Bell & Ross horizontal

Lange Zeitwerk Date: el icono de A. Lange & Söhne, aún mejor

El Lange Zeitwerk Date añade una indicación de fecha que no hace sino resaltar la belleza de este icono de la casa

Ahora que deberíamos estar a punto de empezar un nuevo SIHH -pero que no sólo no se celebra ya en enero sino que ni siquiera se llama SIHH sino Watches & Wonders- vamos a recordar uno de los lanzamientos de A. Lange & Söhne. El Lange Zeitwerk Date sirvió en el momento de su lanzamiento para conmemorar los 10 años de vida del reloj, manteniendo su esencia y añadiendo una información siempre bienvenida pero a la vez difícil de ofrecer sin perjudicar la faz de la máquina. Es obvio que Lange lo ha logrado.

Hay que recordar que la presentación del Zeitwerk fue toda una sorpresa que descolocó a un mundo relojero acostumbrado al clasicismo de la casa. Presentar la información horaria como lo hacía, con esas dos grandes ventanas heredadas del reloj de Gutkaes en la Ópera de Dresde, no era lo que se espera de Lange. El impacto se convirtió en aclamación general y el reloj en objeto de deseo permanente. Desde entonces ha integrado un mecanismo de repetición decimal de minutos que vimos en vivo aquí, pero ha sido la única variación en estos años.

Precisamente por la forma en que presenta la hora, el Lange Zeitwerk Date no podía usar otra gran ventana para informar de la fecha, so pena de destrozar el concepto original del reloj (como sí ha hecho en el más reciente y polémico Odysseus). Curiosamente esa misma preocupación por no dañar la fecha es la que llevó a sus vecinos de Nomos (literalmente al otro lado de la calle) a desarrollar el calibre que encontramos en el excelente Nomos Update.

Bell & Ross noticias

Y como las cosas en Lange gustan que sean complicadas, no ha añadido un mecanismo al calibre existente: ha hecho uno nuevo.

CALIBRE L043.8

El calibre L043.1 del modelo original tenía una reserva de marcha de 36 horas, mientras que el L043.8 que equipa el Lange Zeitwerk Date sube hasta 72 horas. Una mejora significativa. Ello es gracias a un nuevo y doble muelle real, uno de los cuales está alojado en un «barrilete volante» situado por encima del barrilete tradicional. Ambos se desenrollan en paralelo, una suerte de fuerza constante durante toda la duración de la reserva de marcha.

Detalle del calibre L043.8 del Lange Zeitwerk Date

El motor tiene además dos pulsadores: el de las 4 horas mueve las horas hacia delante, mientras que el de las 8 hace avanzar la fecha. Los pulsadores tradicionales ponen en marcha la función que les corresponde (poner en marcha el cronógrafo, por ejemplo) cuando se presionan. En el caso del Lange Zeitwerk Date, sin embargo, la operación tiene lugar cuando se suelta el pulsador. De esta forma el mecanismo no depende de la presión que ejerza el usuario, evitando así los posibles problemas (el que que se quede «a medias» porque no enganche bien).

Esto, además de más seguro, ahorra espacio en el calibre, que es más ancho debido a la incorporación del mecanismo de fecha, evitando tener embragues y palancas añadidas. Aún así el calibre pasa de tener 388 piezas en el modelo original a 516 en el Lange Zeitwerk Date.

CAJA EQUILIBRADA

Otra de las consecuencias de la mayor anchura del calibre es que la caja también aumenta su diámetro hasta los 44,2 mm. Es decir, el mismo que el del repetidor de minutos. Sin embargo la altura baja de 14,1 a 12,3 mm, y eso se nota mucho.

El reloj resulta mucho más equilibrado en sus proporciones, con mejor acomodo en la muñeca. El resto de la caja de oro blanco permanece igual. la corona (usada para la cuerda y para ajustar los minutos), permanece en su posición singular a la 1horas. Se aloja en una franja satinada, mientras que el resto del recipiente está pulido a espejo.

MARCAR LA FECHA EN ROJO

La fecha, con el mismo tipo de numerales que el resto de informaciones, se ubica en el borde de la esfera. Una pequeña franja roja rellena cada hueco practicado, haciendo un recorrido completo cada mes.

Todas las indicaciones saltan de manera instantánea cuando corresponde, y lo mismo ocurre con la fecha: exactamente a las 24 horas cambia la fecha, junto con las horas y minutos. Eso es lo que hace tan placentero su uso, por esa idea de exactitud que transmite el modelo.

De esta manera tan sencilla en apariencia el Lange Zeitwerk Date mantiene toda su personalidad y la subraya con una indicación técnicamente relevante y estéticamente resuelta a la perfección.

DISPONIBILIDAD Y PRECIO

El Lange Zeitwerk Date ya está disponible (de hecho lo estuvo inmediatamente), lo que no quiere decir que se encuentre fácilmente. La producción de Lange es lenta, y la demanda mucha. Pero sí se puede encargar ya, por un precio de 89.000 euros. Mientras se toma una decisión, hay más información en Lange.com.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies