 900P Only Watch reverso

También la trasera está personalizada con la leyenda “Only Watch 2015”“Unique Piece” enmarcando el escudo de armas de Piaget.

Seguro que será un modelo muy disputado en la subasta.

Piaget Altiplano 900P Only Watch lateral



En la muñeca: Piaget Altiplano Chronograph

Piaget Altiplano Chronograph en la muñeca

Si en la feria del SIHH de Ginebra del año pasado nos asombramos con la delgadez del Altiplano 900P, con tan sólo 3,65 mm de altura, en la feria de este año Piaget ha presentado el Altiplano Cronograph, el crono manual más delgado del mercado. La caja tiene una altura de 8,24 mm.

Es decir, algo más del doble que el 900P, pero el reloj, además de la hora y los minutos, integra un pequeño segundero, un cronógrafo flyback con contador de 30 minutos y encima un segundo uso horario. Eso añade un total de 95 piezas más y aún así es el más delgado del mundo. Es francamente admirable.

Piaget Altiplano Chronograph

La esfera del Altiplano Chronograph destaca por la pureza de las líneas, en la que los contadores no están en relieve, sino que forman parte de la superficie. Esto resta la deportividad intrínseca de los cronógrafos para convertirlo en un reloj de vestir muy elegante. Por cierto que el cronógrafo incorpora embrague vertical y rueda de pilares, por lo que el funcionamiento es perfectamente suave.

¿Cómo queda en la muñeca este Altiplano Chronograph? Pues francamente bien, porque 41 mm de diámetro es un tamaño contenido y al ser tan delgado parece aún más pequeño, por lo que como decía es un perfecto reloj de vestir. Además la elección del oro rosa lo encastra directamente en ese tipo de reloj, muy en la línea de Piaget. No me imagino yo a nadie montándose en un coche de rally y midiendo tiempos con este reloj, la verdad. Mas bien es el cronógrafo con el que quizás midas cuánto tiempo falta para que esté frío el caviar Beluga y el champán con el que lo vas a acompañar mientras azuzas las llamas de la chimenea. Yo lo haría, desde luego.

Piaget Altiplano Chronograph en la muñeca

El precio del reloj rondará los 25.000 y pico euros, y estará disponible seguramente en la segunda mitad de 2015.

Piaget Altiplano Chronograph en la muñeca - reverso

 



SIHH 2015: Piaget. Fotos en vivo

Piaget - Philippe Leopold-Metzger, Director General, durante la presentación

Piaget – Philippe Leopold-Metzger, Director General

De vuelta de Ginebra, y tras medio recuperarme de una pertinaz gripe que me daba las fuerzas suficientes como para atender las conferencias y luego volver al hotel a derrumbarme -motivo por el que no pude actualizar la web, por lo que os pido disculpas-, vamos a empezar a desgranar lo que nos ha Piaget en el SIHH 2015.

Por cierto que, salvo honrosas excepciones, no ha sido mucho. Unos años son muy pródigos, otros más parcos. Tampoco está mal que las casas se tomen un tiempo porque si no  parece más un bombardeo por saturación en el que se acaba por perder la novedad. El mejor ejemplo es Piaget, que sólo ha presentado una novedad, una declinación de un modelo existente y un revival de una pieza histórica. Sólo eso, pero qué capacidad para seducir tiene esta marca.

Black Tie

Piaget Black Tie ambiente

Incluyo esta foto de estudio porque en la feria es extraordinariamente difícil fotografiar los relojes. Parece mentira que sepan que van periodistas y se empeñen en poner luces cenitales de halógeno, que sólo sirven para crear brillos y sombras. De ahí que las fotos de más abajo no hagan justicia a la elegancia de este reloj, uno de mis favoritos sin duda y del que ya hablamos en su momento.

Verlo en vivo no ha hecho sino reforzar mi preferencia, porque como reloj de vestir resulta imbatible (basta compararlo con su compañero de filas de aquí abajo, el Altiplano con brazalete de oro), y además añade un je-ne-se-quoi que le permite alternar con unos vaqueros tranquilamente.

Aunque en estas fotos no resulta fácil ver la hora -y el reloj no tiene el premio a la mejor legibilidad precisamente, ni lo busca-, en la realidad no es tan dramático. Es, una vez más, producto de la delirante iluminación de los stands de la feria.

Piaget Black Tie

Piaget Black Tie  perfil

 

Altiplano Cronógrafo

Piaget Altiplano Cronógrafo 1

El reloj del récord: el cronógrafo manual más delgado del mundo. Y con otro récord, uno que no se refleja en ningún sitio pero se agradece mucho: las fotos de estudio son el verdadero reflejo de la realidad, no una belleza retocada. En efecto cuando lo ves en vivo el reloj es como te lo habían enseñado, pero con una diferencia: gana en personalidad, en presencia, gracias fundamentalmente a sus 41 milímetros de diámetro que hacen que los indicadores impresos no se queden en algo etéreo, y al peso de la caja que, sin ser en absoluto excesivo, si le da porte en la muñeca.

Piaget Altiplano Cronógrafo en la muñeca

Ya dijimos cuando lo presentamos que el reloj tenía un segundo huso horario a las 9. Una hora más arriba, a las 10, está el pulsador que cambia la hora. No es lo más cómodo ni lo más moderno, desde luego, pero se agradece el detalle de Piaget, que ha juntado dos de las complicaciones preferidas.

Piaget Altiplano Cronógrafo

Piaget Altiplano Cronógrafo - reverso

 

Emperador Coussin Tourbillon Esqueleto

Piaget Emperador  Coussin Tourbillon Esqueleto oro blanco 1

Siendo éste el año de los esqueletados -dicen-, éste es uno de los que más me ha gustado. No venía mal recomendado, porque la línea Emperador Coussin tiene unas hechuras muy atractivas, masculinas, con mucha personalidad. Las funciones son las mismas, con un tourbillon de un minuto ubicado al noreste de la esfera que desplaza las manecillas justo debajo. A su izquierda el rotor, muy regio en su decoración.

Emperador Coussin Tourbillon Esqueleto

Lo que ha hecho este año Piaget es extender el esqueletado que lucía el tourbillon a toda la esfera, con un resultado excelente en mi opinión. El juego de superficies brillantes y mates con el biselado de los puentes y el juego de color claro y oscuro al que juegan el calibre, el rotor, los tornillos y las manecillas son todo un acierto, y dan una sensación de solidez que hace de éste un esqueleto casi casi vestido.

Hay más detalles en su Ficha Técnica Completa, menos uno: el precio; Piaget, como todos los años, no entra en esos detalles.

Emperador Coussin Tourbillon Esqueleto reverso

Altiplano Gold Bracelet

Piaget Altiplano Gold Bracelet oro extendido

Esta es una novedad menor, pero merece la pena ser resaltada. Por primera vez el Altiplano tiene brazalete.

Pero cómo, ¿no lo tenía? Pues resulta que uno de los relojes de vestir con más prestigio ¡y no tenía una versión con brazalete! No nos habíamos dado cuenta hasta ahora, pero seguro que en Piaget habían dicho, precisamente “¿cómo no nos hemos dado cuenta hasta ahora?”.

Piaget-Altiplano-Brazalete-de-oro

Bueno pues, problema resuelto. Y bien resuelto, porque la pulsera está muy bien trabajada; no extraña, claro, dada la maestría de Piaget en esto. Por supuesto es de oro, y se nota: el peso se ha incrementado de manera más que notable. Existen dos versiones y dos tamaños, que se pueden encontrar en su Ficha Técnica. Como el reloj comparte los mismos esquemas estéticos de todos los Altiplanos queda muy bien puesto, es moderno y resultón. Quizá se echa de menos un segundero central, pero ya sabemos que el segundero central no es obligado -e incluso a menudo criticado- en los relojes de vestir.

Por supuesto Piaget también presentó relojes para mujer, pero eso es materia de otro artículo.

 



Altiplano Gold Bracelet

Piaget Altiplano Gold Bracelet oro rosa y diamantesCaja:

  • Oro rosa o blanco
  • Diámetro: 38 mm

Esfera:

  • Blanca
  • Índices en gris pizarra

Funciones:

  • Horas y minutos

Movimiento:

  • Calibre de manufactura 534P de cuerda automática

Correa:

  • Brazalete en oro rosa o blanco de 18 quilates con cierre plegable

Referencia: G0A40113

Existe también una versión con bisel engastado de 78 diamantes, así como unas versiones en 34 mm. La versión en oro blanco es siempre con diamantes engastados

Piaget Altiplano Gold Bracelet oro rosa Piaget Altiplano Gold Bracelet oro extendido Piaget Altiplano Gold Bracelet oro blanco y diamantes



Nuevo Piaget Altiplano Chronograph, el cronógrafo manual más delgado del mundo

Altiplano Chronograph 1

Hay complicaciones relojeras y hay formas de complicarse la vida en el mundo de la relojería, y Piaget se ha empeñado en conseguir otro nuevo récord de delgadez con su nuevo Altiplano Chronograph. No sólo es el más delgado del mundo sino que además añade flyback y GMT. Es decir, lo tiene todo en sólo 8,24 mm de altura.

 

Altiplano Chronograph oro rosa reverso

 

El año pasado vimos en el SIHH el Altiplano 900P en el que todo el reloj era el calibre. Nos sorprendió los límites a los que conseguía llegar la marca que más récords de delgadez tiene el mundo (14 nada menos). Ahora nos presenta el cronógrafo de carga manual más delgado. En una elegante caja de 41 milímetros de diámetro por 8,24 de alto ha conseguido introducir un calibre que lo tiene todo: función fly-back, embrague vertical y rueda de pilares, para un cronometraje suave y exacto. El calibre es visible gracias al cristal de zafiro posterior, y está decorado con Côtes de Genève circulares, el escudo de armas de Piaget y tornillos azules para dar contraste. Y además, por qué no, ha introducido una función de segundo huso horario a las 9 horas, enfrente del contador de 30 minutos. Es decir, ha doblado en altura al anterior Altiplano, pero ha introducido 3 complicaciones (pequeño segundero, cronógrafo flyback y GMT) y 95 piezas más. Y aún así es de largo el más delgado del mercado. Admirable.

Altiplano Chronograph frontal

Hay que señalar también la pureza de líneas de la esfera, en la que los contadores no están en relieve sino que forman parte de la misma superficie. Así se consigue una presencia serena que coloca este Altiplano entre los cronógrafos más elegantes del mercado (cuando se lance el año que viene).

El reloj estará disponible en oro rosa y oro blanco con bisel de diamantes, aunque lo lógico es que haya más conjugaciones metálicas en el futuro. Su precio rondará los 25.300 euros para la versión de oro rosa, aunque habrá que esperar la confirmación. Lo que sí es seguro son los datos de su Ficha Técnica.

Altiplano Chronograph oro blanco



Altiplano Chronograph

Altiplano Chronograph oro rosaCaja:

  • Oro rosa o blanco
  • Diámetro: 41 x 8,24 mm
  • Bisel con 56 diamantes con corte brillante en la versión de oro blanco

Esfera:

  • Blanca
  • Pequeño segundero a las 6h, contador de 30 minutos a las 3, segundo huso horario a las 9 h

Funciones:

  • Horas y minutos, pequeño segundero, cronógrafo flyback, GMT

Movimiento:

  • Calibre de manufactura 883P de cuerda manual
  • Altura: 4,65 mm
  • Número de componentes: 240
  • Reserva de marcha: 50 horas
  • Frecuencia de 21.600 alt/hora
  • 30 rubíes
  • Decoración con Côtes de Genève, platina principal con graneado circular, puentes biselados, platina principal con el escudo de armas de Piaget grabado. Tornillos azules

Correa:

  • Correa de cocodrilo marrón o negra. Hebilla en oro rosa o blanco de 18 quilates

Referencia: G0A40031

Altiplano Chronograph oro rosa reverso Altiplano Chronograph oro rosa perfil Altiplano Chronograph frontal Altiplano Chronograph oro blanco Altiplano Chronograph 1 Altiplano Chronograph calibre 883P Altiplano Chronograph calibre 883P perfil



Altiplano 900P

Piaget Altiplano 900P oro blancoCaja:

  • Oro blanco
  • Diámetro: 38 mm, altura 3,65 mm

Esfera:

  • Formada por el calibre
  • Subesfera de horas y minutos descentrada a las 10

Funciones:

  • Horas y minutos

Movimiento:

  • Calibre de manufactura 900P de cuerda manual
  • Recubierto en negro
  • Número de componentes: 145
  • Reserva de marcha: 48 horas
  • Frecuencia de 21.600 alt/hora
  • 20 rubíes
  • Fondo pulido y satinado circular. Puentes motivo rayos de sol, pulidos y satinados en color negro. Puentes biselados. Ruedas con pulido satinado circular o rayos de sol. Tornillos negros. Raquetería dedicada firmada con la “P” de Piaget

Correa:

  • Correa de cocodrilo negra. Hebilla en oro blanco de 18 quilates

Referencia: G0A39111

 

VERSIONES:

Ref. G0A39110: Caja, manecillas y hebilla en oro rosa

Ref. G0A39112: Caja de oro blanco engastado con 78 diamantes talla brillante (aproximadamente 0,71 quilates)

Ref. G0A39120: Caja de oro blanco engastado con 38 diamantes talla baguette (1,36 quilates aprox.) y 267 diamantes talla brillante (1,36 quilates aprox.). Esfera engastada con 33 diamantes talla baguette (1.41 quilates aprox.) y triple cierre desplegable engastado con 23 diamantes talla brillante (0.05 quilates aprox.)