Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional: Nuevo récord mundial de profundidad

Un récord mundial que quedará para la Historia de la ciencia y la relojería

Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional
Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional

Los récords mundiales están para romperlos, y a partir de hoy Omega es la única casa relojera que ha estado en lo más alto (la Luna) y en lo más profundo (la Fosa de las Marianas). El punto de máxima altura lo consiguió en 1969 con un Speedmaster. Ahora es el nuevo Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional el que ha conseguido el marca mundial de inmersión: 10.928 metros. La fosa de las Marianas (que son el grupo de islas del Pacífico occidental en el que se encuentra la fosa) tiene forma de media luna y mide unos 2.550 km de largo y unos 69 km de ancho. Es en el conocido como «Abismo de Challenger» -un pequeño valle en el fondo- donde se encuentra el punto más profundo.

UNA HISTORIA DE CONQUISTAS

Batiscafo Trieste
Batiscafo Trieste

El 23 de enero de 1960 Jackques Piccard y el sargento de la marina norteamericana Don Walsh se sumergieron con el Batiscafo Trieste para convertirse en los primeros en llegar al fondo del Abismo de Challenger. Concretamente llegaron a los 10.911 metros. Por la parte exterior del casco del batiscafo se había sujetado el Deep Sea Special Nº 3, un prototipo de Rolex, que salió indemne de la prueba.

Deepsea Challenger

La segunda inmersión pilotada tuvo lugar el 26 de marzo del 2012, cuando el director de cine James Cameron se sumergió hasta los 10.898 metros (es decir, que no batió la marca establecida en 1960). De nuevo un Rolex estaba en el exterior del batiscafo (llamado Deepsea Challenger). Aquí presentamos la aventura y los relojes.

FIVE DEEPS EXPEDITION

Ruta de la Five Deeps Expedition

Siempre deseosa de ir más allá, Omega ha formado parte de lo que sea ha dado en llamar Five Deeps Expedition, que consiste en alcanzar los puntos más profundos en cada uno de los cinco océanos. Así, en diciembre de 2018 se llegaron a los 8.376 metros de la Fosa de Puerto Rico, en febrero de 2019 los 7.434 metros de la Fosa de las Sandwich del Sur (en el Atlántico Sur), en abril se alcanzaron los 7.192 metros de la Fosa de Java (en el índico) y en mayo la Fosa de las Marianas. Aún quedan los 5.670 metros de la Fosa de Molloy, en el Océano Ártico.

Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional Victor Vescovo

Este inmenso reto lo ha llevado a cabo (y en ello sigue) Victor Vescovo. No es su primer gran reto: También ha llevado a cabo el llamado Explorer’s Grand Slam, que requiere subir los 7 picos más altos de cada continente, además de esquiar al menos 100 kilómetros en los dos polos. Es obvio que si al Grand Slam le unimos la Five Deep Expedtion, Victor es una persona única en el mundo. Como el Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional.

Victor se mete en el DSV Limiting Factor, un batiscafo construido por Triton Submarines, una empresa que diseña y fabrica submarinos privados. El DSV Limiting Factor se lanza al mar desde el buque DSSV Pressure Drop, una nave científica que integra el sonar para profundidades marinas de más alta definición. Junto con el batiscafo se sumergen dos «landers», artefactos no pilotados que sirven para recoger información y muestras. En total la duración de la misión fue de 53 horas y 52 minutos.

OMEGA SEAMASTER PLANET OCEAN ULTRA DEEP PROFESSIONAL

El Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional en casco exterior del DSV Limiting Factor

En realidad no es uno, sino tres Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional los que están acompañando la aventura. Dos van en el brazo robótico del batiscafo y otro en uno de los «landers». Vescovo lleva un Planet Ocean estándar.

En realidad las capacidades del reloj exceden las necesarias para esta misión, ya que se ha construido para llegar hasta los 15.000 metros. La pruebas se llevaron a cabo en las instalaciones de Triton Submarines en Barcelona.

El reto era conseguir un reloj relativamente delgado, y se consiguió: menos de 28 mm de altura. Además se quiso que fuera ligero, así que se usó un cuerpo monobloque de titanio. Y, para darle un toque aún más personal, se forjó con sobrantes del titanio utilizado para construir el Limiting Factor. Más aún: el cristal, que es siempre el punto débil de los relojes de buceo porque la presión lo rompe, está inspirado en el de las portillas del batiscafo para mejorar su resistencia, y se ha usado Liquidmetal (desarrollado por Omega y usado en los biseles) para la unión del cristal con la caja. De esta forma no ha sido necesario el uso de polímeros y se ha podido reducir el grosor del cristal.

Asas y perfil del Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional
Fondo del Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional

Las asas han recibido el nombre de «Manta» por su parecido al animal marino. La esfera del Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional es muy reconocible porque sigue los mismos criterios estéticos que los Seamaster Professional. De hecho es una de las más bonitas que tiene Omega ahora mismo.

Por último, Omega ha incluido un calibre Master Chronometer certificado METAS tras unas pruebas que duran 10 días.

La verdad es que, si bien el Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional no está a la venta, estaría muy bien que Omega lanzara una versión comercial del reloj, para celebrar un récord tan importante. Se vendería como rosquillas porque, como digo, es precioso.

Ocurra o no, sólo nos queda felicitar a Omega por este logro, que quedará en la historia para siempre. Más información en Omega.es.

Esfera del Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep Professional

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies