Grand Seiko Elegance Edición Limitada: vídeo, fotos en vivo y precio

Un gran reloj de vestir, pero polivalente, con un calibre a la última y una decoración que enamora

Grand Seiko Elegance
Grand Seiko Elegance

Decía en el artículo y vídeo sobre Baselworld 2019 que sin duda la manufactura que más se prodigó en presentar modelos en el salón nuevos fue Seiko. Y, dada la importancia que está tomando Grand Seiko en todo el mundo, con un prestigio que no sólo ya nadie duda sino que sigue creciendo y creciendo, lo normal era que también viéramos una presencia potente de esta familia. Uno de ellos, y de los más atractivos, es este Grand Seiko Elegance de acero en Edición Limitada SBGK005G.

Ya hablé de la colección completa Grand Seiko Elegance en este artículo, pero ahora he tenido la suerte de poder tener conmigo uno de los escasas -por muy demandadas- piezas disponibles. Sin duda los modelos de oro son un sueño, pero si sólo nos movemos a ras de tierra la versión de acero es una garantía de acierto; por medidas, por calibre y por decoración.

Grand Seiko Elegance

Los Grand Seiko siempre han tenido una presencia clásica, aunque sin caer en anacronismos con los diámetros de las cajas y manteniendo un porte claramente actual. Ese clasicismo ha obligado a Grand Seiko a hacer propuestas más atrevidas y deportivas, creando una línea que se llama Sport y que tiene relojes tan potentes como el Spring Drive GMT que vimos en vivo.

EN EL MUNDO DEL RELOJ DE VESTIR

Sin embargo los Grand Seiko Elegance buscan un mercado más exigente y sutil: el del reloj de vestir, que tiene unos códigos más severos y que debe cumplir una doble función. Por un lado ha de ser no muy grande y sin esferas muy transitadas para moverse con discreción y no llamar la atención; por otro tiene que evitar volverse insustancial o ser demasiado estándar y parecido a otros muchos.

Grand Seiko Elegance

Pues bien, este Grand Seiko Elegance marca todas las casillas requeridas. Es una edición limitada, lo que de por sí establece un filtro para evitar que quien lo lleve puesto vea que se lo han copiado. El tamaño cumple también los requisitos: 39 milímetros de diámetro y 11,6 mm de altura. Aunque es verdad que esa altura es mayor de lo esperada, la curvatura de las asas hace que el reloj caiga perfectamente en la muñeca desde el momento en que se ata, y se vuelve imperceptible.

Grand Seiko Elegance

Además las partes pulidas de la caja (las frontales) lo son siguiendo la técnica tradicional de Grand Seiko (Zaratsu) que crea superficies de espejo sin distorsión; es decir, una línea reflejada siempre es recta. Esto puede parecer un detalle menor, pero es una gran satisfacción cuando alzas la muñeca para mirar la hora.

El cristal de zafiro sigue la curvatura de la carrura para darle un aire vintage. El borde exterior de la esfera también sigue esa curvatura, e incluso la manecilla de los minutos y de la reserva de marcha están curvados a mano para adaptase a la forma del reloj y ofrecer un conjunto armonioso.

Grand Seiko Elegance

ESFERA NEVADA

Recomiendo abrir las imágenes en una nueva ventana para apreciar mejor los detalles.

El merecido éxito del Spring Drive Snow Flake se debe al atrevimiento de crear una esfera muy texturada, algo no visto en relojes de su nivel de precio. Pero la esfera no era sino una forma de expresar algo que es consustancial a la forma de ser nipona: el reflejo de la naturaleza en todo lo que hacen. El hecho es que esa esfera nevada se ha convertido en un rasgo característico de Grand Seiko (y con toda la razón).

Grand Seiko Elegance

En el caso de este Grand Seiko Elegance se ha reflejado la nieve que cubre el monte Irate, que se ve desde el Shizuku-ishi Watch Studio (donde se fabrican los Grand Seiko), y cuyas laderas nevadas y batidas por el viento han inspirado el patrón de la esfera.

Sobre esa nieve se asientan unos índices facetados en forma de diamante, aunque cortado en diagonal en la punta, para ofrecer una mayor superficie para reflejar la luz. Como siempre, las manecillas dauphine están tratadas como ninguna otra de su segmento, con bordes afilados y superficies también facetadas en las que se alternan el pulido con un delicado cepillado.

Grand Seiko Elegance

A las 9 horas aparece el pequeño segundero, una posición muy poco habitual, pero que responde a esa idea de no ofrecer lo de siempre. Como la posición es novedosa, Grand Seiko ha optado (acertadamente) por no añadir nada más que los marcadores, de manera que ese lado de la esfera no se alborote. Y, para ofrecer equilibrio estético, a las 3 aparece una reserva de marcha que ofrece la información justa para informar, pero sin armar bulla.

Grand Seiko Elegance

CALIBRE MANUAL DE PRECISIÓN

Toda manufactura que se precie ha de tener calibres manuales porque son un vínculo con la relojería tradicional y porque a los aficionados nos gusta mucho eso de dar cuerda. Y que el rotor no interrumpa la visión del movimiento.

Hacía 8 años que la emperadora nipona no lanzaba un calibre manual, así que para los Grand Seiko Elegance ha desarrollado el calibre 9S63A, que integra el espiral Spron, que fue desarrollado por Seiko y que es antimagnético. Además oscila a 28.800 alternancias a la hora, y tiene una reserva de marcha de 3 días.

Grand Seiko Elegance

Y como el mercado de este tipo de relojes es cada vez más exigente, Grand Seiko ha puesto especial cuidado en el ajuste del calibre. No sólo está ajustado en 6 posiciones y 3 temperaturas. Además está calibrado para que tenga una variación diaria de -3/+5 segundos diarios, lo que mejora las exigencias de los cronómetros certificados.

Pero además hay que recordar que Seiko siempre habla del peor caso posible, así que no es de extrañar que luego los movimientos sorprendan por sus excelentes valores de funcionamiento.

Grand Seiko Elegance

EN LA MUÑECA

Grand Seiko Elegance

El Grand Seiko Elegance SBGK005G es, como ya he dicho, extraordinariamente cómodo una vez puesto. La correa de aligátor es suave y el cierre plegable preciso. Sus medidas son perfectas para la función que debe realizar, y cuando se requiere su presencia nunca decepciona. En cualquier grado de luz la esfera es rica en matices y tonalidades, de manera que cuando lo miras lo de menos es la hora que marca.

Es una edición limitada a 1.500 unidades en acero, con un precio de 7.400 euros. Por eso es que será difícil que haya suficientes para cubrir la demanda. Ya está disponible en las boutiques de la marca. Más información en GrandSeiko.es.

Grand Seiko Elegance

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies