Glashütte Original SeaQ Chronograph. Fotos en vivo y precio

Potente presencia y ejecución impecable

En la muñeca: Glashütte Original SeaQ Chronograph
En la muñeca: Glashütte Original SeaQ Chronograph

Poco a poco el SeaQ de Glashütte Original ha asentado sus credenciales dentro del segmento de los relojes de buceo de gama alta, enfrentándose sin complejos a gigantes como el Fifty Fathoms de Blancpain. El SeaQ apareció en 2019 para ofrecer una estética basada en los relojes de buceo creados en los tiempos de la República Democrática de Alemania, con una presencia muy de herramienta de trabajo, que es al cabo lo que lo hace distinto y llamativo.

El Glashütte Original SeaQ Chronograph, puesto

Pero, como Glashütte Original sólo sabe hacer las cosas muy bien, lo viste con un traje en el que no ha escatimado detalles, de manera que el reloj rezuma calidad por los cuatro costados. Un buen ejemplo de lo que digo son las versiones bicolor y «Junco», que vimos en vivo. Ahora tenemos también este SeaQ Chronograph que además es Flyback, la extensión más lógica de la gama que además fortalece una gama de relojes muy personal.

PRESENCIA ROTUNDA

Glashütte Original SeaQ Chronograph

La caja del SeaQ Chronograph tiene las asas integradas, los ángulos afilados y las superficies cepilladas circulares del SeaQ original, reforzando así su imagen sólida. Tiene 43,2 mm de diámetro y 16,95 mm de altura, lo que sobre el papel resulta imponente. Sin embargo, como el largo es de sólo 50 mm, el manejo del reloj en la muñeca es mucho mejor de lo que uno pensaría viendo los datos fríos.

Perfil del Glashütte Original SeaQ Chronograph

El SeaQ Chronograph mantiene la hermeticidad garantizada hasta 300 metros. Por supuesto la corona -estriada y con el logotipo de la marca- está atornillada y flanqueada por dos discretos protectores. El bisel giratorio unidireccional tiene una escala de inmersión de 60 minutos y una incrustación de cerámica azul oscura. Para rebajar el tono de herramienta del reloj, además de la cerámica se ha añadido un biselado pulido que recorre la carrura de una punta a otra.

Perfil del Glashütte Original SeaQ Chronograph

El cristal de zafiro está abombado, reforzando su lado retro, y con doble tratamiento antirreflejos en la parte exterior e interior.

Glashütte Original SeaQ Chronograph

La esfera, que sigue la curva del cristal y está hecha a mano, es de color azul oscuro con un refinado acabado cepillado efecto rayos de sol. Los números arábigos sobredimensionados al norte y al sur y los marcadores de bastón, así como la aguja en forma de maxiflecha para los minutos, recuerdan al diseño del Spezimatic original. Pero, para diferenciarlo de aquel y, sobre todo, para mejorar la percepción de calidad del SeaQ Chronograph, los índices están enmarcados y aplicados a la esfera, no impresos.

Glashütte Original SeaQ Chronograph

El contador de 30 minutos del cronógrafo, situado a las 3 horas, y el segundero automático, a las 9 horas, que truncan algunos de los índices (y por eso están ligeramente rebajados), son de color más oscuro que la esfera y están decorados en circular, que mejora la lectura del dato.

Subesfera del Glashütte Original SeaQ Chronograph

A las 6 horas, la emblemática fecha panorámica de la marca (Panorama Date es como la llama) tiene una apertura rectangular biselada y presenta un fondo azul oscuro con números blancos a juego con la esfera. La fecha se cambia desde la corona, por lo que no es necesario un pulsador adicional (que es siempre un problema a la hora de mantener la hermeticidad).

Panorama Date del Glashütte Original SeaQ Chronograph

Como reloj de buceo de alto rendimiento que es, las agujas de las horas, los minutos y los segundos, el triángulo del bisel y los índices están perfectamente recubiertos de Super-LumiNova.

Tratamiento con Super-LumiNova del Glashütte Original SeaQ Chronograph

CALIBRE 37-23

El movimiento que da vida a este SeaQ Chronograph es, sin duda, uno de sus puntos fuertes. Es una derivación del calibre 37 (de manufactura) lanzado en 2014, pero se ha prescindido del contador de 12 horas y del indicador de reserva de marcha. Este movimiento cronógrafo flyback con rueda de pilares integrada marcó un hito en la historia de la marca, y está presente en la línea tradicional Senator -como este Senator Chronograph Panorama Date que vimos en vídeo– y en el Seventies Chronograph Panorama Date (aquí en vivo).

Calibre 37-23 del Glashütte Original SeaQ Chronograph

La espiral de silicio ofrece una mayor resistencia a los campos magnéticos, consolidando sus credenciales como reloj deportivo resistente. La frecuencia de oscilación es de 4 hercios y la reserva de marcha es de 70 horas. Aparte del rotor con masa oscilante de oro, la construcción del reloj es la clásica de Glashütte: platina de tres cuartos -que aumenta la estabilidad-, nervaduras Glashütte y ajuste del volante mediante cuello de cisne. Todo con unos acabados de alto nivel.

Por último, el movimiento está ajustado en 6 posiciones, como los mejores cronómetros.

Detalle del Calibre 37-23 del Glashütte Original SeaQ Chronograph

El SeaQ Chronograph está disponible con cuatro correas diferentes: una correa de caucho azul oscuro, un brazalete de acero inoxidable y dos correas de tejido sintético en gris o azul fabricadas a partir de redes de pesca recicladas. El modelo que estamos viendo aquí tiene un precio de 15.400 euros. En la gama alta, como decía al principio, pero es que el reloj lo justifica plenamente.

Más información en GlashütteOriginal.com.

Así queda el Glashütte Original SeaQ Chronograph