Davide Cerrato, Director General de Montblanc Watches

Esto sí que es una sorpresa. Todo aquel que haya visitado Tudor, ya sea en la manufactura o en el stand de Baselworld, reconoce inmediatamente la figura de Davide Cerrato y su sempiterna pajarita. Su imagen estaba indeleblemente unida a la marca de la rosa, hasta que Jérôme Lambert le ha llamado.

No es cualquier golpe el que tiene que encajar Tudor: Davide Cerrato ha sido el encargado de dar a la marca una personalidad propia, separándose de la sombra de su creadora Rolex y poniendo la casa en la primera línea del mercado, con un enorme éxito entre los aficionados a la relojería, gracias a la combinación de diseños atractivos y buen precio. Es curioso que ayer mismo hablaba de ello en el artículo sobre el Black Bay Black y no es de extrañar por tanto que haya llamado la atención de Montblanc.

Jérôme Lambert con su Heritage Chronométrie Quantième Annuel Vasco da Gama

Y es que ocurre que por las aguas a menudo procelosas de la relojería suiza se mueve un tiburón que no deja escapar una presa si se le pone por delante: Jérôme Lambert, uno de los jugadores más importantes en el mundo relojero de los últimos lustros (se puede leer las entrevistas que le he hecho aquí y aquí). El Director General de Montblanc ha separado el segmento de la relojería aún más para darle personalidad propia, creando la división Montblanc Watches y ha puesto al frente a Davide.

¿Qué hay detrás de este movimento?

Yo creo que es una decisión sabia: Montblanc es un congomerado de carteras de producto enorme y absolutamente dispar entre ellas: escritura, marroquinería y relojes. En el año fiscal de 2014 tuvo unas ventas de 734 millones de euros y su director general se pasó el año viajando por todo el mundo haciendo presentaciones, asistiendo a eventos y visitando cada una de las 400 boutiques de la marca. Incluso para alguien con la capacidad de trabajo (que es ya legendaria) de Jérôme tiene que ser imposible viajar tanto y a la vez manejar una nave del tamaño de Montblanc como se supone que ha de hacerlo un CEO.

Davide Cerrato SalonQP

David Cerrato en el SalonQP de 2014. Fotografía de salonqp.com

Así que tiene todo el sentido que haya creado -renombrado más bien- la división de relojes y haya puesto al frente a Davide Cerrato porque va a poder tener más tiempo para dedicarse a su trabajo y dejar de lado su vertiente más puramente comercial.

Jérôme ha afirmado a menudo que los negocios necesitan liderazgo y carisma para ir hacia delante, y Davide lo tiene sin duda. Es obvio que Jérôme va a seguir muy implicado en las decisiones sobre relojería porque su experiencia es valiosísima, pero ahora ya tiene a alguien que ponga en marcha sus directrices sin que tenga que bajar él a la cancha cada día.

Va a ser muy interesante ver cómo evoluciona a partir de ahora la división de relojería, aunque la influencia de Davide no se empezará a notar hasta 2017 porque los planes relojeros de Montblanc ya estaban en marcha desde hace un par de años. Si a partir de ahora vemos menos Lambert y mucho Cerrato querrá decir que la este nuevo paso, definido por el propio Lambert como “un hito para la relojería de Montblanc”, sigue el curso debido.

David Cerrato tomará posesión de su puesto el 1 de diciembre. Mucha suerte.