TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph: Fotos en vivo y precios

Una de las versiones del Carrera más atractivas

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

Los nuevos TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph, que hicieron su aparición en la feria de Baselworld 2018, son una refrescante visión del mítico Carrera de TAG Heuer, muy distinta de los modelos que hemos visto últimamente.

TAG, en estos últimos años, ha mostrado una tendencia muy clara a seguir la senda de su hermana de grupo Hublot, con relojes grandes no tanto por el diámetro de la caja -de un máximo de 45 mm- sino por su altura, por encima de los 14 mm. Además la profusión de esferas esqueletadas es apabullante (como estas en colores o esta en negro). No es algo negativo, porque la verdad es que los relojes resultan atractivos (sin duda gracias a la labor digamos «educativa» de Hublot). Pero también es verdad que se echa de menos el clásico Carrera.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

Recordemos que el Carrera cumple 55 años en 2018. El reloj apareció en 1963 (tal como conté en la historia de TAG Heuer) como homenaje a la Carrera Panamericana, una durísima y peligrosa carrera que transcurre a lo largo de 3.000 kilómetros de la porción mexicana de la Autopista Panamericana. Fue diseñado por el propio Jack Heuer.

El Carrera original

Desde entonces el reloj ha sido uno de los iconos de la casa, con una longevidad a prueba de todo lo mucho que ha ocurrido en la relojería en este tiempo. Pero también ha ido cambiando con el tiempo, pasando de ser un cronógrafo de líneas muy puras para que se leyese bien la información a los relojes que hemos señalado en este artículo. Es una gran evolución, pero no ha sido en vano porque el reloj sigue tan vivo como antes.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

Pero no cabe duda que estos TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph son una bocanada de aire fresco en la colección. Se ha lanzado tanto en azul como en negro, pero además el tamaño ha cambiado: la caja se ha reducido a 41 mm, que es una medida muy sensata (y ya usada antes) para un cronógrafo que aspira a ser universal. La altura sigue siendo notable y las asas sólidas, por lo que no pierde un ápice de su fortaleza deportiva.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

El bisel es cerámico para garantizar una vida sin que se degrade o pierda el color. Y además la hermeticidad sigue estando garantizada hasta los 100 metros, lo que permite sacar el reloj del circuito y llevarlo a la piscina o el mar.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

Donde cambian mucho las cosas es en la esfera, que es un hallazgo. Se combina un color sólido con tres registros en blanco (y decoración circular) y acentos naranjas en el pequeño segundero y en las agujas de los contadores del cronógrafo, mientras que la trotadora central es roja. Además se ha añadido la escala de 60 segundos en el bisel vertical de la esfera, un invento de Jack Heuer para mantener la esfera del Carrera original lo más limpia posible.

Tanto los índices como las manecillas se han tratado con una superficie de Super-LumiNova de color retro-beis, que a decir verdad queda mejor en la versión azul. En cualquier caso, por la noche cumple perfectamente con lo que se espera de ella.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

Hay un detalle más en rojo que me gusta mucho, y es que el pistón de puesta en marcha y paro del cronógrafo también tiene una franja de ese color. Esto no es nuevo porque TAG lo lleva usando mucho tiempo, pero quería resaltarlo porque me parece que muestra la atención por el detalle de la marca.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph significa, claro, que el movimiento usado es el que la marca llama Calibre 16, que no otro que el Sellita SW500 (aunque de vez en cuando se ha usado también el ETA 7750). Se mueve a 28.800 alternancias a la hora y tiene una reserva de marcha de 42 horas aproximadamente. No se ve porque el fondo es sólido.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

La versión azul se entrega con un brazalete de eslabones de acero en forma de H con acabados en alternancia, y un cierre deplegable que termina por dotar al reloj de un porte muy vigoroso. La versión con esfera negra viene con una correa de piel «tipo racing» con pespuntes en rojo y cierre desplegable.

El precio del TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph con esfera negra es de 3.950 euros, mientras que la versión azul tiene un precio de 4.100 euros. Como a mí la azul es la que más me gusta de largo, desde luego no sería la diferencia de precio lo que me echase para atrás a la hora de comprarla. Más información en TAGHeuer.es.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronograph

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies