IWC Pilot’s Watch Chronograph 41 mm. Vídeo, fotos en vivo y precio

Nuevo tamaño y calibre para hacerlo aún más atractivo

IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

Con permiso del Portugieser, lo cierto es que lo más conocido ahora mismo de IWC son sus relojes de piloto. De hecho, podríamos decir que IWC es el estándar de reloj de piloto en el mercado. Y eso no es nada sencillo, porque hay muchos relojes de piloto disponibles. Pero los suyos son tan conocidos (sin duda por el propio empeño de la marca) que todo el que quiere un reloj de piloto quiere un IWC. No todo el que tiene un reloj de piloto lo tiene de IWC, pero le (nos) gustaría.

Normalmente IWC va alternando las colecciones cada año, pero en estos 2020 y 2021 terribles no ha sido así: en 2020 presentó una colección de relojes de piloto (esta) y este año ha presentado otra, no carente de novedades. Entre ellas, un favorito: el IWC Pilot’s Watch Chronograph 41 mm que, como su nombre indica, presenta una nueva medida mucho más amable con las muñecas.

IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

UN HISTORIA DE 85 AÑOS

Fue en 1936 cuando IWC lanzó su primer reloj de aviador. La aviación se estaba desarrollando rápidamente e IWC no quiso quedarse en tierra, así que lanzó su “Reloj Especial para Pilotos”, que incluía un cristal antirroturas, numerales y manecillas con tratamiento luminiscentes, un bisel rotatorio con un índice para registrar períodos cortos de tiempo y un volante antimagnético. Y además era resistente a los cambios de temperatura: de -40 a +40 grados Celsius.

Reloj de Piloto de 1936 y de 1940
Reloj de Piloto de 1936 y de 1940

Pero en 1940 lanzó su primer Big Pilot’s Watch, entregado a la Luftwaffe, que tenía un diámetro de 55 mm y las características que conocemos en los relojes piloto actuales y que responden a las necesidades militares: fondo negro, numerales y manecillas grandes y blancas, y un triángulo a las 12 horas con dos puntos que sirviera de referencia al piloto para leer la hora rápidamente. Los relojes de piloto se han estado produciendo hasta ahora, en una colección que siempre ha estado creciendo. Aunque en 1988 lanzaron un cronógrafo con calibre mecacuarzo, fue el modelo de 1994 el que de verdad comenzó la historia del crono como reloj de piloto, cuya última reinterpretación es el reloj que ahora vemos aquí.

IWC PILOT’S WATCH CHRONOGRAPH 41 MM

Esfera del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

Tradicionalmente los relojes de IWC son grandes, porque se usaban calibres de relojes de bolsillo. Eso también se trasladaba a los cronos, que habitualmente tienen un diámetro de 43 mm -como vimos en esta preciosa versión de aniversario– o incluso 44,5, como este Mojave que vimos en vivo. Eso, unido a una altura de más de 15 mm, supone una importante barrera de entrada. Sin embargo, el nuevo IWC Pilot’s Watch Chronograph 41 mm une esos dos milímetros menos con una altura de 14,5 mm, lo que resulta en un reloj muchísimo más ponible que antes.

Así queda el IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

La caja IWC Pilot’s Watch Chronograph 41 mm del sigue manteniendo las superficies satinadas, la corona con el logotipo grabado y los pulsadores tradicionales. El bisel es mínimo, lo que le viene muy bien para dejar más espacio a una esfera que contiene mucha información.

Perfil del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

La esfera es de ese azul tan bonito que siempre usa IWC. Está decorada en rayos de sol, que contrastan muy bien con la decoración circular de las subesferas, además de con el blanco de los índices y manecillas. Sólo hay una adición de color, que es el rojo de la manecilla del segundero, pero ¡qué requetebien le queda! Cambia el reloj con ese toque, la verdad.

Dealle del pequeño segundero del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

Por supuesto se mantiene el triángulo a las 12, y sigue manteniendo la ventana de fecha y día que siempre han tenido. Además es hermético hasta 100 metros, lo que hace que sea un reloj apto para cualquier circunstancia.

Detalle de la esfera del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

Sólo están tratados con Super-LumiNova las manecillas y los cuatro puntos cardinales, pero como son de una tamaño generoso la lectura es más que correcta.

Tratamiento con Super-LumiNova del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

CALIBRE DE MANUFACTURA

Aparte del tamaño, la otra novedad del IWC Pilot’s Watch Chronograph 41 mm es que incluye el calibre de manufactura 69385. IWC siempre había usado los Valjoux 7750, aunque muy modificados por ellos. Pero hace ya años que anunció que toda su producción sería con calibres propios, y así ha sido.

Calibre 69385 del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

El calibre 69385 viene con algunas actualizaciones importantes. Por ejemplo, cuenta con un sistema de cuerda de trinquete bidireccional y una rueda de pilares. Funciona a una frecuencia de 28.800 alternancias a la hora (4Hz) y almacena hasta 46 horas de reserva de marcha.

Volante del Calibre 69385 del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

La forma más fácil de distinguir el calibre actual de los basados en el movimiento Valjoux es fijándose en la esfera: el registro del pequeño segundero está ahora a las 6 en lugar de a las 9, y, como ya he dicho antes, la manecilla es roja. El calibre 69385 de 231 piezas también es visible a través del fondo de zafiro. El gran rotor característico de IWC cubre un movimiento muy bien decorado con Côtes de Genève y acabado perlage. El rotor mantiene el sello Probus Scafusia que también aparece en la corona.

Rotor del Calibre 69385 del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm
Carrura, corona y pulsadores del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

CÓMODO Y FÁCILMENTE PERSONALIZABLE

El IWC Pilot’s Chronograph 41 MM está equipado con un brazalete metálico de cinco eslabones (con ajuste fino en el cierre) o con una correa de piel de becerro. La introducción de un sistema de intercambio rápido que facilita el cambio de brazalete por una correa de piel o viceversa es una actualización muy bienvenida para la versatilidad de los relojes. También está disponible una correa de caucho como alternativa, a través de las boutiques IWC o en su tienda online.

Sistema de cambio de correas del IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm

Además el reloj se entrega en un estuche que vale perfectamente como estuche de viaje, algo que seguramente agradecerán todos los que les gusta viajar con varios relojes. El precio del reloj es de 6.900 euros con la correa de piel y de 7.650 euros con el brazalete. Eso significa 1.000 euros más que la versión con el calibre Valjoux, lo que pone de manifiesto el esfuerzo de IWC para contener los precios, porque ya estamos muy acostumbrados a que cuando los calibres son de manufactura el salto en el precio es más que notable. Bien por IWC.

IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm con correa de caucho

En definitiva, un reloj con una presencia excelente, muy bonito y, en mi opinión, con buen precio para todo lo que ofrece. El reloj ya está disponible en las boutiques de la marca y en los puntos de venta autorizados. Hay más información en IWC.es.

El IWC Pilot's Watch Chronograph 41 mm, puesto

CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos