Seiko leaderboard

Chopard L.U.C XP: un reloj de vestir distinto

El Chopard L.U.C XP sigue las normas de los relojes de vestir, pero a la vez se las salta. Y el resultado es excelente. Lo vemos con fotos en vivo y precios

La gama L.U.C es donde Chopard destila todo su saber hacer, con relojes siempre elegantes y exqusitamente acabados. Ahora nos presenta el Chopard L.U.C XP, que se enmarca entre los relojes de vestir pero que está listo para conquistar otros terrenos.

Parece que Chopard le está tomando el gusto a hacer variaciones atrevidas con los relojes de vestir. O por lo menos a saltarse las normas de vez en cuando. Ya sabemos qué exige un reloj de vestir propiamente dicho: metal precioso, esfera blanca o negra, indicación de horas y minutos. Se puede llegar a admitir un segundero, pero sólo como concesión a la galería. Pero las normas sociales están destinadas a ser rotas, y por eso hace unos meses presentamos el Chopard L.U.C XPS Twist QF Fairminedun reloj que cumplía todos los requisitos pero que a la vez los retorcía (de ahí el nombre de Twist). Pues eso mismo pasa con este Chopard L.U.C XP.

Es curioso cómo este reloj es el que tiene el nombre menos significativo y sin embargo es uno de los que más sobresale de la colección, o eso me parece a mí. «XP» no tiene nada que ver con Windows sino con la delgadez: viene de Extra Plat (Extra Plano en francés), y hace referencia al grosor de los relojes. Es una denominación que aparece en muchos otros relojes de la colección, pero que siempre llevan algún otro calificador que los define mejor. En este caso no es así, el nombre es sólo eso: XP. Es como si el reloj fuera el más juvenil de la gama y no tuviera suficiente madurez como para recibir un nombre más señorial. Y eso que cumple con todos los estrictos preceptos que impone Chopard cuando crea un reloj L.U.C.

Y a decir verdad este Chopard L.U.C XP es desde luego el de porte más distendido de entre los 39 modelos que pueblan la colección. La caja, que es de acero, tiene un diámetro perfecto: 40 mm de diámetro, lo que la hace ideal para todo el mundo, incluidas las mujeres; o muchas de ellas al menos. La altura es de 7,2 mm. No es que sea un grosor extraordinariamente delgado, pero desde luego más que suficiente para dialogar en buenos términos con los puños de cualquier camisa. Como es de rigor, las partes frontales de la caja están pulidas a espejo, mientras que las dos verticales están satinadas. Es hermética sólo hasta 30 metros.


La esfera es, como suele ocurrir, la que marca la diferencia. Hay una combinación de elementos que sobre el papel no deberían cuadrar, y sin embargo el conjunto es de lo más atractivo. Por un lado tenemos los índices tradicionales con forma de diamante. Por otro, unos numerales también aplicados pero que en este caso se han azulado aplicándoles calor. Y, como siempre, las manecillas Dauphine-Fusee (literalmente delfín-cohete), con ese aire Art Deco tan suyo. Todo ello sobre un fondo con acabado «Dracón», que es un tipo de tela. Como digo, en teoría no casa. En realidad, el resultado es fantástico.

El calibre 96.53-L se mueva a una frecuencia de 4 hercios y ostenta el sistema patentado de dos barriletes superpuestos, que le dan una autonomía de 58 horas. Pero sobre todo el movimiento -que por supuesto es de manufactura- es automático e integra un microrrotor (en este caso de tungsteno), una de las especialidades de la casa que siempre enamora. Además el volante está ajustado en 5 posiciones -como los cronómetros- y la decoración del conjunto es impecable. Como en todos los L.U. C.

El otro elemento realmente sorprendente de este Chopard L.U.C XP es su correa. En la parte exterior es de cachemira azul, una decisión atrevida pero perfecta para extender ese aire de seriedad informal que transmite el reloj. Por dentro es de aligátor, para así darle textura y la rigidez necesaria. La correa es extraordinariamente suave al tacto y se lleva estupendamente.

Como ya he dicho, el Chopard L.U.C XP es una excelente opción cuando se quiere llevar un reloj de vestir pero que puede dar juego en muchas otras situaciones. En vaqueros, por ejemplo, va de fábula. Pero sin perder de vista que es una creación de alta relojería, como siempre son los relojes de la colección L.U.C. El reloj ya está disponible en la boutique de la marca, y su precio es de 8.100 euros con el IVA ya incluido. Más información en Chopard.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies