Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque. El Reverso con cuatro esferas

Una auténtica hazaña relojera

Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque
Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque

Éste es el auténtico gigante de la relojería que vamos a ver este año: el Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque es la forma en la que Jaeger-LeCoultre celebra el 90 cumpleaños de su reloj más conocido. Para hacernos una idea, cuando en 2016 se celebró el 85 aniversario, la manufactura presentó el Gyrotourbillon que vimos en vídeo, que nos pareció a todos una maravilla (y lo sigue siendo, esa es la verdad). Pues ahora el Reverso ha multiplicado por dos su complicación para pasar a convertirse en el único reloj con cuatro esferas, algo que sólo podía ocurrir con el Reverso.

Además el reloj no es una pieza de museo, sino que es ponible: tiene unas dimensiones de 51,2 x 31 mm y un grosor de 15,15 mm. No es para cualquier muñeca, pero no es una locura. Eso sí: al ser de oro blanco seguro que se nota el peso, pero a quién no le importaría ser uno de los 10 privilegiados que tengan que soportar tamaña carga. Y encima, salvo el gatillo que pone en marcha el repetidor de minutos, los demás ajustes se hacen con la corona de dos posiciones situada en el lateral de la caja.

Vamos a ver qué ofrece el reloj en cada una de sus faces.

Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque

PRIMERA CARA

La primera cara del Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque muestra la hora civil y las indicaciones del calendario perpetuo instantáneo, incluidas las aperturas de día y mes a las 12 en punto y la fecha de dos dígitos a las 5 en punto. Todas las indicaciones del calendario perpetuo saltan a la medianoche, de ahí el apodo de «instantáneo». El indicador de año bisiesto está discretamente escondido en la periferia del cuadrante en lo que tradicionalmente sería la 1 en punto.

Frontal del Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque

A las 7 en punto, en una gran apertura que invade los gallones en la parte inferior de la caja, se encuentra el tourbillon volante de un minuto que también funciona pequeño segundero. Toda la esfera plateada está decorada con un patrón Clou de Paris. La esfera también se ha esqueletado parcialmente para revelar los discos de día, mes y fecha. Como es habitual en el Reverso, los minutos y las horas en la cara principal se indican con agujas de acero azulado en forma de espada, que apuntan a una también tradicional minutería de ferrocarril.

SEGUNDA CARA

La segunda cara, con la misma decoración que el frontal, se ha esqueletado más a fondo para revelar el mecanismo de repetición de minutos (accionado mediante el gatillo en el flanco de la caja), incluido el regulador centrífugo a las 9 en punto y mecanismo de sonería entre las 5 y las 7 horas. La hora civil se muestra nuevamente en esta cara, esta vez de una manera poco ortodoxa: las horas saltantes se muestran superpuestas sobre un disco blanco con los minutos, alrededor de la cual gira un disco de zafiro ahumado con un puntero rojo para mostrar los minutos. Abarcando el ancho del movimiento hay un puente completamente pulido a espejo que sostiene el mecanismo de repetición de minutos, debajo del cual son visibles los martillos trebuchet (desarrollados para el Hybris Mechanica Duomètre à Grande Sonnerie de 2009) y los gongs del mecanismo de repique.

Segunda esfera del Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque

El repetidor de minutos presenta varias tecnologías patentadas de JLC: los gongs están conectados directamente al cristal mismo, (visto por primera vez en el Master Minute Repeater Antoine LeCoultre de 2005), lo que da como resultado un timbre más claro y más fuerte. En este Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque debuta un nuevo sistema que elimina las pausas que tradicionalmente se escuchan entre los grupos de campanadas de un repetidor de minutos, y especialmente prominente en los casos en que no suenan cuartos.

TERCERA CARA

La tercera cara se muestra en la cara interior del chasis de la caja Reverso. Por primera vez en la historia de la relojería, los ciclos sinódico, dracónico y anómalo se muestran en un solo reloj. La apertura a las 12 en punto muestra una luna grabada con láser que se revela y se cubre progresivamente, correspondiente al ciclo sinódico visto desde el hemisferio norte. La pantalla del lado izquierdo de la mitad inferior del dial muestra el ciclo dracónico, que indica la intersección de la órbita de la Luna con la de la Tierra alrededor del Sol. Si el contador de la Luna y el Sol están alineados horizontalmente, la Luna, la Tierra y el Sol están todos en el mismo plano. Además, si la Luna se encuentra en la fase de luna nueva o de luna llena durante esta alineación, se producirá un eclipse en la Tierra.

La segunda y tercera esfera del Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque

A la derecha del ciclo dracónico, una representación de la Luna traza una órbita elíptica alrededor de una representación hemisférica esmaltada de la Tierra. Esta subesfera muestra el ciclo anómalo o el ciclo de las distancias variables entre la Tierra y la Luna. Cuando la Luna está en su fase completa cerca de su perigeo, en su punto más cercano a la Tierra, ocurre el evento conocido como superluna. También aparece, abajo a la izquierda, el año.

CUARTA CARA

La cuarta cara, la parte trasera del Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque, muestra la edad de la Luna vista desde el hemisferio sur. . Una mapa del cielo con estrellas, grabado y lacado en un degradado de tonos azules, forma el telón de fondo de la luna de oro rosa.

El secreto de los cuatro rostros funcionales del Quadriptyque reside en una solución utilizada por primera vez en el Reverso Hybris Mechanica Grande Complication à Triptyque de 2006. Cada día, a medianoche, un alfiler surge del movimiento de la caja principal para activar un corrector mecánico en la caja integral, que hace avanzar las indicaciones. El mecanismo que anima las indicaciones de la caja integral se sitúa directamente en la propia caja, sin platinas de movimiento adicionales que aumenten el grosor del reloj.

El Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 se presenta en una caja excepcional con un mecanismo integrado que permite ajustar de forma rápida e intuitiva todas las indicaciones astronómicas y de calendario del reloj después de un periodo de inactividad.

Una corona de dos posiciones situada en el lateral de la caja permite ajustar primero el número de días transcurridos desde la última vez que se utilizó el reloj. Con el Quadriptyque ubicado dentro del marco de soporte de corrección, la corona correctora de la caja puede extenderse a la segunda posición para dar cuerda rápidamente al reloj y establecer la fecha actual de todas las indicaciones astronómicas y el calendario. No hay riesgo de sobrecorregir el reloj ni dañar el movimiento, ya que todo el proceso está controlado por el mecanismo corrector de la caja.

En resumen, el Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque pone de manifiesto una vez más la maestría de JLC, que ha sabido comprimir en un modelo (que además es rectangular, lo que complica aún más el diseño) todo su inmenso saber. El precio del reloj está a la altura de la hazaña: 1,35 millones de euros. Hay más información en JaegerLeCoultre.es.

Jaeger-LeCoultre Reverso Hybris Mechanica Calibre 185 Quadriptyque

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies