Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce. Otro diver de éxito

Una perfecta combinación de los materiales y colores más buscados en los divers: bronce, marrón y verde

Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce
Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce

Maurce Lacroix sigue completando su colección de relojes de buzo con, quizá, la adición más lógica: un reloj de bronce, que ahora mismo cuenta con todo el favor del mercado. El Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce presenta una combinación cromática que, en el momento que la ves, sabes que es ganadora porque lo tiene todo.

Ya presenté en vídeo los Aikon Venturer, la vertiente de inmersión del mayor éxito de la casa, el Aikon. Ciertamente es difícil hacer de un reloj más o menos forma como es el Aikon (que vimos con fotos en vivo) porque es un reloj muy equilibrado, y la adición de un carácter netamente deportivo podría haber inclinado la balanza hacia lo informal, rompiendo así el espíritu original. Pero no fue así, y el Venturer se ha integrado perfectamente en la familia.

El Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce, visto de frente

El reloj tiene una caja de bronce de 43 mm de diámetro, pero tan sólo 11,60 mm de altura. De esta forma el reloj responde a la necesidad de ser bien legible, pero sin exigir que su dueño sólo se mueva con él en el agua. El Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce puede acompañar el día a día sin ser escandaloso en absoluto.

Perfil del Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce con la correa de bronce

Como todos los Aikon, combina un cuerpo satinado casi en su totalidad con sutiles pulidos en los cantos. La corona -que lleva grabado en relieve el logotipo de la marca- está escoltada por unos protectores que hacen su función pero sin sobresalir en exceso.

Carrura del Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce

El bisel también es de bronce,y la parte superior es de cerámica marrón, que le sienta de maravilla porque hace un contraste perfecto con el verde, además de dar una presencia cálida al conjunto . La cerámica está protegida por las «garras» tradicionales del Aikon, que en este caso se convierten en indicadores de los minutos múltiplos de 10.

Esfera del Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce

La esfera mantiene las mismas líneas constructivas que los demás modelos, con los índices en forma de rellenos de Super-LuminNova, al igual que las manecillas. Pero el fondo de la esfera esta hecho en un verde rayos de sol que le queda de cine, porque la disposición de la decoración hace que la luz ofrezca infinitos matices de verde.

Además, el tratamiento con Super-LumiNova es intachable.

Super-LumiNova del Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce

Como es costumbre, el calibre no se puede ver porque lo tapa un acero con el logotipo de la casa sobre unas ondas marinas. Es un Sellita SW-200, con 4 hercios de frecuencia, 38 horas de reserva de marcha y una capacidad y durabilidad que no alberga ningún pero.

Tapa trasera del Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce

Además la casa ha equipado al Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce con una segunda correa de piel de becerro, que se beneficia del sistema de cambio fácil y que, una vez puesta, hace que el reloj parezca completamente distinto.

Perfil del Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce con la correa de piel

Por último, el precio: 2.590 euros no está mal para un reloj que te ofrece una hermeticidad de hasta 300 metros, bronce, cerámica y una segunda correa de buena piel. ¿Los hay más baratos? Sin duda, pero no tienen este mismo nivel de calidad y acabados. El reloj ya está disponible en la tienda online de la marca y en los puntos de venta autorizados. Más información en MauriceLacroix.es.

Así queda el Maurice Lacroix Aikon Venturer Bronce

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies