Los Audemars Piguet Code 11.59, ahora en acero, con nuevas esferas y en vivo

Nuevo material y nuevas esferas

Los tres Audemars Piguet Code 11.59
Los tres Audemars Piguet Code 11.59

En el día de hoy Audemars Piguet ha presentado más de 15 novedades. En su mayor parte son versiones de sus modelos más importantes: el Royal Oak y el Royal Oak Offshore. Pero también ha presentado nuevos Code 11.59, que son una verdadera sorpresa porque por primera vez aparece el acero y además ha cambiado sustancialmente la esfera y sus componentes. Y lo hace tanto en los modelos automáticos como en los cronógrafos (obviamente los de más tirón comercial).

AUDEMARS PIGUET CODE 11.59 AUTOMATIC

Dos Audemars Piguet Code 11.59 Automatic

Recordemos que los Code 11.59 de Audemars Piguet aparecieron en 2019 y supuso uno de los mayores fiascos de los últimos años (como conté en este vídeo). Aún así la marca siguió adelante con el modelo, sacando diferentes versiones que enmascaraban los fallos de diseño y ensalzaban sus incuestionables virtudes. Baste como ejemplo el tourbillon volante que vimos en vivo.

Ahora la casa lanza estos nuevos Code 11.59, que por primera vez incorpora el acero en la caja. Las medidas siguen siendo las mismas: 41 mm de diámetro y 10,7 mm de altura, y también mantiene la discreta hermeticidad hasta 30 metros.

Audemars Piguet Code 11.59 Automatic Azul

Pero los verdaderos cambios están en la esfera. Aunque las anteriores versiones siguen estando disponibles, ahora la esfera está estampada con un motivo de círculos concéntricos que forman una estructura en degradado para una mayor legibilidad, con los colores aplicados por PVD.

Así queda el Audemars Piguet Code 11.59 Automatic verde

Los nuevos índices alargados sustituyen a los números árabes presentes en la colección desde sus inicios. Los índices y las agujas, en oro blanco de 18 quilates, son aplanados, facetados y pulidos, y añaden una nota de contraste con el nuevo motivo de la esfera de tonos sobrios y profundos. Para facilitar su legibilidad, los índices y las agujas se han recubierto con SuperLumiNova para que resulten visibles incluso en la oscuridad.

Detalle de la esfera del Audemars Piguet Code 11.59 Automatic

El calibre 4302 es de carga automática, late a 4 Hz y tiene una reserva de marcha de 70 horas. El rotor es de oro rosa.

Calibre del Audemars Piguet Code 11.59 Automatic

Los precios de estos nuevos Code 11.59 automáticos, como era de esperar, resultan más bajos que los de las versiones anteriores, todas de oro: 25.200 euros las versiones azul y verde y 27.600 euros la versión beis (las de oro cuestan 34.200 euros.

Audemars Piguet Code 11.59 beis, puesto

AUDEMARS PIGUET CODE 11.59 CHRONOGRAPH

Audemars Piguet Code 11.59 Chronograph

Mismo esquema de color en los cronógrafos que, comparados con los automáticos, reciben cambios aún más profundos con respecto a la versión anterior, que vimos en vivo. La caja se mantiene en 41 mm de diámetro y 12,6 mm de altura, y una hermeticidad de 30 metros. La caja entera es de acero, salvo la versión beis, cuya carrura es de cerámica.

Audemars Piguet Code 11.59 Chronograph

En la esfera de los Code 11.59, con el mismo patrón que en los automáticos, figuran unos contadores bicolores azules y grises o verdes y grises a las 3 y las 9 horas y un contador del segundero pequeño totalmente gris o totalmente verde a las 6 horas, para lograr una estética más legible y elegante. En la esfera beis el gris se sustituye por negro.

Audemars Piguet Code 11.59 Chronograph verde

Los contadores de los tres modelos de cronógrafo automático están ligeramente pulidos con chorro de arena, interactuando con las ondulaciones texturizadas del motivo de la esfera.    

Detalle del Audemars Piguet Code 11.59 cronógrafo

El calibre 4401 de los Code 11.59 Chronograph, cronógrafo automático integrado con rueda de pilares y función flyback. Incluye un sistema de embrague vertical que evita cualquier salto de las agujas al detener o iniciar el cronógrafo, así como un mecanismo de puesta a cero patentado que garantiza la puesta a cero perfecta de las agujas. El fondo de cristal de zafiro permite contemplar la nueva masa oscilante esqueletada de oro rosa de 22 quilates específica de la colección.

Calibre del Audemars Piguet Code 11.59 Chronograph

En el Code 11.59 Chronograph sí que se nota mucho la diferencia de materiales. Los anteriores, de oro, empiezan en 53.900 euros, mientras que estos cuestan 34.800 euros en azul y verde y 37.200 euros en beis.

Los relojes estarán disponibles a partir de abril, y dice la casa que irá incorporando las nuevas esferas en la colección poco a poco. Es decir, el Code 11.59 que debería haber sido desde el principio, o como mucho un año después. Bienvenidos sean los cambios, en cualquier caso, que seguro le hará la vida comercial más fácil. Más información en AudemarsPiguet.com.

En la muñeca: Audemars Piguet Code 11.59