Bovet Virtuoso VII Calendario Perpetuo con esferas verde y roja

Un calendario perpetuo para completar la obra de arte relojera

Bovet Virtuoso VII portada
Bovet Virtuoso VII portada

Bovet es otra cosa. La casa fundada por Pascal Raffi no vive de colecciones al uso, sino que se dedica a diseñar fantasías relojeras que luego plasma en relojes exquisitos. Lo vimos en vivo en el Shooting Star, y la confirmación de su grandeza relojera quedó reconocida cuando ganó el Gran Premio de Ginebra con el Récital 22.

Su creación más conocida son los Virtuosos (como éste que vimos en vivo), unos relojes que pueden ser utilizados como reloj de muñeca, reloj de mesa o reloj de bolsillo y a los que ha ido incorporando diversas complicaciones. En el caso de este Bovet Virtuoso VII se incorpora una de las altas complicaciones, el calendario perpetuo, y se añaden un rojo y un verde muy llamativos.

EL CALENDARIO PERPETUO

Esfera del Bovet Virtuoso VII verde

El Bovet Virtuoso VII integra una complicación que ofrece los ciclos de día, fecha, mes y año bisiesto, y no necesita ajustes durante 400 años (si se mantiene con cuerda). Las indicaciones del calendario perpetuo para el año bisiesto, el día de la semana y el mes se muestran sutilmente en tres discos de cristal de zafiro transparentes centrales impresos con grandes inscripciones blancas. Cuando la fecha correcta, el mes y el año bisiesto aparecen en su marcador (año bisiesto a las 12, día de la semana a las 9 y mes a las 3 en punto), un fondo más oscuro permite leer la información.

Esta transparencia significa que la vista de los puentes y placas grabados a mano con la decoración característica Fleurisanne (que expliqué en el artículo sobre mi visita a la manufactura Chopard). La fecha se coloca en un disco plateado que rodea el registro central de horas y minutos y se indica con una manecilla triangular que emerge misteriosamente de debajo del dial central. Con su función de calendario retrógrado, la manecilla de la fecha realiza un barrido en sentido antihorario de nuevo a 1 al final de cada mes.

Tanto la subesfera central como la del pequeño segundero (a las 6:30 horas) y las placas superiores e inferiores con el texto están decorados con un patrón de guilloché que se hace eco de la forma de una flor de loto con 12 pétalos, y se ha elegido un impactante color verde esmeralda o rubí, aplicados en esmalte. Las agujas y los números romanos de oro blanco contrastan bien con el fondo verde o rojo. Nótese cómo para Bovet no vale la frase «Swiss Made», sino que usa Swiss Handcrafted. Y dos veces, además, por si no quedaba claro.

Los dos Bovet Virtuoso VII

ESPECTÁCULO DOBLE

Darle la vuelta al reloj revela la segunda cara del Virtuoso VII. Aquí las horas y los minutos están descentrados a las 12 en punto y decorados con el mismo patrón de guilloché y números romanos que la esfera principal. El resto del dial se dedica al movimiento, dejando ver el volante y un tren de engranajes que se muestra bajo puentes decorados con Côtes de Genève circulares. Un indicador de reserva de marcha, colocado dentro de una abertura en forma de abanico a la izquierda de la subesfera descentrada, revela la cantidad de energía que queda en el barrilete. Cuando está completamente enrollado, el reloj ofrece una muy buena autonomía de 5 días (120 horas).

Reverso del Bovet Virtuoso VII verde

LA CAJA AMADEO

Otro invento patentado de Bovet, como ya he dicho, es la caja convertible Amadeo®, uno de los diseños más ingeniosos de la industria relojera que le permite transformar el reloj de pulsera reversible en un reloj de bolsillo y un reloj de mesa sin necesidad de herramientas. El Bovet Virtuoso VII viene con una caja Amadeo en oro rojo o blanco de 18 quilates y tiene un diámetro de 43,50 mm y un grosor de caja de 15,80 mm. El arco característico en la parte superior de la caja y los cabujones en las asas y la corona no son meramente decorativos.

Las piezas invisibles en los cabujones a cada lado del arco liberan la parte superior de la correa, lo que le permite unir la cadena para usarla como reloj de bolsillo. Al repetir esta misma operación en los cabujones en las orejas inferiores, se suelta la correa y otra pieza de empuje en el bisel trasero despliega un soporte para sostener la caja como un reloj de mesa.

El Bovet Virtuoso VII, como reloj de mesa

CALIBRE MANUAL

En 2014, Bovet presentó el calibre Virtuoso II. Desarrollado y producido por los técnicos y relojeros de Bovet, el calibre impulsa muchos de los relojes de la marca, excluyendo las Grandes Complicaciones. Una de las particularidades del calibre es su doble pantalla de horas y minutos en ambos lados del movimiento junto con un módulo de segundos. Utilizando este calibre de cuerda manual como base, el Bovet Virtuoso VII está regulado a mano por relojeros Bovet para una cronometría excepcional.

Compuesto de 489 partes, la rueda más rápida de este calendario perpetuo gira 12 veces por minuto, mientras que la más lenta necesita ocho años para completar una sola revolución. Con una frecuencia de 21,600 Alternancias/hora, el movimiento puede almacenar hasta 5 días de reserva de energía.

El Bovet Virtuoso VII como reloj de bolsillo

Al igual que con muchos relojes Bovet, hay opciones de personalización que van desde pintura en miniatura en el dial hasta superficies específicas grabadas a mano y configuraciones de diamantes redondos o de corte de baguette en el bisel y las asas.

Los modelos Virtuoso VII de oro rojo y oro blanco con esferas guilloché verde o rojo vienen con una correa de cocodrilo a juego, hebillas de ardillón de oro blanco o rojo dependiendo del material de la caja y son ediciones limitadas de 100 piezas cada una. Los relojes también se presentan con una cadena plateada dorada para la opción de reloj de bolsillo. Los modelos de oro rojo tiene un precio de CHF 79,000, mientras que el predio del modelo de oro blanco es de CHF 82,000 (74.700 y 77.500 euros a cambio de hoy). Más información en Bovet.com.

La otra cara de los Bovet Virtuoso VII
CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos