Swatch Bellamy: pagos con reloj por menos de 100 €

Ya dije en mi artículo sobre la evolución del mercado de los smart watch (que se puede leer aquí) que la aparición de Swatch en la cancha iba a ser una auténtico elemento irruptor. Mientras que los demás buscan los precios altos con esferas electrónicas la empresa de Hayek presenta su Swatch Bellamy.

 

Swatch-Bellamy-conjunto

 

El pago sin contacto en los artilugios de muñeca no es nuevo: tanto Apple Watch como Samsung tienen su propio sistema. Apple confía en su fiel clientela en Estados Unidos y la cada vez más importante en los mercados asiáticos (léase China) para imponer su Apple Pay, de manera que sus clientes puedan pagar con su iPhone e, idealmente, con el Apple Watch. Además por supuesto de ofrecer una miríada de aplicaciones para personalizar sus relojes.

Por supuesto Apple, como en tantas otras cosas, llega la última a la tecnología: los pagos mediante NFC ya existían en los móviles desde hace años. Pero su poderío de marketing es tal que hace parecer que lo han inventado ellos y de repente la tecnología resulta mucho más relevante.  Y es que hay algo que se hace todos los días al menos una vez, o varias veces casi todos los días: pagar. Y por ahí va la estrategia de Swatch.

Swatch Bellamy correas

El Swatch Bellamy es un Swatch al que se le ha incorporado un chip NFC para poder hacer las transacciones diarias con un simple gesto de la muñeca. Lo que ha hecho Hayek es tomar sus relojitos de plástico y convertirlos en algo más útil que cualquier otra aplicación. ¿Por qué? Porque ahora mismo todos los relojes inteligentes necesitan del móvil para ofrecer datos, así que la idea es “que miren el ejercicio, los mapas etc. etc. en el móvil, que para eso lo llevan, pero lo esencial que lo hagan con el reloj”

Nick Hayek presentando el Swatch Bellamy

Y donde primero lo va a desplegar es en China, porque los Chinos están muy abiertos a la experimentación, viajan mucho y compran mucho…. ¡y son muchos! Así que Swatch ha llegado a un acuerdo con UnionPay (cosa que no ha logrado ni Apple ni Samsung) para pagar a través de sus sistemas de pago. UnionPay lleva emitidas 5.000 millones de tarjetas en todo el mundo y están en 150 países de todo el mundo. Esto garantiza un uso universal del reloj.

Sólo en China las transacciones móviles alcanzaron en 2014 3,14 billones de euros. Así que quien pueda incorporar un artilugio de pago en la muñeca para todos esos movimientos estará más que feliz.

Swatch Bellamy rojo y blanco

 

Pero claro, el Apple Watch es muy caro. ¿Cuanto cuesta el Swatch Bellamy? 580 yuanes, que al cambio son 80 euros. Es decir, el sueño de un reloj que se renueva al menos una vez cada año es mucho más sencillo de alcanzar para Swatch que para cualquier otro contendiente. Y si Swatch ya vende millones de sus relojes de caucho normales, ofrecerlos con plataforma de pago no puede sino aumentar sus ventas. A los más jóvenes, consumistas empedernidos, les va a apasionar. Además inicialmente hay cuatro modelos, pero ya sabemos que los Swatch crecen y mutan como microbios en una oferta puede ser infinita.

Swatch Bellamy negro y marino

Y claro, si ya llevas un reloj no te vas a comprar otro, especialmente si ya tienes un móvil para las otras cosas. Y si el otro es además 5 veces más caro.

 

El reloj se va a empezar a vender el año que viene en China, seguido de Suiza y Estados Unidos. Hayek dice que no quiere hacer un reloj con aplicaciones. No me lo creo del todo. Ya lanzó el Touch Zero One que se conectaba al móvil, así que nada le va a impedir seguir por ahí.

Ya veremos.